Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Parafimosis, qué es, causas, síntomas y tratamiento

4.6 (92%) 932 votos
30-11-2018
Parafimosis, qué es, causas, síntomas y tratamiento
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La parafimosis es una complicación de la fimosis, la cual implica el estrangulamiento de la cabeza del pene debido a la imposibilidad de retraer el prepucio a su posición normal.

La parafimosis es una urgencia urológica que precisa la circuncisión para eliminar, por completo, todos los síntomas asociados a la enfermedad.

La circuncisión es una operación que se lleva a cabo en 20 - 30 minutos, de manera ambulatoria, por lo que el paciente podrá volver a casa al finalizar la cirugía por su propio pie.

​​

¿Qué es la parafimosis?

La parafimosis o la tumefacción dolorosa del prepucio se produce cuando el prepucio está retraído por detrás del glande o cabeza del pene y no puede volver a su posición normal. Esta situación presenta un alto nivel de gravedad debido a la comprensión del pene, lo que no permitirá el drenaje de la sangre.

La parafimosis es común tanto en niños como hombres que no han sido circuncidados, es decir, que no se les ha extirpado el prepucio, o bien, cuando durante la circuncisión no se ha retirado por completo el tejido.  

La parafimosis se presenta con mayor frecuencia en niños y hombre mayores

Esta patología es considerada una urgencia médica que precisa acudir lo antes posible a un centro hospitalario. La parafimosis se suele dar como una complicación de la fimosis, resultando más grave y peligrosa puesto que supone el estrangulamiento del pene que, en el peor de los casos, podría causar una necrosis debido a la congestión que impide el riego sanguíneo. Por lo tanto, la parafimosis presenta una condición de emergencia distinta a la fimosis.

De esta manera, resulta imprescindible hacer una comparación en estas dos patologías. ¿Qué es lo que diferencia a una de la otra? A continuación podrás leer las diferencias entre la fimosis y la parafimosis.

Parafimosis, causas, síntomas y tratamiento

Diferencia entre la fimosis y la parafimosis

En primer lugar, la fimosis es una enfermedad que se suele desarrollar en niños recién nacidos y, en la mayoría de casos, se corrige forma natural antes de que estos lleguen a los 3 años. No obstante, algunos de ellos requieren de intervención médica, es decir, la circuncisión. Pero, ¿en qué casos es necesaria la circuncisión?

Esta intervención quirúrgica se realiza en ambas circunstancias urológicas: fimosis y parafimosis. No obstante, la parafimosis supone una emergencia mayor, al tratarse de una complicación de la fimosis. Así pues, la fimosis y la parafimosis se distinguen en lo siguiente:

  • Fimosis: es la estrechez del prepucio, es decir, la piel que recubre el pene impide que se retraiga por encima de la punta del mismo. Como te decíamos, es una enfermedad muy común en niños recién nacidos. En el 90% de los que los casos, cuando el niño alcanza la edad de los 3 años, la piel se adhiere a la punta del pene, permitiendo la retracción normal e indolora. Sin embargo, en algunos casos no se consigue el deslizamiento del prepucio en estado de flacidez, requiriendo necesaria la visita al médico y, en bastantes casos, la cirugía de fimosis.

Algunos factores que contribuyen a la aparición de la enfermedad son la mala higiene o la insuficiencia de la misma. Esto puede provocar infecciones y suponer un problema para mantener relaciones sexuales futuras. Por otro lado, es común en algunas madres retirar hacia atrás la piel del prepucio del recién nacido para evitar la fimosis. Esto debe hacerse con cuidado y suavidad porque, de hacerlo con brusquedad a una edad demasiado temprana, se puede provocar una herida y cicatriz fibrosa en el niño que dará lugar a una adherencia mayor en el prepucio. En cualquier caso, será el médico quien indique el apto de esta maniobra y determine su correcta ejecución.

  • Parafimosis: es una complicación de la fimosis. Como has podido leer, la fimosis implica que la piel que rodea el glande es demasiado estrecha como para poder bajar con facilidad y dejarlo al descubierto. Al sufrir de parafimosis el prepucio se retrae por debajo del glande e impide a la piel volver a su posición inicial. Por lo tanto, la parafimosis supone el estrangulamiento del prepucio tras descubrirse el glande, es decir, la cabeza del pene.
La consecuencia de padecer de parafimosis es la aparición de edemas y un dolor intenso en la zona

Esto puede dar lugar a una serie de síntomas muy graves como la necrosis del pene, a causa de la insuficiencia sanguínea, así como un riesgo mayor de sufrir infecciones.

La parafimosis es una complicación de la fimosis, o bien, una consecuencia posterior de la misma. Por lo tanto, resulta imprescindible saber cuándo se tiene fimosis para actuar con tiempo ante ella. Algunos de los síntomas más comunes de la fimosis son los siguientes:

  • Dificultad para retraer el glande y dejarlo al descubierto.
  • Dolor cuando bajas la piel que rodea el glande.
  • Dolor al tener una erección y durante las relaciones sexuales.
  • Inflamación del prepucio al orinar y disminución de la intensidad en el chorro.
  • Picor en la zona o presencia de placas blancas a causa de la mala higiene.

Si cuentas con cualquiera de los síntomas mencionados, es importante que visites al médico especialista para que se diagnostique el problema y se proponga una solución eficaz.

No obstante, la parafimosis puede desarrollarse a raíz de otras situaciones. En el siguiente apartado podrás conocer las causas de esta patología, siendo más habituales en hombres que no han sido circuncidados, o bien, en los que no se ha realizado la circuncisión correctamente.

Causas de la parafimosis

  • Lesión. Un procedimiento médico con una mala manipulación puede dar lugar a una parafimosis. Normalmente, cuando hablamos de esta causa, nos referimos a la colocación de una sonda para drenar la orina o al realizar una endoscopia.
  • No devolver el prepucio a su estado normal después de orinar, tras realizar el lavado del pene o después de las relaciones sexuales. Esto puede dar lugar a una parafimosis con la dificultad o, incluso, imposibilidad de devolver la piel a su localización habitual.
  • Mala higiene. No lavarse bien la zona puede provocar una infección en el prepucio y causar una parafimosis.
  • La parafimosis también puede darse tras sufrir una infección o una balanitis, es decir, la inflamación del glande, acompañado de mucho dolor.  

Es probable que estas causas provoquen, con mayor frecuencia, una parafimosis en hombres que no han sido circuncidados o no lo han sido de la manera correcta. Por lo tanto, es importante que si no cuentas con una circuncisión, tengas en cuenta los síntomas de la fimosis, mencionados más arriba, para que no sufras una complicación posterior como la parafimosis.

Además, para evitar la parafimosis, puedes contrarrestar las causas más frecuentes de la enfermedad pero ¿cómo? En el siguiente apartado te contamos de qué manera puedes contribuir en la salud de tu pene.

¿Cómo prevenir la parafimosis?

  • Respecto a los procedimientos médicos a través de sondas, catéters o endoscopias, intenta controlar que el prepucio cubra la cabeza del pene.
  • En relación a la posición del prepucio, asegurate devolverlo a su posición normal después de las relaciones sexuales, limpiarse u orinar.
  • No dejes el prepucio detrás de la cabeza del pene más tiempo del necesario.

En el caso de que no hayas seguido a lo largo de tu vida las recomendaciones para evitar la parafimosis o hayas sufrido algún síntoma de la fimosis, tienes más probabilidades de sufrir este problema médico.

Parafimosis, qué es, causas, síntomas y tratamientos

La parafimosis se presenta, principalemente, como dolor e hinchazón en la zona del pene. A continuación, podrás encontrar una lista con los síntomas que presenta la parafimosis.

Síntomas de la parafimosis

La parafimosis supone el estrangulamiento del prepucio. Al retraerse la piel prepucial por detrás de la punta del pene, el prepucio y el glande se inflaman dando lugar a los siguientes síntomas:

  • Incapacidad para devolver el prepucio sobre la cabeza del pene.
  • Inflamación y dolor en el pene.
  • Glande o cabeza del pene ennegrecida a causa del estrangulamiento y la falta de riego sanguíneo
  • Dificultad e incluso imposibilidad de orinar o eyacular por la presión en el cierre del canal urinario.
El síntoma más visible de la parafimosis es la inflamación del pene

Como ya te hemos dicho, la parafimosis cuenta con una condición de emergencia mayor a la fimosis, por lo que la principal recomendación tras padecer alguno de estos síntomas es visitar al médico con urgencia. En la mayoría de casos, el médico te recomendará el tratamiento quirúrgico, es decir, la circuncisión para solucionar el problema de parafimosis.

La circuncisión es una operación sencilla, tras la que es completamente imposible sufrir de parafimosis debido a que se elimina por completo la piel que recubre el pene.

En el siguiente punto te contamos, paso a paso, cómo se realiza la circuncisión en caso de parafimosis.

Circuncisión para la parafimosis

La cirugía de parafimosis o circuncisión, se realiza para solucionar los problemas relacionados con esta enfermedad de manera definitiva. Esta operación dura de 20 a 30 minutos y se realiza con anestesia local, por lo que estarás despierto durante la intervención. Para tu tranquilidad, no sentirás dolor ni molestias en la zona intervenida. De hecho, al tratarse de una cirugía ambulatoria, podrás volver a casa tras finalizar la intervención.

Así pues, la circuncisión para la parafimosis consiste en lo siguiente:

  • Tras colocarte en la camilla, hacia arriba y con las piernas abiertas y elevadas, te taparán con una sábana quirúrgica de manera que solo quede al descubierta la zona del pene.
  • A continuación, lavarán y desinfectarán el pene para aplicar el anestésico sobre la zona. Una vez haga efecto, dará comienzo la circuncisión.
  • En primer lugar, el cirujano cortará la parte sobrante del prepucio y pondrá los puntos que sean necesarios.
  • Tras ello, se vendará la zona y el equipo médico o de enfermeros te explicará los cuidados postoperatorios.

Al finalizar la cirugía, te llevarán a una sala para que puedas vestirte y volver a casa por tu propio pie, aunque te recomendamos asistir acompañado. El médico te recetará algunos analgésico para evitar dolores y te aconsejará llevar un correcto postoperatorio para favorecer la recuperación.  

La circuncisión es la única solución en casos de parafimosis.

Solicitar una consulta de valoración quirúrgica para solucionar la parafimosis

Operarme.es cuenta con la colaboración de distintos hospitales privados a nivel nacional para llevar a cabo la circuncisión por parafimosis. El objetivo es solucionar tus problemas médicos de la manera más cómoda y efectiva posible.

Por ello, te ofrecemos una primera consulta de valoración quirúrgica gratuita con el especialista para determinar la necesidad quirúrgica en tu caso de fimosis o parafimosis. Es importante que aportes todas las pruebas que te hayas hecho con anterioridad para que el médico pueda elaborar un diagnóstico más exacto. No se trata de una consulta de diagnóstico, sino de valoración quirúrgica para darte el apto como paciente para la circuncisión.

El equipo de Atención al Paciente de Operarme.es te informará de todo esto y resolverá cualquier duda al respecto. Así pues, si quieres solicitar esta primera consulta de valoración gratuita, inmediata y sin compromisos, puedes hacerlo llamando al 902 90 75 45 o clicando en la siguiente imagen:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 16 de octubre, 2018

Fecha de modificación: 30 de noviembre, 2018

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Fimosis, circuncisión

Fimosis, circuncisión

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 760 €
Financiación 
desde 37 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.