Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Hernia Inguinal. Reparación por laparoscopia

4.8 (96%) 280 votos
19-02-2014
Hernia Inguinal. Reparación por laparoscopia
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La hernia inguinal es la hernia abdominal más común, siendo su incidencia mucho mayor en hombres que en mujeres.

La reparación de la hernia inguinal por laparoscopia permite reducir los tiempos de recuperación y minimizar los problemas postoperatorios.

La cirugía de hernia inguinal por laparoscopia es importante que sea realizada por un especialista experimentado.

​La aparición de la hernia inguinal, así como de cualquier otra hernia abdominal, se debe a un debilitamiento de la pared interior del abdomen. A causa de este debilitamiento y debido principalmente a esfuerzos físicos intensos en la zona, como es el caso del levantamiento de objetos pesados, tos persistente, estreñimiento, etc. Al producirse esta rotura, parte del revestimiento abdominal se introduce en el orificio inguinal formando un “saco”, que se hace visible en forma de bulto en la superficie de la piel.

La aparición de la hernia inguinal, como su propio nombre indica, se produce en la zona de la ingle. La incidencia de las hernias inguinales es mucho mayor en hombres que en mujeres, además de ser el tipo de hernia abdominal más común. Las hernias pueden ser asintomáticas, no presentan dolor, molestias o cualquier otro síntoma más allá de la protuberancia palpable en la zona herniada; o sintomáticas, presentando dolor y molestias que llegan a impedir al paciente llevar una vida normal.

Solicita cita con un especialista en hernia inguinal

Además de estos síntomas, también existe la posibilidad de que parte del intestino o de algún otro órgano del interior de la cavidad abdominal se “cuele” dentro del saco, produciéndose un estrangulamiento del tejido, impidiendo que la sangre llegue a las células provocando necrosis de dicho tejido. Para evitar problemas mayores, en estos casos el paciente requerirá de una intervención quirúrgica de urgencia.

En los casos en los que la hernia inguinal es sintomática, se recomienda llevar a cabo su reparación debido a que las hernias no mejoran con el tiempo, sino que aumentan de tamaño e incluso pueden causar problemas graves como el mencionado en el párrafo anterior. Para reparar la hernia inguinal, se pueden llevar a cabo dos tipos de cirugía, pero la más interesante en términos de mínima invasión y reducción de tiempos de recuperación es la Reparación de Hernia Inguinal por Laparoscopia.

Paso a paso en la reparación de hernia inguinal por laparoscopia

La reparación de hernia inguinal por laparoscopia se realiza principalmente bajo anestesia general, aunque es posible llevarla a cabo con tan solo anestesia regional.

Reparación de hernia inguinal por laparoscopia

Para llevar a cabo la operación de hernia inguinal por laparoscopia se siguen los siguientes pasos:

  • El especialista realiza alrededor de la zona inguinal entre 3 y 4 incisiones, por las que introducirá el instrumental quirúrgico necesario para reparar la hernia.
  • A través de una de las incisiones, se introduce dióxido de carbono por debajo de los músculos para inflar la cavidad abdominal y permitir al cirujano maniobrar con más facilidad, mejorando la visibilidad y minimizando las posibilidades de causar daños en otros tejidos.
  • El cirujano introduce el laparoscopio, que es una cánula con una cámara que tiene una luz en el extremo distal conectada por fibra óptica a un monitor, por donde visualiza el defecto inguinal herniado.
  • A continuación, insertando los instrumentos quirúrgicos por las demás incisiones, recoloca el tejido causante de la hernia.
  • Por último, hace uso de una malla protésica para reparar el defecto de la hernia inguinal.
  • Una vez finalizada la reparación de la hernia inguinal, el cirujano extrae el dióxido de carbono del interior de la cavidad, retira el instrumental quirúrgico y el laparoscopio y procede a suturar las incisiones realizadas.

Solicita cita con un especialista en hernia inguinal

La duración de la operación oscila entre 90 y 120 minutos. Durante la cirugía, el especialista puede decidir, por el bien del paciente, cambiar de una cirugía por laparoscopia a una cirugía abierta.

La recuperación tras una operación de hernia inguinal por laparoscopia es menor que en la reparación por tratamiento quirúrgico. Esto se debe a que la técnica de laparoscopia es una técnica de mínima invasión y tan solo son necesarias de tres a cuatro pequeñas incisiones para llevar a cabo la cirugía.

Ventajas de la cirugía de hernia inguinal por laparoscopia.

  • Permite regresar más pronto al trabajo y a las actividades normales que con la cirugía abierta
  • Existe menor riesgo de infección y de dolor a largo plazo que con la cirugía abierta

Conocer más sobre la hernia inguinal por laparoscopia

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 19-02-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal por Laparoscopia

Hernia Inguinal por Laparoscopia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.249 €
Financiación 
desde 158 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso