Cálculos renales, qué son, causas, síntomas y tratamiento
Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Cálculos renales, qué son, causas, síntomas y tratamiento

30-05-2017
Cálculos renales, qué son, causas, síntomas y tratamiento
Valora esta Noticia:

La aparición de cálculos renales se debe a la aparición de material solido en el riñón.

Las causas de los cálculos renales suele deberse a la baja hidratación y dietas con mucha sal.

La cirugía más utilizada es la litotricia endoureteral con láser holimum que garantiza deshacerse de la piedra renal sin consecuencias para el paciente.

​​​​

¿Qué es un cálculo renal?

Un cálculo renal es un trozo de material solido que aparece en el riñón. Su aparición se debe a alteraciones metabólicas, a una bajada del volumen urinario o al aumento en la excreción urinaria de algunos componentes químicos. Estos factores dificultan que las sales de la orina se disuelvan, y acaben creando piedras en los riñones.

La principal circunstancia que determina la aparición de cálculos renales es no beber suficiente líquido. Cuando se produce menos de un litro de orina diario existe mayor riesgo de cálculos renales. Una orina demasiado acida facilita la aparición de cálculos de ácido úrico, mientras que una orina alcalina facilita la formación de cálculos de fosfato.

Médico de cálculos renales

Resumiendo, los cálculos renales surgen como consecuencia de la formación y aglomeración de cristales en una orina supersaturada. Esta supersaturación puede deberse a:

  • Concentración demasiado elevada de sales en la orina.
  • Desequilibrios entre los factores que favorecen y los que inhiben la concentración de sustancias en la orina.

Tipos de cálculos renales

Existen diferentes tipos de cálculos renales dependiendo de la combinación de sustancias que los compongan:

  • Cálculos de calcio. Son los más comunes. Lo suelen padecer hombres de entre 20 y 30 años.
  • Cálculos de cistina. Se forman en personas que padezcan de cistinuria. Se trata de un trastorno hereditario que afecta a mujeres y hombres por igual.
  • Cálculo de estruvita. Los padecen generalmente mujeres con infección urinaria. Estos cálculos pueden crecer tanto que obstruyen el riñón, los uréteres o la vejiga.
  • Cálculo de ácido úrico. Pueden estar producidos por la gota o la quimioterapia. Son más comunes entre hombres que entre mujeres.
  • Calculo coraliforme. Su nombre se debe a que tiene forma de coral. Son cálculos muy grandes y aparecen en pacientes con infección urinaria producida por la bacteria Proteus.

Causas de los cálculos renales

El principal factor que determina la aparición de cálculos renales es la falta de líquidos. La falta de fluidos en los riñones provoca los cálculos. Aunque hay discrepancias, no existen pruebas veraces de que el tipo de líquido ingerido afecte a la creación de piedras. Lo que sí está comprobado es que el exceso de vitamina C aumenta la excreción renal de oxalato y aumenta el riesgo de piedras de calcio.

El factor hereditario también es muy importante. En personas que tengan antecedentes familiares de aparición de cálculos renales o que ya las hayan padecido ellos mismos, es importante que vigilen tanto la cantidad de orina que producen, al menos dos litros al día, como el color y el olor de la misma. Un olor débil y un color claro implica una correcta hidratación.

Las dietas ricas en sales, azucares y proteínas son factores de riesgo en lo referente al surgimiento de cálculos renales, sobre todo en personas que ya han padecido concentraciones de calcio.

Médico de cálculos renales

A pesar de que el calcio es el principal elemento de los cálculos renales, no hay que prescindir de él. El único inconveniente se produce por el consumo de suplementos de calcio, pues ellos sí son una causa del surgimiento de piedras en los riñones.

La obesidad en personas que superen los 40 años es un factor de riesgo. Lo mismo ocurre con la hipertensión, diabetes y la gota. Los cálculos renales son más comunes entre hombres que en mujeres.

Algunos elementos químicos comunes en los medicamentos precipitan la aparición de cálculos. Estos elementos químicos son: indinavir, quasifenesina, silicato, atazanavir, triantereno y sulfa.

Síntomas de los cálculos renales

Lo normal es que los cálculos no produzcan síntomas hasta que estos hayan bajado por las uretras junto con la orina. Incluso puede ser que piedras de menos de 3 mm recorran el sistema urinario y sean eliminadas sin provocar síntomas visibles. Estos cálculos se pueden eliminar a través de la orina sin ningún tipo de dolor.

El principal síntoma de los cálculos renales es el dolor intenso, que comienza y desaparece súbitamente. Este dolor se denomina cólico renal. Se trata de un dolor que se nota en la zona abdominal, en un costado de la espalda, en la zona de la ingle o en los testículos.

El cólico renal surge cuando una piedra de al menos 4 mm queda impactada en algún punto de uréter causando obstrucción y dilatación del sistema urinario.

Otros síntomas de los cálculos renales son:

  • Color anormal de la orina
  • Sangre en la orina
  • Escalofríos
  • Fiebre
  • Náuseas y vómitos
  • Sentir necesidad de ir al baño más frecuentemente de lo normal.

Prevenir los cálculos renales

La mejor forma de combatir los síntomas de los cálculos renales siempre es la prevención. Entre los métodos para prevenir las piedras de los riñones destacan:

  • Beber alrededor de 10 vasos de líquido para producir orina.
  • El consumo de hierbas diuréticas como el perejil, la ortiga y el diente de león.
  • No tomar más de una cucharadita de sal. Esto incluye la sal de los productos precocinados.
  • No comer demasiada carne. Alrededor de dos porciones diarias deberían ser suficientes.

Pruebas y exámenes

Para diagnosticar cálculos renales es necesario realizar una serie de pruebas y exámenes. Estas pruebas son:

  • Exámenes de la función renal
  • Análisis de sangre, para evaluar niveles de calcio, fosforo, ácido úrico y electrolitos.
  • Análisis de orina, para estudiar los glóbulos rojos en la orina y la aparición de cristales.
  • Tomografía computarizada del abdomen.
  • Radiografía del abdomen
  • Resonancia magnética del abdomen y el riñón.
  • Pielografía intravenosa y retrógrada.
  • Ecografía del riñón

No todas estas pruebas son imprescindibles para diagnosticas la posesión de cálculos renales. Suele bastar con algunas de ellas para tener la certeza de que los síntomas están provocados por la aparición de materia en los riñones.

Tratamiento de los cálculos renales

A la hora de establecer un tratamiento hay que tener en cuenta el tamaño y la posición del cálculo renal.

En cálculos lo suficientemente pequeños no es necesario recurrir a ningún tratamiento. Estos pueden ser eliminados fácilmente a través de la orina. Si estas piedras provocarán al paciente algún tipo de dolor, se suele recetar medicamentos que ayuden a solventar la aflicción.

En cálculos demasiado grandes se suele utilizar una litotricia extracorporal por ondas de choque, también conocido como ESWL. Esto consiste en que el médico emplear una máquina que usa ondas de choque para romper la piedra y, de esta forma, poder expulsarlos por la orina.

Otro método consiste en introducir un instrumento muy delgado en la uretra, vejiga y urétres para encontrar los cálculos. Una vez encontrados se pueden retirar o romper. Este procedimiento debe ir acompañado de anestesia para adormecer el área.

Médico de cálculos renales

La nefrolitotomia percutánea consiste en la realización de una pequeña incisión para crear un túnel directo al riñón. Se introduce el nefroscopio por esta incisión para localizar y extraer el cálculo.

En casos particulares la cirugía también es una opción y muchas veces también la única para deshacerse de las piedras renales más grandes. Se opta por la cirugía cuando el cálculo es demasiado grande como para salir por sí solo, la piedra está creciendo, el cálculo está bloqueando el flujo de orina, está provocando infección o el dolor es insoportable e incontrolable.

Operación de litotricia endoureteral con láser holimum.

El tratamiento más aconsejable para los cálculos renales es la operación de litotricia endoureteral con laser de holimum. Esta intervención permite eliminar los cuerpos renales sin realizar ningún tipo de incisión en el paciente. Se trata de uno de los tratamientos menos invasivos para este malestar.

Al contrario que en la litotricia extracorpórea, la realizada con láser holmium permite deshacerse de la mayoría de los restos durante la propia intervención. Su duración es de alrededor de entre 45 y 60 minutos. Este tiempo varia dependiendo de la cantidad, la localización, tamaño y dureza de los cálculos.

Tras la cirugía de cálculos renales.

En la inmensa mayoría de los casos, la cirugía de cálculos renales implica la eliminación total de sus síntomas.

En algunos casos las piedras pueden reaparecer. Esto se debe a que, a pesar de haberlos tratado, se desconocen las causas particulares del caso o no se siguen las recomendaciones del médico.

Los consejos del doctor también son importantes para evitar posibles infecciones urinarias y el daño propio de la cicatrización del riñón. Estos riesgos aumentan considerablemente si se ha tardado demasiado en proceder al tratamiento.

¿Quieres solicitar cita para la operación de litotricia con láser holmium para cálculos renales?

Si quieres operarte para eliminar los cálculos renalaes que te hacen la vida imposible, recuerda que puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con nuestros especialistas para conocerles, que revisen tu caso y decidir juntos la mejor opción para tu problema médico. Puedes solicitar la cita pinchando a continuación:

Solicitar cita para la operación de litotricia con láser holmium

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 30-05-2017

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de litotricia endoureteral con láser holmium (Cálculos renales y ureterales)

Operación de litotricia endoureteral con láser holmium (Cálculos renales y ureterales)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.986 €
Financiación 
desde 194 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso