Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Cuál es la anestesia de la operación de menisco?

28-02-2017
¿Cuál es la anestesia de la operación de menisco?
Valora esta Noticia:

La operación de menisco se realiza principalmente mediante artroscopia, que es una técnica quirúrgica de mínima invasión.

Esta intervención siempre se realiza con anestesia, aunque lo habitual es que sea con anestesia general o regional.

En este artículo explicaremos todo lo que necesitas saber sobre la anestesia que se utiliza en la operación de menisco por artroscopia.

​​​

La operación de menisco consiste en la reparación de lesiones sufridas en alguno de los meniscos de la rodilla, tenemos dos, que pueden requerir de la extirpación del trozo afectado, lo que denominamos meniscectomía, así como de la sutura de la lesión, sutura meniscal. El uso de una u otra técnica dependerá de la zona del menisco afectada, aunque lo habitual es que se haga uso de ambas a la vez, puesto que las roturas no suelen producirse sólo en una parte del menisco. Puedes conocer más sobre las lesiones de menisco en nuestro artículo sobre meniscopatía.

Una vez el paciente ha tenido la consulta con el Especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica y se ha decidido que la cirugía es necesaria, se debe realizar un preoperatorio completo, el cual explicamos a continuación:

¿En qué consiste el preoperatorio de la cirugía de menisco?

Al igual que en cualquier operación, antes de llevarla a cabo es necesaria la realización de un preoperatorio para asegurar que la cirugía se realiza con la máxima seguridad posible y que el paciente es apto para someterse a un proceso quirúrgico de estas características. Habitualmente, el preoperatorio de la cirugía de menisco incluye 3 pruebas:

  • Analítica de sangre completa: Con esta prueba, lo que se busca es confirmar que el paciente no tiene indicios de infección, ya que esto puede provocar complicaciones postoperatorias.
  • Electrocardiograma: Esta prueba permite conocer la salud del corazón del paciente y si es capaz de soportar una intervención de estas características así como la anestesia que se pueda requerir.
  • Placa de tórax: Con esta prueba se determina que la tráquea del paciente se encuentra bien colocada y se asegura que no existe indicios de infección.

Tras la obtención de los resultados de todas estas pruebas, será necesario tener una consulta con el anestesista para que determine si el paciente es apto o no para la intervención.

Anestesista revisando las pantallas

Consulta previa con el anestesista

En la consulta de anestesia normalmente se hará un repaso del historial clínico del paciente, si ha tenido cirugías previas, tanto en la zona como de otro tipo, además de hacer un repaso de los resultados del preoperatorio por si hubiera algún dato que contraindicase la intervención.

Además, lo habitual es que el anestesista le realice una batería de preguntas tales como hábitos de vida, si el paciente fuma o bebe de forma habitual o si tiene alergias, antecedentes familiares, problemas cardiacos, etc.

Con toda la información, el anestesista determina si el paciente es apto para la intervención y procederá a establecer el tipo de anestesia a utilizar.

En añadido a lo mencionado, hay una serie de recomendaciones previas a la operación de menisco, asociadas a la anestesia en muchos casos, que hay que tener en cuenta y que explicamos en este artículo.

Lo más habitual es hacer uso de anestesia raquídea o regional junto con sedación, pero también es posible realizar la operación de menisco con otro tipo de anestesia. A continuación te explicamos los diferentes tipos de anestesia que pueden utilizarse para la operación de menisco por artroscopia.

Tipos de anestesia para la cirugía de menisco

Como hemos comentado previamente, la anestesia que más se utiliza para la operación de menisco por artroscopia es la raquídea o regional, aunque existen algunos casos en que se realiza de otro modo. A continuación hablamos de los diferentes tipos:

Anestesia local

Este tipo de anestesia no se utiliza prácticamente en ningún caso puesto que dificulta la cirugía y puede ser necesario llevar a cabo un cambio de anestesia a mitad de la intervención. Es por ello que se suele utilizar anestesia raquídea o general.

Anestesia raquídea

Esta anestesia consiste en dormir tan sólo la zona inferior del cuerpo del paciente, permitiendo a los cirujanos realizar la intervención sin mayores problemas y sin la necesidad de intubar al paciente, como es el caso de la anestesia general. Cuando se hace uso de la anestesia raquídea, se suele también administrar sedación al paciente para que se relaje y la intervención se le paso rápidamente.

La anestesia raquídea se realiza introduciendo los fármacos anestésicos dentro del canal espinal de forma segura. Tras ello el paciente empieza a notar la pérdida de sensibilidad en la zona inferior del cuerpo, de cintura para abajo, para posteriormente administrarle fármacos sedantes por vía intravenosa para hacer la estancia en el quirófano más llevadera.

Como ya hemos indicado, suele ser la anestesia escogida de forma habitual.

Anestesista revisando las pantallas

Anestesia general

Aunque su uso es habitual, no siempre es necesario, ya que la raquídea es suficiente. Es importante decir que el cirujano, junto con el anestesista suelen escoger el tipo de anestesia a elegir basándose en las características de la cirugía y del propio paciente.

En este caso la anestesia general se suele administrar por una vía en el brazo, aunque puede compaginarse con la inhalación de gases anestésicos. Cuando se hace uso de la anestesia general se intuba al paciente para permitirle respirar durante la intervención y evitar complicaciones respiratorias postoperatorias.

La anestesia durante la operación de menisco por artroscopia

El día de la operación de menisco, antes de entrar a quirófano el paciente es llamado a una sala previa donde se le proporcionará la ropa de quirófano y se le colocará una vía en el brazo, a través de la cual se le administrará la sedación o, en el caso de la anestesia general, los medicamentos anestésicos.

En quirófano, se encuentra con el cirujano, el anestesista y algún otro miembro del equipo médico que asistirán durante la intervención.

Allí se colocará al paciente en la camilla y se le administrará la anestesia raquídea vía una punción lumbar tal y como hemos comentado.

Durante toda la cirugía, el paciente estará monitorizado todo el tiempo por el anestesista, regulándolo y controlando las constantes vitales en todo momento.

Cuando la anestesia hace efecto se inicia la cirugía, y cuando la intervención se da por terminada se inicia el despertar del paciente.

Riesgos de la anestesia en la intervención de menisco

Las complicaciones y riesgos asociados a la anestesia, tanto en la operación de menisco como en cualquier otra intervención suelen estar asociados directamente a la edad, enfermedades asociadas como pueden ser las cardiopatías o diabetes, así como la obesidad o el consumo del alcohol. Aun así, el equipo médico y de anestesia realiza un control exhaustivo durante la cirugía para reducir al mínimo los posibles problemas.

Uno de los riesgos de la anestesia son reacciones alérgicas a los medicamentos anestésicos, aunque esto no ocurre prácticamente nunca, debido a que se revisa de forma previa.

En el caso de problemas respiratorios postoperatorios se suelen producir principalmente cuando se hace uso de anestesia general, aunque con la intubación y ejercicios de respiraciones profundas se minimizan las posibilidades.

Asimismo, cualquier duda que el paciente pueda tener sobre la anestesia es importante que se la pregunte al cirujano durante la consulta previa a la intervención para obtener toda la información y así tomar la decisión de operarse con la mayor seguridad.

En el caso de Operarme.es, si estás pensando en operarte, puedes conocer a uno de nuestros especialistas durante una consulta de valoración quirúrgica y en ella hacerle las preguntas pertinentes sobre la anestesia. A continuación te indicamos como solicitar esta consulta.

Pedir consulta para la operación de menisco

Si estás pensando en operarte con nosotros, recuerda que puedes solicitar una consulta de valoración prequirúrgica inmediata con uno de nuestros traumatólogos para conocerle, que se familiarice con tu caso y juntos podáis decidir cuál es la mejor forma de solucionar el problema. Para solicitar la consulta puedes pinchar en la imagen a continuación: 

Solicitar consulta con un especialista en traumatología y cirugía ortopédica

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 28-02-2017

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.849 €
Financiación 
desde 138 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso