Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Cuidados tras la operación de prótesis de rodilla

23-05-2016
Cuidados tras la operación de prótesis de rodilla
Valora esta Noticia:

Hay que ir con cuidado las primeras semanas tras la sustitución de la articulación para evitar posibles daños hasta que la prótesis se acomode por completo.

Tener un familiar o profesional que te ayude en casa durante estas primeras semanas es importante para evitar esfuerzos excesivos.

Uno de los puntos importantes es perder el miedo a apoyar la pierna y moverse, siempre con cuidado y con muleta o andador, ya que esto acelera la recuperación a nivel físico y mental.

Si lees este artículo seguramente te hayas operado de prótesis de rodilla o te lo estés planteando. Sea cual sea la razón, en este texto te explicamos varios conceptos que debes tener en cuenta durante la recuperación inicial en casa tras la intervención de prótesis de rodilla. Son unos hábitos sencillos a los que debes acostumbrarte y la recuperación irá como la seda. Asimismo, independientemente de estos consejos, debes seguir siempre las indicaciones de tu médico y de ser necesario, contactar con él cualquier duda.

Como principal recomendación, tener una persona que te ayude en casa durante las primeras semanas es muy recomendable y se podría decir que es obligatorio.

Recomendaciones en el hogar

Una vez recibas el alta y estés en casa, hay unas indicaciones generales que debes seguir y que te indicamos a continuación:

  • Tomar la medicación: Si el médico te ha indicado un tratamiento analgésico o de cualquier tipo, sigue las pautas a raja tabla para optimizar su efecto.
  • No conduzcas: Vas a necesitar que alguien te haga de chófer durante un tiempo, mínimo hasta que el especialista te indique que vuelves a ser apto para conducir. Del mismo modo, si estás tomando analgésicos con contenido narcótico para el dolor no debes conducir bajo ningún concepto.
  • Pierna en alto: Para reducir la inflamación en la rodilla (algo normal tras la cirugía) se recomienda mantener la rodilla en alto siempre que sea posible, pero nunca colocando un cojín ni nada debajo de la rodilla.
  • No colocar nada bajo la rodilla al estar tumbado: Aquí nos repetimos, pero es importante no colocar un cojín debajo de la rodilla al estirar la pierna.
  • Molestias por la noche: Si durante la noche notas molestias en la pierna operada, levántate y camina un poco para aliviarlas.
  • Puntos: Normalmente los puntos de la herida quirúrgica se retiran alrededor de 2 semanas tras la intervención, aunque esto será decisión del médico.
  • Medias compresivas: El uso de las medias compresivas ayuda con el control de la inflamación, que es normal las primeras semanas.
  • Evitar infección: Debes informar a tu médico y a tu dentista de que te has intervenido de prótesis de rodilla, ya que un procedimiento médico realizado sin las oportunas medidas de seguridad puede causar una infección de la prótesis.
  • Uso de calzado cómodo y cerrado: El equilibrio y la estabilidad son vitales las primeras semanas para evitar caídas que puedan causar daños a la prótesis, por lo que usar calzado cómodo y cerrado es primordial.
  • Evitar el sobrepeso: Una dieta equilibrada tras la cirugía para evitar el sobrepeso es importante, ya que puede retrasar la recuperación y la adaptación de la prótesis.

Cuidados tras la operación de prótesis de rodilla

Evitar movimientos forzados que puedan dañar la prótesis

Para evitar daños en la prótesis las primeras semanas, a continuación te indicamos una serie de pautas que te ayudarán:

  • Vestirse sentado: Evitar ponerse los pantalones estando de pie, mejor hacerlo sentado en una silla o desde el borde de la cama para estar más estable y evitar caerse. Además, vístase primero la pierna que ha sido operada (calcetines, pernera del pantalón, zapato, etc). Por otro lado, al desvestirse, lo último que debe quitarse son las prendas de la pierna operada, evitando esfuerzos innecesarios.
  • Uso de bastones o andadores: Las primeras semanas, deberás hacer uso de alguno de estos elementos para facilitar tu movilidad hasta que recuperes equilibro, fuerza y flexibilidad.
  • Usar mochilas y bolsillos: Hay que procurar llevar las manos libres al caminar, por lo que utilizar una mochila o prendas con muchos bolsillos puede ayudar al paciente.
  • Evitar cargar mucho peso en la pierna operada: Hay que evitar apoyar mucho peso en la pierna intervenida para que la prótesis no sufra daños hasta que esté totalmente adaptada al paciente.
  • Organización de la casa: Es importante tener todo lo necesario a mano y a la altura de las manos para evitar tener que agacharse ni estirarse en exceso.
  • Alfombrillas y barandillas: Adaptar la casa para evitar caídas, sobretodo en el baño para no resbalarse. Elevador para el inodoro puede ser importante ya que las rodillas nunca deben estar por encima de la cadera para no forzar.
  • Subir y bajar escaleras: Al subir las escaleras, es importante dar el primer paso con la pierno que NO ha sido operada, ya que la presión ejercida en flexión es mayor. Al bajar las escaleras hay que dar el primer paso con la pierna que SÍ se le ha operado. Hay que apoyarse SIEMPRE en el pasamanos de la escalera y EVITAR tramos largos de escaleras durante los primeros dos meses.

Cuidado de la herida quirúrgica

Para evitar infecciones en la herida que puedan causar complicaciones hay una serie de consejos muy sencillos a seguir:

  • Seguimiento de la herida diario: Hay que revisar la herida todos los días para detectar los posibles indicios de infección, como el enrojecimiento, hinchazón y sensibilidad excesiva o supuración de la herida. Si crees que puedes tener una infección, contacta con tu especialista.
  • Lavarse las manos: Es habitual tender a tocar la herida, siendo importante evitarlo. De todos modos, por si acaso, hay que mantener las manos limpias para reducir las posibilidades de infección.
  • Evitar duchas completas: Por lo menos la primera semana tras la cirugía. Tras ello, es recomendable ducharse con un banco de ducha y lavar la herida quirúrgica con agua y jabón. Recuerda no secarla frotando y no uses cremas a no ser que te lo haya indicado el especialista.
  • Evitar baños: Tanto en bañera como en piscina ya que puede favorecer la aparición de infecciones.

Cuidados tras la operación de prótesis de rodilla

Cuidados a la hora de sentarse y dormir

Los principales problemas y dudas de los pacientes van relacionadas con los movimientos cotidianos. En este caso vamos a hablar de sentarse y dormir:

  • Moverse: Aunque tengas ligeras molestias, no te quedes sentado sin moverte, aunque sea poco y con las muletas camina, ya que es la mejor forma de que los músculos recuperen fuerza, estabilidad y flexibilidad.
  • Usar sillas altas con apoyabrazos: El hecho de que las sillas sean altas se refiere a que la cadera debe estar siempre por encima de las rodillas, mientras que los apoyabrazos te permiten levantarte haciendo esfuerzo en el tronco y en los brazos, sin forzar la postura de la rodilla.
  • Alternar postura de flexión y de extensión: Al estar sentado, alternar la posición de la pierna entre flexión y extensión, siendo a su vez recomendable no pasar mucho tiempo sentado sin levantarse y moverse.
  • No colocar nada bajo la rodilla: Al tumbarse, tanto para dormir como para lo que sea, no colocar nada bajo la rodilla operada.
  • Postura al sentarse: Hay que evitar sofás, sillas blandas, taburetes y demás asientos bajos, del mismo modo que no hay que colocar la rodilla en posturas dobladas hacia dentro.
  • Postura para dormir: Es importante dormir recto y boca arriba (sin nada debajo de la rodilla) teniendo las piernas estiradas, momento en que se puede aprovechar para hacer los ejercicios de rodilla. De todos modos, también es posible dormir de lado siempre y cuando se coloque una almohada entre las piernas.
  • Elevar la cama: Puede ser necesario utilizar un colchón de más para elevar la cama de forma que al levantarte las rodillas siempre queden por debajo de la cadera. Tenlo en cuenta.
  • Cambiar de postura: Evitar mantener la misma postura durante más de 45 ó 60 minutos.
  • Uso de vendaje: Aunque no es necesario, es recomendable para evitar irritación de la herida al dormir.
  • No cruzar las piernas: Evítalo a toda costa, puede ser perjudicial para la prótesis.
  • Evitar viajes largos: Realizar viajes largos de varias horas sentados implica mantener la articulación en una posición de semiflexión que no es beneficiosa. Evite estos viajes o haga numerosas paradas durante el mismo (Cada 45 ó 60 minutos).

Cuidados tras la operación de prótesis de rodilla

Respecto a los ejercicios de rehailitación que debes realizar tras la cirugía, haz caso de las indicaciones que te ha dado el especialista o el fisioterapeuta.

Por último, tanto si te has realizado la cirugía de prótesis de rodilla en Operarme.es como en otro sitio, mucho ánimo y enhorabuena, ya que poco a poco verás como tu calidad de vida irá mejorando.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 23-05-2016

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Rodilla (Artroplastia)

Prótesis total de Rodilla (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 7.990 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso