Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Cataratas, qué son, causas, síntomas y tratamiento

11-10-2016
Cataratas, qué son, causas, síntomas y tratamiento
Valora esta Noticia:

Las cataratas se producen por un envejecimiento del cristalino que causa visión borrosa, siendo prácticamente ceguera en los casos más graves.

La edad es la principal causa de la aparición de las cataratas, aunque es posible que se produzcan debido a enfermedades asociadas.

La única solución para las cataratas es la operación de cataratas con lente intraocular, que consiste en sustituir el cristalino por la lente.

​​​​

¿Qué son las cataratas?

Las cataratas son un problema visual muy habitual en personas mayores, sobre todo a partir de los 50 años, y consiste en la progresiva pérdida de visión debido a que el cristalino se nubla, causando visión borrosa.

La función del cristalino, que es el elemento de la estructura ocular que se deteriora causando las cataratas, es la enfocar la luz que entra en el ojo hacia la retina, lugar desde donde se enviará esta información al cerebro a través del nervio óptico. Ya en el cerebro, éste interpretará la luz percibida y lo convertirá en la visión que tenemos de las cosas.

Es por ello, que si el cristalino está borroso, las imágenes que percibiremos del exterior serán borrosas.

No es necesario decir que ver el mundo borroso, como desde detrás de un visillo o tal y como indica su nombre una catarata, causa una gran pérdida de visión y una importante disminución de la calidad de vida.

Es importante indicar que un paciente puede tener más o menos visión borrosa en cada ojo. No se trata de una patología que afecte a ambos cristalinos por igual, sino que es independiente, por lo que un ojo puede estar mucho más afectado que el otro.

Afortunadamente, hoy en día existen técnicas que permiten reparar este problema y proporcionar una visión prácticamente igual que la anterior a la que se tenía antes de las cataratas, pero sobre todo infinitamente mejor a la que se tiene con la enfermedad.

A continuación indicamos las causas y factores de riesgo que favorecen la aparición de las cataratas.

Cataratas, qué son, causas, síntomas y tratamientos

¿Por qué se producen las cataratas?

La formación de las cataratas es algo inherente a la edad, aunque no todas las personas de edad avanzada llegan a padecerla, aunque hay otros factores que también propician su aparición. Las principales causas de formación de cataratas son la acumulación proteica en el cristalino y el cambio de color del mismo:

Cataratas por acumulación proteica en el cristalino

El cristalino está compuesto prácticamente sólo por agua y proteínas. Con el tiempo, la proteína del cristalino va aumentando causando visión borrosa. Esta acumulación es progresiva, por lo que el paciente va perdiendo visión poco a poco prácticamente sin darse cuenta. Este deterioro avanza de tal forma que llega un momento que ocupa prácticamente todo el cristalino y causa las cataratas.

Cambio de color del cristalino

Otra de las razones para optar a una cirugía de cataratas es el progresivo cambio de color del cristalino, que puede producirse debido a la edad. En estos casos el cristalino pasa de ser transparente a colores amarillentos e incluso marrón en casos extremos, impidiendo al paciente diferenciar los colores. Estas cataratas no causan la visión borrosa que todos conocemos, pero se trata de una patología muy molesta debido a que el paciente tiene imposibilidad para percibir la realidad de forma completa, por lo que la sustitución del cristalino es la única opción que le queda al paciente.

Factores que influyen en la aparición de las cataratas

Además de la edad y el paso del tiempo, hay otros factores que pueden favorecer la aparición de las cataratas. Éstas son:

  • Enfermedades de carácter crónico como la diabetes
  • Abuso de sustancias como el alcohol y el tabaco
  • Exposición en exceso a la luz solar.
  • Antecedentes de cataratas en la familia.

Cataratas, qué son, causas, síntomas y tratamientos

Síntomas de las cataratas

Los síntomas de las cataratas son bastante claros, aunque de todos modos se requiere de alguna prueba diagnóstica para determinar que efectivamente se padecen cataratas. Los síntomas de las cataratas son:

  • Visión borrosa, es el más típico.
  • Dificultad para ver cuando es de noche o hay poca luz.
  • Notar sensibilidad a la luz y al resplandor.
  • Percepción de halos alrededor de los focos de luz.
  • Colores desvanecidos o amarillentos.
  • Necesitar una luz más clara para leer o hacer otro tipo de actividades que requieren precisión.
  • Doble visión en un ojo.

Diagnóstico de las cataratas

El método diagnóstico más habitual para detectar las cataratas, más allá de la detección de los síntomas, es realizando un examen de dilatación, en el cual el oftalmólogo dilata la pupila con unas gotas para los ojos y así puede observar signos de cataratas.

Es importante ir realizándose pruebas de seguimiento a partir de los 45 años para ir viendo si surgen problemas relacionados con las cataratas.

En el caso de que se perciba que existen cataratas y la pérdida de visión sea muy acentuada, la mejor opción suele ser la cirugía de cataratas con lente intraocular, que consiste en la sustitución del cristalino dañado por una lente artificial. A continuación te indicamos los diferentes tipos de lentes que existen para tratar las cataratas:

Tipo de lentes intraoculares para las cataratas

Las lentes intraoculares están realizadas de un material flexible y plegable que contienen filtros que protegen de radiaciones de luz, como los rayos UV, a la retina. Esta lente intraocular sustituye al cristalino afectado, proporcionando al paciente una visión nítida. La gran mayoría de pacientes con cataratas que se operan dicen que el cambio es increíble, ya que de ver muy poco, pasan a ver mucho.

Además de esto, las lentes intraoculares pueden ser de diferentes tipos dependiendo de la capacidad de enfoque a diferentes distancias, pudiendo diferenciar entre:

  • Lente intraocular monofocal: Estas lentes solo permiten mejorar la visión de lejos (más allá de un metro de distancia) lo que implica que es necesario utilizar gafas para ver de cerca o para distancias intermedias. Se trata del tipo de lente más utilizada en las últimas décadas hasta la aparición de las nuevas lentes intraoculares:
  • Lente intraocular bifocal: Estas lentes cuentan con dos focos, uno para visión de lejos y otro para la visión de cerca, lo cual supone una considerable mejora con respecto a las monofocales.
  • Lente intraocular trifocal: Se trata de la LIO más novedosa y cuenta con tres focos en su zona óptica, para visión lejana, cercana e intermedia.

Si quieres saber más sobre todas las lentes intraoculares, puedes revisar nuestro artículo sobre ellas: Lentes intraoculares (LIO) monofocal, bifocal y trifocal

Cataratas, qué son, causas, síntomas y tratamientos

¿Existe tratamiento conservador para las cataratas?

El tratamiento conservador de las cataratas sólo es posible cuando la catarata no es muy grave y el paciente todavía puede llevar a cabo sus actividades diarias habituales sin problemas.

En este caso lo más importante es explicarle al paciente todo lo relacionado con sus síntomas, el porqué de su pérdida de visión y si puede llevar a cabo su día a día de forma normal.

Si no son unas cataratas muy avanzadas (o maduras) se pueden prescribir gafas de forma apropiada para que pueda ver de la mejor forma posible.

Otra recomendación suele ser dejar de fumar y controlar adecuadamente la diabetes para evitar la progresión de la catarata.

En los casos graves en que la catarata está muy avanzada y el paciente prácticamente no ve, la mejor opción es la cirugía de cataratas con implantación de lente intraocular:

Tratamiento quirúrgico de las cataratas

Antes de decidir llevar a cabo la operación de cataratas con lente intraocular, es importante que el Oftalmólogo lo indique en una consulta presencial y que se realicen una serie de pruebas médicas previas, de forma que se vea si el paciente es apto o no para la cirugía.

Consulta con el especialista y preoperatorio

La consulta con el especialista en Oftalmología tiene una serie de particularidades ya que requiere de la realización de un pequeño preoperatorio de cara a conocer si el paciente es apto o no para la intervención. Para saber cómo proceder en Operarme.es con este aspecto contáctanos aquí.

Esta consulta cuenta con lo siguiente:

  • Entrevista médica al paciente para conocer sus hábitos de vida y su historial médico sobre cirugías oculares o enfermedades asociadas. También es posible que le pida información sobre cualquier tipo de medicamente que esté tomando ya que algunos fármacos alteran la función de la pupila.
  • Determinación de agudeza visual
  • Exploración de segmento anterior en lámpara de hendidura
  • Medición de la presión intraocular
  • Exploración del fondo de ojo (nervio óptico, mácula)
  • Tomografía de coherencia óptica (OCT)
  • Biometría (medida de la lente a implantar)

Dependiendo de todas estas pruebas el cirujano le indicará si es apto para la operación de cataratas y qué tipo de lente intraocular es más recomendable para él según su modo de vida y otros aspectos.

¿Qué anestesia se utiliza para la cirugía de cataratas?

La anestesia que se utiliza para la operación de cataratas es local, administrándose de forma tópica con unas gotas en el ojo o mediante unas pequeñas inyecciones alrededor del ojo.

En la operación de cataratas, el paciente permanece despierto durante toda la intervención, pero no notará nada en el ojo intervenido.

Cataratas, qué son, causas, síntomas y tratamientos

La operación de cataratas paso a paso

Antes de nada, es importante indicar que la operación de cataratas se recomienda realizarla primero en un ojo y después en el otro al cabo de unas semanas. La cirugía se realiza en quirófano, a continuación te lo explicamos:

  • Una vez el paciente llega a la clínica, se le pasa a quirófano y se le tumba en la camilla.
  • Lo siguiente es administrar la anestesia en el ojo que se intervendrá, haciendo uso de gotas administradas de forma tópica e inyecciones alrededor del ojo. De este modo, el paciente no nota nada durante la cirugía aunque estará despierto durante la intervención.
  • A continuación se le tapa la cara por completo con una sábana quirúrgica, dejando destapado solo el ojo que será operado.
  • Durante la cirugía, después de que la anestesia haya surtido efecto, se utiliza un instrumento quirúrgico para mantener el ojo abierto durante la operación.
  • Tras ello, el cirujano realiza una mini-incisión en el borde de la córnea de entre 2 y 3 mm.
  • A través de ella, el oftalmólogo introduce una pequeña sonda hasta llegar al cristalino, que será disuelta administrándole ultrasonidos con el método de facoemulsificación. En la zona donde estaba el cristalino se colocará la nueva lente.
  • El líquido que queda tras la disolución del cristalino es extraído mediante una cánula que se introduce por la incisión.
  • Una vez extraído este líquido restante, el oftalmólogo introduce la lente intraocular escogida previamente a través de la incisión utilizando un pequeño instrumento quirúrgico. Esto es posible gracias a que las lentes intraoculares están hechas de materiales muy flexibles que permiten doblarlas lo suficiente para introducirlas a través de una incisión de 2-3 mm y después volver a su estado original una vez colocadas en su sitio.
  • La lente intraocular se situará exactamente donde estaba colocado el cristalino, formando parte del ojo y siendo imperceptible para el paciente.
  • Finalmente, el cirujano extrae el instrumento que ha utilizado para introducir la lente y finaliza la operación, ya que con la técnica de facoemulsificación no suele ser necesaria la sutura de la incisión debido a que es una incisión mínima.

La duración de la operación de cataratas con lente intraocular tiene una duración aproximada de 30 minutos, pudiendo el paciente abandonar el hospital inmediatamente por su propio pie y con el ojo descubierto.

Una vez finalizada la intervención, se le entrega al paciente un informe con recomendaciones y tratamiento a seguir, siendo necesario que acuda a la clínica 24-48 horas después de la cirugía.

La intervención de cataratas del segundo ojo se realizará aproximadamente 2 semanas después de la primera cirugía.

Si estás pensando en operarte de cataratas, recuerda que puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica inmediata, gratuita y sin compromiso con uno de nuestros oftalmólogos pinchando a continuación:

Solicitar cita para la operación de cataratas

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 11-10-2016

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Oftalmología y Oculoplastia Oftalmología y Oculoplastia
Operación de cataratas con lente intraocular trifocal

Operación de cataratas con lente intraocular trifocal

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.560 €
Financiación 
desde 124 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso