Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Beneficios de la operación de cataratas

4.5 (90%) 773 votos
25-05-2017
Beneficios de la operación de cataratas
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Tras la intervención de cataratas, e independientemente del tipo de lente que se implante, el paciente obtiene un beneficio inmediato en su visión.

El implante de lente intraocular (LIO) de tipo monofocal requiere de la utilización de gafas de cerca para enfocar a corta y media distancia.

Con las LIO Tóricas el paciente se olvida de las gafas para siempre y son las idóneas para corregir el astigmatismo a la vez que solucionan las cataratas.

​​​​

¿Qué son las cataratas y por qué se operan?

El cristalino es una lente bi-convexa que se sitúa en la parte anterior del ojo, por detrás de la córnea y es transparente. Gracias a su transparencia y su poder de refracción (dioptrías) consigue que la luz que pasa a través del ojo se proyecte en la retina.

Con la edad, esta lente en forma de lenteja va perdiendo su transparencia y no deja atravesar la luz. Por tanto, ésta no podrá llegar correctamente a la retina y veremos las imágenes borrosas o desfiguradas.

Algunas enfermedades como la diabetes, el hipotiroidismo, la hipercalcemia, los miopes severos o los pacientes sometidos a tratamientos con corticoides (EPOC, reumatismos…), o las personas que se exponen al sol durante largo tiempo (trabajadores de la construcción, pescadores…), pueden desarrollar cataratas de forma precoz.

Sin embargo, la intervención de cataratas es de las más agradecidas que existen, pues de forma inmediata, el paciente es capaz de advertir la mejoría en su visión. Nada más acabar su intervención. Notan como se les aclara la vista.

Es algo así como limpiar unos cristales empañados y dejarlos relucientes y transparentes.

Ojo con cataratas

¿En qué consiste la intervención de cataratas?

La cirugía de cataratas se realiza en poco más de 20 minutos por cada ojo. Se realiza bajo anestesia local, colocando unas gotas que anestesian la sensibilidad del ojo. El paciente no sentirá ningún tipo de dolor, ni molestia, ni manipulación. Los tres días previos a la intervención el paciente debe abandonar el consumo de Sintrom y sustituirlo por heparina. Si toma aspirina o algún otro antiagregante lo suprimirá el mismo día de la intervención. Todo ello debe ser consultado con el especialista en la consulta de valoración prequirúrgica.

La intervención de cataratas es muy simple: consiste en realizar una incisión muy pequeña en la circunferencia exterior de la córnea, de aproximadamente 2mm, por donde se extrae el cristalino que se ha opacificado. Este se sustituye por una lente externa que tendrá el mismo poder en dioptrías que un cristalino normal. Es decir 20 dioptrías. Si el paciente padeciese de miopía o hipermetropía, estas dioptrías, de más o de menos potencia refractaria, se podrían compensar con la lente externa que se coloca, corrigiendo de paso el defecto de potencia o defecto de la misma que tuviese el paciente previamente. De esta forma el paciente sentirá que tendrá una vista como nueva, sin tener que utilizar sus gafas de miopía o hipermetropía tras la intervención.

Un dato importante a tener en cuenta es que la LIO que se coloca, tiene la ventaja de ser para toda la vida. No necesita ser recambiada. Están hechas de materiales perdurables.

En cuanto a los tipos de lentes que podemos encontrar, existen varios tipos. Pudes ver más sobre las lentes intraoculares en este artículo

Beneficios de la intervención de cataratas según el tipo de lente utilizada

Lentes monofocales

Tienen el inconveniente de que el paciente necesita gafas para ver de cerca y para distancias intermedias porque solo tienen un único foco de enfoque nítido que es en la lejanía. Por lo demás corrigen perfectamente los defectos de visión producidos por las cataratas. Y no producen deslumbramientos. Son las lentes óptimas para las personas que no les importa prescindir de las gafas para enfocar de cerca o a media distancia. No corrigen el astigmatismo.

Multifocales y bifocales

Estas lentes consiguen buena visión de lejos y de cerca. Dentro de estas existen a su vez varios tipos:

  • Refractivas. En la superficie anterior de la lente existen dos zonas esféricas de distintos radios en forma de anillos concéntricos. Una de las esferas mejora la visión de lejos y la otra la visión de cerca. Tienen un gran inconveniente y es que producen destellos nocturnos y deslumbramientos.
  • Difractivas. De estructura parecida a las anteriores: Requieren de muy buena iluminación para que funcione la lente que depende de que coexistan dos haces de luz (uno para la visión de cerca y otro para la visión de lejos). También tiene el inconveniente de que esta lente puede provocar imágenes fantasmas y halos de luz periféricos. Entre las ventajas, se encuentran, que el paciente puede prescindir como en el caso anterior de la gafas de cerca para enfocar.
  • Hibridas. Son una mezcla entre las lentes difractivas y refractivas intentando conservar lo mejor de cada una de ellas. Han sido diseñadas para alcanzar una agudeza visual lejana máxima y cercana, pero requiere de una iluminación óptima. Este tipo de lente, no estaría indicado, porque no alcanzaría buenos resultados, en pacientes con antecedentes de degeneración macular, glaucoma, ojo seco, astigmatismo leucoma corneal.

Lentes trifocales

Este tipo de LIO cuenta con tres focos en su zona óptica, uno para la visión de lejos, otro para la visión de cerca y otro para la visión intermedia. Proporciona la capacidad de enfocar a tres distancias distintas.

Ojo con cataratas

Lentes tóricas

Muy indicadas en pacientes con astigmatismo porque lo corrigen al mismo tiempo que corrigen la catarata. Un inconveniente importante, es que se pueden mover, rotar. Si esto ocurre en la primera o segunda semana de la intervención, se puede recolocar volviendo a reintervenir. Después de este tiempo resulta muy complicado ya que la lente queda anclada a los tejidos del ojo y resulta más dificultoso su desinserción. Requiere por tanto que el paciente tenga una buena estructura anatómica de su ojo donde poder anclar la lente para que esta permanezca fija y no rote. Este tipo de lente va asociado a alguna de las anteriores, es decir, las lentes trifocales, multifocales o monofocales pueden ser a su vez tóricas, para solucionar ambos problemas de una vez.

Solicitar cita para la operación de cataratas

Si estás pensando en operarte de cataratas, recuerda que puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica inmediata, gratuita y sin compromiso con uno de nuestros oftalmólogos pinchando a continuación:

Solicitar cita para la operación de cataratas

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 25-05-2017

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Oftalmología y Oculoplastia Oftalmología y Oculoplastia
Operación de cataratas con lente intraocular trifocal

Operación de cataratas con lente intraocular trifocal

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.560 €
Financiación 
desde 124 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso