Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Ureteroscopia, qué es, para qué sirve, ventajas y riesgos

03-07-2017
Ureteroscopia, qué es, para qué sirve, ventajas y riesgos
Valora esta Noticia:

La ureteroscopia es una intervención para examinar el interior del riñon y el uréter por medio de un uteroscopio. Permite destruir entre el 90-95 % de los cálculos y necesita una anestesia general. 

La ureteroscopia consiste en introducir a través de la uretra, vejiga y el uréter, un endoscopio proveído de un láser que va a permitir destruir los cálculos fragmentándolos.

Es importante hidratarse bien con el fin de disminuir la intensidad de los síntomas como: aparición de pequeños fragmentos en la orina o dolores en los días posteriores a la intervención.  

​​

Qué es la ureteroscopia

La ureteroscopia es una técnica de extracción de cálculos urinarios, que consiste en la inserción de un ureterescopio por la uretra para explorar el uréter desde la vejiga hasta el riñón. Este procedimiento puede ayudar a diagnosticar y tratar problemas en las vías urinarias, siendo los casos más frecuentes los cálculos renales.

Para realizar esta intervención se hace uso del ureterescopio, es un instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta adicional para extraer tejido y poder analizarlo posteriormente para detectar si existen signos de alguna enfermedad. De igual modo se hace ayuda del instrumento para introducir una fibra de láser holmium para proceder a la fragmentación de los cálculos o la eliminación de un tumor.

En cuanto al instrumento para realizar este tratamiento se diferencias en dos tipos:

  • Ureteroscopio rígido, son utilizados para los procedimientos que impliquen llegar hasta el uréter inferior, particularmente por debajo de los vasos iliacos, se encuentra más próxima a la vejiga; son preferidos por los especialistas por su fácil introducción, visión directa, excelente transmisión de imágenes y control del instrumento de trabajo y sus accesorios.
  • Ureteroscopio flexible, son utilizados para el procedimiento que implique llegar al uréter superior y sistema colector intrareal, se encuentra más cercano al riñón; dado que permiten un mejor paso por las angulaciones ureterales, y permite tener acceso a todo el sistema colector en un 90% de los pacientes.

Aunque no es un tratamiento muy invasivo, los especialistas lo describen como una intervención más invasiva en comparación a otros como, por ejemplo, la litotricia extracorpórea, pero con la que se consigue la eliminación prácticamente completa de los cálculos presentes en el riñón.

Cirujano a punto de realizar litotricia con láser

¿Cuándo se recomienda la ureteroscopia para los cálculos urinarios?

Los especialistas en urología recomiendan realizar una ureteroscopia en los siguientes casos:

  • Si el paciente tiene cálculos en el uréter, que no pueden ser expulsados de forma natural o están causando grandes molestias.
  • Si el afectado tiene cálculos en el riñón y no se puede tratar con ondas de choque.
  • También en algunos casos para poder detectar el problema en pacientes que tienen como síntoma la aparición de sangre en la orina, se denominaría ureteroscopia diagnóstica.
  • Para la eliminación de tumores de vías urinarias, cuando es superficial y no muy extenso.
  • La estenosis (estrechez) del uréter también es tratada con esta técnica.

Según la problemática de cada caso se realiza diferentes tipos de ureteroscopias, a continuación vamos a desglosar los diferentes procedimientos.

Tipos de ureteroscopia

Esta técnica presenta diferentes modalidades o tipos entre las que destacamos las siguientes:

La ureteroscopia de colocación de catéter stent

Se trata de un procedimiento durante el cual se coloca un catéter ureteral para aliviar cualquier obstrucción del uréter, es decir, se abre la vía bloqueada por un cálculo, tumores internos o materia externa producida por una enfermedad.

Estos catéteres que se colocan sirven para varios propósitos. Si se trata de una piedra renal que se rompe por medio del láser, el catéter stent proporciona una capa de protección de fragmentos de cálculos más grandes para pasar sin dañar el uréter.

Los stents mantienen la dilatación de la uretra para un mejor manejo de los instrumentos durante la intervención permitiendo que la orina  pase sin bloqueos, consiguiendo aliviar el malestar. Además los stents sirven de apoyo durante el proceso de curación.

La ureteroscopia  de extracción de cálculos

Durante este procedimiento por medio de la ureterescopia se realiza la extracción de cálculos en el uréter manipulando su posición con unas pinzas terminadas en cesta y el resto de instrumental. El cirujano inserta la pequeña cesta a través del ureteroscopio y recoge el cálculo, eliminándolo del organismo.

La ureteroscopia con litotricia con láser holmium

Es la más utilizada y se utiliza principalmente en los casos en que el cálculo es demasiado grande, para poder extraerla con la pinza de cesta y eliminar el cálculo se recure al láser para hacer en pedazos más pequeños la piedra favoreciendo su eliminación. A continuación los fragmentos de piedra se pueden extraer con la cesta o desplazarse de forma natural con la orina. Puedes leer más sobre la litotricia con láser holmium mediante ureteroscopia pinchando aquí.

La ureteroscopia para la eliminación de un tumor o una biopsia

Además de utilizar la ureteroscopia para los tumores, es poco frecuente pero se puede utilizar el ureteroscopio como conducto para acceder con las pinzas láser a la zona afectada y realizar la biopsia para comprobar si el tumor es maligno o benigno.

Operación de litotricia con láser holmium

La herramienta requerida es principalmente un cepillo, que se utiliza para la recogida de tejido interno de la zona afectada, normalmente el uréter, y su extracción para su posterior evaluación microscópica.

Antes de realizar cualquier tipo de ureteroscopia es recomendable tener en cuenta las indicaciones que detallaremos a continuación. Todas son importantes para que el pacientes esté correctamente preparado ante la intervención y tenga una mejor recuperación a posteriori:

Consejos previos y preoperatorio de una ureteroscopia

En primer lugar hay que cuidar los aspectos más cotidianos, como es la dieta y el consumo de medicamentos, debiendo éstos últimos ser revisados y regulados por el equipo médico que llevará a cabo el procedimiento. Otras recomendaciones son las siguientes

  • Abstenerse de comer o beber al menos 8 horas antes de la cirugía.
  • Informar al personal de planificación de la cirugía en caso de estar tomando medicamentos anticoagulantes. Esto es muy IMPORTANTE.
  • Dejar de tomar medicamentos como aspirina o medicamentos relacionados que diluyen la sangre, al menos entre 7 y 10 días antes de la intervención.
  • En caso de tener que tomar algún tipo de medicamento recetado por especialistas el día de la cirugía, el paciente debe de tomarlo con solo un sorbo de agua.

Más allá de los consejos directamente relacionados con el aspecto médico del proceso, encontramos otro tipo de consejos a tener en cuenta:

  • Llevar ropa holgada y cómoda. Para evitar sobreesfuerzos a la hora de cambiarse.
  • No olvidarse de dejar los objetos personales de valor tales como joyas, relojes o dinero en casa.
  • Acudir con un familiar o persona de confianza para acompañarle de casa al hospital y del hospital a casa. En el caso de que el paciente se intervenga en Operarme.es, la compañía pone un servicio de traslado para llevar al paciente de casa al hospital y del hospital a casa el día de ingreso y alta hospitalaria.

Cómo es el proceso. Ureteroscopia paso a paso

En primer lugar, después de que el paciente acude a una consulta de valoración quirúrgica con un Especialista en Urología y decide llevar a cabo la intervención de ureteroscopia para eliminar las piedras en el riñón o uréter.

En este caso, como en prácticamente todas las intervenciones, es necesario llevar a cabo un preoperatorio completo para determinar la salud del paciente.

El día del ingreso, se le proporciona al paciente la ropa en la sala prequirúrgica y, una vez en quirófano, el urólogo le indicará cómo colocarse y se procederá a iniciar la intervención. Durante la estancia en quirófano estarán el anestesista, el cirujano y algún miembro del equipo médico. Tras ello, se inicia la cirugía de litotricia con láser holmium:

  • El urólogo, tras haber anestesiado al paciente procederá a realizar la dilatación de la uretra, para permitir el acceso del ureteroscopio, una pequeña sonda con una cámara y una luz en el extremo que permite al cirujano ver el interior de las vías urinarias a través de un monitor.
  • El ureteroscopio también permite introducir la fibra de láser holmium a través de la uretra hasta la zona del riñón donde se encuentra la piedra de modo que pueda destruirla. Esto es posible gracias a la flexibilidad del ureteroscopio.
  • Se introduce el uteroscopio en la uretra y la vejiga hasta insertarlo en el uréter (un tubito que transporta la orina desde los riñones hasta la vejiga) o en el riñón. También se pueden realizar radiografías con contraste en los uréteres para que el urólogo pueda ver dónde está el cálculo y si existen otras anomalías. Una vez llega en la vejiga, el cirujano la rellena con una solución salina que mejora su visibilidad y le permite acceder al uréter más fácilmente.
  • Cuando el cirujano acceda al riñón, o a la zona donde se encuentre la piedra, se procederá a su destrucción haciendo uso de cualquiera de las tres técnicas habituales, que son la fragmentación directa, la más utilizada en cálculos pequeños de zonas complejas, la perforación múltiple, que consiste en realizar una gran cantidad de agujeros en la piedra para facilitar la fragmentación y extracción, así como la ablación de una cavidad superficial, que consiste en realizar una perforación de gran tamaño en el cálculo para fragmentarlo en pocos pedazos.
  • En algunos casos se coloca temporalmente en el uréter un catéter stent, un tubito que facilita el flujo de la orina hacia la vejiga, ay que el uréter puede quedar dentro después de la intervención. También existe la opción de poner una sonda urinaria, este es colocado desde la uretra hasta la vejiga, permitiendo que la orina pueda salir de la vejiga. Además de administrar al paciente líquidos para hidratarle convenientemente.
  • Tras su eliminación, el cirujano observará que todo ha salido correctamente y colocará una sonda para facilitar la extracción de los residuos que quedan.
  • Seguido se procede a extraer todo el material y se despierta al paciente, llevándole a continuación a la sala de reanimación donde terminará de recuperarse de la anestesia.
  • Finalmente se retira la sonda o el stent poco después de la cirugía y se evalúa el estado del paciente para poder darle el alta, siempre y cuando no presente fiebre, dolores fuertes y haya vaciado suficientemente la vejiga. 

Cabe la posibilidad de que el paciente sienta dolores leves a moderados en la parte inferior del abdomen y necesidad de orinar con mayor frecuencia. Estos síntomas se deben a la presencia de la sonda o del stent, pero para aliviarlos el paciente debe de consultar con el especialista la medicación analgésica que puede tomar.

Este procedimiento tiene una duración generalmente de 1 hora.

Cirugía de litotricia con láser holmium

Indicaciones a tener en cuenta tras el alta

Antes de darle el alta al paciente, el especialista procederá a dar instrucciones sobre el descanso, precauciones y actividades físicas que se podrá realizar al regresar a casa. Con la finalidad de que el proceso de recuperación sea más rápido y la afección se haya solucionado con éxito.

En casos en los que al paciente durante la intervención se le ha introducido un stent doble J y no se le ha retirado antes del alta, el especialista le indicará cuándo se le extraerá, normalmente suele ser tras varios días.

Al tratarse de una intervención en la que  se recurre a la introducción de instrumentos en las vías urinarias, el paciente puede experimentar síntomas de molestia al orinar durante algún tiempo, estando principalmente relacionados con la inflamación de la zona al haber introducido el ureteroscopio, pero estos desaparecen  por completo de forma progresiva.

Algunos de los síntomas más comunes que se pueden experimentar son:

  • Leve sensación de escozor al orinar
  • Aparición de sangre en la orina
  • Leves molestias en la zona de la vejiga o riñón al orinar
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia

Durante las primeras semanas el paciente debe de tener en cuenta precauciones entre las que destacamos las siguientes:

  • Se recomienda consumir frecuentemente agua, en pequeñas cantidades, ayudando de este modo ir al baño con mayor frecuencia y eliminar cualquier resto de materia que pueda quedar.
  • Evitar las relaciones sexuales, sobre todo durante la primera semana tras la cirugía, con el fin de evitar posibles infecciones en las vías urinarias.
  • Consumir más verduras y hortalizas y menos carne, de este modo se consiguen que las heces sean más blandas favoreciendo que el esfuerzo durante la defecación no perjudique la cicatrización.
  • Mantener el cuerpo descansado durante la primera semana tras la intervención, se recomienda no levantar peso mayor a 5 Kg y salir a dar paseos cortos. Pasada la primera semana, se podrá retomar el ejercicio.

Hay numerosas ventajas al someterse a la intervención litotricia con láser holmium vía ureteroscopia. A continuación describimos las más importantes.

Ventajas de realizar una ureteroscopia

En comparación a otras intervenciones, la ureteroscopia permite en la mayoría de los casos visualizar el cálculo directamente y por lo tanto introducir instrumentos especiales como el láser holmium para romperlo.

Otra de las ventajas a destacar de este procedimiento es que el ureteroscopio pasa por los canales naturales del organismo y por lo tanto no es necesario realizar incisiones en la piel. En los casos de que se puede observar el cálculo, es más fácil eliminar el o los cálculos en una sola sesión.

El ureteroscopio flexible facilita el acceso a cualquier zona del riñón, siendo posible fragmentar y extraer las piedras que tengan un tamaño importante.

¿Existen riegos al realizar una ureteroscopia?

La ureteroscopia es un procedimiento mínimamente invasivo y rara vez presenta complicaciones. A pesar de ello los riegos potenciales y complicaciones con esta cirugía son:

  • Cálculos residuales dentro del riñón o el uréter: pueden estar presentes durante algún tiempo tras la intervención de ureteroscopia, dependiendo del tamaño original de la piedra y la ubicación dentro del aparato urinario. Normalmente este problema se soluciona con el tiempo gracias al consumo de agua para posteriormente ser liberadas orinando.
  • Lesión ureteral: Se trata de una lesión en el uréter que se genera a partir de una complicación  durante la operación. El riesgo de perforación varía en gran medida, dependiendo de la gravedad de la perforación. Este tipo de complicaciones se solucionan normalmente con ayuda de un stent que se deja colocado durante un periodo más prolongado, una duración de 2 a 4 semanas.
  • Estenosis ureteral y la avulsión: La estenosis ureteral es el tejido cicatricial que se encuentra dentro del uréter y la avulsión ureteral la separación completa del uréter del riñón, este tipo de lesiones son las más complicadas y menos habituales gracias a las capacidades técnicas del nuevo instrumental quirúrgico.
  • Hermaturia e infección: La probabilidad de sufrir este tipo de problemas tras la ureteroscopia es muy bajo, pero la mayoría de estos son muy limitados y se resuelven con la hidratación y la prescripción de antibióticos.

Solicitar consulta la litotricia con láser holmium vía ureteroscopia

Si estás pensando en operarte, puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con uno de nuestros especialistas en Urología pinchando a continuación:

Solicitar cita para la operación de litotricia con láser holmium

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 03-07-2017

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de litotricia endoureteral con láser holmium (Cálculos renales y ureterales)

Operación de litotricia endoureteral con láser holmium (Cálculos renales y ureterales)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.986 €
Financiación 
desde 194 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso