Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Circuncisión, qué es, razones para hacerla y paso a paso

23-01-2018
Circuncisión, qué es, razones para hacerla y paso a paso
Valora esta Noticia:

La circuncisión es una cirugía muy común entre los varones, tanto en niños a partir de 5 años como en adultos jóvenes y mayores. 

La duración de una intervención de circuncisión es de entre 30 y 45 minutos, se trata de un procedimiento sencillo y muy seguro. 

Tras la circuncisión los hombres obtienen numerosos beneficios para su salud, entre los que destacan: la eliminación de síntomas y la mejora en la higiene de la zona.

¿Qué es la circuncisión?

La circuncisión es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo la resección del prepucio, es decir, eliminar la piel que recubre el glande. Este procedimiento se lleva realizando desde hace siglos por motivos culturales y religiosos, así como por motivos de salud como, por ejemplo, cuando el orificio del prepucio es demasiado estrecho e imposibilita la retracción sobre el glande, para reducir riesgos de transmitir una ETS (que no evitarlos, es vital el uso del preservativo para evitarlas) o disminuir síntomas como inflamación e infección del pene.

Este procedimiento es muy sencillo, rápido y seguro, al igual que su periodo de curación. Esto permite que tú o tu pequeño podáis pasar la etapa de la manera más fácil posible, consiguiendo reestablecer la tranquilidad y normalidad en el día a día cuanto antes.

En este artículo vas a encontrar más información sobre la circuncisión y otros detalles importantes a tener en cuenta sobre el procedimiento.

¿Por qué es necesaria la cirugía de circuncisión?

Como ya debes imaginarte, el procedimiento de circuncisión se realiza con el fin de eliminar los síntomas provocados por la fimosis, otras enfermedades o, para mejorar la zona estéticamente, mejorando la calidad de vida tanto en el caso de los niños como de los adultos. La decisión de someterse a la cirugía suele tomarse cuando el tratamiento con corticoides no ha sido efectivo y los síntomas se hacen demasiado molestos.

Entre los motivos por los que someterte a la intervención de circuncisión destacamos las siguientes:

  • Eliminar los síntomas: tras la circuncisión desaparecen las molestias, la inflamación e infecciones producidas por enfermedades del pene como la fimosis, balanitis o la parafimosis.
  • Por razones estéticas: en algunos casos se recurre a la circuncisión para mejorar estéticamente la zona y mejorar el rendimiento sexual.
  • Mejorar la calidad de vida: al eliminar los síntomas con el tratamiento quirúrgico, consigues mejorar tu salud y olvidarte de las limitaciones impuestas por la afección.

Ten en cuenta que recurrir a la cirugía de circuncisión no está recomendado a cualquier edad. En el caso de los niños, lo más acertado es esperar al menos hasta que el pequeño alcance los 3-5 años, así como intentar solucionar el problema con el tratamiento de corticoides antes de recurrir a la cirugía.

En el caso de los adultos, la cirugía está totalmente recomendada a cualquier edad, sobre todo en el caso de padecer síntomas moderados y severos de fimosis. Sin embargo, insistimos en que consultes con el especialista las ventajas e inconvenientes que tiene este procedimiento sobre tu salud, especialmente si presentas algún trastorno en la coagulación de la sangre.

¿En qué consiste la circuncisión? Paso a paso

Para que puedas comprender mejor cómo transcurre el día de la intervención, a continuación te contaremos todos los pasos que se darán durante este proceso.

En primer lugar, cuando llegues al hospital y tras entregar toda la documentación necesaria en admisiones, pasarás a la sala de espera hasta que te llamen para llevar a cabo la operación.

Una vez te llamen, pasarás a una sala donde te indicarán que te desvistas y te vistas con la ropa de quirófano. A continuación, te llevarán al quirófano donde se encuentran el cirujano, el anestesista y un enfermero. Seguidamente dará comienzo la cirugía:

  • Una vez allí, ya en la camilla, lavarán y desinfectarán el pene para a continuación administrarte la anestesia local alrededor de la zona a intervenir.
  • Durante la intervención, notarás cómo te manipulan el pene pero en ningún momento sentirás dolor o tirones gracias a la anestesia.
  • El cirujano seccionará la parte del prepucio sobrante y suturará la zona.

Una vez finalizadas las suturas, el especialista te vendará la zona y te proporcionará las indicaciones correspondientes para evitar que salten los puntos y cuidar la herida. También te recetará analgésicos para disminuir el dolor (nunca aspirinas).

Tras ello, te llevarán a que te vistas y después podrás volver a casa por tu propio pie.

Tiempo de recuperación tras la circuncisión

La operación dura en torno a 30-45 minutos, y al tratarse de una cirugía ambulatoria podrás abandonar el hospital el mismo día.

En cuanto a la recuperación y cicatrización total, pasadas las primeras 2 semanas los puntos de sutura son reabsorbidos por el organismo. Alcanzado el mes tras la circuncisión, consigues la total normalidad y puedes regresar a tus actividades sin complicaciones.

Beneficios de la circuncisión

Si necesitas más razones para asegurarte de que la circuncisión es la opción correcta para solucionar tus problemas de fimosis, balanitis o parafimosis, a continuación te desvelamos los principales beneficios que conlleva esta cirugía.

  • Reduce el riesgo de infecciones del tracto urinario: al estar circuncidado la acumulación de secreciones alrededor del glande es mínima y su limpieza es mucho más sencilla por lo tanto, te encontrarás mucho menos expuesto a las infecciones.
  • Disminuyen las posibilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS): según algunos estudios, la circuncisión permite reducir las posibilidades de contraer una ETS, sin embargo, la circuncisión no es un método para evitarlas, por lo que debes practicar sexo con la protección correspondiente.
  • Reduce el riesgo de cáncer de pene: aunque es un tipo de cáncer muy raro, son más propensos a sufrirlo hombres no circuncidados.
  • Mejora la higiene del pene: al igual que el primer punto, al eliminar el prepucio, las secreciones son prácticamente nulas y la higiene de la zona es mucho más sencilla y eficaz.

Solicitar una consulta de valoración quirúrgica

Si te estás planteando someterte a una cirugía de circuncisión con Operarme.es, puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica clicando en la siguiente imagen:

Solicitar cita para la operación de fimosis

¿Te has quedado con alguna duda sobre el tratamiento quirúrgico de circuncisión? Te invitamos a resolverlas encontrando más información sobre cómo funcionamos en Operarme.es o cualquiera de nuestros especialistas a través de nuestra web, de igual modo tienes a tu disposición a nuestro equipo de atención al paciente o llamando al 902 90 75 45.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 23-01-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Fimosis, circuncisión

Fimosis, circuncisión

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 760 €
Financiación 
desde 37 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso