¿Cómo se trata una prótesis de cadera infectada?

5 (100%) 997 votos
27-03-2020
¿Cómo se trata una prótesis de cadera infectada?
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es | Revisado por Dr. Antonio Rebollo Marina (nº colegiado: 282834715)
Valora esta Noticia:

Las infecciones en prótesis de cadera tienen una incidencia del 1% y el 3%.

Para indicar uno u otro tratamiento para la infección de la prótesis, se tendrá en cuenta el dolor y la reducción de la movilidad.

El tratamiento para la infección de prótesis de cadera conllevará la conservación de la prótesis o, por el contrario, su recambio.

La prótesis de cadera infectada tiene una incidencia de entre un 1% y un 3%, siendo un porcentaje superior en las prótesis de cadera de revisión (no primaria).

La elección de conservar la prótesis o proceder a su sustitución por una nueva, varía en función de las características del paciente y cuál es la mejor opción respecto a: menor agresión quirúrgica, sensibilidad al tratamiento antibiótico y menor cantidad de efectos secundarios.

Normalmente, la opción con mejores resultados es la reimplantación total de la prótesis de cadera, tras eliminar la infección. Esta intervención puede hacer en uno o dos tiempos, por lo que es muy importante conocer los antecedentes del paciente para decidir cuál es el mejor tratamiento.

El objetivo del tratamiento (quirúrgico o no) para la infección de prótesis de cadera es curar la infección, eliminar el dolor que provoca la misma y restablecer la función articular con las mínimas secuelas.

¿Por qué se infecta una prótesis de cadera?

El motivo por el que se infecta una prótesis de cadera es la presencia de bacterias. Las personas convivimos con estos microorganismos a diario, ya que forman parte del medioambiente: están en nuestra piel, en la ropa, en los objetos del día a día y, por lo tanto, en el material quirúrgico, siendo en quirófano donde se originan las infecciones, la mayoría de ocasiones.

La probabilidad de que se infecte una prótesis de cadera es del 1% - 3%.

Sin embargo, el hecho de que una prótesis se infecte no implica que la sala quirúrgica no se haya desinfectado correctamente o que el especialista haya realizado una mala praxis. Pues, es importante saber que las bacterias no solo luchan por su espacio natural, sino que además son capaces de multiplicarse en superficies extrañas, como la de las prótesis.

El material del que están hechas es inerte y no está irrigado por nuestra sangre, por lo que las defensas no pueden actuar correctamente. De hecho, cuando se recurre al tratamiento antibiótico para tratar la infección, en muchos casos no resulta suficiente porque las dosis no llegan de la manera correcta.

Componentes de una prótesis de cadera

Así pues, en función del momento en el que se produzca la infección de la prótesis, respecto al momento de la cirugía de cadera, distinguiremos tres tipos:

  • Infección aguda: aparece a las 3 primeras semanas y su causa suele ser bacteriana.
  • Infección subaguda: se puede manifestar entre los 6 y 24 meses, desde la artroplastia de cadera.
  • Infección tardía: se manifiesta al cabo de los años, por procedimientos ajenos a la artroplastia de cadera (intervención dental, colonoscopia, etc). Los pacientes que la padecen presentan síntomas inflamatorios propios de la infección por bacterias.

Aunque la probabilidad de que se infecte una prótesis de cadera es muy baja, es importante saber que puede suceder y que, en función del tipo de infección que sea, el especialista indicará uno u otro tratamiento.

Conservación de la prótesis

Cuando la infección de la prótesis de cadera es aguda, es decir, tiene menos de 3 – 4 semanas, el especialista puede recomendar su curación, tratando de conservar el implante.

No obstante, en la mayoría de casos será necesario realizar el desbridamiento quirúrgico adecuado. Así pues, a continuación te contamos las diferentes opciones para conservar la prótesis de cadera infectada, sin precisar el recambio del implante.

Tratamiento supresor

Cuando un especialista habla del tratamiento supresor para la prótesis de cadera infectada, se refiere al tratamiento con antibiótico. El objetivo es reducir los síntomas asociados a la infección de la prótesis de cadera y conservar la función articular.

Esta técnica está indicada en pacientes con una esperanza de vida corta, dado el alto riesgo quirúrgico. Además, será necesario que el paciente no muestre una infección sistémica y que aun mantenga la estabilidad del implante. De lo contrario, podría desaconsejarse este tratamiento, para recurrir a la retirada quirúrgica de la prótesis de cadera.

Traumatóloga explicando al paciente en qué consiste el tratamiento para la infección de la prótesis de cadera

Al tratarse de un tratamiento oral de antibiótico es importante que el paciente se muestre tolerante y comprometido con las dosis.

No obstante, no siempre se recomienda este tratamiento, puesto que las bacterias tienden a ejercer una resistencia muy alta a los antibióticos. A pesar de ello, el tratamiento supresor con medicamentos, permite controlar de forma prolongada la infección y mantener la función de la articulación.

Desbridamiento con retención de la prótesis

Este tratamiento consiste en el desbridamiento exhaustivo del tejido infectado que rodea la articulación y el recambio de las partes móviles del implante (polietileno y cabeza del fémur). El resto de componentes se dejan anclados y someter al paciente a un tratamiento con antibióticos.

El desbridamiento permite erradicar la infección y preservar la función articular de la prótesis

Este tratamiento es menos agresivo que la retirada de la prótesis pero, es cierto, que se han de cumplir ciertos requisitos para que el especialista indique el desbridamiento con retención:

  • Implante con estabilidad y una buena función articular
  • Infección aguda, detectada antes de las 3 semanas tras la artroplastia de cadera
  • La bacteria o microorganismo responsable de la infección debe ser sensible a la combinación de antibióticos indicada por el especialista.
  • Buena sistema inmunitario
  • Ausencia de fístula, osteítis o fuerte compromiso de los tejidos blandos.

En los casos en que no se cumplen los requisitos para someterse a este tipo de tratamiento de infecciones de cadera, se procederá a realizar la retirada y recambio del implante.

Retirada y recambio de la prótesis de cadera

La retirada y recambio de la prótesis de cadera infectada es un procedimiento que requiere la experiencia de un superespecialista. Esta intervención precisa de unos recursos hospitalarios mayores que los de la prótesis primaria y los de la prótesis de revisión.

Para realizar la retirada y recambio de la prótesis se puede dividir en uno o dos tiempos. La mejor opción es la que se realiza con una menor agresión quirúrgica. Sin embargo, no siempre es posible realiza la intervención en un solo tiempo.

Especialista comprobando en qué estado se encuentra la articulación de la cadera

Recambio de una prótesis de cadera en un tiempo

La retirada y recambio de la prótesis de cadera en un tiempo supone la extracción completa de los elementos implantados, en una sola intervención. Este método conlleva una serie de ventajas, con respecto a la que requiere dos tiempos (dos intervenciones). Pues, no solo el tiempo de recuperación es más corto, sino que el coste es mucho menor.

La tasa de efectividad de la retirada y recambio de la prótesis de cadera infectada en un tiempo es del 80 % – 90 %

Aunque las indicaciones médicas no están claras, los especialistas coinciden en que el paciente que se someta a esta intervención debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Infección de menos de dos semanas
  • Tejidos blandos en buen estado
  • Bacteria causante de la infección, susceptible al tratamiento antibiótico
  • Estado de salud bueno y estable

El recambio de una prótesis infectada en un tiempo (en una sola intervención), consiste en:

  • Realizar la limpieza exhaustiva del tejido (desbridamiento)
  • Colocación de una prótesis nueva

En casos así, es importante conocer la bacteria que ha causado la infección y la sensibilidad que presenta a los antibióticos, para así poder utilizar un cementado con el antibiótico específico.

Recambio de una prótesis de cadera en dos tiempos

El recambio de prótesis de cadera en dos tiempos es el tratamiento elegido en los casos de infección crónica o tardía de la prótesis de cadera. Asimismo, también se realiza en los casos de infección por hongos, bacterias de alta virulencia, infecciones polimicrobianas, enfermedades inflamatorias de base, pacientes inmunodeprimidos o reinfección tras una reimplantación.

Equipo de especialistas en quirófano para el recambio de la prótesis de cadera infectada

Las condiciones que hacen que un paciente deba de ser intervenido de una prótesis de cadera infectada en dos tiempos (dos intervenciones), son:

  • Manifestación sistémica de infección
  • Infección sin detección de la bacteria causante
  • Análisis positivos de microorganismos resistentes a los tratamientos antibióticos
  • Presencia de una fístula

Así pues, el recambio de una prótesis infectada en dos tiempos, consiste en:

  • Limpieza, desbridamiento y resección de los tejidos desvitalizados
  • Retirada de la prótesis infectada, junto al cemento, pero preservando el hueso.
  • Colocación de un espaciador de cemento con antibióticos
  • Administración del antibiótico correspondiente, según lo que indiquen las muestras intraoperatorias.

Aunque no hay una evidencia para definir el intervalo que pasa entre un tiempo y otro, normalmente pasan de 2 – 4 meses, hasta que el cuadro infeccioso se considera sanado. Tras este periodo, se procede a:

  • Reimplantación de una nueva prótesis de cadera
La tasa de curación con la técnica en dos tiempos es del 90 % – 97 %

La rehabilitación es la misma tanto si el recambio de la prótesis se hace en un tiempo, o en dos, aunque siempre teniendo en cuenta las características de cada paciente.

Normalmente, los controles postoperatorios se realizan a las 3, 6 y 9 semanas. Después a los 3 y 6 meses y, finalmente, se hacen cada año.

Si cuentas con un caso de infección de prótesis de cadera diagnosticado y quieres conocer la valoración quirúrgica del Especialista, Operarme.es te ofrece una primera consulta de manera gratuita, inmediata y sin compromiso.

Dr. Antonio Rebollo Marina

Dr. Antonio Rebollo Marina
Nº colegiado: 282834715
Médico Asistencial en Centro Médico Caser
ver más

Fecha de publicación: 24 de febrero, 2020
Fecha de modificación: 27 de marzo, 2020

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 8.190 €
Consultar financiación
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.