Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Varicocele, qué es, causas, síntomas y tratamientos

4.9 (98%) 840 votos
20-12-2017
Varicocele, qué es, causas, síntomas y tratamientos
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Cuando hablamos de varicocele nos referimos a la acumulación de sangre en las venas presentes en el plexo pampiniforme que alimentan a los testículos. 

Las causas que pueden provocar la formación del varicocele pueden ser muchas y normalmente, asociadas a otras patologías que pueden concluir en la aparición de los nódulos vasculares.

El varicocele testicular se puede reparar mediante diferentes intervenciones quirúrgicas, aunque la más habitual y aconsejable es la cirugía inguinal de varicocele.​

¿Qué entendemos como varicocele testicular?

Se denomina varicocele a la dilatación de las venas que se encargan de drenar la sangre de los testículos. En la mayoría de los casos, esta anomalía de las venas testiculares se da de manera unilateral, es decir, afectando a un solo testículo. Pero aunque las posibilidades son muy pocas, también puede darse el varicocele bilateral, afectando tanto al testículo izquierdo como al derecho.

Debes saber que los síntomas de esta patología, generalmente, no son graves, aunque pueden causar dolores o ser motivo de infertilidad. De modo que recurrir a un tratamiento ayudará a solucionar los síntomas y disminuirá sus efectos sobre tu fertilidad.

Tipos de varicocele

El varicocele es una patología de carácter progresivo, por lo que el proceso expansivo de las venas varicosas o nódulos vasculares se puede clasificar en varios niveles de gravedad. Para comprender mejor la complejidad de los tipos de varicocele, se tiene en cuenta la clasificación internacional de Dubin, la cual determina el grado de varicocele teniendo en cuenta parámetros como la palpación de la presencia de varicocele o su tamaño.

  • Grado 0 o Subclínico: se trata de un varicocele no palpable ni visible en reposo o por medio de la maniobra de Valsalva (consistente en aumentar la presión abdominal realizando acciones como toser, aumentando la presión venosa). Por lo tanto, solo puede ser diagnosticado mediante una prueba por imagen, es decir, una ecografía doppler o testicular.
  • Grado 1: este tipo de varicocele se puede diagnosticar solo mediante la palpación de los testículos al realizar las maniobras de Valsalva, como hemos comentado anteriormente, se busca elevar con ello la presión venosa y fomentar la aparición de los nódulos vasculares.
  • Grado 2: cuando se alcanza este grado de varicocele, tu especialista es capaz de palpar la presencia de las varices del plexo pampiniforme sin necesidad de realizar la maniobra Valsalva.
  • Grado 3: cuando presentas un varicocele de este grado, la patología se puede observar a simple vista sin necesidad de palpación u otras pruebas para el diagnóstico.

Varicocele, qué es, causas, síntomas y tratamiento

Además de esta clasificación, para comprender mejor cómo puede afectarte esta patología, a continuación vamos a explicarte tres tipos más de varicocele y en qué se diferencian. Para ello recurrimos a los estudios de Nistal-Regadera que clasifican el varicocele de la siguiente forma:

  • Varicocele espermático difuso: este tipo de varicocele se produce por la formación de varices o acumulación de sangre venosa en la parte anterior del plexo pampiniforme. En este caso, la afectación se da en todo el plexo anterior pampiniforme y rodea por completo el testículo.
  • Varicocele espermático focal: a diferencia de la tipología anterior, en este caso la afección se encuentra únicamente en algunas porciones del plexo anterior pampiniforme, de manera que hay venas dilatadas y venas que no lo están.
  • Varicocele cremastérico: es el grado de varicocele en el que la lesión se produce en el plexo posterior pampiniforme de forma que solo la cola y la parte posterior del testículo se encuentran afectadas.
  • Varicocele mixto: es el grado de varicocele en el que encontramos lesiones de los tipos anteriores, del plexo anterior y del plexo posterior pampiniforme. Suele aparecer en estadios avanzados de varicocele que se corresponde con el grado 3 según la clasificación de Dubin.

¿Por qué se produce el varicocele?

Muchos son los agentes que pueden intervenir en el desarrollo del varicocele, es por ello que se considera una patología multifactorial. Aun así, las causas más comunes son:

  • Mayor presión en el lado izquierdo del escroto: La vascularización en la zona testicular está ejerciendo mayor presión del lado izquierdo, ya que la vena testicular tiene mayor recorrido para desembocar en la vena renal izquierda, mientras que la derecha desemboca en la vena cava inferior, mucho más cercana y con una presión significativamente menor.
  • Edad: Durante la pubertad se da un incremento considerable del flujo sanguíneo, lo que puede provocar la dilatación de las venas presentes en los testículos derivando en el varicocele. Esta patología suele darse en hombre jóvenes entre los 15 y 25 años.
  • Factor hereditario: Cuando existen casos de esta enfermedad en la familia, cualquier hombre tiene posibilidades de desarrollarla a lo largo de su vida.
  • Permanecer largos periodos de pie: Al igual que ocurre con la aparición de las varices en las piernas, al permanecer mucho tiempo de pie, los vasos sanguíneos presentes en los testículos realizan un sobreesfuerzo para contrarrestar la fuerza de la gravedad y mantener de este modo la correcta circulación.

Cuáles son los síntomas del varicocele

A pesar de que la sintomatología de varicocele es ambigua y difícil de asociar exclusivamente a esta patología, normalmente los síntomas más comunes y los que presentan la mayoría de los pacientes, y seguramente tú, son:

  • Inflamación del escroto: Debido a la dilatación de las venas testiculares lo habitual es que el escroto se muestre más inflamado de lo normal, lo que puede provocar incomodidad al realizar movimiento y limitar tu día a día.
  • Dolor testicular: Como consecuencia del síntoma anterior, la inflamación en la zona y la presión sanguínea puede producir dolor al orinar, en la zona glútea o presencia de sangre al orinar o en el esperma.
  • Disminución en el conteo de espermatozoides: La dilatación de las venas del cordón espermático provoca que la temperatura aumente en esta zona, disminuyendo la producción y la calidad del esperma.
  • Venas agrandadas y retorcidas en el escroto: Es posible que conforme la patología avanza, las venas aumenten de tamaño debido a la dilatación y acumulación de la sangre en ellas. Asimismo, debido a la falta de espacio, las venas empiezan a retorcerse y provocar incomodidad.

¿Qué es el varicocele bilateral?

A pesar de que el varicocele suele darse con mayor frecuencia solo en el lado izquierdo, también puedes sufrir varicocele bilateral, el cuál debe ser tratado inmediatamente debido a que las posibilidades de infertilidad y otras complicaciones serias tienen más posibilidades de ocurrir al ser afectados ambos testículos.

Operación de varicocele bilateral

La aparición de esta afección testicular, en la mayoría de los casos, se derriba a consecuencia de la aparición de un tumor retro peritoneal o cirrosis hepática que comprimen el plexo venoso encargado de nutrir el testículo. Para comprobar que la aparición de nódulos venosos se da a consecuencia de otros problemas de salud, tu especialista se encargará de realizarte diferentes pruebas hasta completar el diagnóstico.

Por otro lado, generalmente, se trata de un problema hereditario que puede causar a largo plazo la dilatación del plexo venoso, acumular sangre y, por consiguiente, alterar seriamente el flujo testicular. Debes tener en cuenta que se trata de una patología que casi nunca presenta síntomas y es detectada en exámenes rutinarios realizados por el urólogo cuando se desconocen las razones de problemas de fertilidad.

¿Existe tratamiento para remediar el varicocele?

Para solucionar los problemas causados por el varicocele, los especialistas recurren a diferentes tratamientos, siendo el remedio definitivo la intervención quirúrgica. Adaptando la cirugía al grado de la patología y a las particularidades del paciente.

Básicamente existen cuatro tipos de cirugía de varicocele, la varicocelectomía subinguinal con gafas de 4 aumentos; la cirugía retroperitoneal de Palomo; la varicocelectomía laparoscópica; y la más habitual, la cirugía inguinal de varicocele.

Para determinar que realmente es necesario el tratamiento quirúrgico, el especialista, tendrá en cuenta los siguientes factores:

  • Dolor testicular causado por el varicocele.
  • Presentar un varicocele de grado 3 aun siendo indoloro.
  • Que el testículo que no presenta varicocele sea más pequeño de lo normal.
  • Presentar varicocele bilateral.
  • En caso de presentar principios de esterilidad durante la adolescencia, provocado por el varicocele.

Debes saber que en caso de presentar cualquiera de los anteriores estados, la cirugía es completamente recomendable, siendo tu única opción para reparar el problema. A continuación, te explicamos más detalladamente en que consiste el procedimiento quirúrgico.

¿Cómo se realiza la cirugía de varicocele testicular?

Aunque como hemos comentado anteriormente, existen diferentes tipos de intervenciones quirúrgicas para reparar el problema, el más habitual es la cirugía inguinal de varicocele. Para que puedas comprender mejor en que consiste este proceso quirúrgico, si sigues leyendo encontrarás los pasos que seguirías hasta finalizar la operación.

Preoperatorio de la cirugía de varicocelectomía

Antes de la operación siempre es necesario realizar un preoperatorio, lo que ayudará a prevenir riesgos durante el procedimiento, saber con total seguridad el tipo de anestesia que te aplicarán y determinar si eres apto para la intervención quirúrgica o no. Para ello serán necesarias las siguientes pruebas:

  • Electrocardiograma: Esta prueba permite al cirujano y anestesista conocer tu salud cardiovascular.
  • Análisis de sangre: Tiene como fin determinar que no presentas ninguna anomalía o patología como, infecciones, que pueden retrasar la cirugía hasta que esté controlada.
  • Placa de tórax: Se trata de una prueba que solo se realiza en caso de que el médico lo determine necesario, permitiendo asegurar que no tienes infección y tu tráquea está correctamente alineada, por si requieres intubación.

Varicocelectomía inguinal paso a paso

El día de la intervención, debes acudir al hospital un par de horas antes de la cirugía. Previo a la entrada en quirófano, te llevarán a una sala donde te solicitarán que te pongas la ropa de quirófano. Normalmente, también te administrarán antibióticos para prevenir infecciones durante y después de la varicocelectomía. A continuación, serás llevado al quirófano donde dará comienzo la cirugía:

  • En primer lugar, ya en la sala de quirófano, te encontrarás con el cirujano, junto con el anestesista y el equipo de enfermería. Te administrarán la anestesia y una vez estés bajo sus efectos se procederá a iniciar la cirugía.
  • Seguidamente y en caso de ser necesario, se rasurará la zona inguinal donde se realizará la incisión de acceso al canal inguinal.
  • El cirujano realizará una incisión de alrededor de 5 centímetros para después extraer el cordón espermático con un instrumento quirúrgico especial, abrirlo y ligar las venas internas que causan parte del problema, conservándose la arteria, los vasos linfáticos y el conducto deferente. Tras ello, se procede a ligar las venas espermáticas externas.
  • Finalmente, el cirujano reintroduce el plexo venoso dentro del canal inguinal, suturará y reparará la zona de la incisión y dará por finalizada la varicocelectomía.

La duración de la cirugía de varicocelectomía es de aproximadamente entre 20 y 60 minutos, dependiendo de si se trata un varicocele unilateral o bilateral.

Tras despertar, te llevarán a una sala de reanimación donde permanecerá hasta que estés completamente recuperado de la anestesia y tus constantes vitales sean normales.

Aunque se trata de una operación ambulatoria, lo más aconsejable es que permanezcas hospitalizado al menos 1 día tras la cirugía, para descansar correctamente y asegurar que todo ha salido bien.

Solicita consulta de valoración quirúrgica con nuestros especialistas

Si te hemos ayudado a saber más sobre la cirugía de varicocele y te interesa seguir adelante con el procedimiento, no dudes en solicitar una consulta de valoración con uno de nuestros especialistas clicando en la siguiente imagen:

Solicita cita con un médico especialista en varicocele

Si necesitas más información sobre cómo funciona Operarme.es o cualquiera de los especialistas que trabaja con nosotros en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de atención al paciente  o llamando al 902 90 75 45.

Esperamos haber aclarado tus dudas sobre el procedimiento quirúrgico de varicocele y ayudarte a tomar la mejor decisión.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 20-12-2017

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Varicocele tratamiento quirúrgico

Varicocele tratamiento quirúrgico

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.989 €
Financiación 
desde 97 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso