Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Balanitis, qué es, causas, síntomas y tratamientos

4.6 (92%) 933 votos
30-11-2018
Balanitis, qué es, causas, síntomas y tratamientos
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La balanitis es la inflamación en la piel que recubre la cabeza del pene, es decir, el glande. Esta infección es más común en niños o adultos que no han sido circuncidados.

La mala higiene y la fimosis están relacionadas con esta enfermedad, puesto que dan lugar a la proliferación de hongos bajo del prepucio, provocando una balanitis.

La circuncisión es el tratamiento idóneo cuando el farmacológico no surte efecto. La cirugía elimina cualquiera posibilidad de que la enfermedad vuelva a desarrollarse.

​​

¿Qué es la balanitis?

La balanitis es una infección genital masculina que, por lo general, es producida por hongos. Esta enfermedad supone la inflamación del pene, más concretamente del glande. Sin embargo, cuando la inflamación se da en el prepucio, hablamos de postitis y cuando alcanza ambas partes, glande y prepucio, nos referimos a balanopostitis.

La balanitis es más común en hombres no circuncidados

Esta afección del glande puede desarrollarse en cualquier hombre o niño, siendo más frecuente en aquellos que no han sido circuncidados. La circuncisión es la operación en la que se extirpa el prepucio, por lo que en los incircuncisos es más probable que ocurra una infección fúngica o bacteriana como la balanitis. En casos así, hay mayor facilidad de acumular suciedad y bacterias por debajo de la piel del prepucio.

Esta enfermedad está asociada a factores como la diabetes, bacterias y gérmenes o a reacciones alérgicas, a causa de las fibras sintéticas de la ropa interior, o bien, de productos irritantes como geles de baño, etc. Algunos de los síntomas más comunes de la balanitis son la comezón, el enrojecimiento y la inflamación de la zona que, en la mayoría de casos, es a consecuencia del hongo Candida Albicans.

No obstante, en el siguiente apartado podrás leer con más detalle las causas por las que aparece la balanitis genital masculina.

Balanitis, qué es, causas, síntomas y tratamiento

¿Por qué aparece la balanitis?

La balanitis es una enfermedad que afecta al glande, es decir, la cabeza del pene. Normalmente aparece en hombres que no han sido circuncidados y cuentan con una mala higiene íntima. La piel del prepucio que recubre el glande hace que la zona se mantenga humedad y sea más probable la proliferación de hongos y bacterias.

No obstante, existen numerosas razones por las que se origina la balanitis, siendo las más destacadas las siguientes:

  • Mala higiene. Como te decíamos, la mala higiene contribuye a la aparición de la balanitis en hombres que no han sido circuncidados.
  • Infecciones. Aplicar jabones fuertes o no enjuagar adecuadamente el jabón al bañarse pueden ocasionar balanitis
  • Hombres no circuncidados. Entre la piel del prepucio se puede acumular suciedad y existe mayor riesgo de que proliferen las bacterias debido a la humedad.
  • Alergias. Los productos químicos como geles aromáticos, fibras sintéticas o el tejido de la ropa interior puede provocar una reacción alérgica en la piel y dar lugar a una balanitis.
  • Diabetes. Los hombres diabéticos son más susceptibles de contraer esta enfermedad debido a que su enfermedad los hace más propensos a infecciones.
  • Fimosis. Esta enfermedad consiste en la dificultad de retraer la piel del prepucio, es decir, la piel que recubre el glande. Por lo tanto, el esmegma, que es una sustancia blanquecina, se deposita y acumula entre el prepucio y el glande dando lugar a infecciones y mal olor en el pene. Pues, al no poder retraer la piel, limpiar la zona es una tarea complicada e, incluso, imposible.
  • Liquen escleroso. Es un trastorno de la piel, a nivel inflamatorio y de evolución crónica que afecta a la zona genital. El liquen escleroso y atrófico ocasiona episodios de balanitis, pudiendo provocar una fimosis.

Factores de riesgo

En ocasiones, la balanitis puede aparecer por ciertos factores, como por ejemplo:

La fimosis aumenta el riesgo de padecer de balanitis.
  • Mala higiene. La fimosis está relacionada con este factor, ya que al no poder retraer el prepucio, puede resultar complicado lavarse la piel que hay debajo. En estos casos, se acumula una sustancia blanquecina, dando pie a la proliferación de bacterias y hongos.
  • Cicatrización. Como habrás leído, la balanitis puede ser aguda o crónica, en función del tiempo que persista la enfermedad. Cuando los episodios son intermitentes y se repiten, puede ocasionar una cicatrización en la zona y el estrechamiento del orificio del pene.

De la misma manera, existen factores que ayudan a prevenir la balanitis.

Factores de prevención

  • Mantener una buena higiene íntima sin productos perfumados, jabones o cualquier otro producto que irrite la zona.  
  • Secar el pene después de la ducha para evitar la humedad.
  • Tener una buena higiene, sobre todo después de las relaciones sexuales.
  • Mantener relaciones sexuales con protección para evitar las infecciones de transmisión sexual
  • Hacer un cambio de pañal regular en los niños y bebés, para mantener la zona seca y evitar el riesgo de proliferación de hongos y bacterias.
  • Controlar el nivel de glucosa, en el caso de los diabéticos.
  • Mantener limpio el prepucio.

Es importante que en cuanto surjan los primeros síntomas de balanitis, acudas al urólogo, o bien lleves a tu hijo al pediatra para que se le examine. De esta manera se prescribirá el tratamiento adecuado en función del diagnóstico establecido por el médico.

Balanitis, prevención.

En el siguiente punto te contamos cuáles son los síntomas más comunes de la balanitis.

Síntomas de la balanitis

La balanitis es la inflamación del glande, es decir, de la cabeza del pene, por lo que el síntoma más visible será el enrojecimiento en esta zona. Además de esto, la balanitis implica otra serie de síntomas, como:

  • Mal olor
  • Secreción y pus debajo del prepucio
  • Sarpullido rojo sobre el glande
  • Formación de placas en forma de escamas
  • Comezón intensa
  • Escozor al orinar
  • Inflamación del prepucio
  • Dificultad para retraer el prepucio

La balanitis es una enfermedad que, depende de la causa que lo haya provocado, comprende un tratamiento distinto. Por lo tanto, es imprescindible que si cuentas con alguno de estos síntomas, visites al médico para que te mande al dermatólogo, o bien al urólogo.

Así pues, el diagnóstico de la balanitis consistirá en lo siguiente.

Diagnóstico de la balanitis

El diagnóstico de la balanitis se puede realizar con la exploración física del médico y el conocimiento de la evolución clínica. Por lo tanto, el médico podrá preguntar acerca de los síntomas que presentas y el estado en el que te encuentras, ya que resulta imprescindible conocer la causa exacta para recetar el tratamiento adecuado.

En casos donde haya secreción, el médico tomará una muestra de la punta del pene, o bien, de orina para comprobar si existe alguna infección bacteriana. Por otro lado, cuando la causa sea una condición crónica de la piel, se optará por realizar una biopsia. Así pues, eliminará un pequeño trozo de piel con el objetivo de analizar y determinar la causa y descartar lesiones premalignas. No obstante, se trata de una prueba indolora, puesto que te administrará anestesia local para que no sientas ninguna molestia.

Como te decíamos apartados arriba, la balanitis puede estar asociada a la diabetes, sobre todo en casos de balanitis recurrente. En este caso, el médico indicará necesario realizar un análisis de sangre para comprobar si padeces diabetes. De la misma manera, la prueba de sangre servirá para detectar la presencia de alguna infección de transmisión sexual.

Respecto a los tratamientos, el médico podrá indicar una buena higiene exenta de jabones perfumados y de productos químicos que irriten la piel, la ingesta de medicamentos antibióticos para combatir la infección fúngica o bacteriana, o bien, recomendar un tratamiento más radical y efectivo, como la cirugía.

Al tratarse de una enfermedad que comprende varias fases, según el tiempo que perdure, la balanitis puede ser aguda o crónica, es decir, recurrente. En estos casos y cuando el tratamiento farmacológico e higiénico no ha resultado efectivo, el médico requerirá necesaria la circuncisión.

La circuncisión es la opción más efectiva para la balanitis

De la siguiente manera, la cirugía para la balanitis constará de los siguientes pasos:

Circuncisión para la balanitis

La balanitis es una enfermedad que puede presentarse con síntomas puntuales o, por el contrario, suponer una patología crónica y recurrente en el tiempo. La causa de la enfermedad se debe, en la mayoría de casos, a la infección por hongos o bacterias. Por lo tanto, hay un riesgo mayor de que la suciedad se acumule en los hombres no circuncidados, por debajo de la piel del prepucio.

Como has podido leer, cuando el tratamiento con medicamentos no ha surtido efecto, el especialista recurrirá a la circuncisión como única solución. Esta cirugía es una intervención quirúrgica en la que se retira la piel del prepucio evitando, por completo, que se puedan dar infecciones.

La circuncisión es una cirugía menor, por lo que rara vez existe alguna complicación. Es una operación sencilla, que se realiza en 30 minutos bajo anestesia local. Al tratarse de una intervención ambulatoria, podrás volver a casa tras finalizar la circuncisión. Así pues, la cirugía de balanitis consistirá en lo siguiente:

  • En primer lugar, te colocarás en una camilla hacia arriba, con las piernas levantadas y elevadas. Te taparán con una sábana, dejando al descubierto el pene.
  • Antes de comenzar la cirugía, te lavarán y desinfectarán la zona para aplicar el anestésico. Una vez hecho esto, se iniciará la circuncisión.
  • El cirujano cortará la parte sobrante del prepucio, dejando al descubierto el glande.
  • A continuación te pondrá los puntos que sean necesarios.
  • Al finalizar, te vendarán la zona y se te explicará e informará de los cuidados postoperatorios a tener en cuenta.
La circuncisión en una cirugía ambulatoria por lo que, al finalizarse, podrás volver a casa por tu propio pie.

Si quieres solicitar una consulta para la circuncisión para la balanitis, a continuación te contamos cómo puedes reservar tu cita con el especialista.

Solicita tu consulta de valoración quirúrgica

Operarme.es te ofrece una primera consulta de valorción quirúrgica con el especialista de manera gratuita, inmediata y sin compromisos. Nuestra compañía cuenta con la colaboración de distintos hospitales, distribuidos por todo el país, para llevar a cabo la circuncisión.

Si quieres saber si en tu ciudad tenemos disponible esta intervención para solucionar, por completo, los problemas de la balanitis puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902 90 75 45 y nuestro departamento de atención al paciente te resolverá cualquier duda respecto a las prestaciones de nuestra compañía en la circuncisión.

Esta primera consulta tiene el objetivo de determinar si eres apto como candidato a la circuncisión, pues no se trata de una consulta para diagnosticar la balanitis o cualquier enfermedad. Por ello, es importante que lleves todas las pruebas que te hayas realizado para que el especialista elabore un diagnóstico, en cualquier caso, quirúrgico, más exacto.

Si quieres reservar tu consulta de valoración quirúrgica con el especialista, pincha en la siguiente imagen:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 19 de octubre, 2018

Fecha de modificación: 30 de noviembre, 2018

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Fimosis, circuncisión

Fimosis, circuncisión

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 760 €
Financiación 
desde 37 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.