Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Lesiones de menisco, causas, tipos, síntomas y operación

23-06-2016
Lesiones de menisco, causas, tipos, síntomas y operación
Valora esta Noticia:

Las lesiones de menisco son uno de los problemas más habituales en el deporte, siendo necesaria la cirugía sólo en la mayoría de casos.

Existen diferentes tipos de lesiones de menisco dependiendo de la zona afectada, requiriendo cada tipo un tratamiento en concreto.

La operación de reparación de lesiones de menisco es una de las cirugías más realizadas en Operarme.es.

​​

Las lesiones de menisco implican principalmente la rotura o fractura del menisco interno o externo, provocando dolor, molestias e incluso el bloqueo de la articulación. Pero para poder hablar de las lesiones de menisco, es importante primero explicar qué es y qué función tiene el menisco.

Cada una de nuestras rodillas tiene dos meniscos que se encuentran situados entre la tibia y el fémur, colocados sobre la tibia para ser más concretos. El menisco que se encuentra en la parte interna de la rodilla se denomina menisco interno o medial, mientras que el otro se denomina lateral o externo, encontrándose situado en la parte exterior de la rodilla.

La estructura de los meniscos es fibrocartilaginosa, es decir, se pueden percibir como cojines elásticos cuya función es la de ejercer de amortiguador para reducir la fricción y el roce entre las superficies articulares, estabilizando y acomodando dichas superficies entre ellas y distribuyendo las fuerzas y el líquido sinovial. Si no se tuvieran meniscos, el desgaste articular provocaría artrosis temprana, razón por la que hoy en día ya no se realiza la meniscectomía total (consistía en eliminar todo el menisco).

Durante el movimiento, los meniscos se desplazan, hacia atrás durante la flexión y hacia delante durante la extensión.

Consulta tu caso con un especialista en cirugía de menisco

Una de las principales razones por las que se requiere llevar a cabo un tratamiento quirúrgico en las lesiones de menisco es porque carecen de vasos sanguíneos en la mayor parte de su superficie, lo cual impide que se regeneren por sí mismos. Tan sólo la zona periférica de los meniscos contiene vasos sanguíneos y nervios, siendo posible el tratamiento conservador en el caso de que la rotura se produzca sólo en esa zona o la sutura meniscal en el caso de que se realice la intervención.

Si hablamos del resto del menisco, las lesiones requerirán de cirugía para solucionarlas. Si bien no causa molestia o dolor la lesión en sí, éstas se perciben cuando las irregularidades causadas por la rotura irritan el resto de estructuras articulares.

Te dejamos a continuación un breve vídeo-resumen donde te explicamos en qué consisten las lesiones de menisco:

Una vez explicado en qué consiste el menisco, vamos a comentar cuáles son las principales causas de la lesión:

Causas de las lesiones de menisco

Las lesiones de menisco suelen tener un origen traumático, pero también pueden tener causas degenerativas. Suele estar relacionado con la edad, aunque no estrictamente:

  • Lesiones de origen traumático: Los meniscos de las personas jóvenes suelen ser muy elásticos y resistentes, razón por la que las lesiones se producen habitualmente durante la práctica deportiva a consecuencia de traumatismos de intensidad elevada que incluyen torsión de la rodilla.
  • Lesiones como consecuencia de procesos degenerativos: Con el paso del tiempo, los meniscos pierden resistencia, flexibilidad y elasticidad, deshidratándose y debilitándose. Es por ello, que la lesión de los meniscos en personas mayores de 30 años no requieren de un traumatismo tan fuerte para producir la lesión, la cual suele ser mínima y presenta poca sintomatología, aunque la molestia es permanente.

Lesiones de menisco, causas, tipos y tratamiento

A continuación expondremos los diferentes tipos de lesiones de menisco basándonos en la intensidad de la lesión y la cantidad de menisco fracturado:

¿Qué tipo de lesiones de menisco existen?

Como comentábamos, los tipos de lesiones de menisco varían dependiendo de la intensidad de la lesión y la cantidad de menisco fracturado, siendo principalmente de dos tipos:

  • Lesión parameniscal: Las lesiones parameniscales son de menor intensidad y la rotura es menor. Ésta se produce en la zona alrededor del menisco, sin que llegue a producirse la rotura completa. En estos casos es posible optar por un tratamiento conservador,  evitando la cirugía.
  • Rotura de menisco o desinserción meniscal: En este tipo de lesiones de menisco, la rotura es completa y la cirugía es prácticamente obligatoria. Este tipo de rotura puede producirse tanto en el menisco interno como en el externo, dependiendo de la forma en la que se haya producido la rotura.

Síntomas habituales de las lesiones de menisco

El principal síntoma de una lesión de menisco es el chasquido en la rodilla, síntoma que puede ser confundido con la rotura del ligamento cruzado, por lo que es importante que un médico revise al paciente para determinar cuál es el alcance de la lesión, ya que los síntomas de las lesiones de menisco tienen algunas características concretas:

  • Dolor: Cuando se produce la lesión en el menisco, tras el chasquido, el síntoma principal es el dolor debido a la rotura. Este dolor es moderado pero se agudiza cuando se apoya la pierna o se mueve la rodilla. En el caso de que haya lesión en más estructuras de la rodilla el dolor será en toda la articulación, mientras que si sólo hay lesión meniscal, el dolor tan sólo se percibirá en la línea interarticular de la rodilla (línea imaginaria que divide la rodilla en dos mitades, superior e inferior). Este dolor localizado aumenta si se presiona en la zona, siendo ligeramente lateral dependiendo del menisco que esté afectado.
  • Bloqueo articular: El paciente es incapaz de realizar la extensión completa de la rodilla, siendo principalmente debido a la interposición de un fragmento de menisco entre la tibia y el fémur, impidiéndole realizar el movimiento completo.
  • Derrame articular: Este síntoma tan sólo se produce en las lesiones de menisco más graves, siendo también un síntoma habitual de las lesiones de menisco. En este caso se inflama la rodilla y es imposible moverla lo más mínimo.
  • Disminución de la amplitud de movimiento: Todos los síntomas mencionados previamente en conjunto, provocan una importante reducción del arco de movimiento de la rodilla, tanto en flexión como en extensión.

En el caso de que pase mucho tiempo sin solucionarse el problema, es muy habitual que el paciente sufra atrofia muscular en el cuádriceps, algo que implicará una recuperación mucho más larga, debido al largo periodo de inactividad.

Lesiones de menisco, causas, tipos y tratamiento

Información sobre la operación de lesiones de menisco

En el caso de que el paciente, siguiendo las recomendaciones del médico, decida proceder con la operación de menisco por artroscopia para corregir la lesión, es importante que conozca los siguientes puntos, ya que le permitirán enfrentarse al procedimiento quirúrgico con toda la información que necesita:

Precio de la operación de menisco por artroscopia

En el caso de que el paciente decida proceder a reparar su lesión de menisco de forma privada, es importante que conozca el precio que suele tener una intervención de estas características incluyendo materiales, honorarios médicos y gastos hospitalarios. En este caso, la información la extraemos del precio que ofrecemos nosotros en Operarme.es, donde este precio es cerrado y con todo incluido, que en este caso es de 2.849 €:

  • Estudio preoperatorio (Analítica de sangre, Electrocardiograma y Placa de tórax según indicaciones médicas).
  • Honorarios médicos y de ayudantes hasta el alta médica.
  • Honorarios de Anestesistas, anestesia y gases medicinales.
  • Estancia en habitación individual con cama de acompañante, servicio de hostelería y ropería para el paciente durante 1 día.
  • Productos para la higiene y cuidado del paciente, desechable y no desechable, y alimentación del paciente durante la estancia.
  • Gastos referidos al acto quirúrgico: Reserva y uso de quirófano, instrumental médico, equipamiento, materiales fungibles y medicaciones propias del acto quirúrgico (no citostática ni anticuerpos monoclonales o derivados).
  • Pruebas complementarias durante la estancia hospitalaria (analítica, electrocardiograma o placa de tórax).
  • Estancia en sala de recuperación postquirúrgica, monitorización y tratamientos necesarios.
  • Visitas postoperatorias de control hasta el alta médica

Además, en el caso de llevar a cabo la cirugía de reparación de lesiones de menisco en Operarme.es, la compañía pone a disposición del paciente un servicio de taxi gratuito para el día de ingreso y el día de alta, evitando así tener que coger el coche. Del mismo modo, el paciente tendrá conexión directa con nuestro equipo de atención al paciente para solucionar cualquier duda o problema.

Lesiones de menisco, causas, tipos y tratamiento

Estancia en el hospital durante la operación de menisco

En el caso de que el paciente decida llevar a cabo la reparación de su lesión de menisco, la estancia hospitalaria será de una noche, hasta que el médico le indique que ya puede irse a casa.

La estancia en el hospital es mínima debido a que la intervención suele realizarse mediante artroscopia, una cirugía mínimamente invasiva que permite al especialista en traumatología y cirugía ortopédica corregir el problema sin necesidad de una cirugía abierta. En algunos casos, el paciente pude volver a casa el mismo día de la intervención aunque es recomendable que se quede una noche, sobre todo dependiendo de la hora a la que se haya llevado a cabo la cirugía, para ver qué tal ha evolucionado la cirugía.

¿Cuál es la anestesia utilizada en la reparación de lesiones de menisco?

La anestesia que se emplea en la operación de menisco por artroscopia suele ser regional con sedación o general, dependiendo de la opinión del cirujano y de la salud del paciente. Para poder determinar la anestesia a utilizar, se suele realizar un preoperatorio, que consta de:

  • Electrocardiograma: Esta prueba permitirá al médico y al anestesista conocer la salud del corazón del paciente y determinar si podrá soportar esta intervención.
  • Analítica de sangre: India al anestesista y al médico si existen indicios de infección, algo a evitar ya que podría causar complicaciones.
  • Placa de tórax: Suele solicitarla el médico cuando lo considera oportuno, y le permite cerciorar que no existe infección y que la tráquea se encuentra bien alineada con el esternón, por si se utiliza anestesia general o es necesario intubar al paciente durante la cirugía.

Si fuera necesario, el paciente tendrá una consulta con el anestesista previa a la intervención en la que le realizará una entrevista médica sobre hábitos de vida y salud, permitiéndole así establecer la anestesia exacta que requiere cada paciente.

¿Cuál es la duración de la operación de menisco por artroscopia?

La duración de la operación de menisco por artroscopia varía dependiendo de la gravedad de la rotura, de la técnica que se utilice para la reparación y de si existen o no otras lesiones adicionales, como podría ser la lesión de ligamentos.

Habitualmente, la cirugía tiene una duración aproximada de entre 30 y 60 minutos aproximadamente. Al paciente se le pasa en un suspiro ya que normalmente se encuentra sedado durante el proceso.

A continuación encontrarás el paso a paso de la cirugía de reparación de menisco.

Lesiones de menisco, causas, tipos y tratamiento

Operación de menisco por artroscopia paso a paso

  • Una vez el paciente y el especialista deciden llevar a cabo la reparación de la lesión de menisco por cirugía y una vez en el quirófano, se procede a administrar la anestesia regional al paciente.
  • Si fuera necesario, se rasurará la zona donde se llevaran a cabo las incisiones, limpiándola y desinfectándola.
  • A continuación, el cirujano realizará de 2 a 3 incisiones, según su criterio, de entre 2 y 4 cm cada una.
  • Mediante una de estas incisiones, el especialista introducirá una solución salina con la intención de mejorar la visibilidad, eliminando cualquier líquido que pueda enturbiar la imagen percibida a través del artroscopio.
  • A continuación se introduce por una de las incisiones el artroscopio, que es un tubo estrecho con una cámara diminuta y una luz en un extremo, conectada a través de fibra óptica a un monitor por el otro, que permite al cirujano ver el interior de la rodilla sin necesidad de abrir la articulación.
  • Las demás incisiones serán utilizadas para introducir las herramientas quirúrgicas en el interior de la articulación para llevar a cabo la reparación del menisco.
  • Normalmente, la técnica utilizada será una mezcla entre meniscectomía parcial y sutura meniscal, ya que pocas veces se produce la rotura tan sólo en una parte del menisco. La sutura sólo se realiza en la parte vascularizada del menisco, mientras que la meniscectomía se realiza en la zona no vascularizada, ya que no puede regenerarse sola.
  • Cuando el médico dé por finalizada la cirugía, extraerá la solución salina, el artroscopio y el resto de herramientas quirúrgicas, suturando las incisiones y procediendo a la colocación del apósito. Tras ello, se le llevará a la sala de reanimación donde se recuperará de la anestesia.

Recuperación de la operación de menisco

Tras la operación de menisco, el paciente se recupera en la sala de reanimación y al poco tiempo se le lleva a su habitación, donde permanecerá una noche. Al día siguiente, podrá volver a casa, aunque deberá evitar cargar todo el peso en la pierna intervenida.

Se recomienda empezar a caminar con muletas cuanto antes, para evitar que la rodilla intervenida se atrofie y para acelerar la recuperación, ya que la deambulación favorece el bombeo sanguíneo hacia la pierna intervenida.

La recuperación total tras una operación de menisco es de entre 1 y 3 meses, dependiendo de cada paciente, de la intensidad de la rehabilitación y de la técnica quirúrgica utilizada.

Puedes conocer todo sobre la recuperación de menisco visitando este artículo: Tiempo de recuperación de menisco

¿Tienes una lesión de menisco y quieres solucionarla mediante cirugía?

Recuerda que en Operarme.es la consulta de valoración quirúrgica con nuestros especialistas, para que revisen tu caso, les conozcas y puedas decidir si te intervienes o no, son inmediatas, gratuitas y sin compromiso. Puedes solicitar la cita pinchando a continuación:

Consulta tu caso con un especialista en cirugía de menisco

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 23-06-2016

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.849 €
Financiación 
desde 138 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso