Sinusitis, qué es, causas, síntomas y tratamientos
Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Sinusitis, qué es, causas, síntomas y tratamientos

19-04-2018
Sinusitis, qué es, causas, síntomas y tratamientos
Valora esta Noticia:

La sinusitis puede afectar a nuestro sistema olfativo y limitarnos la fonación al hablar debido a las inflamaciones e infecciones provocadas.

En muchos casos la sinusitis se puede tratar con remedios farmacológicos, pero si la enfermedad persiste la única opción es la cirugía. 

La cirugía endoscópica nasosinusal se realiza con el objetivo de eliminar las molestias causadas al paciente y mejorar su calidad de vida.

​​

¿Qué es la sinusitis?

La sinusitis es una afección en los senos paranasales. Estos senos son unas cavidades llenas de aire, situadas en los huesos de nuestro cráneo encargados de filtrar el aire que inhalamos. Además, nos ayudan con la fonación al hablar y son parte de nuestro sistema olfativo.

Cuando los senos paranasales, cavidades que rodean las fosas nasales, se inflaman, aparece la sinusitis, también conocida como rinosinusitis.

La sinusitis provoca limitaciones en las fosas nasales y los senos paranasales debido a inflamaciones e infecciones provocadas por bacterias, hongos, virus o alergias recurrentes.

Esta afección supone la aparición de pólipos o la acumulación de mucosidad purulenta, de manera que respirar por la nariz puede costarnos y volverse difícil. Incluso puede llegar a dolernos la cara, puesto que los ojos y la cara se suelen hinchar como síntoma.

Algunos de los síntomas que provoca la sinusitis pueden ser la obstrucción de las fosas nasales, es decir, la congestión de las mismas, dolor en la cara, secreción nasal, rinorrea purulenta, pérdida parcial o total del olfato, aparición de pólipos y edemas mucosos.

Sinusitis, causas, síntomas y tratamientos

Todos estos problemas asociados a la sinusitis pueden ser puntuales o producirse de forma recurrente a lo largo de la vida. Para que puedas distinguir qué tipo de sinusitis es la que sufres, puesto que al leer este artículo lo más común es que tú o algún familiar lo sufráis, a continuación te explicamos los tipos de sinusitis, que ya te adelantamos que son aguda o crónica:

Tipos de sinusitis

Encontramos dos tipos de sinusitis en función del tiempo que estas perduran en el que la contrae. La sinusitis aguda y la crónica, además de tener esta diferencia definida por el tiempo, comparten otras más en relación a sus causas, síntomas y tratamientos.

  • Sinusitis aguda: los síntomas de la sinusitis aguda no permanecen más de cuatro semanas. Ésta la suele provocar un resfriado común o, en el peor de los casos, una infección bacteriana. Normalmente, la sinusitis aguda se resuelve entre una semana y diez días. Suele tratarse con fármacos o, incluso, con remedios caseros. En el caso de que persista más de doce semanas, puede provocar infecciones graves y otras complicaciones. En estos casos, estaríamos ante una sinusitis crónica.
  • Sinusitis crónica: en estos casos, los síntomas persisten durante más de tres meses. Suele provocarla una infección, un aumento de tamaño de los senos paranasales o la desviación del tabique nasal. En este tipo de sinusitis, las bacterias están tan presentes como los hongos, causando infecciones complicadas de tratar. Además, los síntomas no se manifiestan tanto y se presentan de distintas formas: obstrucción de las fosas nasales, rinorrea mucoide, que es el goteo nasal continuado, hiposmia, la reducción o desaparición del olfato, etc. Esta enfermedad no atiende a edades, ya que puede contraerla tanto un adulto joven o de mediana edad, como un niño.

¿Cuáles son las causas de la sinusitis?

Hay un gran número de causas que pueden estar provocando la sinusitis, por lo que siempre es recomendable el análisis detallado del otorrinolaringólogo para determinar cual de ellas es la que está afectándonos. El exceso de mucosidad y el taponamiento de las aberturas paranasales hacen que las bacterias y otros microorganismos se reproduzcan con mayor facilidad. Así pues, algunas de las causas que provocan la obstrucción de los senos paranasales y la acumulación de secreciones mucoides son:

  • La infección de los cilios, el pelo que se encuentra dentro de las aberturas nasales, provoca una obstrucción y, por ende, una mala conducción de la mucosa hacia fuera de los senos paranasales.
  • Los resfriados y las alergias pueden provocar un aumento de la secreción mucosa llegando a obstruir los senos paranasales.
  • La desviación del tabique, los pólipos nasales, un espolón óseo nasal o cornetes hipertróficos pueden, también, bloquear los senos paranasales.
  • En niños se ha de tener presente la posibilidad de la hipertrofia del tejido adenoideo, es decir, las vegetaciones, que puede ser necesaria su extracción. Puedes leer más sobre esto último en este enlace: Operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones).

Además de los mencionados, existen unos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer esta enfermedad, como el consumo de tabaco, alergias, alguna enfermedad que afecte a los cilios (recordemos, los pelos de la nariz), un sistema inmunológico débil provocado por el VIH o tratamientos fuertes como la quimioterapia, tener vegetaciones o estar expuesto a deportes de riesgo como puede ser deportes de altura, bucear, alta montaña, etc.

Resfriados y alergias como causas de sinusitis

En el siguiente apartado te hablamos de los síntomas que presenta de forma habitual la sinusitis:

¿Cómo se presentan los síntomas de la sinusitis?

La sinusitis se manifiesta de diferentes maneras. En la sinusitis aguda suele presentarse alrededor de una semana después de que se contraiga un resfriado que no ha sido tratado correctamente, ya sea por no haberlo hecho o por haberlo hecho de manera insuficiente.

La sinusitis se presenta con algún síntoma primario y una inflamación nasal evidente. Los síntomas que diagnostican la sinusitis son:

  • Cefalea: dolor de cabeza, presión y molestia en la zona de los ojos, las encías y las mejillas.
  • Secreción mucosa y congestión nasal: que hace difícil respirar por la nariz.
  • Hiposmia: el sentido del olfato se reduce parcialmente y es más difícil percibir los olores.
  • Secreción mucosa: tanto amarilla como verdosa, desde la nariz o desde la garganta.
  • Dolor en la cara, hinchazón y presión en la zona de los ojos, las mejillas, la nariz o la frente. Además, este dolor se incrementa al palparse la cara o al agachar la cabeza.

Otros síntomas o signos que manifiesta la sinusitis son:

  • Presión o dolor en los oídos.
  • Cansancio y malestar general.
  • Tos.
  • Mal aliento.
  • Dolor de dientes y mandíbula.
  • Náuseas.
  • Goteo nasal.

Cuando hablamos de sinusitis aguda, el tratamiento habitual suele ser suficiente. Sin embargo, un tercio de los casos no lo hace. Es en estos casos en los que hablamos de sinusitis crónica. La molestia causada por esta enfermedad es extrema en muchos casos. Si no es posible solucionar el problema por medios conservadores, se suele plantear la operación de endoscopia nasosinusal para resolver el problema y devolverte la calidad de vida que has perdido.

En el siguiente apartado indicamos cuándo se suele optar por la cirugía de endoscopia nasosinusal, pero te recomendamos que solicites una consulta de valoración quirúrgica con uno de nuestros especialistas en otorrinolaringología para que te indique la mejor opción para tu caso de sinusitis crónica.

¿Cuándo es necesaria la cirugía de endoscopia nasosinusal?

Una cirugía endoscópica nasosinusal puede realizarse por distintas razones, aunque el objetivo de todas es aliviar o disminuir las molestias que provocan al paciente, debido a los problemas que afectan a las vías nasales y sinusales.

El fin de los tratamientos farmacológicos es conseguir el correcto funcionamiento del sistema respiratorio, así como proteger nuestro organismo de gérmenes presentes en el aire que respiramos.  Aun así, se dan casos en los que la inflamación y la infección no ceden, debiéndose acudir a la cirugía endoscópica nasosinusal.

Un perfecto candidato a la operación de las vías nasales y sinusales, se caracteriza por las siguientes razones:

  • Por la contracción de sinusitis, tanto aguda como crónica. Ésta se da cuando existe un aumento de bacterias y gérmenes en los senos paranasales provocando una infección viral o bacteriana. La sinusitis puede tratarse con medicamentos pero, si no se resuelve de manera correcta, puede volver a producirse. Así pues, en el caso de que la medicación no haga desaparecer los síntomas, la única solución definitiva es la cirugía endoscópica nasosinusal.
  • Aparición de pólipos nasales. Se trata de unos crecimientos anómalos del tejido nasal interno o mucosa que aparecen por la irritación o inflamación prolongada de la nariz. Suelen tratarse con inhaladores nasales o pastillas para disminuir las dimensiones pero, como en la sinusitis, el tratamiento quirúrgico CENS es mucho más efectivo.
  • Episodios de epistaxis. Estas hemorragias nasales se suelen dar por un traumatismo en los vasos sanguíneos de la superficie de la cavidad nasal, pues cuando los vasos sanguíneos se rompen es cuando se producen los derrames de sangre. Para restablecer el funcionamiento correcto de las vías nasales, es necesario recurrir a la cirugía endoscópica nasosinusal.
  • Por la aparición de tumores nasales y sinusales. Para este problema, la única solución es el tratamiento quirúrgico, independientemente de su tipología o zona aerodigestiva en la que aparezca.

Tratamiento conservador de la sinusitis

Pero antes de nada, para poder determinar que efectivamente se sufre de sinusitis y si es necesario o no llevar a cabo la cirugía endoscópica nasosinusal, es posible que sean necesarias una serie de pruebas diagnósticas que te explicamos en el apartado a continuación:

Diagnóstico de la sinusitis

Para detectar y poder elaborar un diagnóstico claro de sinusitis, el especialista podrá realizar varias pruebas y exámenes tales como:

  • Rinoscopia. Hacer una endoscopia nasal en la que se introduce un tubo por la cavidad nasal para poder efectuar una exploración y examen de los senos paranasales.
  • Tomografía computarizada. Se realiza con un escáner que emite rayos X. La máquina rota alrededor del paciente creando imágenes separadas del área del cuerpo llamadas cortes. Esta prueba se hace para poder ver las aberturas paranasales y observar el estado de los tejidos y los huesos.
  • Resonancia magnética. Ésta sigue de cerca el procedimiento de la tomografía con la diferencia de no utilizar rayos X. Esta prueba se hace para comprobar la aparición de tumores o infecciones en los senos paranasales.
  • Transiluminación. La prueba trata de comprobar si los senos están inflamados o infectados. Esto se consigue reduciendo la intensidad de las luces de la habitación o apagándolas para que la zona del cuerpo, donde el especialista va a proyectar una luz, se pueda ver más fácilmente. 
  • Hacer presión en el área sinusal para comprobar si hay dolor y verificar la inflamación o la infección.

En el caso que necesites alguna de las pruebas anteriormente mencionadas, ponte en contacto con nuestro equipo de atención al paciente para que te lo gestionen en uno de nuestros centros hospitalario. Es posible que nuestros especialistas en otorrinolaringología requieran de alguna de ellas para terminar de determinar si es o no necesaria la cirugía, así como para saber qué tipo de intervención llevar a cabo.

En el siguiente apartado te explicamos los diferentes tratamientos que existen para el tratamiento de la sinusitis, tanto conservador como quirúrgico:

Tratamientos para corregir la sinusitis

Como mencionábamos previamente, es posible que existan diversos tratamientos para la sinusitis dependiendo de su gravedad y cronicidad. Entre ellos diferenciamos farmacológicos y quirúrgicos:

Tratamiento farmacológico

Si hablamos de sinusitis aguda podemos decir que, en la mayoría de los casos, desaparece con el tiempo, aunque normalmente es necesario un tratamiento con antibiótico de una duración de dos semanas.

Sin embargo, con la sinusitis crónica, la enfermedad debe tratarse entre 21 y 31 días. Si la enfermedad está provocada por la aparición de un hongo, se hace necesario un tratamiento específico para infecciones micóticas.

Para reducir la hinchazón por la aparición de pólipos nasales, se pueden utilizar aerosoles nasales con corticoides y antihistamínicos. Si se trata de algún tipo de alergia, lo conveniente es el uso de inyecciones, ya que puede prevenir que la enfermedad reaparezca una vez curada.

Tratamiento quirúrgico

En el caso de que los síntomas no desaparezcan una vez pasados los tres meses desde que iniciaste el tratamiento o se repitan más de tres episodios de sinusitis aguda al año, se hace necesaria la operación quirúrgica para eliminar los síntomas. Ésta se realiza con el fin de abrir las aberturas y drenar los senos paranasales. Así pues, cabe añadir que la mayoría de infecciones nasales, provocadas por hongos, necesitan cirugía.

Tratamientos conservadores o preventivos

Se pueden tener en cuenta distintos aspectos para prevenir la sinusitis y reducir las posibilidades de congestión sinusal.

Algunas de las recomendaciones para reducir los síntomas, son las siguientes:

  • Beber agua o inhalar vapor para diluir las secreciones.
  • Usar un humificador si el aire que te rodea es seco, como ocurre cuando tienes la calefacción puesta. Mantén el humificador limpio y revísalo con periodicidad.
  • Hacer uso de descongestionantes nasales.
  • Evitar el humo del tabaco o el aire contaminado, en general, puede irritar e inflamar los pulmones y las cavidades nasales.
  • Mantener un control de tus alergias con una revisión médica regular.
  • Reducir el contacto con personas que estén resfriadas y lavarse las manos frecuentemente, sobre todo antes de las comidas.

Solicitar consulta de valoración quirúrgica para la cirugía de sinusitis

Si te estás planteando someterte a una cirugía endoscópica nasosinusal con Operarme.es, puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con uno de nuestros especialistas en otorrinolaringología clicando en la siguiente imagen:

Puedes solicitar la consulta de valoración quirúrgica pinchando a continuación:

Solicitar cita para la cirugía endoscópica nasosinusal
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 19-04-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Otorrinolaringología Otorrinolaringología
Cirugía endoscópica nasosinusal unilateral (sinusitis o pólipos)

Cirugía endoscópica nasosinusal unilateral (sinusitis o pólipos)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.890 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso