Recuperación tras una operación de próstata. Láser de tulio
Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Recuperación tras una operación de próstata. Láser de Tulio frente a cirugías tradicionales

26-11-2013
Recuperación tras una operación de próstata. Láser de Tulio frente a cirugías tradicionales
Valora esta Noticia:

La hospitalización tras una operación de Láser de Tulio se reduce a tan sólo 24 horas frente a los entre 3 y 10 días de las cirugías tradicionales.

Las secuelas postoperatorias, como impotencia o incontinencia, pasan de entre el 2% y el 10% en las cirugías tradicionales, a entre un 0% y un 1% con el Láser de Tulio.

La necesidad de una transfusión durante la operación de próstata con Láser de Tulio es prácticamente nula.

La operación de próstata con Láser de Tulio es la técnica urológica de tratamiento de hiperplasia benigna de próstata más novedosa que existe hoy en día. La recuperación de la operación de próstata con Láser de Tulio es bastante mejor  que en las operaciones tradicionales como pueden ser la Resección Transuretral (RTU) o la Prostatectomía abierta, pasando, por ejemplo, de entre 3 y 10 días en las cirugías de próstata tradicionales a 24 horas, generalmente, en la operación de próstata con Láser de Tulio.

¿Por qué es menor la estancia hospitalaria tras una operación de Láser de Tulio?

Esta disminución en los días de hospitalización tras la operación de reducción de próstata con Láser de Tulio, se debe principalmente a las características propias de la técnica de vaporización y la consecuente disminución en el sangrado. La vaporización consiste en el calentamiento del agua intracelular de las células que forman el adenoma prostático. Al llegar a 100 grados, el agua se evapora junto con el resto de material celular quedando tras ello en forma líquida. La desaparición del sangrado se produce gracias a que el calor utilizado en la vaporización del tejido prostático se dispersa hacia las zonas que no son evaporadas, realizando un efecto de “cauterización” que minimiza o anula, en la mayoría de casos, el sangrado.

Solicitar cita con un especialista en próstata

Gracias a esto, el sangrado deja de ser un problema por lo que el tiempo de hospitalización necesario hasta la “cicatrización” se reduce notablemente. Los restos de tejido a expulsar se reducen de forma considerable por la vaporización y esto se traduce en la pronta retirada de la sonda vesical, que se realiza por lo general el día del alta hospitalaria

Esta diferencia es la que tiene más relevancia en la operación de próstata con láser de Tulio frente a las cirugías tradicionales, ya que en éstas, el sondaje se prolonga hasta una semana tras el alta del paciente, impidiéndole realizar sus actividades cotidianas con total libertad y comodidad.

Otra cosa que cabe destacar es que en las cirugías de próstata tradicionales la recuperación en casa se prolonga bastante, de una a dos semanas, mientras que en el caso de las operaciones de láser de Tulio la recuperación en el hogar se basa en tomarse las cosas con un poco de calma un par de días.

Operación de próstata con láser de tulio

¿Son menores las complicaciones postoperatorias con el Láser de Tulio?

Sí. En este caso podemos afirmar que las complicaciones postoperatorias son menores en las operaciones de próstata con Láser de Tulio que en las cirugías tradicionales. Problemas como la incontinencia o la impotencia tan sólo se producen en alrededor del 1% de los casos frente a los entre 3% y 10% de las operaciones de próstata tradicionales.

De todos modos, existen problemas que no pueden subsanarse con la operación de Láser de Tulio, como es el caso de la eyaculación retrógrada. En este caso, a pesar de que los resultados de diversos estudios muestran que las posibilidades de sufrir este problema se reduce con el Láser de Tulio, el porcentaje es tan mínimo que no es relevante. Las probabilidades de sufrir eyaculación retrógrada tras una operación de reducción de próstata con Láser de Tulio o mediante las cirugías tradicionales es elevada

Es importante aclarar, que la reducción de próstata con Láser de Tulio o las operaciones tradicionales no disminuyen las probabilidades de sufrir cáncer de próstata en el tejido no eliminado.

Si quieres conocer más sobre la operación de próstata con láser de Tulio puedes hacerlo pinchando en el siguiente banner:

Operación de próstata con láser de tulio

Descárgate gratis nuestro libro de próstata: "Hiperplasia benigna de próstata, causas, síntomas y tratamientos"

Para descargarte nuestro libro sobre próstata tan sólo tienes que rellenar el siguiente formulario, disfrútalo:

 
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 26-11-2013

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de Próstata con Láser de Tulio

Operación de Próstata con Láser de Tulio

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 5.790 €
Financiación 
desde 281 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso