Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Venas varicosas, causas, síntomas y cirugía

4.9 (98%) 276 votos
03-08-2017
Venas varicosas, causas, síntomas y cirugía
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Las venas varicosas se producen debido a problemas de circulación, causando la inflamación y dilatación de las venas, junto con otros síntomas que son muy molestos.

Las venas varicosas más conocidas son las que se producen en las piernas y conocemos como varices, pero éstas también pueden producirse en testículos, abdomen, etc.

Aunque son más frecuentes en mujeres, sobre todo en las piernas, las venas varicosas pueden producirse en hombres también. Hablamos de ello en este artículo.

¿Qué son las venas varicosas?

La aparición de venas varicosas se debe a problemas de circulación, provocando hinchazón y dilatación de las venas.

En los casos que no se tratan a tiempo los síntomas, las complicaciones son cada vez más probables, dando pie a la aparición de la flebitis, alteración de la piel y su color, trombosis o sangrados, sobre todo en el caso de las piernas.

Por otro lado, en el caso de que se produzcan las venas varicosas en la zona anal son lo que conocemos como hemorroides, mientras que en los casos en que se produzca en la zona del testículo, se denomina varicocele, siendo los síntomas diferentes a los de las varices en las piernas.

Es importante entender que cuanto más se tarde en realizar un tratamiento en la vena varicosada, más probable será que se requiera una cirugía, aunque hay casos en los que no se detecta hasta que aparecen los síntomas. A continuación hablaremos de por qué se forman estas venas varicosadas.

Venas varicosas

¿Cuáles son las causas de su formación?

La aparición de varices en las piernas es posible tanto en hombres como en mujeres, aunque los casos en ellas son más frecuentes. En el resto de tipos de venas varicosadas, quizá quitando el varicocele que puede tener otro tipo de causas que explicamos aquí, los principales factores que provocan el problema son:

  • Herencia genética, dado que las probabilidades de sufrir de formación de venas varicosas aumentan en casos de ya haber sido padecidas por los progenitores.
  • Durante el embarazo, es muy común la aparición de venas varicosas, normalmente va relacionado con los cambios hormonales, pero también se debe a la presión que ejerce el útero sobre las venas, a lo que se suma la presión también ejercida por el aumento de peso.
  • La obesidad o aumento de peso también causan aparición de venas varicosas, ya que se genera presión sobre las venas por el peso y se produce la dilatación de las mismas.
  • Sedentarismo, la falta de movimiento provoca el estancamiento de la circulación y la dilatación de las venas.
  • El envejecimiento conlleva la disminución de la elasticidad de los vasos sanguíneos, lo que provoca una disminución del flujo sanguíneo y por lo tanto, se produce estancamiento de sangre apareciendo las venas varicosas.
  • Estar de pie largos periodos de tiempo, provoca el aumento de la presión de las venas, lo que conlleva dificultades en el retorno de la sangre al corazón.
  • Usar ropa excesivamente prieta puede dificultar la circulación, provocando dilatación en las venas para que pueda pasar la sangre y favoreciendo al reflujo lento propio de las venas varicosas.

Cabe recordar que estos factores aumentan la probabilidad de sufrir varices pero no son determinantes para que la situación se dé. Dar a conocer los factores que afectan a la aparición de las venas varicosas permite que se pueda prevenir su aparición. A continuación vamos a describir los diferentes tipos de venas varicosas que existen y en qué consisten.

Tipos de venas varicosas

Hay diferentes tipos de venas varicosas según la localización en la que se encuentren. Si bien las vamos a mencionar todas brevemente, nos centraremos en las venas varicosas producidas en las piernas más adelante:

  • En las piernas, normalmente la aparición de este problema se debe a pasar largos periodos de tiempo de pie.  Las venas de las piernas y los pies son las más afectadas por esta dolencia. La presión que se genera en las venas de las extremidades provocan la acumulación de sangre y la dilatación de los vasos sanguíneos. Son lo que se conoce comúnmente como varices.
  • Abdominales, se trata de venas inflamadas o hinchadas en la zona abdominal, ingle y parte superior de los muslos. Este problema se soluciona recurriendo a la cirugía.
  • Pélvicas, normalmente aparecen durante el embarazo, se debe al aumento de hormonas en el cuerpo y al aumento de la cantidad de sangre que fluye por las venas. Este tipo de venas varicosas deben de ser tratadas inmediatamente por un profesional, evitando de esta forma la posible aparición del dolor pélvico crónico. 
  • Vulvares, se producen de la misma manera que las pélvicas, durante el embarazo. Causando una mayor presión sobre la vulva y generando como resultado el surgimiento de las varices vulvares. Normalmente, este problema desaparece tras el embarazo, en caso de persistir se recomienda la cirugía.
  • En el útero, a diferencia de las venas varicosas más comunes, éstas no son visibles a simple vista y suelen ser detectadas por causar molestias o dolor en la zona. En caso de que la paciente presente estos síntomas se recomienda acudir al médico para una revisión y determinar el tratamiento a seguir.
  • En los testículos (Varicocele), esta problemática se da cuando las venas encargadas de drenar los testículos están dilatadas causando que el reflujo sanguíneo sea más lento de lo normal. Normalmente no es visible y se descubre buscando otros problemas relacionados con los genitales. En caso de ser visible, se puede observar a partir del aumento del tamaño del escroto o molestias en los testículos mientras se está de pie.  Puede obtener más información sobre el tratamiento de Varicocele aquí.
  • Hemorroides, se trata de venas varicosas internas o externas en el ano, siendo su aparición consecuencia del aumento de la presión de las venas que conforman el plexo hemorroidal. En general se detecta porque causa dolor, picor o inflamación. La solución más habitual y definitiva es la cirugía, aunque es posible tratarlas de forma conservadora en los primeros estadios de la enfermedad. Puedes obtener más información sobre el tratamiento de Hemorroides aquí.

Grados de las varices de las piernas

Según la gravedad de las venas varicosas en las piernas, existen cuatro tipos diferentes, su diferenciación se basa principalmente en los síntomas que presentan. Los grados son:

  • Grado 1: En los primeros estadios de la patología aparecen lo que llamamos varículas o arañas vasculares, que pueden provocar pesadez y cansancio en las piernas. Son principalmente un problema estético dado que tiende a cambiar de color. No requieren de un tratamiento quirúrgico, pero se recomienda empezar un tratamiento preventivo para que no se agrave.
  • Grado 2: En este caso, los síntomas se muestran a partir una mayor visibilidad de las venas varicosas, presentan una leve hinchazón y suelen ir acompañadas de dolor. En algunos casos de edades más avanzadas es posible padecer también de sangrado. A pesar de que el tratamiento quirúrgico no está indicado en estos casos, si es necesario consultar al médico y realizar un tratamiento para evitar que el problema se agrave.
  • Grado 3: En este caso las venas están mucho más dilatadas y poco a poco van apareciendo problemas como una mayor hinchazón, mayor dolor, prolongación las venas varicosas a lo largo de toda la zona en la que está presente, cambios de coloración de la piel y edemas. En estos casos puede llegar a plantearse la cirugía de varices como única solución.
  • Grado 4: Este grado presenta gran hinchazón de las venas y dolor. Además es en estos casos cuando aparecen las complicaciones más graves como las úlceras, que son difíciles de tratar y se infectan fácilmente, favoreciendo afecciones más graves como embolismo pulmonar. Es el estadio más grave de las venas varicosas, siendo la solución más recomendada y prácticamente única la quirúrgica.

Venas varicosas

Síntomas de las venas varicosas

Los síntomas característicos de esta patología varían en cada caso. Es posible que un paciente sufra de venas varicosas pero no presente la mayoría de ellos, teniendo aun así, un grado avanzado de la enfermedad. Entre los síntomas típicos de las venas varicosas destacamos:

  • Visibilidad de las venas: El primer síntoma de las varices normalmente es la posibilidad de verlas en la parte trasera de las rodillas y en la interna de los muslos, aunque pueden aparecer en otras zonas del cuerpo.
  • Cansancio y pesadez en las piernas: Este síntoma aparece normalmente cuando se está mucho tiempo sin moverse.
  • Dolor: Se produce en la zona afectada donde se observa la vena dilatada y a lo largo de la zona en la que está presente.
  • Calambres esporádicos.
  • Hormigueos al permanecer en la misma posición.
  • Calor, picor o escozor: Suele producirse en las zonas más bajas de las extremidades, en los tobillos o pies.
  • Hinchazón en pies y tobillos: Si el problema no se va tratando en los primeros estadios es posible que la hinchazón suba a lo largo de la zona afectada. En los primeros estadios disminuye con reposo, pero puede llegar a ser permanente.
  • Coloración de la piel: Debido a que las venas varicosas normalmente se forman próximas a la superficie de a la piel, pueden producirse sangrados que afectan a la coloración de la misma.
  • Venas dilatadas y retorcidas: Debido a la dilatación que sufren las venas varicosas requieren más espacio de la zona afectada pudiendo llegar a retorcerse.

Diagnóstico de las venas varicosas

Normalmente las venas varicosas se diagnostican con un sencillo examen médico, aunque en ocasiones se realizan pruebas para definir la gravedad del problema y descartar otras patologías.

El diagnóstico normalmente es realizado por un Especialista Cirugía Vascular y Angiología, que se trata de médicos especializados en afecciones de los vasos sanguíneos. En algunos casos, también es posible que sea el Cirujano General el que realice el diagnóstico de este problema. El diagnóstico se suele realizar examinando la zona mientras el paciente se encuentra de pie.

Otras pruebas que se pueden realizar para detectar el problema son:

  • Ecografía Doppler: Usada para examinar la circulación de las venas y detectar la presencia de coágulos. Este tipo de ecografía emplea ondas sonaras para obtener imágenes de la estructura del cuerpo. Es prácticamente obligatorio realizarla para llevar a cabo la cirugía.
  • Angiograma: Utilizados para observar con mayor detalle la circulación de la sangre por las venas. Este procedimiento consiste en inyectar una solución de contraste en las venas, resaltando las venas en las imágenes radiográficas.

Tras ser diagnosticado y dependiendo del tipo de venas varicosas que presente el paciente se determinara el tratamiento a seguir. Si el paciente presenta venas varicosas de grado 3 o 4 se recomienda el tratamiento quirúrgico ya que es el más efectivo en estos casos.

Tratamiento para la eliminación de venas varicosas en las piernas

La cirugía más habitual para el tratamiento en caso de las varices graves es la safenectomía o fleboextracción completa. Esta intervención consiste en la extirpación de las venas safenas internas o externas, debido a que son las venas en las cuáles se forman las varices habitualmente.

Para la realización de la safenectomía, el especialista realiza una incisión en la ingle y otra en la parte inferior de la pierna, ya sea en la rodilla o en el tobillo, dependiendo de la zona en la que se va realizar la extracción.

Se procede a introducir un cable delgado y flexible llamado fleboextractor, con el que se arrastra la vena afectada hasta ser extraída por la incisión inferior (tobillo o rodilla). Al finalizar la extracción de las venas safenas afectadas, se extraen las venas secundarias detectadas como enfermas por medio de microcirugía.

Tras la extirpación, se suturan las incisiones y se vendan las heridas. A continuación, se procede a un segundo vendaje compresor de la zona para ayudar a la recuperación de la correcta circulación sanguínea.

Al finalizar con el vendaje, el paciente es trasladado a la sala de reanimación y se procede a su despertar.

La duración de la operación de varices por safenectomía es de aproximadamente 60 o 90 minutos, dependiendo de la gravedad de cada caso.

Solicitar cita para la operación de venas varicosas por safenectomía o fleboextracción completa

Si necesitas más información sobre la operación de venas varicosas o directamente quieres una consulta de valoración, puedes solicitar una consulta pinchando a continuación:

Solicitar una consulta con un especialista en varices

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 03-08-2017

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Varices, safenectomía o fleboextracción completa

Varices, safenectomía o fleboextracción completa

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.925 €
Financiación 
desde 94 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso