Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Fisura anal, qué es, causas, síntomas y tratamiento

15-01-2018
Fisura anal, qué es, causas, síntomas y tratamiento
Valora esta Noticia:

Una fisura anal es un desgarro de la piel del ano en forma longitudinal que aparece en la zona más externa del canal anal. 

Las fisuras del ano se pueden clasificar teniendo en cuenta dos factores, por un lado, las causas de su aparición y, por otro lado, el tiempo de su evolución.

A pesar de la existencia del tratamiento conservador no quirúrgico, el remedio más eficaz es la esfinterotomía lateral interna.

​​

¿Qué es una fisura anal?

Una fisura anal o fisura del ano es una pequeña abertura o corte en el revestimiento del canal anal que puede afectar tanto a hombres como a mujeres.

Las fisuras suelen aparecer en la parte posterior del ano debido a que el tejido que lo rodea es una capa mucosa más débil que la piel que lo envuelve y es fácilmente rompible. Se trata de un área que soporta una gran presión durante la evacuación de las heces y la que aguanta la tensión cuando algunos de los esfínteres que cierran y abren el canal anal se contraen y se relajan.

Para que puedas entender un poco mejor esta afección te explicamos los tipos de fisuras anales que existen y en qué se diferencian.

Tipos de fisura anal

Las fisuras anales se pueden diferenciar teniendo en cuenta su causa y su tiempo de evolución. A partir de los anteriores factores, encontramos dos clasificaciones.

Según el tiempo que lleven presentes:

  • Fisura anal aguda: Se trata de fisuras cuya aparición es inferior a las 6 semanas y nunca antes habías padecido de una fisura anal o al menos en los últimos 2 años.
  • Fisura anal crónica: Si padeces habitualmente de fisuras anales siempre en la misma zona o ésta dura más de 6 semanas a pesar de aplicar el tratamiento médico conservador.

hombre con fisura anal

Según las causas por las que aparecen:

  • Fisura anal primaria o idiopática: Este tipo de fisuras son las que se producen debido a factores mecánicos, es decir, debido a desordenes del movimiento y el tipo de heces (demasiado duras o diarreas frecuentes) que dañan el canal anal. En otros casos se desconocen sus causas.
  • Fisura anal secundaria: En este caso, la aparición de una fisura se debe a alguna enfermedad sistémica cuya consecuencia es la aparición de las fisuras anales. Las enfermedades más comunes son Crohn, colitis ulcerosa, tuberculosis intestinal o enfermedades de transmisión sexual.

En el siguiente apartado puedes encontrar información detallada sobre las causas que favorecen la aparición de una fisura anal, además, si necesitas más información sobre esta afección puedes consultar el artículo de Fisuras anales: tipos, diagnóstico, síntomas y tratamiento.

Causas de una fisura anal

Como ya te comentábamos en el apartado anterior, las fisuras anales se pueden clasificar en dos tipos según las causas de su aparición. Por un lado las primarias, cuya aparición se produce ocasionada por un desgarro de la mucosa anal, o por otro lado las secundarias, debidas a alguna enfermedad sistemática que debilita la mucosa intestinal y por consiguiente favorece la aparición de la fisura. A continuación te explicamos en qué consisten estas causas.

  • Estreñimiento: Cuando padeces de estreñimiento y esto se prolonga en el tiempo, cada vez que defecas el esfuerzo que realizas y la falta de lubricación del canal anal que implica la necesidad de ese esfuerzo provocan daños en la mucosa que recubre el recto y el ano. Si no lo remedias a tiempo, los daños en la mucosa provocarán la aparición de la fisura.
  • Diarrea: En caso de sufrir diarrea abundante y frecuente, las heces líquidas y su contenido pueden causar quemaduras químicas en la mucosa del canal anal, debilitándola y provocando el desgarro en el ano.
  • Sexo anal: Esta causa es similar a la del estreñimiento,  la formación de una fisura se puede producir debido a la introducción de elementos en el canal anal, causando desgarro de la mucosa. Por ello, es importante que al realizar este tipo de prácticas sexuales se realicen manteniendo la zona lubricada, previniendo y evitando el daño.
  • A consecuencia de otras patologías: Enfermedades intestinales como la de Crohn, colitis ulcerosa, tuberculosis intestinal o enfermedades de transmisión sexual, pueden causar una fisura anal debido al debilitamiento de la mucosa intestinal cuya rotura puede provocar incomodidad y lesiones anales.

¿Cuáles son los síntomas propios de una fisura anal?

Tras la aparición puedes presentar diversos signos y síntomas que producen incomodidad y molestias que se van agravando con el tiempo, por ello es importante detectarlos cuanto antes y comenzar con el tratamiento. Entre los síntomas más comunes destacamos los siguientes:

  • Dolor: Sentirás dolores intensos a la hora de realizar la expulsión de las heces, este dolor puede llegar a prolongarse horas. Tras ello puedes sentir calor o quemazón en la zona.
  • Contractura del esfínter: A consecuencia del síntoma anterior, al realizar grandes esfuerzos para la deposición, es muy común que tras mantener en tensión el esfínter durante mucho tiempo se produzca una contractura, ocasionando una mayor sensación de dolor y aumentando las posibilidades de sufrir una fisura anal crónica. 
  • Sangrado anorrectal: Se debe a la fricción que se produce durante el paso de las heces junto a la mucosa anal dañada. Este sangrado suele ser de poca cantidad y de color rojo intenso. Además, por la zona en la que se encuentra la fisura, es bastante común que se produzcan infecciones, aumentando el dolor y las molestias.

Diagnóstico de fisura anal

Para diagnosticar una fisura anal, si está indicado, el especialista te realizará un tacto rectal. Esta exploración física consiste en introducir un dedo enguantado o un pequeño tubo con luz a través del canal anal para examinar la zona. En caso de que presentes mucho dolor y molestias, el doctor podrá diagnosticarte simplemente por medio de la observación.

Si el especialista considera que puedas presentar una enfermedad no diagnosticada, te recomendará realizar otros análisis como:

  • Sigmoidoscopia flexible: Esta prueba consiste en  la introducción de un tubo flexible y delgado con una pequeña cámara en la parte interna del colon. Este tipo de examen solo es recomendable en caso de no presentar enfermedades intestinales o cáncer de colon, así como ser menor de 50 años.
  • Colonoscopia: Con esta prueba se consigue inspeccionar el colon, durante esta prueba se introduce un tubo flexible en el recto. A diferencia del análisis anterior, con éste es posible realizarlo si tienes más de 50 años o si presentas factores de riesgo de cáncer de colon y señales de otras afecciones como dolor abdominal o diarrea. En el siguiente enlace encontrarás todo lo que necesitas saber sobre la colonoscopia:

Colonoscopia, qué es, para qué sirve y problemas que diagnostica

¿Existe tratamiento para solucionar la fisura anal?

Tratamiento conservador de una fisura en el ano

Por regla general, la fisura anal primaria es la más común en los pacientes sanos, dada esta situación, se recurre al tratamiento conservador no quirúrgico. Este tipo de tratamiento consiste en reducir al mínimo los microtraumatismos del canal anal dañado por las deposiciones de las heces. Las medidas que se deben tomar son:

  • Dieta rica en fibra: El objetivo de esto es el de fragmentar las heces facilitando su paso a través del canal anal y reduciendo la fricción que se produce con las paredes del intestino y, en consecuencia, con la fisura anal, buscando que cicatrice por sí sola.
  • Baños de asiento con agua templada: Los baños de asiento tienen como fin la relajación de la contracción del esfínter interno para impedir el estreñimiento que agrava la fisura.

Médico especialista en fisura anal

En caso de que los síntomas persistan o sigan empeorando, es posible que tu especialista te recomiende algunos fármacos que ayuden a eliminar el problema.

Tratamiento no quirúrgico de fisura anal

Para este tratamiento te prescribirán pomadas que contienen anestésicos locales y fármacos antiinflamatorios, los cuáles lubrican la fisura anal, disminuyendo el traumatismo a la vez que reducen la inflamación de la zona. Es posible que te recomienden medicinas como:

  • Nitroglicerina de aplicación externa: Este tipo de fármaco se emplea para mejorar la cicatrización, aumentar el flujo sanguíneo y favorecer a la relajación del esfínter.
  • Inyecciones de toxina butolínica de tipo A (Botox): Estas inyecciones ayudan a disminuir los espasmos y paralizan el músculo del esfínter anal.
  • Crema anestésica: Se trata de pomadas con lidocaína clorhidrato, que alivia el dolor y las molestias en la zona.
  • Fármacos para aliviar la presión arterial: Algunos medicamentos como por ejemplo la nifedipina o diltiazem, pueden ayudarte a relajar el esfínter. Debes saber que puedes tomarlos por vía oral o aplicarlos en forma de pomada en la zona externa de la fisura. Deberán ser prescritos por un médico especialista.

Sin embargo, si el tratamiento conservador no da resultados o si presentas una fisura anal de tipo crónico, lo más recomendable y efectivo es recurrir al tratamiento quirúrgico. A continuación puedes encontrar más información sobre la cirugía.

Tratamiento quirúrgico de la fisura anal: esfinterotomía

La técnica quirúrgica que se suele utilizar para aliviar los síntomas de una fisura en el ano es la esfinterotomía lateral interna. El fin de esta intervención es relajar la hipertonía de esfínteres existente para que la fisura pueda cicatrizar. Para que puedas entender mejor en qué consiste este procedimiento quirúrgico te lo explicamos paso a paso.

  • En el quirófano te aplicarán una anestesia raquídea y sedación.
  • Tras hacer efecto la anestesia, el cirujano dilatará el ano haciendo uso de un separador anal bivalvo, lo que permitirá observar la fisura desde el exterior.
  • A continuación, tras localizar el surco que divide la porción interna y externa del esfínter, realizará una incisión en la zona lateral interna de poco más de 2-4 mm con un bisturí o bisturí eléctrico.
  • El procedimiento finalizará aplicando puntos de sutura sobre la incisión realizada.

Tras la intervención, serás trasladado a tu habitación en la que te recuperarás de los efectos de la anestesia y donde te administrarán todos los cuidados necesarios hasta el alta hospitalaria.

El tiempo que permanecerás en el quirófano es de entre 15 a 30 minutos, pudiendo abandonar el hospital el mismo día o pasadas las 24 horas. Además, debes saber que notarás la mejoría de los síntomas casi de inmediato.

¿Cómo es el periodo de recuperación tras la cirugía de fisura anal?

Tras la cirugía y ya en casa, pasarás al periodo de recuperación. Generalmente, el postoperatorio se prolonga de 3 a 4 semanas, dependiendo directamente de la gravedad de la fisura y la complejidad de la cirugía, hasta alcanzar la cicatrización total. De todos modos, como te comentábamos anteriormente, las molestias van desapareciendo día a día. Notarás como la curación se va completando poco a poco.

Para concluir el tiempo de recuperación lo antes posible, deberás seguir las instrucciones de cuidados y tomar la medicación que el especialista te haya indicado.

Si quieres más detalles sobre esta etapa de curación, puedes consultar los siguientes artículos:

Solicitar consulta de valoración quirúrgica con Operarme.es

Si tienes problemas en tu día a día a causa de una fisura anal y estás pensando en operarte con nosotros, puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con uno de nuestros especialistas en Cirugía General y del Aparato Digestivo.

Puedes solicitar la consulta de valoración quirúrgica clicando en la siguiente imagen:

Solicitar cita para la operación de fisura anal

En caso de haberte quedado con alguna duda, puedes encontrar más información sobre cómo funciona Operarme.es o cualquiera de nuestros especialistas a través de nuestra web, al igual que tienes a tu disposición a nuestro equipo de atención al paciente o llamando al 902 90 75 45.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 15-01-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Fisura anal, tratamiento quirúrgico, resección esfinterotomía

Fisura anal, tratamiento quirúrgico, resección esfinterotomía

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.780 €
Financiación 
desde 87 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso