Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Postoperatorio de la operación de miomectomía

5 (100%) 725 votos
29-11-2016
Postoperatorio de la operación de miomectomía
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La miomectomía es la extirpación de los miomas uterinos, generalmente benignos, por técnicas quirúrgicas.

El postoperatorio de la operación de miomectomía difiere según la técnica quirúrgica, pero suele ser de aproximadamente 1 ó 2 días en el hospital.

La recuperación total de la operación de miomectomía es de entre 1 y 6 semanas, según la técnica quirúrgica y cada caso. Explicamos más aquí.

​​

¿Qué son los miomas uterinos?

Los miomas uterinos son tumores hormono-dependientes, normalmente benignos, formados a partir de las células del musculo liso del útero.

Dependiendo de su tamaño, localización y número podrán originar diferentes síntomas que afecten a la vida diaria de la mujer que los padece.

La presencia de miomas uterinos en las mujeres aumenta con la edad hasta la menopausia, y a partir de aquí disminuye por la falta de estímulo hormonal.

Si los miomas causan síntomas molestos para la mujer o si se está planteando la posibilidad de tener hijos, es posible que el especialista en Ginecología recomiende su extirpación mediante la cirugía de miomas uterinos. A continuación explicamos brevemente los tipos de miomas uterinos que existen:

Solicita consulta inmediata gratuita y sin compromiso con un especialista en miomas uterinos

Tipos de miomas uterinos

Aunque los miomas uterinos pueden clasificarse según tamaño y la cantidad de útero que ocupan, la clasificación habitual es la de según su localización, pudiendo ser:

  • Miomas subserosos: aparecen y crecen bajo la capa serosa del útero (capa más externa del útero), le dan al útero un aspecto abultado si lo mirásemos desde fuera.
  • Miomas intramurales: están en el interior de la pared del músculo del útero, crecen hacia el interior, por lo que aumentan el tamaño del útero. Son los más habituales.
  • Miomas submucosos: se localizan bajo el endometrio, capa más interna del útero. Son los menos comunes aunque causan las lesiones más sintomáticas.
  • Miomas pediculados: inicialmente son subserosos o submucosos que al crecer quedan unidos al útero por un pequeño trozo de tejido llamado pedículo.

Una vez se decide operar los miomas uterinos, independientemente del tipo de mioma que sea, uno de los factores que más afectará al postoperatorio de la miomectomía es el tipo de técnica quirúrgica que se utilice para solucionar el problema. A continuación explicamos en qué consiste el postoperatorio de forma general, así como el postoperatorio concreto de las diferentes técnicas quirúrgicas para la realización de la miomectomía:

Aspectos generales del postoperatorio de la operación de miomectomía

Tanto la miomectomía laparoscópica como la miomectomía abdominal tienen una duración que va entre 30 y 120 minutos aproximadamente, dependiendo del tamaño y número de miomas a extraer, así como las características particulares de cada paciente.

En ambas cirugías la paciente tendrá que someterse a anestesia general por lo que los primeros pasos del postoperatorio serán iguales:

  • Terminada la operación la paciente no abandona el quirófano hasta que no haya recuperado la conciencia y puede moverse y hablar espontáneamente.
  • Después pasa a la sala de reanimación, donde estará unas horas hasta que se recupere de los efectos de la anestesia poco a poco y se le administrará un tratamiento analgésico.

A partir de aquí la paciente pasa a la habitación, donde el postoperatorio en el hospital varía un poco según el tipo de intervención realizada a la paciente. A continuación encontrarás los diferentes postoperatorios en base al tipo de técnica quirúrgica utilizada:

Postoperatorio de la operación de miomectomía

Postoperatorio de miomectomía Laparoscopica

La miomectomía laparoscópica consiste en la realización de unos pequeños cortes en el abdomen por donde se introduce el laparoscopio (tubo fino estéril con una lente en el extremo) y el instrumental necesario para manipular, cortar y extraer los miomas uterinos.

Normalmente suele ser la técnica elegida por la menor morbilidad, tiempo de hospitalización y presentar menos problemas postoperatorios debido a que no es necesario llevar a cabo una incisión de gran tamaño como en el caso de la miomectomía abdominal.

Podemos dividir el postoperatorio de la miomectomía en dos fases, en el hospital y en casa:

Postoperatorio de la miomectomía laparoscópica en el hospital

En el quirófano, al final de la intervención, el cirujano ginecólogo coloca un apósito en el interior de la vagina que actuará como un tapón en la sutura de cierre de la cúpula vaginal con el objetivo de evitar el sangrado. Dentro de las 24 horas siguientes, si no hay sangrado, se quitará este tapón y se utilizará una compresa vaginal.

Por otro lado, la sonda que se coloca al inicio de la miomectomía laparoscópica, se mantiene durante 24 horas. Luego se retira y se controla que haya micción espontánea.

En el postoperatorio inmediato (justo después de la cirugía), la paciente se alimenta e hidrata por goteros, a las 6 horas se empieza con dieta líquida y, si es bien tolerada, a las 12 horas se comienza con la dieta semilíquida, continuando progresivamente con dieta blanda y después con alimentos más consistentes hasta que a las 24 horas se recupera la función digestiva completa.

La operación de miomectomía laparoscópica es una intervención mínimamente invasiva, por lo que la paciente debería empezar a moverse en las primeras 12 horas después de la intervención. Esto es importante para que la recuperación se realice con mayor rapidez y el ritmo de la actividad normal se recobre en el menor tiempo posible.

El alta hospitalaria es 1 día después de la intervención, siempre que la paciente pueda llevar una dieta normal, orine de forma espontánea, no tenga fiebre, no presente sangrado vaginal y el dolor abdominal se pueda controlar con analgésicos corrientes. Tras ello, se pasa al postoperatorio en casa.

Postoperatorio de la operación de miomectomía

Postoperatorio en casa tras la miomectomía laparoscópica

Una vez en casa, es importante que la mujer se mueva pero sin realizar esfuerzos excesivos, pudiendo retomar sus actividades cotidianas siempre que éstas no exijan un esfuerzo abdominal importante que pudiera comprometer la zona intervenida.

La recuperación total tras la operación de miomectomía laparoscópica suele ser a las 1 o 2 semanas después de la intervención, aunque dependerá de cada caso.

No se reanudarán las relaciones sexuales hasta que el médico no lo indique.

Después del alta hospitalaria la primera revisión suele ser a los 15 días. Durante ese tiempo, tal y como comentábamos, la paciente deberá evitar realizar esfuerzos abdominales fuertes y realizar las curas de las pequeñas incisiones abdominales para evitar infecciones. En esa visita, el Especialista en Ginecología verificará la sutura vaginal y si el aspecto de las pequeñas incisiones abdominales es correcto retirará los puntos si fuera necesario.

Tras ello, siempre que el médico no le dé el alta médica, es posible que la paciente deba volver un mes después de la cirugía para que, si todo es correcto, el médico le dé el alta.

Postoperatorio de la operación de miomectomía abdominal

En el caso de la operación de miomectomía abdominal, el cirujano accede a la cavidad pélvica a través de una incisión en la pared abdominal para extirpar los miomas.

Se trata de una intervención algo más invasiva ya que la incisión que se realiza en la zona del abdomen (en el abdomen se suele hacer una incisión transversal y por debajo del ombligo) es mayor que la realizada en la intervención de miomas por laparoscopia, lo cual implicará que la estancia hospitalaria será de hasta 2 días.

Postoperatorio en el hospital de la miomectomía abdominal

Tras la intervención de miomectomía abdominal y ya en la habitación, la paciente durante las primeras horas tendrá alimentación por vía parenteral (por goteros) que se irá normalizando de forma progresiva (1º dieta líquida, 2º dieta semilíquida, 3º dieta blanda y 4º dieta más consistente) según la vaya tolerando, hasta que la paciente haga dieta normal antes del alta hospitalaria.

Durante las 24 horas siguientes a la operación se quitará la sonda vesical, colocada al inicio de la operación, para lograr la micción espontanea que se recupera antes del alta hospitalaria.

Durante las primeras horas tras la intervención de miomectomía abdominal la paciente debe estar en reposo, pero pasado un tiempo, cuanto antes se mueva, mejor, ya que ayudará a disminuir el tiempo de recuperación, a fijar las zonas suturadas y se evitará la formación de coágulos.

El equipo de enfermería explicará a la paciente la forma de hacer la limpieza de la herida y las indicaciones necesarias para que en el postoperatorio en casa no se produzcan complicaciones.

El alta hospitalaria tras la operación de miomectomía abdominal será a los 2 días siempre que no haya sangrado, infección, se orine con normalidad y se tolere la dieta normal.

Postoperatorio de la operación de miomectomía

Postoperatorio en casa tras la operación de miomectomía abdominal

En casa la paciente deberá hacer las curas de la herida según las indicaciones recibidas en el hospital.

Después de la primera semana del postoperatorio de miomectomía abdominal se puede realizar la actividad normal pero teniendo especial cuidado en no realizar esfuerzos abdominales grandes para que no se abra la herida quirúrgica.

Al igual que en el caso de la miomectomía por laparoscopia, no se deben reiniciar las actividades sexuales hasta que el médico lo indique.

A los 15 días de la operación de miomectomía abdominal se realiza la primera revisión con el especialista. Si la herida está bien se quitaran los puntos de la sutura abdominal. Se citará a la paciente dos semanas después para la última revisión de considerarlo necesario. La recuperación total tras la operación de miomectomia abdominal es a las 4-6 semanas después de la intervención.

Si estás pensando en operarte de extirpación de miomas, recuerda que puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con uno de nuestros especialistas en Ginecología y Obstetricia para que le conozcas, valore tu caso y decidáis cuál es la mejor forma de solucionar tus problemas de miomas. Puedes solicitar la consulta pinchando a continuación:

Solicitar cita para la operación de miomectomía laparoscópica

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 29-11-2016

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Ginecología Ginecología
Operación de miomectomía por laparoscopia (miomas uterinos)

Operación de miomectomía por laparoscopia (miomas uterinos)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.985 €
Financiación 
desde 242 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso