Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Cálculos ureterales, qué son, causas, síntomas y tratamientos

30-05-2017
Cálculos ureterales, qué son, causas, síntomas y tratamientos
Valora esta Noticia:

Los cálculos ureterales son masas solidas que aparecen en el uréter.

Para evitar su aparición la clave está en la dieta y la ingesta de líquidos.

El mejor tratamiento contra los cálculos ureterales es la litotricia endoureteral con láser holmium.

​​​​¿Qué son los cálculos ureterales?

Un cálculo ureteral es una masa solida que se sitúa en el uréter. Estas masas o piedras se crean a partir de cristales de sal que se encuentran en la orina. Los cristales salinos se producen por cambios metabólicos, un crecimiento de ciertos componentes químicos en la orina y una bajada en la cantidad de excreción urinaria.Tan importante como la aparición de cristales salinos es disolverlos cuando aparecen, para evitar que se formen las piedras.

Para producir la orina suficiente para evitar el surgimiento de cálculos ureterales es necesario beber la cantidad necesaria de líquido. Si se orina menos de un litro existe riesgo grave de cálculo renal. La acidez de la orina también favorece la aparición de piedras de ácido úrico. Por su parte una orina muy alcalina facilita la formación de cálculos de fosfato.

Con todo lo anterior, para controlar la aparición de cálculos ureterales es necesario vigilar la concentración de sales en la orina y los desequilibrios entre las circunstancias que favorecen la concentración de sustancias en la orina y las que lo impiden.

La estadística establece que los hombres sufren 3 veces más de cálculos ureterales que las mujeres. Una persona tiene entre un 5 %y un 10% de posibilidades de padecerlos a lo largo de su vida. La edad en la que más piedras aparecen es a partir de los 30 años y las personas que ya los han sufrido son más propensas a repetir.

Paciente con cálculos ureterales

Tipos de cálculos ureterales

Los tipos de cálculos ureterales se diferencian según la combinación de sustancias que conformen la piedra. La clasificación de cálculos ureterales incluye:

  • Cálculos de calcio. Son el tipo de cálculo más extendido y es común que lo padezcan varones con una edad entre los 20 y los 30 años.
  • Cálculos de cistina. Aparecen mientras el paciente sufre de cisturina, un trastorno hereditario que afecta tanto a hombres como a mujeres.
  • Cálculo de estruvita. Los más extendidos entre mujeres, están relacionados con las infecciones urinarias.
  • Cálculo de ácido úrico. Común entre personas que padecen de gota o sometidos a quimioterapia. Lo suelen sufrir más hombres que mujeres.
  • Calculo coraliforme. Se caracterizan por tener forma de coral. Son los de mayor tamaño y se producen durante infecciones urinarias relacionadas con la bacteria Proteus.

Causas de los cálculos ureterales

La aparición de cálculos ureterales está condicionada por la falta de fluidos. Si el sistema renal no tiene suficientes líquidos, es cuando surgen los cálculos. El tipo de líquido no afecta a la aparición o no del material cristalino que produce las piedras ni en su disolución. En el caso del consumo excesivo de vitamina C, se aumenta la excreción urinaria de oxalato que incrementa notablemente el riesgo de cálculos ureterales.

La herencia genética desempeña una función trascendental en el origen de las piedras ureterales.  Quien tenga antecedentes de casos de cálculos entre los miembros de su familia o si ya se ha padecido de ellos, es más proclive a repetir la situación. Estas personas deben vigilar tanto la cantidad de orina que producen, al menos dos litros diarios, como su color y olor. Una orina de olor débil y color claro implica menos riesgo de piedras ureterales.

Quien quiera evitar las molestias propias de los cálculos ureterales debe evitar las dietas que abusen de la sal, el azúcar y las proteínas. Estas sustancias favorecen la aparición de las piedras. Deben prestar especial atención a su dieta aquellas personas que ya hayan sufrido de concentraciones de calcio.

Que el calcio sea el elemento mayoritario de las piedras ureterales no significa que haya que prescindir de él. Lo que si hay que evitar es el uso de suplementos de calcio. Ellos sí son una causa del surgimiento de cálculos en los riñones.

Médico de cálculos uréterales

Las personas obesas que superan los 40 años tienen un mayor riesgo de sufrir las molestias de los cálculos ureterales. Lo mismo ocurre con aquellos que padecen de hipertensión, diabetes y gota. Los hombres son más proclives a producir sustancias salinas que las mujeres.

Muchos medicamentos contienen elementos químicos que favorecen la aparición de cálculos. Entre estos elementos químicos destacan: indinavir, quasifenesina, silicato, atazanavir, triantereno y sulfa.

Síntomas de los cálculos ureterales

El principal síntoma de los cálculos ureterales es el dolor extremo. Se caracteriza por su grado de malestar y por tener tanto un inicio como un fin repentino. Se trata de un dolor similar a un calambre situado en la espalda, en el área del riñón, en la parte baja del abdomen, en la ingle o en los testículos. En los hombres este dolor puede extenderse al extremo del pene. Este dolor se conoce como cólico ureteral.

Otro síntoma característico es el de orinar sangre, debido a que la piedra hiere los conductos urinarios. Resultan comunes las náuseas y vómitos. Puede que el paciente sienta la necesidad de orinar con mayor frecuencia y al hacerlo puede sentir que no se ha quedado completamente satisfecho. Es común sufrir ardor durante la micción.

Si los síntomas vienen acompañados de fiebre y escalofríos, es porque las piedras han provocado infecciones a lo largo del sistema urinario.

No existe una relación directa entre el tamaño del cálculo y los síntomas que provoca. Un cálculo pequeño de 2 mm puede provocar muchas incomodidades, mientras que otros mayores se pueden expulsar durante la micción sin ningún tipo de problemas.

Prevenir los cálculos ureterales

La clave para evitar las molestias de los cálculos ureterales es la prevención. Para prevenir estos problemas puede ser recomendable:

  • Ingerir 10 vasos de líquido para producir orina suficiente.
  • El consumo de hierbas diuréticas como el perejil, la ortiga y el diente de león.
  • Tomar alrededor de una cucharadita de sal.
  • Comer como máximo dos porciones de carne cada día.

Diagnosticar los cálculos ureterales

En el momento en el que el paciente sufre síntomas relacionados con los cálculos ureterales, se realiza una ecografía o una radiografía. Estas técnicas permiten al médico conocer la cantidad, el tamaño y la posición de las piedras.

Los análisis de sangre y orina ayudan a detectar la presencia de sustancias anormales que pueden promover la aparición de las sustancias salinas que dan como resultado los cálculos.

Si se sospecha de la aparición de un cálculo, pero no sirve la radiografia simple para el diagnóstico, se procede a una exploración del sistema urinario a través de una pielografía intravenosa (PIV). Esta técnica consiste en realizar inyecciones de sustancias radiopacas seguidas de una radiografía abdominal. Este proceso se realiza durante la excreción de los riñones.

Muchos casos de cálculos ureterales no provocan síntomas perceptibles. Estos suelen ser identificados durante radiografías realizadas durante exámenes generales.

Paciente afectado de cálculos

Operación de litotricia endoureteral con láser holimum para cálculos ureterales

Frente a cálculos ureterales el tratamiento más aconsejable es el de someterse a una operación de litotricia endoureteral con láser holimum. Esto se debe a que esta intervención logra deshacerse de los cuerpos ureterales sin que el paciente tenga que sufrir ningún tipo de incisión. Es el tratamiento menos invasivo para las piedras ureterales que existe en la actualidad.

Se diferencia de la litotricia extracorpórea en que el láser holmium permite deshacerse de la mayoría de los restos al mismo tiempo que se realiza la cirugía. Tiene una duración que oscila entre los 45 y 60 minutos. El tiempo cambia dependiendo de la cantidad, el tamaño, la localización y la dureza de los cálculos.

Otros tratamientos para los cálculos uretreales

Para elegir un tratamiento para los cálculos ureterales es necesario conocer con antelación el tamaño, el número y la posición de los mismos.

Si resulta ser un cálculo pequeño no se necesita de ningún tratamiento. El cálculo desaparecerá fácilmente con la orina. Si la piedra provocará dolor, el médico deberá recetar una serie de medicamentos que solventen esta aflicción.

Para casos de mayor tamaño, se utiliza la litotricia extracorporal por ondas de choque, o ESWL según sus siglas en ingles. Este procedimiento consiste en utilizar una máquina de ondas de choque para romper el cálculo y así poder expulsarlo con la orina.

Otro procedimiento consiste en usar un instrumento muy delgado para introducirlo por la uretra, vejiga y uretra. Esto sirve para encontrar las piedras, retirarlas y romperlas. Es necesario adormecer el área de la intervención para evitar molestias al paciente.

La nefrolitotomia percutánea es un procedimiento en el que se hace una pequeña incisión para crear un túnel hasta el riñón. En este túnel se introduce el nefroscopio para localizar y extraer el cálculo.

En casos donde el tamaño del cálculo es muy grande o la posición es muy complicada para llegar con los otros procedimientos, se usa la cirugía. La cirugía es la mejor opción cuando el cálculo está creciendo o cuando el dolor es tan insoportable como incontrolable.

Cirugía de litotricia con láser holmium

Postoperatorio de la operación de cálculos ureterales

La cirugía de cálculos ureterales implica en la mayoría de los casos la eliminación total tanto de los cuerpos como de los síntomas provocados por ellos.

Es poco común, pero las piedras pueden reaparecer. Estos casos se producen por qué no se conocen las causas particulares del caso y no se ha podido establecer un tratamiento específico.

Otra causa de la reaparición de las piedras es que el paciente no siga los consejos del doctor. Además, las recomendaciones del médico permiten evitar posibles infecciones urinarias. El riesgo de infección aumenta mucho si se ha tardado en realizar el tratamiento. 

¿Quieres solicitar cita para la operación de litotricia con láser holmium para cálculos ureterales?

Si quieres operarte para eliminar los cálculos renalaes que te hacen la vida imposible, recuerda que puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con nuestros especialistas para conocerles, que revisen tu caso y decidir juntos la mejor opción para tu problema médico. Puedes solicitar la cita pinchando a continuación:

Solicitar cita para la operación de litotricia con láser holmium

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 30-05-2017

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de litotricia endoureteral con láser holmium (Cálculos renales y ureterales)

Operación de litotricia endoureteral con láser holmium (Cálculos renales y ureterales)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.986 €
Financiación 
desde 194 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso