Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Cornetes, qué son, causas de su hipertrofia y tratamiento

4.8 (96%) 316 votos
08-06-2018
Cornetes, qué son, causas de su hipertrofia y tratamiento
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Los cornetes son estructuras situadas en la parte interna de la nariz, cuya función principal es humidificar, filtrar y calentar el aire que llega a los pulmones, mejorando nuestra calidad respiratoria.

Existen diversos factores culpables del aumento de los cornetes y la obstrucción nasal, por lo que detectar la causa y diagnosticar correctamente la anomalía son aspectos prioritarios para elegir el tratamiento más adecuado.

El tratamiento por radiofrecuencia consigue eliminar la obstrucción nasal, reduciendo las mucosas nasales con energía electromagnética en apenas 10 minutos.

¿Qué son los cornetes?

Los cornetes son una estructura presente en el interior de la nariz, concretamente en las paredes laterales de la cavidad nasal y separadas por el tabique, donde encontramos tres cornetes a cada lado: superior, medio e inferior. Están colocados de manera escalonada unos sobre otros de mayor a menor, siendo el mayor el más inferior y el que normalmente provoca la obstrucción nasal. Estas membranas están compuestas por hueso en su parte central, rodeadas por numerosos vasos sanguíneos y recubiertas por mucosa nasal.

Las funciones que cumplen los cornetes son humidificar, filtrar y calentar el aire que nos llega a los pulmones, mejorando nuestra calidad respiratoria. Aunque cada cornete tiene una tarea específica, son los cornetes inferiores los que cumplen con la más importante, depurar y filtrar el aire frío que inspiramos, siendo, también, los más expuestos y los que fuerzan su funcionamiento, lo que provoca que se dilaten o hipertrofien con facilidad.

Además, existen otros múltiples factores que pueden alterar su funcionamiento, como por ejemplo los resfriados, alergias, tabaquismo o consumo de alcohol, llegando a provocar la inflamación de los cornetes o rinitis.

Esta estructura destaca por disponer de una irrigación sanguínea abundante, lo que les caracteriza por ser una formación muy sensible a los cambios de temperatura. Pero como ya debes de imaginar, también les expone a diversas patologías o afecciones, de modo que te invitamos a seguir leyendo y conocer qué las causa, cómo te afectan y por supuesto, cómo te ayudamos a solucionarlo.

Cornetes, qué es, causas, síntomas y tratamiento

Causas de la hipertrofia de cornetes

La hipertrofia de cornetes es el agrandamiento crónico de los mismos, principalmente de los cornetes inferiores. Esta anomalía provoca congestión nasal, dificultando el flujo natural del aire a través de una o ambas fosas nasales, conllevando molestias que pueden llegar a agravarse seriamente.

Normalmente, se produce a causa de un proceso alérgico y resfriados. Sin embargo, existen otras causas que provocan la alteración del tamaño de los cornetes, como por ejemplo:

  • Cambios hormonales: debido a la toma de fármacos, embarazo, la pubertad, afecciones que alteran la producción hormonal como, por ejemplo, el hipertiroidismo, etc. Todo ello puede conllevar el aumento del tejido mucoso y por tanto, el crecimiento del volumen de los cornetes, generando la obstrucción nasal.
  • Edad: con el paso de los años y normalmente, degeneración del organismo y a causa de debido a patologías subyacentes, es posible desarrollar hipertrofia de cornetes. Esto conllevaría dificultades para respirar correctamente por la nariz, así como la obstrucción nasal y segregación abundante de mucosidad.
  • Obesidad: el aumento de peso suele producir un mayor colapso de las vías aéreas, sobre todo a la hora de descansar o dormir bocarriba. La obesidad o sobrepeso, provoca un descenso del volumen pulmonar y aumenta la resistencia (esfuerzo) ventilatoria en las vías aéreas superiores, desarrollando anomalías en las fosas nasales como es la hipertrofia de los cornetes.
  • Permanecer en espacio inadecuado: es muy posible que la hipertrofia de los cornetes se produzca por una prolongada exposición a sustancias tóxicas o a bajas temperaturas. Provocando que las vías respiratorias realicen un mayor esfuerzo para mantener un correcto trabajo respiratorio, lo que conlleva el aumento del tamaño de los cornetes así como el de otras estructuras expuestas al mismo esfuerzo.
  • Fumar y/o consumir alcohol: algunos hábitos de vida como, el tabaquismo o el consumo excesivo de alcohol, provocan el cambio e hipertrofia de los cornetes. Ambas ingestas conllevan que la estructura desarrolle un funcionamiento anómalo, así como su degeneración hasta llegar a colapsarse y obstruir las vías nasales permanentemente.
  • Sinusitis aguda o crónica: la inflamación e infección de los senos paranasales puede conllevar el desarrollo adyacente de la hipertrofia de cornetes. Normalmente, cuando se da esta situación, los cornetes aumentan su tamaño hasta obstruir por completo las fosas nasales y generan situaciones más complejas de ambas patologías, obligándote a respirar únicamente por la boca.
  • Desvío septal o del tabique nasal: cuando el desvío es pronunciado, el trabajo respiratorio por la nariz es más complejo debido a la obstrucción nasal persistente. Por lo tanto los cornetes realizan un mayor trabajo y se produce la inflamación de los mismos.
  • Tratamiento farmacológico: es posible que tras seguir un tratamiento con esteroides o vasoconstrictores nasales, se produzca el efecto rebote, provocando la inflamación de estructuras nasales como son los cornetes.

¿Sospechas de estar sufriendo de hipertrofia de cornetes? A continuación te enumeramos los síntomas más comunes de esta patología. Es posible que sean intermitentes o similares a los de un resfriado común. En cualquier caso, no dudes en acudir a un especialista para conseguir un diagnóstico exacto, solo así puedes recurrir al tratamiento que mejor se adapte a ti.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertrofia de cornetes?

Los síntomas que provoca el agrandamiento de los cornetes pueden ser diversos así como asintomáticos o muy molestos. A continuación, te desglosamos los más comunes en relación a la hipertrofia de cornetes:

  • Congestión nasal permanente
  • Cansancio físico
  • Apnea  y trastornos del sueño
  • Dificultad para respirar por uno u ambos orificios nasales
  • Dolor de garganta y rostro
  • Molestias auditivas intermitentes
  • Hemorragias nasales
  • Pérdida de olfato

Si detectas varios de estos síntomas y cada vez son más persistentes, lo más recomendable es acudir a la consulta de un especialista. Solamente ellos sabrán cual es la causa principal de estas molestias, al igual que serán los únicos en prescribirte el tratamiento más adecuado para tu caso.

Recuerda, los síntomas de la hipertrofia de cornetes pueden ser intermitentes o asintomáticos, es decir, no notarás molestias, aunque la posibilidad de que se vuelvan crónicos aumenta con la falta de tratamiento.

En el siguiente apartado puedes informarte sobre cómo se diagnóstica esta anomalía, así mismo encontrarás los tratamientos que lo solucionan. Comprobarás que se trata de intervenciones sencillas y relativamente rápidas que te permitirán mejorar tu calidad de vida y reestablecer la normalidad del día a día.

Diagnóstico de la hipertrofia de cornetes

El diagnóstico de la hipertrofia de cornetes se puede realizar de varias formas, normalmente son indoloras y de muy corta duración, aproximadamente entre 5 y 10 minutos.

Durante el diagnóstico, el Otorrinolaringólogo, examinará tus cavidades nasales realizando una rinoscopia. Esta prueba consiste en visualizar el interior de las fosas nasales con la ayuda de un rinoscopio, instrumento que permite separar el ala nasal del tabique, aumentando el campo de visión, junto con un espejo frontal y una fuente de luz.

Cornetes, qué es, causas, síntomas y tratamiento

Se pueden diferenciar dos técnicas de visualización, las cuales se clasifican de la siguiente forma:

  • Rinoscopia anterior: permite visualizar los elementos que conforman la porción anterior de las fosas nasales, en las que el Especialista consigue observar: mucosa, vestíbulo nasal, cornetes inferiores y, en algunos casos, los cornetes medios, el techo de las fosas nasales y las coanas. Para ello, deberás mantener la cabeza recta, la boca cerrada y respirar tranquilamente por la nariz.
  • Rinoscopia posterior: a diferencia de la prueba anterior, durante ésta se pueden visualizar los elementos que forman la porción posterior, profunda, de las fosas nasales. Donde el Especialista consigue observar: los cornetes superiores y medios, la cola del cornete inferior y el vómer. Para esta prueba, deberás mantener la cabeza recta y ligeramente inclinada hacia delante, la boca abierta, la lengua relajada y respirar tranquilamente por la boca y la nariz.

A pesar de que la prueba no requiere de ninguna preparación especial, es recomendable hacer una limpieza previa de las fosas nasales usando una solución salina de aplicación nasal.

Por otro lado, también es posible que el Otorrinolaringólogo vea necesario el uso de un vasoconstrictor, para evitar hemorragias durante la rinoscopia anterior o la suministración de un anestésico tópico para evitar las náuseas durante la rinoscopia posterior.   

Además de realizar la rinoscopia, el doctor te preguntará sobre tus hábitos de vida y síntomas, así como revisará tu historial clínico. De esta forma podrá conseguir un diagnóstico exacto y establecerá el mejor plan de actuación para resolver el problema.

¿Cuál es el tratamiento para solucionar la hipertrofia de cornetes?

Es posible solucionar el problema de hipertrofia de los cornetes por diferentes vías o tratamientos, dependiendo del factor que ha causado el agrandamiento de la estructura y las particularidades de cada uno. A continuación, te los explicamos en qué consiste cada uno de ellos:

Tratamiento natural

Como te comentábamos, las opciones de tratamiento cambian según la causa de la hipertrofia de cornetes, si tu problema se debe a alergias o sustancias ambientales irritantes, es posible que puedas recurrir al tratamiento natural.

El tratamiento natural consiste básicamente en eliminar o evitar exponerte al polen, polvo o la caspa de las mascotas, entre otros. Para ello, consulta con el especialista los productos que puedes emplear para mantener tu hogar lo más estéril posible a estos factores, así como remedios naturales que puedan protegerte en caso de que te expongas a ellos mientras estás en actividades exteriores.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento con medicación es un remedio muy común para disminuir el tamaño de los cornetes. Tal y como su nombre indica, este tratamiento consiste en la toma de medicamentos, normalmente aerosoles de aplicación nasal con corticoides, fármacos específicos para la alergia y por supuesto, la disminución parcial o total de la exposición a agentes irritantes.

Sin embargo, este tratamiento a menudo no consigue un efecto prolongado y los cornetes terminan presentando una hipertrofia crónica. Es por ello, que los Otorrinolaringólogos recomiendan finalizar con el problema recurriendo a la cirugía.  

Tratamientos quirúrgicos

La reducción quirúrgica de cornetes, se puede realizar por varios métodos quirúrgicos. Algunos métodos eliminan la parte de la estructura ósea y otros tratan de reducir el tejido de los cornetes. Estos tratamientos consisten en:

  • Turbinoplastia: se trata de una técnica quirúrgica a partir de la cual se consigue modificar la posición de los cornetes. Para ello, el cirujano hace uso de herramientas endoscópicas, accediendo al interior de las fosas nasales hasta alcanzar los cornetes. A esta técnica también se le conoce como fractura quirúrgica. Durante la intervención se consigue disminuir el tamaño del cornete seccionando una pequeña parte del mismo.
  • Turbinectomía: al igual que la técnica anterior, durante esta cirugía también se emplean herramientas endoscópicas. Pero a diferencia de la turbinoplastia, durante este proceso quirúrgico se extrae todo o parte del cornete inferior cortando el tejido necesario hasta eliminar la obstrucción.
  • Radiofrecuencia: se trata de la técnica quirúrgica más utilizada. Básicamente se realiza  introduciendo unos electrodos por las fosas nasales y colocándolos en los cornetes. A través de estos electrodos, se aplica energía electromagnética, aumentando la temperatura en los tejidos sin afectar a las estructuras adyacentes. Este incremento de temperatura consigue reducir el tamaño de los cornetes.
  • Láser: de manera similar al tratamiento de radiofrecuencia, el procedimiento con láser  consigue cauterizar la mucosa nasal hasta reducir el tamaño de los cornetes y con ello eliminar la obstrucción nasal.

  ¿Sufres de hipertrofia de cornetes y necesitas una solución ya? Puedes solicitar una cita de valoración gratuita, inmediata y sin compromiso clicando en la siguiente imagen:

Solicita cita con un especialista en reducción de cornetes por radiofrecuencia

Hoy en día, el tratamiento quirúrgico por radiofrecuencia, es uno de los más comunes a la hora de reducir el tamaño de los cornetes y eliminar la obstrucción nasal. Para que puedas conocer con mayor detalle en qué consiste este procedimiento quirúrgico, a continuación te explicamos cómo se realiza paso a paso:

Tratamiento con radiofrecuencia paso a paso

La operación de cornetes por radiofrecuencia es un procedimiento no doloroso que se realiza de forma ambulatoria, es decir, puedes regresar a casa el mismo día de la intervención sin necesidad de ingreso hospitalario. A continuación te explicamos cómo transcurriría el día de la cirugía:

Una vez preparado para la cirugía, serás llevado al quirófano donde te encontrarás con el cirujano, el anestesista y con un miembro del equipo de enfermería. Ya en la camilla, dará comienzo la cirugía:

  1. Te aplicarán la anestesia local para insensibilizar la zona.
  2. Tras haber hecho efecto la anestesia, el cirujano introducirá la punta de un terminal (con punta de aguja) a través de los orificios de la nariz y pinchará la cabeza (parte delantera) del cornete inferior.
  3. El terminal está conectado a un equipo de radiofrecuencia que transmite una energía al tejido del cornete con el que se consigue reducir el volumen de los mismos, consiguiendo espacio para la entrada de aire a través de las fosas nasales.
  4. Al conseguir disminuir el tamaño de los cornetes, el cirujano extraerá el instrumento de la cavidad nasal y serás llevado a la sala de reanimación para recuperarte de la anestesia.
  5. Tras recuperarte de los efectos de la anestesia y que el cirujano compruebe que todo ha salido correctamente, podrás marcharte del hospital.

La operación de cornetes por radiofrecuencia tiene una duración aproximada de 15-20 minutos.

¿Cómo es el periodo de recuperación tras la intervención de hipertrofia de cornetes?

La intervención quirúrgica para solucionar la hipertrofia de los cornetes es un procedimiento ambulatorio, es decir, tras la cirugía y haberte recuperado de los efectos de la analgesia, podrás abandonar la hospital el mismo día, sin necesidad de ingreso hospitalario.

Tras el tratamiento es común la aparición de inflamación y aparición de mucosidad en el interior de las fosas nasales, irán remitiendo con el paso de los días. Deberás seguir las indicaciones que te dará el especialista que ha seguido tu caso, de esta manera garantizaras una correcta recuperación y curación de la zona intervenida.

Cornetes, qué es, causas, síntomas y tratamiento

Durante este periodo, es muy importante mantener la zona intervenida limpia. Para ello, se recomienda realizar lavados nasales con suero fisiológico o agua salina, de esta manera favorecerás a la cicatrización y evitarás las infecciones o complicaciones.

Por otro lado, es importante que durante los primeros días extremes en precauciones, evitando exponerte al calor intenso, toma de aspirinas o realizar ejercicio físico. Así restringirán el desarrollo de la complicación más común, las hemorragias nasales.

La recuperación total concluye pasados los 10 – 15 días tras la cirugía, aunque notarás que vas mejorando conforme pasen los días.

Solicitar consulta de valoración quirúrgica con Operarme.es

Si tienes molestias provocadas por el agrandamiento de los cornetes y estás pensando en operarte con nosotros, puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con nuestro Especialista en Otorrinolaringología de forma gratuita, inmediata y sin compromiso. Podrás conocer a cualquiera de nuestros Especialistas, que se familiarizarán con tu caso y podréis decidir la mejor opción para eliminar de una vez por todas los problemas generados por hipertrofia de los cornetes.

Puedes solicitar la consulta de valoración quirúrgica llamando al 902 90 75 45 o clicando en la siguiente imagen para rellenar el formulario de contacto para que nos podamos poner en contacto contigo:

Solicita cita con un especialista en reducción de cornetes por radiofrecuencia
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 08-06-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Otorrinolaringología Otorrinolaringología
Operación de cornetes por radiofrecuencia

Operación de cornetes por radiofrecuencia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.850 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso