Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

El Robot Da Vinci, qué es, para qué sirve y sus ventajas

4.8 (96%) 872 votos
10-07-2018
El Robot Da Vinci, qué es, para qué sirve y sus ventajas
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

El Robot Da Vinci es la técnica quirúrgica más sofisticada e innovadora de cirugía mínimamente invasiva disponible en la actualidad.

La intervención con el Robot Da Vinci en oncología reduce la pérdida de sangre, la estancia hospitalaria y el potencial riesgo de complicaciones.

La técnica mínimamente invasiva del robot Da Vinci facilita el acceso a la zona quirúrgica u órgano a intervenir, aporta precisión al cirujano y mejora la recuperación del paciente.

¿Qué es el robot Da Vinci?

La cirugía robótica es un tipo de intervención mínimamente invasiva que se caracteriza por realizarse con la ayuda del uso del Robot Da Vinci, una máquina que minimiza los movimientos del cirujano y que le permite una visión precisa y ampliada de la zona a intervenir.

A continuación te explicamos detalladamente las características que conforman a este robot cirujano así como las intervenciones para las que está indicado y sus beneficios.

Estructura y funcionamiento del Robot Da Vinci

El sistema quirúrgico Da Vinci es el instrumento quirúrgico más sofisticado que existe hoy en día. Es un robot esclavo que obedece al cirujano a la vez que aumenta su capacidad para operar con precisión y destreza, reduciendo el temblor y proporcionando una visión excepcionalmente clara de la anatomía del paciente.

El cirujano opera sentado cómodamente en una consola, manipulando los mandos del robot y obteniendo una visión tridimensional del interior del paciente.

En la consola es posible visualizar simultáneamente las pruebas que se realizaron antes de la cirugía o la localización de las biopsias que resultaron positivas. De esta forma se consigue ayudar al cirujano para comprender mejor la anatomía de un tumor u otra anomalía mientras lo opera. Además, la consola permite utilizar un sistema de fluorescencia que ayuda al cirujano a localizar los vasos sanguíneos reduciendo el sangrado durante las operaciones.

Cirujano operando con el Robot Da Vinci

Por otro lado, como te comentábamos anteriormente, el cirujano permanece sentado, lo que aumenta su comodidad durante la intervención, evitando la fatiga que suele afectar a muchos especialistas que operan de pie en cirugías largas y complejas.

La consola se conecta a un potente ordenador que es el “cerebro” del robot, que proyecta en una pantalla lo que el cirujano está viendo y haciendo y que permite que los ayudantes puedan interactuar con el cirujano durante la intervención, dibujando o señalando sobre la pantalla y transmitiendo al cirujano sus impresiones sobre la misma.

Durante la cirugía, cuando el paciente ya está anestesiado y se le han colocado los puertos de acceso a través de pequeñas incisiones, realizadas previamente en la piel, el robot se acopla a estos puertos y se introducen los instrumentos quirúrgicos situados en los brazos robóticos.

Los instrumentos robóticos obedecen a las manos del cirujano, dándole una gran libertad de movimiento, mejorando la calidad del mismo, reduciendo el temblor y aumentando la precisión. El cirujano visualiza el interior del paciente en tres dimensiones, como si estuviera en el interior del cuerpo, gracias a un sistema de visualización estereoscópico de alta definición que permite ampliar la imagen para poder visualizar la anatomía microscópica cuando es necesario.

El cirujano experimenta una sensación de inmersión en el procedimiento quirúrgico y llega a identificarse con el robot y a sentir que su capacidad para operar es mayor.

Se trata de un sistema complejo, ¿verdad? No te preocupes, a continuación puedes encontrar un breve resumen en vídeo sobre el Robot Da Vinci y sus aplicaciones médicas:

Ahora que ya sabes qué es el Robot Da Vinci, continúa leyendo para comprender cuáles son las principales diferencias que caracterizan a este sistema de las técnicas quirúrgicas convencionales. No pierdas detalle, en los siguientes apartados también encontrarás información complementaria que puede serte de utilidad.

¿En qué se diferencia la cirugía tradicional y el sistema quirúrgico Da Vinci?

Ten en cuenta que durante una cirugía tradicional abierta, el cirujano suele practicar una incisión larga que además debe ser agrandada para poder acceder a la zona a intervenir. Por otro lado, durante una cirugía laparoscópica, llamada también mínimamente invasiva, el especialista opera con instrumentos rígidos y de manera manual, los cuales debe pasar a través de pequeñas incisiones, y que debe observar la zona a intervenir a través de un monitor de vídeo estándar en dos dimensiones.

A diferencia de las técnicas convencionales, el sistema robótico Da Vinci permite al cirujano realizar incisiones y movimientos con precisión milimétrica gracias a la capacidad de ampliar mecánica y digitalmente los movimientos del especialista, evitando por completo el temblor de la mano, destacando especialmente en las cirugías que requieren de precisión y delicadeza.

Como has podido comprobar, básicamente el sistema robótico realiza las maniobras quirúrgicas con mayor exactitud, reduciendo el tiempo necesario para completar la intervención, invadiendo mínimamente el organismo y las estructuras del cuerpo y, por supuesto, aumenta aún más las garantías del tratamiento.

A continuación puedes conocer las aplicaciones del Robot Da Vinci. En el siguiente apartado te explicamos las intervenciones más comunes para las que se recomienda el uso de este sistema quirúrgico, aunque debes sabes que es posible realizar cualquier tipo de cirugía con el Robot Da Vinci.

Aplicaciones quirúrgicas del Robot Da Vinci

Tal y como te comentábamos, el sistema robótico Da Vinci puede ser usado para realizar cualquier tipo de cirugía, pero debido al elevado coste que supone el uso del robot, los especialistas suelen recomendarlo para las de mayor complejidad o en aquellos casos en los que la precisión es el factor clave para asegurar el éxito del tratamiento. Por ello, las intervenciones quirúrgicas más comunes son:

Prostatectomía

La prostectomía es el procedimiento que se realiza para extraer quirúrgicamente la glándula prostática y los ganglios linfáticos que la rodean. La glándula prostática está situada en la pelvis de los hombres, debajo de la vejiga urinaria, rodeando la uretra, que se encarga de llevar la orina desde la vejiga hasta el pene.

A pesar de que la cirugía de extracción de la próstata se puede realizar por laparoscopia o por una intervención abierta, desde el momento que se implantó el sistema robótico la tasa de éxito ha ascendido notablemente del mismo modo que las probabilidades de complicaciones se han reducido.

Equipo de Cirugía Robótica del Hospital IMED Valencia

Durante una prostectomía radical asistida por Robot Da Vinci, el cirujano realiza varias incisiones, muy pequeñas, en la parte inferior del abdomen para extraer la próstata, reduciendo el sangrado, la duración del postoperatorio y eliminando otras complicaciones intraoperatorias.

Si te han diagnosticado cáncer de próstata y buscas la solución con las mayores probabilidades de éxito, no dudes en solicitar una consulta de valoración quirúrgica con nosotros, es totalmente gratuita, inmediata y sin compromiso. Puedes clicar en la siguiente imagen para pedir la cita con nuestros especialistas:

Solicitar cita para la operación de de cáncer de próstata con robot da vinci

Nefrectomía

Una nefrectomía es el procedimiento quirúrgico en el cual se extrae total o parcialmente un riñón. Generalmente, este tipo de procedimientos se realiza para tratar el cáncer de riñón o para eliminar un tumor benigno.

Al igual que ocurre durante el tratamiento quirúrgico de otras patologías que se pueden realizar por técnicas convencionales (cirugía abierta o laparoscópica), en este caso también es posible recurrir al Robot Da Vinci para extraer el riñón dañado o parte de él.

Durante una nefrectomía con Robot Da Vinci, el cirujano realiza unas pequeñas incisiones controlando los brazos robóticos a través de la consola de mando y trabaja en el interior del cuerpo con ayuda de la cámara y los pequeños instrumentos adaptados al robot.

Histerectomía

La histerectomía es el procedimiento quirúrgico por el cual se extirpa el útero, llamado histerectomía parcial, o tanto el útero como el cuello uterino, llo que entendemos como histerectomía total. Este tratamiento quirúrgico asistido con el sistema robótico Da Vinci se realiza para tratar diversas enfermedades, como por ejemplo, fibromas uterinos, prolapsos uterinos, sangrado vaginal anormal, cáncer del útero, cuello uterino u ovarios, así como la endometriosis.

Generalmente, la cirugía robótica con el Robot Da Vinci está totalmente indicada para tratar las diversas patologías descritas anteriormente, sin embargo, los especialistas lo recomiendan, sobre todo, en casos en los que no es conveniente realizar una histerectomía vaginal si el historial clínico presenta riesgos. Además, suele ser la mejor opción si presentas cicatrices quirúrgicas o irregularidades anatómicas que limitan el resto de opciones.

En enfermedad colónica, colorectal y rectal

Es necesario recurrir a las variantes de la colectomía, extirpación del colon o recto, para solucionar las diversas afecciones que puedan limitar la calidad de vida de los pacientes, enfermedades como, por ejemplo, el sangrado incontrolable, la obstrucción intestinal, cáncer de colon, la enfermedad de Crohn, la Colitis ulcerosa o la diverticulitis.

Existen varios tipos de cirugías que tratan enfermedades que afectan al colon, el recto o ambos a la vez:

  • Colectomía total: consiste en la extirpación total del colon.
  • Colectomía parcial: se trata de la extirpación de una parte del colon, también conocida como colectomía subtotal.
  • Hemicolectomía: implica la extirpación de la parte derecha o izquierda del colon.
  • Proctocolectomía: consiste en la extirpación completa del colon y el recto.

Todas ellas se pueden realizar con las técnicas convencionales, como son la cirugía abierta o la mínimamente invasiva cirugía laparoscópica. Pero como ya te adelantábamos, el procedimiento quirúrgico con el sistema robótico permite realizar la intervención de extirpación y la de volver a conectar las partes restantes del aparato digestivo, para volver a reanudar el correcto funcionamiento y permitir la expulsión de desechos del cuerpo, con mayor precisión y garantías de éxito.

¿Estás buscando la mejor solución para solucionar tu afección colorrectal? Ya puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica gratuita y sin compromiso clicando en la siguiente imagen:

Solicita cita con un especialista en cáncer de colon

Otras intervenciones

Aunque son menos comunes, también es recomendable la aplicación médica en las intervenciones cardiotorácicas, entre las que destaca el uso del Robot Da Vinci para:

  • Bypass aortocoronario: consiste en conectar el corazón a otros conductos (arterias o venas del propio paciente) que le aporten toda la de sangre que necesita para contraerse con la fuerza suficiente.
  • Reparación mitral: se trata de la cirugía de la válvula mitral, durante la cual se realiza la reparación o el reemplazo de esta válvula del corazón. Esta válvula es la que se encuentra entre los ventrículos cardiacos y la que se encarga de que la sangre siga fluyendo hacia adelante por el corazón.
  • Comunicación interauricular: se trata de un orificio en la pared entre las dos cavidades superiores del corazón, las aurículas. Esta afección está presente en el momento del nacimiento y es congénita, y aunque en la mayoría de los casos se soluciona por si misma o nunca llega a provocar problemas, también es posible que provoque síntomas problemáticos por lo que se recurre a la cirugía. Durante la intervención quirúrgica se consigue sellar el orificio y terminar con el problema.
  • Reparación válvula tricúspide: la válvula tricúspide separa las dos cavidades superiores del corazón de las cavidades inferiores. Cuando esta válvula se ve afectada por alguna anomalía o enfermedad se corre el riesgo de que la sangre no fluya correctamente por el corazón y la salud se agrave. Para evitar que se produzcan mayores complicaciones, es posible reparar o remplazar la válvula.
  • Cirugías de mediastino y pulmón: el mediastino está situado entre los pulmones y es la parte del tórax que contiene al corazón, el esófago y la tráquea. Es posible que en esta zona se desarrollen tumores por diversos factores ya sean congénitos o por causas subyacentes previas, por lo tanto se requiere de cirugía para la extracción de las masas anómalas presentes en la zona.

Como has podido comprobar, el Robot Da Vinci puede atender una amplia variedad de tratamientos quirúrgicos, en diferentes zonas de actuación así como para resolver patologías de diferentes grados de complejidad. Te invitamos a seguir leyendo para conocer las diferentes ventajas del sistema robótico.

Ventajas del robot Da Vinci

El Robot Da Vinci ofrece infinidad de beneficios tanto para el paciente como para el cirujano. A continuación, te explicamos detalladamente cuales son estas ventajas para que puedas comprender exactamente en que consiste el sistema robótico aplicado a la medicina y los avances quirúrgicos que permiten abordar las intervenciones, minimizando los riesgos que puedan surgir durante las cirugías así como tras la cirugía.

El sistema robótico Da Vinci destaca por numerosos aspectos tecnológicos que hacen de la  cirugía robótica un procedimiento más seguro y preciso. Entre estos aspectos destacamos los siguientes:

Seguridad

El Robot Da Vinci destaca por poseer múltiples sistemas de seguridad redundantes, es decir, que evitan cualquier tipo de error tanto de su propio mecanismo como un movimiento extraño o inadecuado del cirujano. Así mismo, el aspecto más destacable del sistema es que el mecanismo no se puede programar, no puede tomar decisiones propias ni realizar movimientos por sí mismo. Es el cirujano el que dirige cada uno de los gestos quirúrgicos de los brazos robóticos.

Por otro lado, cabe destacar que el sistema realiza millones de controles y comprobaciones de seguridad por minuto para asegurar el correcto funcionamiento de la máquina. Este sistema, a prueba de fallos, implica que en caso de un fallo eléctrico o de la detección de un problema, el sistema se apaga de forma segura y deja el control del procedimiento en manos del cirujano.

Alta precisión en cada movimiento quirúrgico

Los brazos robóticos tienen acoplados en sus extremos diferentes instrumentos quirúrgicos de alta precisión que se pueden intercambiar. Los instrumentos en miniatura simulan los movimientos de la mano humana y funcionan como las muñecas. Gracias a su composición, los instrumentos consiguen un amplio grado de libertad, superando con creces los de la mano del cirujano, y poseen una enorme capacidad de movimientos como, por ejemplo, rotación completa o la inversión de la dirección, para conseguir una destreza sobrehumana.

Así mismo, cada instrumento quirúrgico tiene su propia función, es decir, suturar, cortar, diseccionar, coagular, extraer, etc. Como te decíamos, los instrumentos se pueden intercambiar con facilidad según la fase de la intervención así como, el cirujano puede controlar la cantidad de fuerza que aplican los instrumentos, desde unos pocos gramos hasta fuerzas de más de un kilogramo, tratando cada estructura con la delicadeza o firmeza que requiere.

Los instrumentos son controlados por el cirujano desde la consola, en la cual usa sus manos y dedos, de forma natural como en cualquier acto quirúrgico. El sistema transfiere los movimientos realizados a los brazos e instrumentos robóticos y realiza los movimientos de manera escalada, es decir, que un movimiento de unos 5 cm se traduce en un movimiento de tan solo 1 cm en el campo quirúrgico (zona a intervenir), lo que permite una precisión casi imposible de alcanzar mediante cirugía laparoscópica o la cirugía abierta.

Visión de alta definición 3D

Una de las características clave del Robot Da Vinci es el sistema de visión integrado en la consola, por el cual el cirujano tiene una visión tridimensional en alta definición, captada por una cámara especial (endoscopio binocular). El especialista observa en tiempo real, con sensación de lejos-cerca y sin necesidad de complementos o gafas especiales.

Otro dato interesante a tener en cuenta sobre esta tecnología es que, para conseguir esta visión de alta definición y en tres dimensiones, el procesador capta y reproduce más de mil imágenes por segundo, que son filtradas por el procesador de vídeo, eliminando el ruido de la imagen y que consigue mostrar hasta el más mínimo detalle bien definido.

Cirugía Robótica

¿Existen otros beneficios de la cirugía robótica con el sistema Da Vinci? Si, existen ventajas particulares tanto para el paciente como para el especialista. Continua leyendo,  te enumeramos los aspectos más relevantes de los que se benefician ambas partes:

Para el paciente

  • Menores complicaciones postoperatorias
  • Menor dolor postoperatorio
  • Menor sangrado
  • Menos cicatrices
  • Menor tiempo de hospitalización
  • Incorporación a la vida cotidiana más rápida

Todo esto es posible porque el sistema quirúrgico Da Vinci permite optimizar el rango de acción de la mano humana, reduciendo el posible temblor y perfeccionando todos los movimientos del cirujano, quien a través de la consola de control se beneficia de una visión en 3D de alta definición.

Para el cirujano

  • Mejor visión
  • Mejor control
  • Consigue acceso quirúrgico a zonas técnicamente muy difíciles
  • Mayor destreza
  • Mejor ergonomía

Como venimos insistiendo, el Robot Da Vinci no opera de forma autónoma sino que responde a las decisiones y movimientos del cirujano, que gracias a las herramientas del robot, puede superar las limitaciones propias de la cirugía abierta y de la cirugía laparoscópica, potenciando la visión, la precisión y el control de sus habilidades.

¿Existen riesgos con la cirugía robótica?

Al igual que en cualquier tratamiento quirúrgico, la cirugía robótica con el sistema Da Vinci también puede presentar alguna complicación o riesgos. Sin embargo, como te comentábamos, gracias a la precisión, avances tecnológicos del robot y, por supuesto, la mínima invasión del paciente durante la cirugía, los riesgos y complicaciones durante una intervención quirúrgica con Robot Da Vinci tienen muchísimas menos probabilidades de ocurrir. Tal es así que los expertos afirman que las posibilidades se reducen prácticamente a la mitad.

De todos modos, debes conocer las complicaciones que pueden producirse durante o tras una intervención quirúrgica, ya sea de tipo convencional (cirugía abierta o laparoscópica) o por sistema robótico. Los riesgos más comunes son:

  • Sangrado intraoperatorio o postoperatorio
  • Infección de la zona intervenida o de las incisiones
  • Reacciones adversas a los medicamentos o a la anestesia
  • Problemas respiratorios

Aunque ya debes de imaginártelo, cualquiera de estos problema son solucionados por las manos expertas de los profesionales encargados de realizar la cirugía así como por el personal que te atiende y cuida durante la estancia hospitalaria y/o recuperación en casa. De modo que no hay de qué preocuparse, los contratiempos solo pueden conseguir alargar un poco más tu recuperación.

¿Estás pensando en recurrir al Robot Da Vinci para solucionar tu problema de salud? Puedes clicar en la siguiente imagen para consultar con nuestro equipo de atención al paciente los servicios que ofrecemos y si estos están indicados para tu caso:

Contactar con el equipo de atención al paciente de Operarme.es

Cirugías con Robot Da Vinci con Operarme.es

Actualmente, en Operarme.es contamos con la colaboración del Hospital IMED Valencia, un hospital general en el que se presta una atención médica integral donde se prestan servicios de todas las especialidades médicas.

Este centro privado, apuesta por la vanguardia y la tecnología médica de última generación, destacando la opción de llevar acabo intervenciones quirúrgicas por medio de la cirugía robótica con el Robot Da Vinci.

Como te explicábamos anteriormente, el sistema quirúrgico Da Vinci es apto para realizar prácticamente cualquier tipo de cirugía así como, destaca por sus altas tasas de éxito en las cirugías de urología como son las de próstata y las de carácter general como es la cirugía de extirpación en intervenciones de cáncer de colon. Siendo ambas posibles de gestionar y realizar a través de Operarme.es.

A continuación, puedes conocer detalladamente toda la información sobre la cirugía robótica a través de Operarme.es clicando en los siguientes enlaces:

Operación de Cáncer de Colon con Robot Da Vinci (cirugía colorrectal)

Operación de Cáncer de Próstata con Robot Da Vinci (Prostatectomía Radical)

Colposacropexia Robótica (Prolapso Urogenital)

Cirugía de cáncer Renal (Parcial o Radical) con Robot Da Vinci

¿Te has quedado con alguna duda al respecto de la cirugía robótica? ¿O sobre cómo funciona Operarme.es? Puedes solucionar tus preguntas llamando al 902 90 75 45 o a través del formulario de contacto, nuestro equipo de atención al paciente te atenderá y ayudará a solucionar dichas cuestiones.

Recuerda contamos con una amplia cartera de especialistas que podrán ayudarte a mejorar tu calidad de vida y, con nuestro equipo que permanecerá a tu lado para guiarte y gestionar todo lo necesario para el proceso.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 10-07-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de Cáncer de Próstata con Robot Da Vinci (Prostatectomía Radical)

Operación de Cáncer de Próstata con Robot Da Vinci (Prostatectomía Radical)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 22.000 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso