Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Adenoidectomía, qué es, duración, precio y paso a paso

4.9 (98%) 862 votos
14-06-2018
Adenoidectomía, qué es, duración, precio y paso a paso
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Las adenoides o vegetaciones son glándulas presentes a cada lado de la nasofaringe, cuya función es mantener nuestro sistema inmunológico y protegernos de gérmenes presentes en el aire que respiramos.

Es posible, sobre todo durante la niñez, que las vegetaciones se hipertrofien provocando problemas para respirar, bloqueos de los oídos o dolor agudo de garganta. Inicialmente se suele recurrir a los fármacos, pero la solución definitiva es la cirugía de adenoidectomía.

La adenoidectomía consiste en la extirpación de las adenoides, eliminando los problemas provocados por su agrandamiento y ayudando a restablecer la calidad de vida del paciente, ya sea adulto o niño.

​​

¿Qué son las adenoides o vegetaciones?

Las adenoides o vegetaciones son dos glándulas situadas una a cada lado de la nasofaringe o cavum, por encima del paladar blando y por detrás de la nariz, formando parte del funcionamiento de nuestro sistema inmunológico junto con las amígdalas y los linfonodos.

Esta formación se encarga de generar anticuerpos y linfocitos para combatir infecciones y ayudar al sistema inmunológico a protegernos de las diversas enfermedades provocadas por bacterias y virus presentes en el aire que aspiramos por la boca o la nariz.

Normalmente, estas glándulas se desarrollan a partir del séptimo mes de vida del feto y siguen creciendo hasta que alcanzamos los 4 años de edad, disminuyendo su tamaño durante la pubertad.

También es cierto que se trata de un tejido muy susceptible a infectarse e inflamarse, ya que se encuentra situado en confluencia entre diversos conductos como son los nasales, laringe y las trompas de Eustaquio (conductos de ventilación de los oídos). Ello llega a provocar problemas como, por ejemplo, obstrucción de la nariz, aparición de abundante mucosidad en la garganta y el bloqueo de la ventilación de los oídos. Cuando se dan estas situaciones  pueden desarrollarse diferentes afecciones, como respiración nocturna ruidosa, bronquitis, apnea del sueño y otitis.

Aunque inicialmente los médicos recomiendan tratar la anomalía con fármacos para reducir la inflamación y por supuesto eliminar la infección, este remedio no siempre surte efecto. Es por ello que los especialistas recomiendan como solución definitiva el tratamiento quirúrgico, la adenoidectomía, con la que se consigue extirpar las vegetaciones y eliminar por completo los síntomas provocados por el desarrollo anómalo de las mismas.

Adenoidectomía, duración, precio y paso a paso

La cirugía de adenoidectomía destaca por ser ambulatoria, es decir, regresas a casa el mismo día de la cirugía, y por la sencillez en si misma del procedimiento. Se trata de un tratamiento que no provoca alteraciones en el sistema inmunológico, por lo que no quedarás más expuesto a los gérmenes o las consecuentes enfermedades.

A continuación te explicamos con mayor detalle en que consiste este sencillo tratamiento quirúrgico y todo lo que conlleva el protocolo para realizarlo.

¿Qué es la adenoidectomía?

La adenoidectomía es la cirugía indicada en los casos graves o persistentes de hipertrofia adenoidea, una anomalía que provoca la obstrucción de las vías respiratorias y que principalmente se da en niños de entre 3 y 4 años.

Se trata de un tratamiento quirúrgico durante el cual se extirpa el tejido adenoideo, eliminando la obstrucción de la zona. A pesar de que es una intervención sencilla y rápida, se realiza bajo anestesia general para evitar dolor y molestias, ya que es un proceso bastante incómodo, por el difícil acceso a la zona a intervenir.

Asimismo, es muy común combinar la adenoidectomía con la amigdalectomía, eliminando en el mismo procedimiento las amígdalas también, garantizando el éxito de la operación.

Aunque el fin de la adenoidectomía siempre es el mismo, extirpar las adenoides y eliminar la obstrucción respiratoria, existen diversas técnicas para realizarla, las cuales te explicamos a continuación:

  • Corte frío con cureta o legra: el especialista emplea un instrumento en forma de cuchara con la que se presionan las adenoides, se seccionan y se extraen. Seguidamente, se procede a detener la hemorragia con el uso de compresas especiales y a favorecer a la cicatrización natural del tejido, sin necesidad de suturas. Se trata del método más utilizado más comunes, ya que se consiguen evitar complicaciones y normalmente, se aseguran el éxito de la extracción de las adenoides por completo.
  • Electrocauterio con succión Bovie: a diferencia de la técnica en frío, para la electrocauterización se usa un instrumento que emplea electricidad para calentar el tejido adenoideo, extirparlo y detener la hemorragia simultáneamente.
  • Microdebridador: es un instrumento con una cuchilla cortante acoplada a un sistema de succión continuo, consigue seccionar las glándulas sin afectar al tejido y estructuras adyacentes, reduciendo el sangrado intraoperatorio y las molestias postoperatorias.
  • Radiofrecuencia (Colación): se trata de instrumentos que usan energía de radiofrecuencia bipolar transmitida a iones de sodio, lo que crea una delgada película de plasma a una temperatura de entre 40º - 85º. De esta forma se consigue destruir la estructura intercelular de las adenoides y con ello desprender las glándulas del resto de tejido al que se acopla.

¿Por qué es necesaria la cirugía de adenoidectomía?

Como hemos comentado anteriormente, los especialistas recurren al tratamiento quirúrgico de adenoidectomía para eliminar diferentes síntomas graves que afectan al sistema respiratorio y auditivo, sobre todo, en el caso de los niños.

Aunque algunas afecciones provocadas por la inflamación e infección de las adenoides se pueden tratar con antibióticos o espráis nasales, normalmente no terminan de solucionar el problema e incluso desarrollan efectos adversos que agravan la patología. Por ello, los Otorrinolaringólogos optan por realizar la intervención quirúrgica.

Esta intervención se puede realizar tanto en niños como en adultos, siempre con un diagnóstico exhaustivo previo y bajo el consejo experto de un especialista en Otorrinolaringología, siiendo generalmente indicado en casos como:

  • Cuando las adenoides presentan un tamaño excesivamente agrandado que bloquea las vías respiratorias, provocando síntomas como ronquidos, dificultades para respirar por la nariz y episodios de insuficiencia respiratoria durante el sueño.
  • Frecuentes infecciones crónicas de oídos, que no responden al tratamiento farmacológico. Al igual, que el agrandamiento de las adenoides conllevan hipoacusia (disminución de la capacidad auditiva) o, en el caso de los niños, falten mucho a la escuela por las dolencias u otras dificultades para asistir o participar en las actividades.

Operación de adenoides (extirpación)

Por otro lado, también es recomendable optar por la adenoidectomía cuando se sufre de amigdalitis (inflamación e infección de las amígdalas) recurrente.

Sigue leyendo para conocer con mayor detalle en qué consisten las afecciones que se deben tratar con la adenoidectomía. Si te identificas con alguna de ellas o has notado que es las situación por la que está pasando tu hijo, puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso para conocer a nuestros especialistas en Otorrinolaringología, quiénes podrán recomendarte la mejor solución para resolver el problema.

Consigue tu cita de valoración quirúrgica clicando en la siguiente imagen:

Solicita cita con un especialista en amigdalectomía

¿Quién es candidato a la adenoidectomía?

Para someterte (o tu hijo) a una adenoidectomía, es necesario consultar con un Otorrinolaringólogo las características o particularidades por las que se realiza este tipo de intervenciones. Del mismo modo, es imprescindible diagnosticar la causalidad de los problemas provocados por la hipertrofia de las vegetaciones, las posibilidades de su extirpación y saber cómo podrá afectar a tu calidad de vida y salud en general.

Aunque ya debes de imaginártelo, los casos en los que un paciente debe de operarse de adenoides son:

  • Adenoiditis crónica: cuando los tratamientos con fármacos no resultan efectivos y la patología se prolonga, la única solución recomendable es el tratamiento quirúrgico de extirpación de los adenoides y posiblemente la extracción de las amígdalas durante la misma intervención.
  • Apnea del sueño y obstrucción respiratoria: al inflamarse las adenoides y las amígdalas suele aparecer el síndrome de la apnea del sueño, aumentando problemas respiratorios nocturnos y provocando problemas de descanso y cambios de carácter, por lo que el especialista recomendaría la cirugía de extracción de las adenoides.
  • Tumor en la garganta o fosas nasales: para resolver problemáticas de este tipo, normalmente asociados a adultos mayores, es totalmente necesaria la cirugía de adenoidectomía.
  • Infecciones frecuentes: normalmente los niños, hasta completar su desarrollo, pueden sufrir frecuentemente infecciones, llegando a padecerlas hasta 7 o más veces en un año. Esta situación conlleva que tenga que ausentarse de las clases o del puesto de trabajo en el caso de adultos. Para remediarlo, es recomendable recurrir al tratamiento quirúrgico.
  • Otitis crónica: cuando la inflamación de las vegetaciones se prolonga en el tiempo, la ventilación de las vías auditivas se obstruye y provoca otitis, supuración de los oídos e incluso pérdida de audición. En caso de que este malestar se prolongue mucho puede ocasionar graves pérdidas auditivas, de modo que la cirugía es la mejor opción para solucionarlo.

Continua leyendo, hemos preparado más información para que tengas claro que ocurrirá antes y durante la adenoidectomía. En los siguientes apartados encontrarás las pruebas necesarias durante el preoperatorio, el tipo de anestesia y los pasos que realizará el cirujano durante la operación.

¿En qué consiste el preoperatorio de la cirugía de adenoidectomía?

Como para toda intervención quirúrgica, antes de realizarte la adenoidectomía los especialistas te realizaran un estudio preoperatorio durante el cual se realizan las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre: para descartar signos de infecciones u otros datos que puedan complicar la intervención.
  • Placa de tórax: esta prueba ayuda a descartar problemas respiratorios y suele realizarse solo cuando el especialista lo cree necesario.
  • Electrocardiograma: permite al especialista conocer la salud de tu corazón.

Una vez realizado el preoperatorio, tendrás una cita en la consulta del anestesista donde se revisarán los resultados de las pruebas y se determinará si eres apto para llevar a cabo el proceso quirúrgico. El anestesiólogo, te preguntará por medicación, tus hábitos de vida, etc. De esta forma tendrá información detallada para poder determinar los niveles de anestesia necesarios para realizar la intervención, evitando complicaciones y asegurando el éxito del procedimiento quirúrgico.

¿Quieres saber cómo se desarrollara la intervención paso a paso? Continúa leyendo y podrás descubrir todos los pasos que se siguen desde que llegas al hospital, el protocolo de la cirugía dentro del quirófano  así como, tu recuperación de la anestesia antes de abandonar el hospital.

Adenoidectomía paso a paso

Al llegar al hospital, en primer lugar, deberás entregar la documentación requerida en admisiones. Tras ello, el personal sanitario te acompañarán a la zona de quirófanos donde te indicarán, a ti o a tu hijo, depende de quién sea el paciente, que te desvistas y te vistas con la ropa quirúrgica.

Operación de adenoidectomía paso a paso

Una vez preparado, serás llevado al quirófano, donde te encontrarás con el cirujano con el que habías tenido la consulta, con el anestesista y con un miembro del equipo de enfermería. Ya en la camilla, dará comienzo la cirugía:

  1. En primera lugar, el anestesista colocará una vía en tu brazo por la que se administrará la anestesia o bien te colocarán una máscara por la que inhalarás el anestésico.
  2. Tras hacer efecto la anestesia, el cirujano colocará una pequeña herramienta en la boca para mantenerla abierta durante la cirugía.
  3. A continuación, el especialista extirpará las glándulas adenoideas con una cureta o legra, un instrumento quirúrgico en forma de cuchara que permite remover el tejido. También se puede utilizar una herramienta que le ayude a cortar el tejido blando. Además, algunos cirujanos usan técnicas con electricidad que calientan el tejido, lo extirpan y detienen el sangrado, siendo este método conocido como electrocauterización. Otro método emplea energía de radiofrecuencia de la misma forma que con la técnica anterior, este método se denomina coblación.
  4. Finalmente se colocan unas compresas absorbentes sobre la zona intervenida para detener el posible sangrado y poder observar si la extracción se ha realizado correctamente.

Como puedes comprobar es una cirugía sencilla y con un proceso de recuperación bastante corto, sobre todo en el caso de los niños.

¿Estás considerando la cirugía de adenoidectomía como la mejor opción para ti o para tu hijo? Puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica gratuita con nuestros especialistas clicando en la siguiente imagen:

(IMAGEN CITA)

Duración de la operación de adenoides

Tal y como destacábamos al inicio de este artículo, la adenoidectomía es una procedimiento quirúrgico rápido, muy sencillo y con una etapa de recuperación relativamente corta. A continuación puedes comprobar que el tiempo medio de cada etapa, tanto intraoperatoria como postoperatoria se completan rápidamente:

La  intervención de adenoidectomía tiene una duración aproximada de entre 15 - 20 minutos. Completada la cirugía y tras haberte recuperado de los efectos de la anestesia en la sala postquirúrgica, podrás irte a casa el mismo día de la cirugía.

En cuanto a la recuperación se estima que deberás seguir las indicaciones y cuidados prescritos por el Otorrinolaringólogo durante las próximas 2 semanas, aunque la mejoría empieza a notarse pasadas las primeras 24 horas tras la cirugía.

Como te comentábamos, en algunos casos, es necesario que el tratamiento se complemente con la extracción de las amígdalas también, por medio de una amigdalectomía, por lo tanto, el proceso se prologaría hasta los 40 minutos aproximadamente.

Te invitamos a seguir leyendo para descubrir otros detalles importantes que te ofrecemos sobre esta cirugía a través de Operarme.es, no te los pierdas:

Precio de la cirugía de adenoidectomía

En el precio de la cirugía de adenoidectomía que proporcionamos en Operarme.es, se encuentra incluido todo lo necesario para llevar a cabo la operación con la mayor seguridad y efectividad para ti o tu hijo, ofreciéndote un precio cerrado con todo incluido para la cirugía de extracción de las amígdalas por 1.740 €

¿Qué incluye el precio de la cirugía de adenoidectomía?

La contratación de la cirugía a través de Operarme.es para llevar a cabo el tratamiento de extirpación de las adenoides incluye en su precio cerrado todos los elementos necesarios para llevar a cabo la cirugía, los cuales recontratarás desglosados a continuación:

  • Reserva y uso de quirófano.
  • Cuidados postoperatorios hasta el alta médica.
  • Honorarios médicos.
  • Honorarios anestesistas.
  • Honorarios equipo de enfermería.
  • Material quirúrgico necesario para la intervención.

De todos modos, si quieres saber más sobre la adenoidectomía o qué incluye el servicio en Operarme.es, puedes contactar con nuestro equipo de atención al paciente a través de nuestro formulario de contacto.

Solicitar consulta de valoración quirúrgica gratuita con un especialista

Si tu o tu hijo tenéis problemas provocados por la inflamación e infección persistente de adenoides y estás pensando en que la solución más adecuada es el tratamiento de adenoidectomía, puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica con nuestros especialista en Otorrinolaringología de forma gratuita, para conocerle, que se familiarice con tu caso o el de tu hijo y podáis decidir la mejor opción para eliminar de una vez por todas los problemas generados por las amígdalas.

Solicita la consulta de valoración quirúrgica clicando en la siguiente imagen:

Solicita cita con un especialista en adenoidectomía

En caso de haberte quedado con alguna duda, puedes encontrar más información sobre cómo funciona Operarme.es o cualquiera de nuestros especialista a través de nuestra web, al igual que tienes a tu disposición a nuestro equipo de atención al paciente o llamando al 902 90 75 45.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 14-06-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Otorrinolaringología Otorrinolaringología
Operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones)

Operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.740 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso