Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Miopía, qué es, causas, síntomas y tratamientos

19-10-2016
Miopía, qué es, causas, síntomas y tratamientos
Valora esta Noticia:

La miopía es una alteración de la visión que causa dificultad para enfocar los objetos situados lejos del paciente.

Para solucionar la miopía se puede optar por tratamientos conservadores, como las gafas o las lentillas, o tratamientos quirúrgicos.

La única solución definitiva para la miopía es la cirugía, siendo la intervención de miopía con láser la más realizada hoy en día.

​​​​

¿Qué es la miopía?

La miopía es un defecto ocular que causa visión borrosa cuando intentamos enfocar objetos lejanos. Esto se produce debido a que las imágenes percibidas por el ojo se proyectan por delante de la retina, lo cual impide al cerebro captar la realidad tal y como es.

Para entender bien en qué consiste la miopía, es importante entender cómo funciona el ojo.

Para explicar la función del ojo, se suele hacer uso de una comparación con una cámara fotográfica. En este caso, el iris (parte del ojo que tiene color marrón, azul, verde, etc) hace las funciones del diafragma de la cámara (mecanismo que permite la entrada de más o menos luz al interior de la cámara) abriendo o cerrando la pupila según la luz que reciba. Por otro lado la córnea (parte del ojo que recubre el iris y la pupila en la zona más externa del ojo) así como el cristalino (lente formada de agua y proteínas que se encuentra en el interior del ojo) actúan de lentes permitiendo focalizar la luz que entra en el ojo directamente a la retina. La luz cargada de información que es enfocada a la retina será transmitida por el nervio óptico al cerebro, que lo interpretará y nos dará la percepción de lo que entendemos por realidad.

La miopía se produce cuando debido a un defecto en la curvatura de la córnea, la proyección de la luz que entra en el ojo se produce por delante de la retina, mientras que en el caso de que se produzca detrás se habla de hipermetropía.

Es por ello que es de vital importancia para una correcta visión que el enfoque del haz de luz se produzca sobre la retina de forma correcta.

miopía, qué es, causas, síntomas y tratamientos

En el siguiente apartado explicamos las razones por las que se produce la miopía:

¿Por qué se produce la miopía?

Como hemos explicado, la miopía consiste en la proyección de la imagen por delante de la retina. Cuanto más alejada de la retina se encuentre la zona de proyección del haz de luz, más dioptrías y dificultad para percibir las imágenes habrá.

Las principales razones que pueden favorecer la aparición de la miopía son:

  • Herencia genética: Los hijos de padres o madres que sufren miopía, tienen mayores posibilidades de llegar a sufrirla, debido a la herencia fisiológica que reciben de sus progenitores.
  • Fisiología ocular: Se basa principalmente en que la córnea esté demasiado curvada o que el globo ocular sea más grande de lo que debería con respecto al resto de componentes del ojo.
  • Enfermedades asociadas: Algunas patologías pueden favorecer la aparición de miopía, como son algunas cataratas, queratoconos (la córnea es más delgada y está más hacia fuera, alterando el proceso de refracción) o la diabetes tipo 2, por poner algunos ejemplos.
  • Factores ambientales: Está muy extendida la creencia de que en los últimos tiempos, debido a la proliferación de las pantallas de televisión, ordenador, Smartphone o Tablet el número de personas con miopía ha aumentado considerablemente a nivel mundial, aunque esto también puede indicar que las posibilidades en el diagnóstico y tratamiento de la miopía han aumentado del mismo modo que ha aumentado el número de personas con acceso a ello. De todos modos, lo que sí está claro es que el número de personas con miopía es muy alto.

Independientemente de las razones que causen la miopía, su aparición y continuo aumento de la incidencia es real, por lo que hay que conocer la sintomatología y acudir al oftalmólogo de forma regular y tomar medidas cuanto antes para evitar que empeore.

En el siguiente apartado explicamos los síntomas de la miopía

¿Cuáles son los síntomas de la miopía?

Los síntomas de la miopía son los típicos que todos hemos escuchado alguna vez, o los hemos sufrido si presentamos miopía:

  • Problemas para enfocar los objetos que se encuentran alejados y tendencia a entornar los ojos para apreciarlos con mayor nitidez.
  • Dolor de cabeza, aunque esto suele ser debido al esfuerzo de estar continuamente entornando los ojos.
  • Cansancio en los ojos e incluso enrojecimiento de los mismos.

miopía, qué es, causas, síntomas y tratamientos

Tipos de miopía

Los diferentes tipos de miopía se establecen basándonos en el número de dioptrías que tienen. Ésta puede ser:

  • Miopía simple: Este tipo de miopía es el que se considera en pacientes que presentan hasta 8 ó 9 dioptrías. Suele aparecer en la niñez o adolescencia y deja de aumentar alrededor de los 20-21 años. Lo normal es utilizar gafas en esta época.
  • Miopía magna: Es la miopía en la que los pacientes presentan más de 9 dioptría, estando en ocasiones asociado a problemas de degeneración de la retina, coroides o humor vítreo. Estos casos también son los que más riesgo de desprendimiento de retina, glaucoma o cataratas tienen.

El diagnóstico del tipo de miopía debe ser realizado por un médico Especialista en Oftalmología o por un óptico optometrista, ya que aunque es sencillo de percibir, hay que realizar una serie de pruebas que explicamos a continuación:

Diagnóstico de la miopía

Si se cree que se puede tener algún problema de visión, bien sea por los síntomas mencionados previamente o cualquier otra razón, el oftalmólogo u óptico optometrista realizará la siguiente prueba:

Se situará al paciente a 6 metros de distancia de un optotipo, que es un panel que cuenta con varias filas de signos, letras o números que son similares, que van disminuyendo de tamaño a medida que se bajan las filas. También se suele utilizar la letra E o Test de Snellen colocada en 4 posiciones para que el paciente que la observa pueda indicar si está abierta por arriba, abajo, izquierda o derecha y así detectar la agudeza visual del paciente. De todos modos, en la actualidad se hace uso de refractómetros y/o autorefractómtros que facilitan esta detección del problema.

Cuando se ha detectado la disminución de la agudeza visual, el optometrista o el oftalmólogo le taparán un ojo y le irá indicando qué letra debe indicarle. Basándose en las respuestas del paciente, el especialista irá colocándole un tipo de lente u otra hasta dar con la graduación adecuada.

La medición se realiza de forma independiente en cada ojo para así poder determinar las dioptrías de cada ojo, ya que difieren, así como descartar otras posibles patologías como el ojo vago.

Una vez obtenidos los resultados del estudio, se procederá a realizar el tratamiento de la miopía, que en la mayoría de casos, sobretodo en el caso de pacientes menores de 21 años, es el uso de gafas o lentes de contacto. El oftalmólogo le indicará el momento en el que se puede llevar a cabo la cirugía, puesto que es necesario que la miopía sea estable. 

Te hablamos sobre los tratamientos de la miopía a continuación:

Tratamientos para la miopía

La miopía se corrige con lentes divergentes, lo cual permite que el haz de luz llegue correctamente a la retina. Esta corrección puede ser realizada mediante métodos conservadores, las habituales gafas o lentes de contacto, o haciendo uso de métodos quirúrgicos para corregirlo de forma definitiva. A continuación te los indicamos:

Tratamiento conservador de la miopía

  • Gafas: El uso de gafas para tratar la miopía no es un tratamiento correctivo sino paliativo, es decir, se corrigen los síntomas siempre y cuando se tengan las gafas puestas. La graduación de los cristales de las gafas las determinará el óptico u oftalmólogo que diagnostique las dioptrías.
  • Lentillas: Las lentes de contacto son un tratamiento paliativo, al igual que las gafas, aunque tienen como ventaja que son menos aparatosas, no se notan y proporcionan mejor visión lateral que las gafas. Como desventaja, decir que sólo se pueden llevar como máximo 12 horas, no hay que dormir con ellas y se deben cambiar cada cierto tiempo, aunque esto último dependerá del tipo de lentilla.

Si bien este tipo de tratamientos es el más habitual, siendo bastante asequible para cualquier persona. Por otro lado, hay tratamientos quirúrgicos que son definitivos y que eliminan por completo la miopía. En este caso, la intervención más habitual hoy en día es la cirugía de miopía con láser (cirugía lasik). Te explicamos en qué consiste a continuación:

miopía, qué es, causas, síntomas y tratamientos

Tratamiento quirúrgico de la miopía

Para llevar a cabo la cirugía de miopía con láser, aunque se trata de una intervención sencilla, es necesario llevar a cabo un estudio ocular preoperatorio. Mencionar que esta cirugía sólo está recomendada en personas mayores de 21 años, edad en la que la fisiología del ojo está desarrollada por completo, que tenga una estabilidad hormonal de crecimiento y que no tengan más de 8 dioptrías.

Las pruebas preoperatorias para la realización de la operación de miopía con láser es:

  • Exploración a fondo del ojo, pupilometría y medición de la presión intraocular.
  • Graduación con y sin dilatación
  • Topografía Orbscan
  • Test de Schirmer
  • Biometría

Además de estas pruebas, es habitual que el Oftalmólogo le dé algunas instrucciones para evitar problemas durante la cirugía. Entre ellas, hay que evitar usar las lentillas las dos semanas previas a la intervención, no llevar maquillaje los días previos, puesto que puede causar infección, además de indicarle al médico cualquier tipo de medicación o suplemento que esté tomando, ya que pueden cambiar la fisiología ocular, como por ejemplo la dilatación de la pupila.

Hay algunos casos en los que se desaconseja la cirugía, como en el caso de que los pacientes tengan cataratas, uveítis o problemas en la córnea, así como en pacientes que estén embarazadas, puesto que puede cambiarles la graduación durante el embarazo.

Paso a paso de la cirugía de miopía con láser

Se trata de una intervención ambulatoria. La anestesia se administra en los ojos con unas gotas y el paciente permanece despierto durante toda la intervención:

  1. Dentro del quirófano se le administrará la anestesia tópica (gotas) en el ojo a intervenir al paciente, recomendándose que el ojo permanezca cerrado hasta que se inicie la intervención para evitar sequedad por falta de sensibilidad.
  2. El paciente se coloca en una camilla quirúrgica, se le tapa toda la cara menos el ojo que será intervenido. Mediante un blefaro, se mantendrá el ojo del paciente abierto todo el tiempo para poder operarlo.
  3. El médico limpiará el ojo y la zona con suero. Durante este proceso, el paciente notará presión pero no sentirá nada.
  4. A continuación, el cirujano levantará la capa superficial que cubre la córnea con un instrumento denominado microqueratomo para que de este modo el láser actúe directamente sobre el lecho corneal. Esta capa se mantendrá pegada al ojo por un extremo durante toda la cirugía.
  5. El cirujano le indicará al paciente que fije su mirada en el punto luminoso del láser. Este punto es bastante importante ya que parte de la eficacia de la intervención depende de ello. Cuando el médico active el láser el paciente no lo verá y el proceso durará menos de un minuto.
  6. Finalmente el oftalmólogo lavará la córnea y colocará de nuevo la capa corneal levantada previamente en su posición, siendo innecesaria la sutura de ésta debido a su gran capacidad de adhesión.

La cirugía de miopía con láser (cirugía lasik) dura entre 15 y 20 minutos. El paciente puede volver a casa justo después de la intervención.

Si estás pensando en operarte de miopía con láser, recuerda que puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso con uno de nuestros oftalmólogos pinchando en la imagen a continuación:

Solicitar cita para la operación de miopía

Recuperación tras la operación de miopía con láser

  • Al cabo de 48 horas el paciente empieza a notar mejoría en la visión.
  • Es importante que después de salir del hospital utilice gafas de sol, para evitar que los rayos del sol penetren en la córnea.
  • Durante las siguientes 6-8 horas a la cirugía, es posible que el paciente sienta molestias, escozor, lagrimeo y molestia ante la luz.
  • El tiempo de recuperación total depende de la cantidad de dioptrías, pero se recomienda dormir con el ojo tapado para evitar roces, arañazos o frotarse el ojo durante la noche.
  • En este tiempo, si nota sequedad, deberá ponerse unas lágrimas artificiales en el ojo, que de forma habitual le habrá recetado el Especialista en Oftalmología.
  • El médico le indicará cuándo debe ir a las consultas de seguimiento hasta recibir el alta médica.
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 19-10-2016

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Oftalmología y Oculoplastia Oftalmología y Oculoplastia
Operación de Miopía con Láser (Cirugía Lasik)

Operación de Miopía con Láser (Cirugía Lasik)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 990 €
Financiación 
desde 48 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso