Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Extracción de matriz, duración, precio y paso a paso

4.7 (94%) 896 votos
30-11-2018
Extracción de matriz, duración, precio y paso a paso
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La extracción de matriz, o histerectomía, es una intervención quirúrgica que depende de la cantidad de órganos que se extraigan, se tratará de una histerectomía parcial, total o radical.

La histerectomía puede llevarse a cabo con varias técnicas quirúrgicas. No obstante, el objetivo principal de todas ellas es la extracción de matriz.

La duración, la necesidad de ingreso y el tiempo de recuperación tras la extracción de matriz, vendrá determinado por la técnica que se utilice. No obstante, la situación que presente el paciente influirá sobre ello.

¿Qué es la extracción de matriz?

La matriz o útero es un órgano del sistema reproductor femenino que tiene forma de pera, ubicado entre la vejiga y el recto. En la matriz se implanta el óvulo fecundado dando, así, lugar al embarazo. Por lo tanto, una mujer que se somete a la extracción de matriz, no podrá quedarse embarazada.

La extracción de matriz, o histerectomía, es una intervención quirúrgica en la que extirpa el útero, debido a una serie de enfermedades asociadas a esta parte del sistema reproductor femenino. En función de la enfermedad y el alcance de la misma, se hará una histerectomía total, parcial o radical. Pero ¿en qué consiste cada una de ellas? Pues bien:

  • Extracción de matriz parcial: también conocida como histerectomía subtotal, comprende la extracción del cuerpo del útero.
  • Extracción de matriz total: se extirpa el cuerpo y el cuello del útero.
  • Extracción de matriz radical: se realiza cuando es necesario extraer el cuerpo del útero, el cuello o cérvix, la parte alta de la vagina y todos los ganglios y conductos linfáticos.
  • Extracción de matriz total más doble anexectomía: en casos donde se ha realizado una histerectomía radical pero, además, es necesario extirpar las trompas de Falopio y los dos ovarios.
La cirugía de extracción de matriz será parcial, total o radical, en función de la patología asociada.

Los problemas que se pueden dar en el útero son varios, por lo que no siempre es preciso extirpar el útero por completo. Desde la perspectiva clínica, las causas por las que se suele realizar una histerectomía pueden dividirse según si sus características son benignas o malignas.

A continuación podrás leer las principales causas por las que se suele recurrir a la operación de extracción de matriz.

¿Por qué es necesaria la extracción de matriz?

A lo largo de la historia, la histerectomía ha sido la opción recomendada con mayor y menor frecuencia, en función de los avances continuos en esta área quirúrgica. La introducción de herramientas terapéuticas, han desplazado la opción quirúrgica en virtud de otras menos invasivas, es decir, tratamientos menos radicales. No obstante, existen una serie de enfermedades que hacen necesaria la extracción de matriz.

Cirugía de extracción de matriz

En general, el perfil habitual de las mujeres que se intervienen de extracción de matriz tienen un perfil de entre 35 y 55 años con alguna afección en el útero que precisa el tratamiento quirúrgico.

Así pues, la extracción de matriz es necesaria cuando:

  • Prolapso genital: es una de las razones más frecuentes por las que se recurre a la histerectomía. En estos casos, los músculos del suelo pélvico están debilitados y provoca la caída del útero. Esto es más común en mujeres con una edad avanzada o, por el contrario, en mujeres que han tenido partos múltiples.
  • Miomas uterinos: es otra de las indicaciones médicas más frecuentes para recurrir a la extracción de la matriz. Los miomas son crecimientos anómalos, que generalmente son de carácter benigno. Aunque existen otras cirugías, como la miomectomía, que permite extirparlos sin necesidad de la extraer el útero, la histerectomía es la operación recomendada para mujeres de avanzada edad, que ya no quieren tener hijos y quieren eliminar por completo la posibilidad de reaparición.
  • Hemorragia anormal: se trata de un tipo de sangrado uterino que no presenta ninguna lesión física que lo justifique, ni causa orgánica (embarazo o climaterio) que provoque una alteración en el ciclo menstrual, respecto a su duración o intensidad.
  • Adenomatosis: se trata de una enfermedad benigna que consiste en la formación de tejido del endometrio en la misma capa muscular que la del útero, produciendo un engrosamiento de dicho órgano. Esto da lugar a episodios muy dolorosos durante el ciclo menstrual.
  • Neoplasia de cérvix: la neoplasia es un crecimiento pre-canceroso que se da en el cuello del útero y que normalmente nuestro sistema inmune lo elimina. No obstante, en algunos casos la neoplasia evoluciona, siendo necesaria la extracción de la matriz y del cérvix.
  • Neoplasia de endometrio: de la misma manera que con la neoplasia de cérvix, la neoplasia de endometrio, en el mejor de los casos no supondrá un peligro para la paciente. No obstante, la histerectomía es la opción adecuada cuando existe situaciones más graves como cáncer de endometrio.
Si se ha desarrollado un cáncer de útero y la enfermedad se ha extendido, la extracción de matriz es más que necesaria.

La extracción de matriz es una intervención muy frecuente en el ámbito ginecológico, puesto que permiten prevenir y poner solución a enfermedades como el cáncer de cérvix, cáncer de útero u cualquier afección de las ya mencionadas.

En cualquier caso, antes de tomar la decisión es oportuno que consultes con un especialista en Ginecología para que determine que la enfermedad precisa una histerectomía, su tipo y la vía por la cual se va a realizar.

Te recordamos que Operarme.es te ofrece una primera consulta de valoración quirúrgica de manera gratuita, inmediata y sin compromiso con uno de nuestros especialistas. De esta manera, podrá determinar la necesidad quirúrgica en tu caso y determinar el tratamiento oportuno.

En el siguiente apartado te contamos en qué consiste la extracción de matriz según la vía de abordaje.

Tratamientos para la extracción de matriz

La histerectomía es el acto quirúrgico que consiste en la extracción de matriz y, en algunos casos, de sus partes colindantes en la cavidad pélvica. Como has leído en el punto anterior, son varias las afecciones que se pueden dar en el útero y que precisan de una histerectomía.

De la misma manera en la que hemos clasificado la histerectomía, según los órganos reproductores femeninos extirpados, en este punto vamos a clasificarla según la vía de abordaje: abdominal, vaginal, laparoscópica y con Robot Da Vinci.

La cirugía de extracción de matriz es el número uno entre las intervenciones quirúrgicas ginecológicas en España. De todas ellas, el 65% se realiza por vía abdominal, el 25% por vía vaginal y, alrededor del 10%, por vía laparoscópica. Respecto a la histerectomía robótica, aunque es la técnica más nueva en el mercado, es la tecnología con más beneficios intra y postoperatorios para la cirugía de extracción de matriz.

No obstante, es importante aclarar que independientemente de la técnica quirúrgica que se utilice, la operación tiene por objetivo la extracción de útero. Sin embargo, hay pacientes que no son aptos para un tipo de histerectomía, resultando muy oportuno contar con variedad de técnicas para la cirugía de extracción de matriz.  

Así pues, atendiendo a la técnica quirúrgica, encontramos 4 tipos de operación de extracción de matriz o histerectomía:

Histerectomía vaginal

La histerectomía vaginal consiste en la extracción de matriz por la vagina. En este tipo de intervención, se accede al interior de la cavidad pélvica a través de una pequeña incisión en la porción superior de la vagina, de manera que se pueda extirpar el útero y/o alguno de los órganos colindantes.

De tal modo, la extracción de matriz por vía vaginal se realiza de la siguiente manera:

  • Se realiza una incisión pericervical en la parte anterior y superior a la vagina, de manera que el cirujano pueda localizar la vejiga, los uréteres y los ligamentos que los unen a la matriz para su extracción.
  • Se realiza una incisión pericervical posterior a la vagina, de manera que se una con la anterior incisión y se pueda acceder al espacio rectovaginal.
  • Se secciona el septo supravaginal, es decir, unas fibras que mantienen en su sitio al útero y la vagina. De esta manera, se consigue la liberación de parte del útero.
  • Se realiza la apertura del saco douglas, a través del que se procede a localizar y diseccionar los ligamentos uterosacros.
  • A través de la apertura anterior, se procede a la entrada a la cavidad peritoneal y la localización de los anejos ováricos, trompas de Falopio, arterias etc.
  • Se procede a pinzar los vasos uterinos, voltear el útero y extraerlo, con el debido control hemostático.
  • A continuación se realiza una culdoplastia para prevenir que en la que se sujeta la cúpula de la vaginapara prevenir el prolapso de la misma.
  • Por último, se cierra el peritoneo capa por capa, de la misma manera que la vagina.

De la misma manera que el resto de histerectomías, la extracción de matriz vía vaginal, se realiza con anestesia general.

Histerectomía abdominal

La histerectomía abdominal consiste en la extracción de matriz y sus anejos (cuello uterino, ovarios, etc.) a través de una incisión en el abdomen.

De esta manera, el cirujano podrá acceder a la cavidad pélvica.

Por lo general, una paciente que se somete a la histerectomía abdominal, cuenta con una patología no apta para otra técnica quirúrgica como un útero muy agrandado con miomas, endometriosis extensa con afectación abdominal y ovárica o una enfermedad pélvica inflamatoria, entre otras.

Así pues, la extracción de matriz, consiste en lo siguiente:

  • El cirujano realizará una incisión en el abdomen, a través de la que se llegará a la cavidad abdominal.
  • Una vez allí, el cirujano colocará un separador para mantener la incisión abierta y proceder a revisar los órganos de la cavidad pélvica.
  • Tras localizar el útero y sujetarlo con dos pinzas, el cirujano lozalizará los elementos que nutren el útero. En este caso se procederá a suturar el ligamento redondo y evitar la sección del uréter.
  • A continuación se localiza la vejiga para separarla del útero mediante la disección.
  • De la misma manera que se ha localizado el útero, se procederá a localizar y seccionar el cuello del útero.
  • Una vez hecha la extracción de matriz y cerrado el cuello del útero, se procede a verificar que el resto de estructuras de la cavidad están en perfecto estado.
  • Por último, se realizan los lavados con suero fisiológico para eliminar el sangrado que se haya producido y se procede al cierre de ambas cavidades.

Histerectomía laparoscópica

La técnica laparoscópica es recomendada, sobre todo, en patologías benignas y poco extensas. En comparación al resto de técnicas mencionadas, la laparoscopia supone una baja tasa de complicaciones y un menor tiempo de recuperación.

El laparoscópico es un instrumento quirúrgico que permite la visión de la cavidad abdominal-pélvica, tras introducirlo por una pequeña incisión. Esta herramienta consta de una fuente de luz y una cámara que se conecta a un monitor de televisión, desde donde el cirujano podrá ver el interior del paciente.

El equipo de cirujanos, introducen los instrumentos necesarios para realizar, por completo, el paso a paso de la operación de extracción de matriz:

  • En primer lugar, se colocará a la paciente mirando hacia el techo con las piernas abiertas, de manera que la pared abdominal y la cadera permanezcan al mismos nivel.
  • A continuación, se administrará la anestesia general y la monitorización de la paciente.
  • Se cateteriza la vejiga con una sonda Foley y se coloca un manipulador intrauterino que permitirá manipular el útero desde el exterior.
  • Se procede a insertar los instrumentos de la laparoscopia, de tal modo que uno de los trocares se utiliza para inflar el abdomen para ver con claridad todos los órganos y, los otros dos, para manipular con exactitud las vísceras abdominales.
  • Aunque el paso a paso de la histerectomía laparoscópica tiene variaciones, por lo general, es una técnica muy parecida a la extracción abdominal. La diferencia más sobresaliente es que en vez de pinzar, cortar y ligar el útero, como en la abdominal, se realiza mediante coagulación de las estructuras de alrededor.
  • Lo siguiente consiste en seccionar o abrir los fondos de saco por encima de los ligamentos uterosacros, permitiendo la liberación del útero y separándolo de cualquier estructura cercana.
  • En primer lugar se coagula los ligamentos redondos, a continuación la apertura del peritoneo anterior y posterior, después los infundíbulos pélvicos y, por último, los vasos uterinos. A continuación se procede a la extracción del útero.
  • Se utilizará la morcelación, una técnica que facilita la extracción mediante la partición de la masa abdominal, cuando el útero superior a 300 gramos.
  • Por último se cierra la vagina con una sutura continua y, si la operación es 100 % laparoscópica, mediante unos puntos separados o con sutura continua.

Extirpación de la matriz

Histerectomía con Robot Da Vinci

El Robot Da Vinci es la opción quirúrgica menos invasiva para la extracción de matriz.

Esta tecnología robótica supone la más segura para las pacientes que se enfrentan a cirugías complejas como las neoplasias de útero, cérvix o endometrio.

La tecnología del Da Vinci se creó con el fin de poder operar en sitios donde el acceso fuese complicado e incluso imposible, como por ejemplo en situaciones bélicas. Por lo tanto, para llevar a cabo la cirugía de extracción de matriz no es necesario que el cirujano esté al lado de la camilla del paciente.

El robot Da Vinci consta de tres partes: el robot esclavo con los brazos robóticos que entran en acción durante la operación, la consola por la que el cirujano ve el interior de la paciente, el sistema de procesamiento de imágenes que captura toda la información en imágenes tridimensionales.

Así pues, la operación de extracción de matriz con Robot Da Vinci, consiste en lo siguiente:

  • Una vez haga efecto la anestesia, se colocarán los trocares sobre el abdomen.
  • A continuación se coloca el robot entre las piernas de la paciente, a 45 grados, para tener mejor acceso vaginal.
  • Desde el monitor, el cirujano observa todas las estructuras pélvicas y realiza un lavado en la cavidad.
  • El cirujano, desde la consola, electrocoagula y secciona el ligamento redondo.
  • A continuación abre el peritoneo para diseccionarlo y poder acceder a la cara anterior de la vagina sin lesiones vesicales.
  • La arteria uterina y los ligamentos uterosacros se diseccionan y se cortan con coagulación, permitiendo la liberación del útero.
  • Se abre la vagina y se extrae el útero por la misma.
  • Por último se realiza una sutura reabsorbible

A continuación podrás observar una tabla comparativa de las características quirúrgicas de cada una de las técnicas para realizar la extracción de matriz:

Tipo de extracción de matriz

Anestesia

Duración

Estancia en el hospital

Recuperación

Vaginal

General

45 - 80 min.

2 días

2 - 4 semanas

Abdominal

General

60 - 80 min.

3 días

6 - 8 semanas

Laparoscópica

General

60 - 80 min.

2 días

1- 2 semanas

Robot Da Vinci

General

60 - 80 min.

2 días

1 - 2 semanas

Postoperatorio de la extracción de matriz

La extracción de matriz, más conocida en el sector médico como histerectomía, es una intervención que según la técnica con la que se lleve a cabo, tendrá una duración u otra.

Como has podido leer más arriba, existen distintos tipos de cirugía para la extracción de matriz, por lo que cada una de ellas contará con unas características intra y postoperatorias.

No obstante, según la circunstancia que presente la paciente se realizará una extracción parcial, total o radical. Por lo tanto, no sólo influirá la técnica, pues también el porcentaje de órganos colindantes a la matriz que sea necesario extraer.

A continuación podrás leer, de manera aproximada, cuánto dura la cirugía de extracción de matriz o histerectomía.

Postoperatorio de la extracción abdominal de matriz

La cirugía de extracción de matriz, vía abdominal, tiene una duración de 60 - 80 minutos.” Una vez finaliza, se traslada a la paciente a la sala de reanimación para que elimine todos efectos de la anestesia. Aquí podrá estar un par de horas.

Cuando se haya eliminado por completo el anestésico del organismo, se llevará a la paciente a la habitación asignada para el ingreso hospitalario. Esta estancia podrá durar hasta 3 días, en función de cómo reaccione la paciente a la operación.

Durante las primeras horas, tras la extracción de matriz, la dieta será 100 % por medio de goteros. Una vez pasen 12 horas, tras la cirugía, comenzará a tomar líquidos y, si se toleran, es posible que tras las 24 horas, desde que finalizó la operación, se administre una dieta semilíquida. Si todo fluye de esta manera, a las 48 horas se habrá recuperado la función digestiva por completo y se procederá a dar una dieta blanda.

Es importante que durante las primeras 24 horas se haga reposo absoluto, con el fin de asegurar la fijación de las estructuras anatómicas que han sido suturadas. Además, es apropiado que la paciente esté ingresada de 2 a 4 días y se dé el alta médica cuando haya una dieta normal. Por lo tanto, el ingreso hospitalario consta de 3 días, aproximadamente.

Respecto a la recuperación de la cirugía de extracción de matriz, suele ser completa entre 6 y 8 semanas, tras la intervención.

¿Cómo es el postoperatorio de la extracción vaginal de matriz?

La operación vaginal de extracción de matriz dura entre 45 y 80 minutos. Como en cualquier cirugía que se precise anestesia general, la paciente será trasladada a la sala de recuperación hasta que elimine el medicamento de su organismo. Tras ello, se le llevará a la habitación donde permanecerá hasta el alta médica.

Respecto a la dieta, se iniciará con una solo por goteros hasta llegar a los sólidos de manera progresiva. En función de la tolerancia en el cambio de una dieta a otra, la progresión será más rápida o más lenta. No obstante, a las 24- 36 horas tras la histerectomía, la función digestiva se habrá recuperado por completo y, con ella, la dieta con sólidos.

En cuestión de 48 - 72 horas, tras la extracción vaginal de matriz , la paciente podrá abandonar el hospital.

Así pues, dará comienzo la recuperación en casa que,normalmente, tardará entre 2 y 4 semanas. No obstante, esto variará en función de las características propias de cada paciente.

¿Cómo es el postoperatorio la extracción laparoscópica de matriz?

La cirugía de extracción de matriz por laparoscopia dura 60 - 80 minutos. Al tratarse de una de las cirugías menos invasiva, la estancia en el Hospital se reduce a 2 días.

De la misma manera que en el resto de casos, una vez la paciente se encuentre en su habitación, comenzará con una dieta progresiva hasta los sólidos. Cuando los tolere, y el médico lo considere adecuado, se le dará el alta.

Una vez fuera del hospital, la paciente comenzará la recuperación por cuenta propia, siguiendo las indicaciones médicas. Por lo tanto, la recuperación total puede durar entre 1 y 2 semanas. No obstante, en cuestión de 2 semanas, tras la cirugía, la paciente y el médico se citarán para comprobar la correcta evolución de las cicatrices y el estado físico.

Postoperatorio de la extracción de matriz con Robot Da Vinci

La cirugía de extracción de matriz con Robot Da Vinci, o histerectomía robótica, tiene una duración de 60 - 80 minutos. Tras finalizar la operación, la paciente será trasladada a la sala de recuperación hasta que elimine todo el anestésico de la cirugía.  

En cuanto al tiempo de hospitalización, la paciente estará de 1 a 2 días en el hospital.

El Robot Da Vinci es una tecnología capacitada para operar enfermedades graves, como la neoplasia, con una técnica mínima invasiva.

Por lo tanto, el tiempo de la operación, la estancia en el hospital y la etapa de recuperación dependerán del motivo por el cual la paciente se haya sometido a la cirugía.

No obstante, aún tratándose de una cirugía complicada, el Robot Da Vinci permite una recuperación de entre 1 y 6 semanas.  

Precio de la cirugía de extracción de matriz

El precio de la extracción de matriz, independientemente de cual sea la técnica utilizada, es un precio cerrado en el que se incluyen todos los recursos, tanto materiales como humanos, para que la intervención concluya con el mayor éxito y seguridad posibles.

A continuación te dejamos con una tabla comparativa de los precios de extracción de matriz, según la técnica que se utilice:

Histerectomía abdominal

Histerectomía vaginal

Histerectomía laparoscópica

Histerectomía con Robot Da Vinci

4.465 €

4.369 €

5.865 €

22.000 €

Solicita una consulta de valoración quirúrgica

Operarme.es te ofrece una primera consulta de valoración quirúrgica con el especialista, de manera gratuita, inmediata y sin compromiso. En esta primera consulta, el ginecólogo determinará si tu situación precisa la intervención quirúrgica y, además, que el tipo de cirugía es la adecuada para tu caso.

Si quieres reservar tu cita con el especialista, puede llamarnos al 902 90 75 45 y comprobar si en tu ciudad colaboramos con algún hospital para realizar la extracción de matriz.

También puedes pinchar en la siguiente imagen o rellenar el formulario web y un miembro del Equipo de Atención al Paciente de Operarme.es te atenderá de inmediato para resolverte cualquier duda y/o gestionarte la consulta, si lo deseas.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 30-11-2018

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Ginecología Ginecología
Operación de histerectomía abdominal (extirpar útero)

Operación de histerectomía abdominal (extirpar útero)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.465 €
Financiación 
desde 217 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso