Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Frenillo corto, qué es, causas, síntomas y tratamiento

5 (100%) 869 votos
28-06-2018
Frenillo corto, qué es, causas, síntomas y tratamiento
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

El frenillo prepucial corto es una anomalía del tejido debido a su acortamiento, lo que imposibilita retraer por completo o parcialmente la piel del prepucio que cubre el glande.

Es posible solucionarlo recurriendo a ejercicios y aplicación de cremas con corticoides. Sin embargo, la solución definitiva es la cirugía, denominada circuncisión.

El tratamiento quirúrgico del frenillo corto es un procedimiento sencillo, rápido y que asegura el éxito eliminando los molestos síntomas del acortamiento de frenillo.

​​

¿Qué es el frenillo corto en hombres?

El frenillo es la capa de piel que une el glande con la superficie interna del prepucio con el fin de ayudar a retraerlo sobre el glande.

Normalmente, en las situaciones en las que el pene no está erecto, el frenillo permanece oculto tras el prepucio. Cuando el prepucio se retira, el frenillo queda expuesto, lo que permite ver una parte de piel en forma de triángulo que se extiende hasta el orificio de expulsión de orina y semen.

En cuanto a las funciones del frenillo, podemos diferenciar dos:

  • Por un lado, protege al glande y ayuda a mantener el prepucio en la posición correcta sobre el glande.
  • Por otro lado, facilita el acto sexual al permitir el desplazamiento del prepucio durante la erección.

A pesar de ello, el frenillo puede presentar varios problemas, entre los cuales se encuentra la anomalía del frenillo corto.

Se considera frenillo corto a aquel que restringe el movimiento del prepucio sobre el glande y puede llegar a provocar dolores durante la erección o las relaciones sexuales. Esta condición puede desarrollarse por causas congénitas, a consecuencia de una infección en la zona o por problemas médicos como la fimosis.

Es posible tratar la anomalía realizando movimiento de la piel y aplicando crema de esteroides para conseguir que la piel tenga mejor elasticidad, aunque normalmente esta anomalía se soluciona por la vía quirúrgica. Dependiendo del problema se realizaría una circuncisión, una frenuloplastia o una frenectomía (operación de frenillo corto).

¿Qué otro tipo de frenillo corto existe?

El frenillo corto lingual (anquiloglosia), es un trastorno presente desde el nacimiento que restringe la amplitud de movimiento de la lengua. Une la parte inferior del puente de la lengua a la base de la boca. Una persona con anquiloglosia podría tener dificultad para sacar la lengua. También puede afectar la forma en que uno come, habla y traga, así como interferir en la lactancia materna.

Operación de frenillo corto

Continúa leyendo y podrás encontrar información detallada sobre el frenillo prepucial corto, sus síntomas y, por supuesto, los tratamientos que existen para solucionarlos:

¿Cuáles son las causas del frenillo corto?

Tal y como te comentábamos anteriormente, es posible desarrollar el frenillo prepucial corto por diversas razones, entre las más frecuentes se encuentran las siguientes:

  • Genética: simplemente es una condición heredada de forma congénita de tus progenitores, por lo que ya naces con el acortamiento del frenillo. Es posible que no haya sido diagnosticado hasta la pubertad o adolescencia.
  • Infecciones: a consecuencia de haber padecido alguna patología infecciosa en la zona genital, es posible desarrollar inflamación y cambios en el tejido que forma el frenillo, de modo que el frenillo se acorte, así como que la piel se vuelva más gruesa, impidiendo la correcta retracción del prepucio.
  • Rotura del frenillo: aunque es posible que la rotura se produzca en sí por un frenillo corto, también es posible que se produzca por lesiones durante las relaciones sexuales o la masturbación. En caso de que la rotura se produzca por lesión, puede que el frenillo cicatrice incorrectamente, lo que conllevaría el acortamiento y sus consecuentes problemas.
  • Fimosis: consiste en una anomalía en la piel que recubre el pene. Esta afección se da cuando el prepucio es demasiado estrecho en la zona del glande, por lo que no puede ser retraído completa o parcialmente. Este crecimiento anómalo de la piel prepucial suele conllevar que el frenillo también se desarrolle incorrectamente, siendo más corto de lo normal y conllevando la necesidad de la circuncisión.

Te invitamos a continuar leyendo para conocer más detalles sobre el acortamiento del frenillo. En el siguiente apartado encontrarás los síntomas más comunes de esta anomalía. Repásalos, es posible que te identifiques con alguno de ellos y estos te ayuden a comunicarlo a tu médico para llegar a un diagnóstico exacto.

¿Qué síntomas son propios de un frenillo corto?

Aunque ya te lo debes de imaginar, existen diversos signos propios del frenillo corto, pero para que puedas tenerlo más claro, a continuación te explicamos los más comunes y a qué se suelen deber:

En los casos de frenillo corto, es posible que se produzca su rotura durante las relaciones sexuales
  • El dolor puede ocurrir por la tensión que ejerce el frenillo corto tanto durante las erecciones como por la retracción del prepucio. Incluso, cuando el acortamiento es muy pronunciado, el dolor agudo puede causar impotencia.
  • Grietas en la piel del prepucio, debido al acortamiento, la piel cambia su aspecto por la tensión forzada y constante de la piel. Es posible que debido al agrietamiento de la piel el tejido también se irrite y sientas picor intermitente. Consulta con un especialista el tratamiento más adecuado para detener los cambios en el tejido.
  • El sangrado puede producirse por lesionar el frenillo acortado, es decir, al romperlo. En caso de que esto ocurra, la hemorragia suele ser muy abundante y prolongada, siendo necesario que acudas de emergencia a la consulta de un especialista para mantener la zona limpia, así como para asegurar una correcta curación.
  • La infección se produce a consecuencia de la herida provocada por la rotura o por la falta de una correcta higiene del pene debido a la dificultad de retracción del prepucio. Ello puede provocar una infección del prepucio o incluso una infección general.
  • Caída de la cabeza del pene durante la erección. Debido a la tensión ejercida por el frenillo corto, el prepucio no descubre correctamente el glande y éste se queda encajado entre el tejido, ello conlleva la caída de la cabeza del pene o una forma curvada del pene erecto.

En caso de presentar uno o varios de estos síntomas, lo más recomendable es que acudas a la consulta del especialista en Urología. De esta forma conseguirás que valore tu caso lo antes posible y te proponga la mejor solución para acabar con ello.

Si estás pensando en terminar con las molestias del frenillo corto, la solución más efectiva es la cirugía de circuncisión. Puedes solicitar una cita de valoración quirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso clicando en la siguiente imagen:

Solicitar cita para la operación de frenillo corto

También puedes llamar al 902 90 75 45, a través del cual te atenderá nuestro equipo de atención al paciente y te ayudarán a resolverte cualquier duda sobre el proceso.

¿Cómo se diagnostica el frenillo corto?

Para realizar el diagnóstico de un frenillo corto se realiza un examen médico, ya sea preventivo durante la infancia o más tarde durante la edad adulta.

Generalmente, durante el examen médico, el especialista puede detectar un desarrollo anómalo de los órganos genitales y del frenillo corto. Para ello, realizará la retracción del prepucio sin forzar. En caso de que la acción sea imposible o difícil de realizar correctamente, podrá confirmar el acortamiento del tejido.

También revisará tu historial clínico y te preguntará cualquier síntoma o problema que te provoque la anomalía en cuanto a la realización de cualquier actividad diaria con normalidad.

Comprobado todo y valorada la anomalía, el especialista decidirá cuál es el mejor tratamiento para ti, el procedimiento farmacológico o el quirúrgico.

Operación de frenillo corto

¿Cuándo es necesaria la cirugía de frenillo corto?

Recurrir a la cirugía de frenillo corto o a la circuncisión depende de las particularidades de cada caso, es decir, de las molestias que le provoca el desarrollo anómalo del tejido y con ello los continuos problemas, como por ejemplo, molestias durante el coito, en casos de laceraciones de la piel, sangrado o infecciones, así como la aparición de complicaciones que pongan en riesgo a los genitales y su correcto funcionamiento.

En la mayoría de casos en los que el especialista detecta problemas para la retracción del prepucio, ya sea por su estrechez o por el frenillo corto, la solución más sencilla, rápida y eficaz es el tratamiento quirúrgico, la circuncisión.

Para solucionar el frenillo corto y los problemas que causa, la opción más utilizada es la circuncisión

En el siguiente apartado puedes encontrar los diferentes procedimientos a los que se puede optar para solucionar los problemas provocados por el inadecuado crecimiento del tejido que conforma el prepucio y el frenillo del pene.

Tratamientos para el frenillo corto

Aunque el problema de frenillo corto es una afección muy molesta y delicada, por fortuna existen diversas soluciones para resolverlo de manera sencilla y rápida. Continúa leyendo, encontrarás todos los tratamientos que existen para conseguir eliminar las dolencias y contratiempos provocados por el frenillo corto:

Tratamientos no quirúrgicos

Si no deseas recurrir como primera opción a la cirugía, existe la posibilidad de recurrir a los ejercicios y el uso de crema de esteroides para conseguir mayor elasticidad del tejido. Cabe la posibilidad de que en casos muy leves de acortamiento de frenillo, el tratamiento no quirúrgico consiga solucionar el problema.

Sin embargo, antes de optar a este tratamiento, debes de consultarlo con un profesional en urología, nadie mejor que un experto sabrá cuál es el procedimiento más adecuado para ti.

  • Estiramiento del frenillo corto con cremas de esteroides: deberás aplicar la crema de esteroides sobre la zona. Éste tipo de crema disminuye el grosor del tejido y dota de mayor elasticidad a la piel. Sin embargo, cuando dejas de aplicar el esteroide, la piel se reconstruye de nuevo. Ten en cuenta que recurrir o no a las cremas de esteroides depende de ti, al igual que se trata de un medicamento que requiere prescripción médica, así que necesitarás consultarlo con tu médico.
  • Estiramientos para el frenillo corto: consiste en aplicar una presión leve de la piel del prepucio, al menos durante 5 minutos dos veces al día, siempre bajo el consejo de un especialista en Urología que te pueda aconsejar y adaptar el ejercicio a tu caso. Durante el ejercicio, deberás intentar retraer la piel hasta que sientas cierta incomodidad, eso sí, sin sentir dolor. Cuando lo consigas, mantén la posición unos 30 segundos y vuelve a tirar hacia delante la piel, relájate y vuelve a repetir el ejercicio durante 5 minutos.

Aunque es cierto que el tratamiento con ejercicios y crema de corticoides suele tener efectos favorables en pacientes que presentan un acortamiento de frenillo muy leve, los urólogos coinciden en que el tratamiento no quirúrgico o farmacológico no suele funcionar en la gran mayoría de casos, solamente retrasan el momento de la cirugía.

Tratamientos quirúrgicos

Entre los procedimientos para reparar el frenillo corto, sea cual sea, consisten en liberar el punto de tensión. Para ello, existen 3 posibles soluciones:

La operación de frenillo corto dura unos 30 minutos y se realiza con anestesia local.

El urólogo es el encargado principal de aconsejar al paciente sobre cuál de estas técnicas es la más apropiada para él en función de su caso concreto.

En las 3 intervenciones se emplea anestesia local y se sutura la herida con un material reabsorbible.

  • Circuncisión: mediante esta técnica se corta por completo el prepucio, de manera que el glande queda completamente al descubierto.
  • Frenuloplastia: es la técnica de cirugía plástica reparadora del frenillo. Con ella se obtiene un resultado mucho más estético, al eliminar también el exceso de piel cincurdante al frenillo, además de eliminar el frenillo.
  • Frenectomía o frenulectomía: el procedimiento consiste en la eliminación completa del frenillo. Su objetivo es puramente funcional, es el de liberar el frenillo.

Estos procedimientos suelen durar una media de 30 minutos y su recuperación es relativamente rápida, ya que suele finalizar por completo pasadas unas 4 semanas.

Ventajas de operarte de fimosis o frenillo corto

Gracias a la cirugía de fimosis se consiguen numerosas ventajas además de las obvias como olvidarte de las molestias y el dolor. Además otros de los beneficios por los que destaca la cirugía son:

  • Mayor nivel de higiene de los genitales. Al retirarse el prepucio, la acumulación de sudor, células muertas y bacterias que se genera entre el prepucio y el glande desaparece y no vuelve a producirse.
  • Reduce las posibilidades de sufrir problemas como: hongos, balanitis, ETS (Enfermedades de transmisión sexual), VIH o el herpes genital, pero no te hace inmune por lo que siempre hay que utilizar protección.

Además, tras la cirugía, el pene se endurecerá de manera más sencilla, ya que no estará tan comprimido. Del mismo modo, evitarás molestias y riesgos como la rotura de frenillo, tensión excesiva, sangrado por lesión, entre otros. 

La principal ventaja de la operación de frenillo corto es la eliminación de las molestias.

Por otro lado, la circuncisión no aumenta ni disminuye el placer sexual, solamente cambiará tu percepción de la sensibilidad en la zona.

Solicitar consulta de valoración quirúrgica

Si estás pensando en operarte pero no sabes con qué médico o en qué hospital, en Operarme.es te facilitamos las cosas proporcionándote una consulta de valoración quirúrgica gratuita y sin compromiso.

De este modo podrás conocer a nuestro especialista en Urología en tu ciudad, comentarle tu caso, que revise tus informes y pruebas médicas, confirme que requieres la intervención y juntos decidáis solucionar los dolores y el resto de molestias de una vez por todas.

Si necesitas más información sobre cómo funcionamos o el Cirujano Especialista con el que trabajamos en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de atención al paciente a través de nuestro formulario de contacto, indicando correo electrónico y número de teléfono, así como llamando al 902 90 75 45 si lo consideras oportuno.

Por otro lado, si tienes claro que quieres conocer a uno de nuestros especialistas en Urología, puedes clicar a continuación y solicitar la consulta de valoración quirúrgica en un par de pasos.

Solicitar cita para la operación de fimosis

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 28-06-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Fimosis, circuncisión

Fimosis, circuncisión

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 760 €
Financiación 
desde 37 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso