Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Amigdalectomía, qué es, duración, precio y paso a paso

5 (100%) 860 votos
13-06-2018
Amigdalectomía, qué es, duración, precio y paso a paso
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Las amígdalas son glándulas linfáticas situadas a ambos lados de la faringe. Esta estructura cumple con la principal función de protegernos y combatir las baterías y virus presentes en el entorno.

Cuando las amígdalas presentan un tamaño excesivo y este no disminuye con los tratamientos farmacológicos, lo más recomendable para combatir la patología suele ser el tratamiento quirúrgico, la amigdalectomía.

La amigdalectomía, es un proceso quirúrgico que dura apenas 20 minutos. Gracias a este tratamiento se consiguen extirpar las amígdalas y reducir los dolores e inflación persistente.

​​

¿Qué son las amígdalas?

Las amígdalas son estructuras en forma ovalada compuestas por tejido linfático, situadas a ambos lados de la garganta. La función que cumplen las amígdalas es, principalmente, combatir las infecciones, actuando como primera barrera contra los gérmenes que podemos ingerir por la boca y la nariz, sobre todo, durante la niñez.

Estas masas crecen y se desarrolla hasta los 3 - 5 años, mientras el sistema inmunitario evoluciona para ir combatiendo la exposición a bacterias y virus, es decir, mientras los niños se van inmutando de las enfermedades. Comienzan a encogerse a partir de los siete años y hacia el final de la adolescencia son prácticamente imperceptibles.

Como te comentábamos, las amígdalas producen glóbulos blancos, linfocitos, para combatir enfermedades. Esta función puede sobreesforzar a las amígdalas, provocando una gran inflamación de las glándulas lo que conlleva molestias o dolores de garganta, taponamiento de nariz y oídos así como, cansancio, náuseas y otros síntomas molestos como, por ejemplo, dolor al tragar o comer, mal aliento, sensación de cuerpo extraño en la garganta, entre otros.

Ten en cuenta que las patologías de las amígdalas suelen desaparecen con la toma de fármacos prescrita por el médico así como por su tendencia natural a disminuir de tamaño conforme crecemos. Pero cuando el tratamiento farmacológico no da resultado y la hipertrofia de las amígdalas se vuelve muy recurrente o crónica, los especialistas recurren al tratamiento quirúrgico de extirpación de las amígdalas.

Amigdalectomía, qué es, causas, síntomas y tratamientos

La cirugía está recomendada tanto en niños como en adultos, siempre bajo la experta mirada de un Otorrinolaringólogo que lo determine en función de las características y particularidades de cada paciente.

A continuación te explicamos detalladamente en qué consiste el tratamiento quirúrgico, amigdalectomía, y las diversas técnicas por las que se realiza.

¿Qué es la amigdalectomía?

La amigdalectomía es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general, es decir, el paciente permanece completamente dormido sin notar molestias, quieto y sin enterarse de nada durante el procedimiento. Permanece en posición supina (tumbado bocarriba) y con un instrumento, llamado abrebocas, colocado cuidadosamente para separar los maxilares, lo que permite al cirujano acceder a las amígdalas fácilmente y proceder a su disección.

Es posible realizar la extirpación de las amígdalas empleando diferentes técnicas, estas técnicas son:

  • Disección fría: las amígdalas se extraen por medio del pinzamiento de las glándulas y su tracción, siguiendo con pequeñas incisiones con las que se terminan de seccionar y extraer de la garganta. Finalizado el proceso, se procede a cauterizar la zona intervenida, favoreciendo a la cicatrización natural del tejido sin necesidad de suturas.
  • Disección con electrocauterio: La disección con electrocauterio o bisturí eléctrico se realiza de manera similar a la explicada anteriormente. Sin embargo, el instrumental empleado puede ser monopolar o bipolar concentrando este último la energía a un área mínima. Es una cirugía rápida y que consigue una buena hemostasia (detención de la hemorragia) intraoperatoria. Sin embargo, se relaciona con provocar un mayor dolor postoperatorio que las técnicas frías y que otras como la radiofrecuencia y el láser.
  • Amigdalectomía con láser CO2: La amigdalectomía con láser consiste en la reducción y eliminación total de las amígdalas mediante la carbonización con láser CO2. Se trata de una técnica segura y que proporciona un menor sangrado intraoperatorio, aunque presenta un de mayor dolor postoperatorio en comparación con la disección fría o la disección con bisturí eléctrico.
  • Amigdalectomía con bisturí armónico: el bisturí armónico es un instrumento que usa la vibración ultrasónica para cortar y coagular los tejidos. El corte es posible gracias a una hoja afilada con una frecuencia vibratoria y la hemostasia se logra mediante la transferencia de energía a los tejidos.
  • Amigdalectomía Intracapsular: se realiza mediante un microdebridador que es un instrumento con una cuchilla cortante acoplada a un sistema de succión continuo y se realiza en amigdalectomías parciales o reducción de amígdalas, siendo utilizada sobre todo en los casos de desórdenes obstructivos del sueño. Se caracteriza por ser una técnica que reduce significativamente el dolor postoperatorio.
  • Radiofrecuencia o Ablación Fría con Plasma: esta técnica se realiza empleado varios medios como, por ejemplo, el Coblator o el Plasma-Fision. En general se trata de instrumentos que usan energía de radiofrecuencia bipolar transmitida a iones de sodio, lo que crea una delgada película de plasma a una temperatura de entre 40º - 85º. Ello reduce el dolor postoperatorio comparado con técnicas como el electrocauterio. Se trata de una de las técnicas más utilizadas, junto con la disección fría, para el tratamiento quirúrgico de extirpación de las amígdalas.

¿Sufres de hipertrofia de amígdalas y necesitas una solución ya? Puedes solicitar una cita de valoración gratuita, inmediata y sin compromiso clicando en la siguiente imagen:

Solicita cita con un especialista en amigdalectomía

¿Por qué es necesaria la cirugía de amigdalectomía?

Existen diversas razones por las que se realiza la amigdalectomía, aunque principalmente están relacionadas con aliviar las molestias que le causan a los pacientes, sobre todo a los niños, a consecuencia de las patologías que afectan al funcionamiento de las amígdalas.

A pesar de que en principio, la función de las amígdalas es ayudar al cuerpo a luchar contra las infecciones (sobre todo en las primeras etapas de la vida), existen casos en que se exceden en su labor y adoptan un estado de inflamación permanente o muy habitual. Este estado anómalo llega a provocar síntomas complejos como, por ejemplo:

  • Ronquidos fuertes
  • Infecciones recurrentes o abscesos en la garganta
  • Infecciones del oído
  • Pérdida de la audición
  • Tos
  • fiebre alta
  • Desarrollo de afecciones estreptocócicas del grupo A

Es en estos momentos en los que se opta por extirparlas, de todos modos, será el especialista el encargado de decidir cuál es el tratamiento que mejor se adapta a ti o a tu hijo. Para ello, el especialista realizará un diagnóstico exhaustivo que le permitirá determinar la causa de la inflamación e infección y su gravedad.

Continúa leyendo y podrás encontrar en los siguientes apartados más información sobre el tratamiento quirúrgico de amigdalectomía, cuándo se recurre a él y, por supuesto, cómo este proceso ayuda a recuperar la normalidad en tu día a día.

Amigdalectomía, qué es, causas, síntomas y tratamiento

¿Quién es candidato a la amigdalectomía?

Tal y como has podido comprobar durante esta lectura, las amígdalas pueden sufrir serios cambios en su funcionamiento y tamaño por diferentes motivos, es por ello que en la mayoría de ocasiones un paciente es candidato a la operación de amigdalectomía. Siendo los motivos más frecuentes los siguientes:

  • Amigdalitis crónica: cuando el tratamiento de la amigdalitis recurrente no surte efecto con medicamentos u otras medidas, la única opción para evitar este problema es la cirugía.
  • Infecciones frecuentes: el paciente, probablemente tu hijo si estás leyendo esto, tiene infecciones de forma habitual. Esto puede ser alrededor de 7 o más veces al año o en dos años, razón por la que el paciente falta mucho al colegio o a su puesto de trabajo.
  • Apnea del sueño y problemas respiratorios por obstrucción: la inflamación de las amígdalas y adenoides es una de las principales causas de apnea del sueño, por lo que el médico puede recomendar la extirpación de las amígdalas.
  • Cáncer de amígdalas: para el tratamiento de este tipo de problema, asociado a personas mayores de 50 años fumadoras, también es requerida la extirpación de las amígdalas.
  • Halitosis crónica: en el caso de sufrir halitosis de forma habitual y que ésta no se solucione con las medidas habituales, es posible que el paciente sufre de problemas en las amígdalas y requerir de cirugía para su solución.

A pesar de ello, como comentábamos, la principal razón para la cirugía es que las amígdalas provoquen dolores de garganta e infecciones de forma muy frecuente.

¿En qué consiste el preoperatorio de la cirugía de amigdalectomía?

Al igual que para todo proceso quirúrgico, en la cirugía de amigdalectomía, es necesario realizarse un preoperatorio. De esta forma se consigue prevenir cualquier posible complicación y asegurar un buen estado de salud del paciente.

Durante el preoperatorio de la amigdalectomía se realizan las siguientes pruebas:

  • Electrocardiograma: permite al médico y al anestesista conocer la salud cardiovascular del paciente y así determinar si es apto o no para la intervención.
  • Análisis de sangre: esta prueba determina si existe o no infección en el organismo, en cuyo caso deberá ser controlada antes de la intervención.
  • Placa de tórax: la placa de tórax sólo se realiza en los casos en que el médico lo indique y permite descartar por completo los indicios de infección.

Una vez realizado el preoperatorio, es habitual tener una consulta con el anestesiólogo donde se revisarán los resultados y se determinará si eres apto para llevar a cabo el proceso quirúrgico. Durante la consulta de anestesia, se te preguntará por medicación, hábitos de vida, etc. Con todo ello, el anestesista establecerá los niveles de anestesia necesarios para realizar la intervención.

Confirmado todo, sólo quedará acudir al hospital el día de la intervención de amigdalectomía.

Amigdalectomía paso a paso

El día de la intervención y ya en el hospital, en primer lugar, deberás entregar la documentación necesaria en admisiones. Seguidamente, el personal sanitario te indicará y ayudará a prepararte par la cirugía, te acompañarán a la sala prequirúrgica donde deberás cambiarte de ropa y, en la que te colocarán la vía para la anestesia y el suero. En cuanto todo esté listo te llevarán al quirófano. Tras colocarte en la camilla en la posición en que te indique el médico y que la anestesia haga efecto, procederá a iniciarse la amigdalectomía:

  1. En primer lugar el médico colocará una herramienta en la boca del paciente para mantenerla abierta durante la intervención.
  2. A continuación, procede a localizar las amígdalas y a extirparlas con un bisturí, cauterizando y cerrando los vasos sanguíneos con una herramienta denominada diatermia, lo que permitirá un sanado natural más rápido sin la necesidad de suturas.
  3. Una vez finalizado este proceso, que como se puede comprobar es muy rápido, se procederá al despertar del paciente.

La duración de la amigdalectomía es de alrededor de 20 minutos. Se trata de una cirugía muy habitual y sencilla en manos de un Otorrinolaringólogo habituado.

Amigdalectomía, paso a paso

Tras despertar de la anestesia te llevarán a una sala donde podrás recuperarte de la anestesia, permaneciendo en el hospital sólo unas pocas horas antes de volver a casa el mismo día y por tu propio pie.

Duración de la operación de amígdalas

La duración de la intervención de amigdalectomía es de aproximadamente 20 minutos, se trata de una intervención ambulatoria, por lo que tú o tu hijo no deberéis quedaros ingresados en el hospital tras la cirugía.

Es posible, en caso de ser necesario, que el tratamiento se complemente con la extracción de las adenoides también, por medio de una adenoidectomía, por lo tanto, el proceso se prologaría hasta los 40 minutos aproximadamente.

En cuanto a la duración del postoperatorio, el tiempo que deberás permanecer siguiendo las indicaciones médicas y ayudar a que la curación se complete correctamente, se da entre los siguientes 10 – 15 días tras la intervención. De modo que sé paciente y si se trata de tu hijo, ayúdale con todas sus dolencias así como, consulta con el especialista en Otorrinolaringología para que le recete analgésicos que disminuirán las molestias.

Normalmente, pasados los 15 días la recuperación es total y los resultados son óptimos. Ya no tendréis de que preocuparos y las infecciones e inflamación de la garganta no volverán a desarrollarse con tanta facilidad ni frecuencia.

Precio de la cirugía de amigdalectomía

En el precio de la cirugía de amigdalectomía que proporcionamos en Operarme.es, se encuentra incluido todo lo necesario para llevar a cabo la operación con la mayor seguridad y efectividad para ti o tu hijo, ofreciéndote un precio cerrado con todo incluido para la cirugía de extracción de las amígdalas por 1.650 €

¿Qué incluye el precio de la cirugía de amigdalectomía?

La contratación de la cirugía a través de Operarme.es para llevar a cabo el tratamiento de extirpación de las amígdalas incluye en su precio cerrado todos los elementos necesarios para llevar a cabo la cirugía con éxito y seguridad para ti o tu hijo. A continuación encontrarás un desglose de lo que incluye:

  • Reserva y uso de quirófano.
  • Visitas postoperatorias hasta el alta médica.
  • Honorarios médicos.
  • Honorarios anestesistas.
  • Honorarios equipo de enfermería.
  • Material quirúrgico necesario para la intervención.

¿Quieres solicitar una consulta de valoración quirúrgica con nuestros especialistas?

Si tu o tu hijo tenéis problemas provocados por la inflamación e infección persistente de amígdalas y estás pensando en que la solución más adecuada es el tratamiento de amigdalectomía, puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con nuestros especialista en Otorrinolaringología de forma gratuita, para conocerle, que se familiarice con tu caso o el de tu hijo y podáis decidir la mejor opción para eliminar de una vez por todas los problemas generados por las amígdalas.

Solicita la consulta de valoración quirúrgica clicando en la siguiente imagen:

Solicita cita con un especialista en amigdalectomía

En caso de haberte quedado con alguna duda, puedes encontrar más información sobre cómo funciona Operarme.es o cualquiera de nuestros especialista a través de nuestra web, al igual que tienes a tu disposición a nuestro equipo de atención al paciente o llamando al 902 90 75 45.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 13-06-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Otorrinolaringología Otorrinolaringología
Operación de amigdalectomía (Extirpación de amígdalas)

Operación de amigdalectomía (Extirpación de amígdalas)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.650 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso