Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Amigdalectomía en adultos, ¿qué hay que saber?

18-06-2018
Amigdalectomía en adultos, ¿qué hay que saber?
Valora esta Noticia:

La cirugía de amigdalectomía es uno de los procesos más comunes de la Otorrinolaringología, sobre todo en el caso de los niños y en adultos entre los 30 -  50 años de edad.

El tratamiento quirúrgico de amigdalectomía tiene una duración de apenas 20 minutos, dependiendo de cada caso,  teniendo como objetivo principal la mejora de calidad de vida del paciente.

Tras la amigdalectomía la recuperación total se da a partir de los 15 días tras la cirugía, garantizando el éxito del tratamiento y reestableciendo el correcto funcionamiento de las vías respiratorias.

¿Qué son las amígdalas?

Las amígdalas son dos pequeñas masas situadas en la parte posterior de la garganta. Éstas glándulas forman parte de nuestro sistema inmunológico ayudando al organismo a combatir las enfermedades provocadas por los gérmenes y virus que aspiramos por el aire.

Como ya debes saber, las amígdalas, junto con las adenoides y los linfonodos, cumplen con la función inmunológica de producir inmunoglobulinas. Sin embargo, a menudo las infecciones se dan en las propias amígdalas, provocando su inflamación, enrojecimiento, dolor y la consecuente amigdalitis u otra afección provocada por los agentes patógenos.

A pesar de que las amígdalas tienden a disminuir su tamaño durante la pubertad, suelen ser muy propensas a inflamarse e infectarse por el sobreesfuerzo que realizan al defendernos de los agentes infecciosos, sobre todo durante la niñez. Es por ello que cada vez es más común que los especialistas opten por extirparlas cuando los niños tienen entre 3 y 5 años y han pasado por episodios frecuentes de amígdalas agrandadas e infectadas. Consiguiendo de esta forma acabar con el problema de una vez por todas.

Por otro lado, también es posible que las amígdalas no provoquen molestias hasta la edad adulta, apareciendo en estos casos principalmente en hombres con edades comprendidas entre los 30 y 50 años. Éstos suelen presentar cuadros de amigdalitis crónica o problemas provocados por la hipertrofia de las amígdalas ,como es la apnea del sueño.

Amigdalectomía, qué es, causas, síntomas y tratamientos

Aunque inicialmente se suele recurrir al tratamiento farmacológico para solucionar los problemas provocados por las amígdalas, el tratamiento definitivo siempre es la amigdalectomía, la cirugía de extirpación de las amígdalas.

A diferencia de los niños, los adultos que se someten a la amigdalectomía suelen presentar mayores complicaciones, sobre todo de sangrado y dolor postoperatorio. Sin embargo, aún a día de hoy se desconoce a ciencia cierta a qué se debe esto, aunque se relaciona con el tamaño, debido a que las amígdalas de los adultos son más grandes.

Por lo tanto, el postoperatorio de la amigdalectomía de los adultos suele ser más prolongado y más complejo de sobrellevar. Normalmente se recomienda mantener el reposo y seguir los cuidados sin realizar esfuerzos o acudir al trabajo durante los primeros 10 días tras la cirugía, aunque será el especialista el que te indique de forma concreta cómo debes proseguir.

A continuación te explicamos detalladamente por qué es necesaria la operación y por supuesto, como se realiza este sencillo y rápido procedimiento. Recuerda, solo cuando estás bien informado/a es cuando puedes tomar la mejor decisión.

¿Por qué se opta por la operación de amigdalectomía?

Si estás leyendo este artículo, seguramente ya has recorrido un largo camino de dolor, molestias o dificultades para llevar tu ritmo de vida con normalidad, todo ello provocado por diversos episodios de inflamación e infección de las amígdalas, siendo inútil la toma de antiinflamatorios y antibióticos para controlar dichas molestias, llegando al punto de que la amigdalectomía es la mejor solución.

En la mayoría de estos casos, lo normal es que tu Médico de Cabecera te derive al Otorrinolaringólogo para que pueda valorar tus pruebas diagnósticas, la viabilidad del tratamiento quirúrgico y cómo podrá mejorar tu calidad de vida.

Continúa leyendo para conocer las razones por las que se recomienda el tratamiento quirúrgico, principalmente para resolver y eliminar las patologías que derivan del agrandamiento e infección de las glándulas:

Enfermedades que derivan en amigdalectomía

Las amígdalas pueden sufrir serios cambios en su funcionamiento y tamaño por diferentes motivos, es por ello que en la mayoría de ocasiones un paciente es candidato a la operación de amigdalectomía. Siendo los motivos más frecuentes los siguientes:

  • Amigdalitis crónica: esta patología es muy difícil de sobrellevar durante la adultez por provocar fiebre muy alta, malestar general prolongado y mucho dolor, a lo que se suma la repetida frecuencia de su aparición, repercutiendo en un problema significativo para mantener la calidad de vida. Cuando el tratamiento de la amigdalitis recurrente no surte efecto con medicamentos u otras medidas, la única opción para evitar este problema es la cirugía.
  • Infecciones frecuentes: cuando los procesos infecciosos ocurren cada muy poco tiempo y cada vez con mayor intensidad, “cortar por lo sano” suele ser lo mejor para cualquier paciente, ya sea adulto o niño. En cuanto al caso de los adultos, estas infecciones frecuentes suelen conllevar síntomas mucho más graves y difíciles de tolerar, como por ejemplo, convulsiones febriles o episodios de insuficiencia respiratoria nocturna. Ten en cuenta, que si sufres infecciones de este tipo entre 3 y 4 veces al año, no debes dudar en recurrir el tratamiento quirúrgico para terminar con el problema, es lo más eficaz y recomendable.
  • Apnea del sueño y problemas respiratorios por obstrucción: la inflamación de las amígdalas y adenoides es una de las principales causas de apnea del sueño, por lo que una de las soluciones idóneas es la amigdalectomía. De esta forma se consigue desbloquear las vías respiratorias y favorecer que respires correctamente durante el sueño, así como cuando estés realizando actividades diarias.
  • Cáncer de amígdalas: para el tratamiento de este tipo de problema, asociado a personas mayores de 50 años fumadoras, también es requerida la extirpación de las amígdalas.
  • Halitosis crónica: en el caso de sufrir halitosis a menudo y que ésta no se solucione con las medidas habituales, es posible que sea a causa de problemas en las amígdalas, siendo la solución más efectiva para resolverlo recurrir a la vía quirúrgica, la amigdalectomía.

Si aún no estás muy seguro de lo qué te está pasando, sobre todo porque parece que lo que tienes es un resfriado mal curado, en el siguiente apartado puedes encontrar todos los síntomas provocados por el agrandamiento de las amígdalas. Recuerda que pueden ser intermitentes o comunes a los de otras patologías y/o anomalías que afectan al sistema inmunológico y respiratorio, de modo que lo mejor que puedes hacer si te identificas con ellos es hablarlo con un especialista, nadie mejor que él podrá confirmar tu diagnóstico.

¿Sufres de inflamación e infección recurrente de amígdalas? ¿Estás buscando la mejor solución para eliminar el problema? Puedes solicitar una cita de valoración quirúrgica, gratuita y sin compromiso, clicando en la siguiente imagen:

Solicita cita con un especialista en amigdalectomía

Síntomas del agradamiento de las amígdalas

Tal y como te comentábamos antes, la infección y agradamiento de las amígdalas puede confundirse con cualquier resfriado, sobre todo cuando presentas mucha mucosidad, fiebre y dolor de oídos y garganta. Es por ello que a continuación desglosamos los síntomas típicos de esta problemática:

  • Amígdalas rojas e inflamadas
  • Parches o recubrimientos blancos o amarillos en las amígdalas
  • Dolor de garganta
  • Dificultad o dolor al tragar
  • Fiebre
  • Glándulas sensibles y dilatadas (ganglios linfáticos) en el cuello
  • Una voz rasposa, apagada o ronca
  • Mal aliento
  • Dolor estomacal, en especial en los niños pequeños
  • Rigidez en el cuello
  • Dolor de cabeza

Además pueden aparecer otros síntomas especialmente preocupantes que requieren de atención médica, no dudes en acudir al médico cuanto antes:

  • Dolor de garganta que no desaparece entre 24 y 48 horas
  • Dolor o dificultad al tragar
  • Debilidad, fatiga o agitación extremas
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad extrema para tragar
  • Babeo

Te invitamos a seguir leyendo los apartados de a continuación, encontrarás todo tipo de datos relevantes sobre la cirugía. Esperamos que sirvan para resolverte dudas sobre el proceso y, lo más importante, ayudarte a tomar la mejor decisión para solucionar el problema.

Amigdalectomía, qué es, causas, síntomas y tratamiento

¿Qué debes saber sobre la cirugía de amigdalectomía?

Además de que te van a extraer las amígdalas, que es la base de la cirugía de amigdalectomía, existen otros aspectos que te van a interesar en algún momento del proceso si es que no lo hacen ya. Para que no te quedes con cuestiones por resolver, a continuación te explicamos brevemente algunos aspectos clave:

Pruebas preoperatorias

Al igual que para todo proceso quirúrgico, en la cirugía de amigdalectomía es necesario realizarse un preoperatorio. De esta forma se consigue prevenir cualquier posible complicación y asegurar un buen estado de salud del paciente.

Durante el preoperatorio de la amigdalectomía se realizan las siguientes pruebas:

  • Electrocardiograma: permite al médico y al anestesista conocer la salud cardiovascular del paciente y así determinar si es apto o no para la intervención.
  • Análisis de sangre: esta prueba determina si existe o no infección en el organismo, en cuyo caso deberá ser controlada antes de la intervención.
  • Placa de tórax: la placa de tórax sólo se realiza en los casos en que el médico lo indique y permite descartar por completo los indicios de infección.

Una vez realizado el preoperatorio, es habitual tener una consulta con el anestesiólogo donde se revisarán los resultados y se determinará si eres apto para llevar a cabo el proceso quirúrgico.

Anestesia en la operación de amigdalectomía

La anestesia de la operación de amigdalectomía siempre es general debido a que la zona a intervenir se encuentra en la garganta y acceder con el instrumental es muy molesto e incómodo para el paciente. Por ello se recurre a una analgesia completa, evitando que puedas notar algo durante la cirugía, así como favoreciendo a que el cirujano realice el procedimiento en las óptimas condiciones.

Durante la cirugía, el anestesista permanecerá en el quirófano controlando tus constantes vitales y los niveles de anestesia para evitar cualquier posible complicación. De modo que no tienes de que preocuparte, estarás en las mejores manos.

Precio de la amigdalectomía

En el precio de la cirugía de amigdalectomía que proporcionamos en Operarme.es, se encuentra incluido todo lo necesario para llevar a cabo la operación con la mayor seguridad y efectividad para ti, ofreciéndote un precio cerrado con todo incluido para la cirugía de extracción de las amígdalas por 1.650 €

¿Qué incluye el precio de la cirugía de amigdalectomía?

La contratación de la cirugía a través de Operarme.es para llevar a cabo el tratamiento de extirpación de las amígdalas incluye en su precio cerrado todos los elementos necesarios para llevar a cabo la cirugía con éxito y seguridad para ti. A continuación encontrarás un desglose de lo que incluye:

  • Reserva y uso de quirófano.
  • Cuidados postoperatorias hasta el alta médica.
  • Honorarios médicos.
  • Honorarios anestesistas.
  • Honorarios equipo de enfermería.
  • Material quirúrgico necesario para la intervención.

Tiempo de recuperación

“¿Cuándo voy a estar bien?” es una de las preguntas más frecuentes que se plantean los pacientes que deciden optar por el tratamiento quirúrgico, sin duda, porque la cirugía es solo un paso más que conlleva lograr el objetivo final, olvidarse del dolor, recuperar la normalidad en el día a día y gozar de mejor salud en general.

En el caso de la operación de amigdalectomía, al tratarse de una cirugía menor y ambulatoria, la recuperación suele ser rápida, aproximadamente entre 15 y 20 días. Sin embargo, tras la intervención comenzarás a notar poco a poco la mejoría, aunque aún sientas molestias o leves dolores de garganta, durante la sanación de la zona tratada.

Tal y como te comentábamos al principio de este artículo, el postoperatorio de la amigdalectomía es más prolongado en pacientes adultos, por lo que los especialistas recomiendan permanecer en casa guardando reposo al menos durante los primeros 10 días tras la cirugía, sin realizar esfuerzos físicos ni manipular maquinaria pesada o conducir.

De todos modos, como tras cualquier intervención quirúrgica, los tiempos de recuperación dependen principalmente de seguir todas y cada una de las pautas e indicaciones marcadas por el especialista, puesto que cuanto mejor las implementes en tu recuperación, antes mejorarás y volverás a la normalidad.

Desde el primer momento es importante empezar a seguir la dieta marcada por el médico, aunque no te sientas preparado a tragar ni siquiera unas gotas de agua y por supuesto, tomar la medicación (antihistamínicos y antibióticos) para reducir las molestias y protegerte de infecciones.

Duración de la cirugía

La duración de la operación de amigdalectomía es de 20 minutos, aunque dependerá de las particularidades de cada caso, pudiendo tener una duración más prolongada o menos.

Además, es posible que está cirugía se combine con la extracción de las adenoides o vegetación, en caso de que esto ocurra, la duración medía de una cirugía combinada suele prolongarse hasta alcanzar los 40 minutos de etapa quirúrgica.

Respecto a la cirugía de extracción de las amígdalas y las adenoides en la misma sesión, esta decisión la deberás tomar junto al especialista durante la consulta de valoración quirúrgica, siempre teniendo en cuenta las recomendaciones médicas más adecuadas para ti y tu calidad de vida.

Amigdalectomía, paso a paso

Cuidados durante el postoperatorio

Como te comentábamos, el proceso de recuperación tras la amigdalectomía suele ser un poco molestos durante la sanación y cicatrización de la zona, pero no te preocupes, es muy común y lo mejor que puedes hacer es seguir las indicaciones marcadas por el especialista para recuperarte lo antes posible.

Entre los cuidados postoperatorios destacan las siguientes pautas:

  • Dieta: consumo de líquidos frecuentemente y a pequeños sorbos junto con una dieta blanda y en cantidades moderadas (durante las primeras 24 - 48 horas).
  • Descanso: guardar reposo domiciliario durante los primeros 2 - 3 días, sin realizar grandes esfuerzos.
  • Toma de medicamentos: para calmar las pequeñas molestias o dolores tras la cirugía, tu especialista te prescribirá analgésicos que deberás tomar durante los primeros días de recuperación.

Esta etapa de curación suele ser mucho más llevadera en el caso de los niños, ya que consiguen recuperarse más rápido que los adultos. Sin embargo, los cuidados son iguales sea cual sea la edad a la que te operes de las amígdalas.

A grandes rasgos, ¿Cómo es el paso a paso de la operación de amigdalectomía?

El día de la intervención y ya en el hospital, en primer lugar, deberás entregar la documentación necesaria en admisiones. Seguidamente, el personal sanitario te indicará y ayudará a prepararte par la cirugía, te acompañarán a la sala prequirúrgica donde deberás cambiarte de ropa y, en la que te colocarán la vía para la anestesia y el suero. En cuanto todo esté listo te llevarán al quirófano. Tras colocarte en la camilla en la posición en que te indique el médico y que la anestesia haga efecto, procederá a iniciarse la amigdalectomía:

  1. En primer lugar el médico colocará una herramienta en la boca del paciente para mantenerla abierta durante la intervención.
  2. A continuación, procede a localizar las amígdalas y a extirparlas con un bisturí, cauterizando y cerrando los vasos sanguíneos con una herramienta denominada diatermia, lo que permitirá un sanado natural más rápido sin la necesidad de suturas.
  3. Una vez finalizado este proceso, que como se puede comprobar es muy rápido, se procederá al despertar del paciente.

Tras despertar de la anestesia te llevarán a una sala donde podrás recuperarte de la anestesia, permaneciendo en el hospital sólo unas pocas horas antes de volver a casa el mismo día y por tu propio pie.

Solicita consulta con Operarme.es

Si estás pensando en operarte pero no sabes con qué médico o en qué hospital, en Operarme.es te facilitamos las cosas proporcionándote una consulta de valoración quirúrgica gratuita y sin compromiso.

De este modo podrás conocer a nuestro especialista en Otorrinolaringología en tu ciudad, comentarle tu caso, que revise tus informes y pruebas médicas, confirme que requieres la intervención y juntos decidáis solucionar los dolores y el resto de molestias de una vez por todas.

Si necesitas más información sobre cómo funcionamos o el Cirujano Especialista con el que trabajamos en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de atención al paciente a través de nuestro formulario de contacto, indicando correo electrónico y número de teléfono, así como llamando al 902 90 75 45 si lo consideras oportuno.

Por otro lado, si tienes claro que quieres conocer a uno de nuestros especialistas en amígdalas, puedes clicar a continuación y solicitar la consulta de valoración quirúrgica en un par de pasos. Decidas lo que decidas, gracias por leernos:

Solicita cita con un especialista en amigdalectomía

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 18-06-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Otorrinolaringología Otorrinolaringología
Operación de amigdalectomía (Extirpación de amígdalas)

Operación de amigdalectomía (Extirpación de amígdalas)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.650 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso