Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Quién es candidato a una operación de menisco por artroscopia?

06-03-2017
¿Quién es candidato a una operación de menisco por artroscopia?
Valora esta Noticia:

Para las lesiones de menisco existe el tratamiento conservador y el quirúrgico, siendo su elección dependiente del tipo de paciente.

En los casos de pacientes menores de 30 años siempre se suele optar por llevar a cabo la cirugía para reparar el menisco.

En este artículo damos algo de luz para indicar quién suele ser candidato a una operación de menisco.

Candidatos según el tipo de meniscopatía

Los seres humanos tenemos dos meniscos en cada rodilla, el menisco interno y el menisco medial o externo. Cuando hablamos de meniscopatía, nos referimos a cualquier patología que sufra alguno de estos meniscos. Según cómo se produzca esta lesión, podemos optar por un tipo de tratamiento u otro, diferenciando entre lesiones degenerativas, debido a que se ha visto afectado el menisco a lo largo del tiempo, o a lesiones traumáticas, que se producen debido a golpes o traumatismos en la zona.

  • Meniscopatía traumática: Suele ser la que se produce debido a un movimiento forzado de la articulación al recibir un golpe en el interior o el exterior de la rodilla, caer tras un salto, etc. Estos casos suelen requerir de cirugía en la mayoría de casos puesto que el paciente suele ser deportista y su objetivo es volver a practicar deporte cuanto antes.
  • Meniscopatía degenerativa: La meniscopatía degenerativa se puede producir debido a mecanismos traumáticos, la principal diferencia es que el mecanismo de rotura no tiene por qué ser tan fuerte como en el caso de un menisco joven, puesto que éste menisco se ha visto debilitado debido al envejecimiento del mismo, desencadenando la rotura con una leve sobrecarga de la articulación. En estos casos es posible que el cirujano indique la posibilidad de un tratamiento conservador, pero siempre dependerá de la zona del menisco que se haya visto afectada.

Paciente con problemas de menisco

Si quieres saber más sobre los diferentes tipos de meniscopatía puedes hacerlo pinchando aquí.

A continuación encontrarás información basada en la zona que se vea afectada por la rotura:

Candidatos según la zona afectada del menisco

En este caso, es poco habitual que sólo se encuentre afectada una zona del menisco, siendo habitual que la rotura afecte tanto a la zona vascularizada como a la que no lo está, siendo necesaria una intervención mixta que incluya sutura meniscal y meniscectomía parcial. De todos modos, a continuación diferenciamos las opciones del paciente ante el tipo de zona afectada:

Rotura en la zona vascularizada

La zona vascularizada del menisco es la zona periférica del mismo, es decir, es la zona que recibe irrigación sanguínea y que por lo tanto, puede regenerarse por sí sola, tal y como ocurre en cualquier zona herida de nuestro cuerpo. De todos modos, el optar por el tratamiento conservador o el quirúrgico en una lesión de menisco de la zona vascularizada depende en parte del tipo de paciente:

  • Pacientes jóvenes, activos o deportistas: En este caso siempre se opta por la cirugía, ya que se puede llevar a cabo la reparación con sutura meniscal, permitiendo solucionar el problema de una forma más sencilla, aunque luego siga siendo necesaria la rehabilitación de todos modos. De este modo, se conserva prácticamente la totalidad del tejido meniscal, algo importante en el caso de deportistas.
  • Pacientes menos activos: En estos casos, es posible que el médico le indique al paciente que existe la posibilidad de optar por un tratamiento conservador, que consistirá en la realización de rehabilitación para fortalecer los músculos colindantes a la rodilla, para reducir la presión que ejerce el peso del cuerpo en la rodilla y así, permitir al menisco la regeneración.

Rotura en la zona no vascular del menisco

En estos casos siempre se suele optar por llevar a cabo la reparación quirúrgica, puesto que uno de los síntomas habituales en este caso es el bloqueo articular, es decir, la rodilla no consigue realizar el arco completo de movimiento. Todo ello junto con el dolor que puede provocar así como los daños que puede producir la parte lesionada que queda liberada en el resto de elementos articulares, principalmente el cartílago que recubre los extremos de la tibia y el fémur.

Menisco con problemas

¿Cuál es la edad recomendada para reparar el menisco?

En principio, la edad de los pacientes no suele ser un impedimento para la realización de la operación de menisco, siempre y cuando el paciente no sufra de ningún tipo de enfermedad que contraindique la intervención. De todos modos, tal y como hemos indicado previamente, dependiendo de la edad de los pacientes, es posible que se recomiende un tipo de tratamiento u otro:

  • La rotura de menisco en adolescentes y adultos menores de 30 años: En estos casos siempre se opta por llevar a cabo la cirugía debido a que la rotura a estas edades suele producirse por mecanismos traumáticos en la práctica deportiva, siendo la vuelta al deporte lo que buscan los pacientes primordialmente.
  • Rotura de menisco en personas mayores de 40 años: En estos casos, además de que la rotura puede deberse a mecanismos degenerativos, existe la posibilidad de que el paciente no practique deporte o su actividad sea baja y pueda vivir sin necesidad de reparar el menisco porque los síntomas no sean muy fuertes. En el caso de que la opción conservadora no funcione o el paciente sea una persona deportista activa, la opción quirúrgica puede ser una buena opción. De todos modos, esto deberá ser indicado por un especialista en traumatología que revise su caso.

En el caso de que el paciente sea mayor de 65 años las opciones son prácticamente las mismas que en el caso de mayores de 40 años, aunque en estos casos es más probable que se opte por el tratamiento conservador, puesto que en estos casos es posible que el paciente también se encuentre afectado de artrosis en la articulación y con el tiempo pueda requerir de una prótesis si se agrava. Al igual que en cualquier caso, un traumatólogo o cirujano ortopédico deberá ser quien determine la mejor opción. Puedes contactar con nosotros para obtener una consulta con un traumatólogo.

¿Quieres reparar tu lesión de menisco en Operarme.es?

Si estás planteando la operación de llevar a cabo la operación de menisco en un hospital privado, recuerda que puedes solicitar a través de Operarme.es una consulta de valoración quirúrgica para conocer a uno de nuestros especialistas en Traumatología y Cirugía Ortopédica, que se familiarice con tu caso, lo valore y juntos decidáis la mejor opción para tu caso. Para ello puedes hacerlo pinchando en la imagen a continuación:

Solicitar consulta con un especialista en traumatología y cirugía ortopédica

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 06-03-2017

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.849 €
Financiación 
desde 138 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso