Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Operación de Próstata con Láser de Tulio Operación de Próstata con Láser de Tulio

Operación de Próstata con Láser de Tulio

Operación de Próstata con Láser de Tulio

La operación de próstata con láser de tulio es la técnica quirúrgica más avanzada hoy en día para tratar los problemas de hiperplasia benigna de próstata. Reduce significativamente los tiempos de operación, hospitalización, sondaje y recuperación, eliminando casi por completo los problemas postoperatorios del resto de cirugías de próstata.

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 5.790 €
Financiación 
desde 292 €/mes
Consulta de valoración prequirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso
Solicitar Cita
  • ¿En qué consiste la consulta de valoración?+
Nuestros pacientes han
valorado este Tratamiento con:
Valora este Tratamiento:

¿Qué incluye esta Cirugía?

  • Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

  • Estudio preoperatorio (Analítica de sangre, Electrocardiograma, Placa de tórax, según indicaciones médicas). Honorarios médicos y ayudantes, hasta el alta médica. Honorarios Anestesistas.

  • Estancia en habitación individual con cama de acompañante, servicio de hostelería y  ropería (hasta 2 días incluidos aunque generalmente abandonará el hospital en 24 horas). Productos para la higiene y cuidado del paciente, desechable y no desechable. Alimentación del paciente.

  • Gastos referidos al acto quirúrgico (Reserva y uso de quirófano, Instrumental, equipamiento, materiales fungibles y medicaciones propias del acto quirúrgico.   Medicación (nocitostática  ni anticuerpos monoclonales o derivados), gases medicinales. Pruebas complementarias relacionadas con el proceso. Estancia en sala de recuperación postquirúrgica, monitorización y tratamientos necesarios. Anatomía patológica, hemoterapia-transfusiones, material protésico de osteosíntesis, prótesis mallas.

  • Para la operación de reducción de próstata con Láser de Tulio, Operarme.es utiliza material de Quanta System, líder mundial en tecnología Láser.

  • Y para que no se preocupe más que de su salud deje el coche en casa mientras dure su estancia con nosotros. Un taxi le recogerá por cuenta de la Compañía el día de su ingreso y le devolverá a su domicilio tras el alta. Consulta las condiciones del servicio de taxi gratuito


¿Por qué confiar en Operarme.es?

01.

Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

02.

Total transparencia en todo el proceso.

03.

Atención inmediata. Solucionamos tu problema cuando tú lo necesitas.

04.

Precio cerrado, todo incluido, sin sorpresas.

05.

Absoluta seguridad médica: los mejores especialistas y hospitales.

06.

Comodidad: Servicio de Taxi gratuito.

07.

Discreción y privacidad: garantizamos la absoluta intimidad del paciente.

08.

Trato Exclusivo: Habitación individual con cama de acompañante, atención personalizada.

09.

Experiencia Usuario: Excelencia en el servicio. Sólo se tendrá que preocupar por su salud.

10.

Uso de tecnología láser de Quanta System, líder mundial en el sector

Toda la información sobre la Operación de
Próstata con Láser de Tulio
(Vaporización o Vapo-resección)

La próstata es un órgano que se encuentra en la parte inferior de la vejiga, atravesado por la uretra y frente al recto. Su función es la producción de líquido seminal para proteger y nutrir los espermatozoides del semen. No deja de crecer durante toda la vida y en los casos en los que el crecimiento es muy elevado, puede provocar hiperplasia benigna de próstata y los consecuentes problemas de micción.

Llegado este momento, la mejor opción es la Operación de Próstata con Láser de Tulio (Vaporización o Vapo-resección).


¿Por qué es necesario operarse de la próstata?

En primer lugar vale la pena explicar qué es la próstata. La próstata es un órgano glandular que forma parte del aparato reproductor masculino. Su función es la de producir parte del líquido seminal, junto con las vesículas seminales que aportan la mayor parte, que servirá para nutrir los espermatozoides. Se encuentra situada debajo de la vejiga y frente al recto. Atravesando la próstata se sitúa la uretra, que es el conducto por el que fluye la orina y el semen durante la eyaculación.

La hiperplasia benigna de próstata afecta a más de 528 millones de hombres en el mundo.

La próstata crece a medida que los hombres se hacen mayores, por lo que sufrir esta afección no es para nada anormal, sino que todos los hombres que vivan lo suficiente padecerán de la próstata más tarde o más temprano. El problema con la próstata es cuando el crecimiento es desmesurado y ésta presiona a la vejiga provocando problemas a la hora de orinar. Es lo que denominamos hiperplasia benigna de próstata. Las causas de este crecimiento “anormal” de la próstata son principalmente la edad y las hormonas. La Hiperplasia Benigna de Próstata puede ser de dos tipos:

  • Hiperplasia Benigna de Próstata Microscópica: En este caso, la próstata puede ser estudiada mediante microscopio y no suelen producirse síntomas. Es lo más normal en la mayoría de los hombres.
  • Hiperplasia Benigna de Próstata Macroscópica: Tan solo la sufren la mitad de los hombres y probablemente, el 50% de ellos sufrirá problemas clínicos identificables.
Solicitar cita para la operación de próstata con láser de tulio

Entre los problemas clínicos provocados por la hiperplasia benigna de próstata sintomática, encontramos:

  • Evacuación urinaria intermitente
  • Retención de orina
  • Dificultades para vaciar la vejiga completamente
  • Disminución en la fuerza y el tamaño del chorro
  • Infecciones de orina
  • Aumento de la frecuencia urinaria durante el día y sobre todo durante la noche
  • Incontinencia urinaria
  • Problemas renales y sangre en la orina
Las complicaciones postoperatorias tras la operación con Láser de Tulio se reducen al 0-1%
Operación de próstata con láser de tulio

Para determinar el tamaño de la próstata se realiza una ecografía. Esta prueba se realiza principalmente cuando se debe elegir entre una operación de resección transuretral de próstata o una cirugía abierta o laparoscópica, ya que en el caso de que la próstata sea de más de 60 gr, la resección transuretral no es viable.

Tampoco es viable la operación de próstata con liberación uretral (Sisteme Urolift), ya que para obtener los mejores resultados con ella la próstata debe ser de entre 50 y 60cc. En el caso de la operación de reducción de próstata mediante Láser de Tulio, el tamaño tan solo es relevante para conocer la cantidad de tejido que debe ser eliminado, ya que con esta técnica es posible operar próstatas de todos los tamaños con la misma facilidad y comodidad.

Operación de Próstata con Láser de Tulio

En las últimas décadas se está haciendo mucho hincapié en la mejora de los tratamientos quirúrgicos de la hiperplasia benigna de próstata. Esto es debido a que el continuo aumento de la esperanza de vida de la población, sobre todo en Europa y EEUU, lo cuál está implicando un incremento en la incidencia del agrandamiento de la próstata

En esta mejora de las técnicas, lo que principalmente se busca es poder aliviar los molestos síntomas causados por la HBP reduciendo al máximo las complicaciones postquirúrgicas y el tiempo de recuperación de modo que después de la intervención el paciente mejore significativamente su calidad de vida. La operación de próstata con láser de tulio es un claro ejemplo de este tipo de cirugías.

¿En qué consiste la Operación de Próstata con Láser de Tulio (Vaporización o Vapo-resección)?

El Láser de Tulio es la tecnología más reciente en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata y aporta ventajas mayores tanto con respecto a sus predecesores, como sería el caso del láser verde, como respecto a las técnicas tradicionales de resección transuretral de próstata y la cirugía abierta o por laparoscopia. Las ventajas de una operación de reducción de próstata mediante Láser de Tulio las abordaremos en uno de los apartados inferiores.

Solicitar cita para la operación de próstata con láser de tulio

Para abordar una próstata agrandada mediante el Láser de Tulio, existen diversas técnicas, aunque todas se realizan de forma transuretral (entran a través de la uretra) mediante un cistoscopio adaptado, bajo anestesia general e introduciendo previamente un líquido seroso que permita expandir las paredes de la vejiga y de la uretra prostática para mejorar la visión y poder maniobrar más fácilmente el láser:

El paciente abandona el hospital entre 24 y 36 horas después de la operación frente a los entre 3 y 10 días de las operaciones convencionales
Operación de próstata con láser de tulio

Vaporización de próstata

Mediante esta técnica se evapora el tejido prostático agrandado a través de su calentamiento. Este fenómeno se produce gracias a que el agua intracelular del tejido es calentado mediante el Láser de Tulio hasta elevarse hasta los 100 grados. En ese instante, el agua que se encuentra dentro de la célula se evapora junto al resto de material celular. De este modo se consigue la eliminación del tejido que ha crecido de la próstata (denominado adenoma prostático) a la vez que parte del calor se dispersa hacia el tejido que no se vaporiza provocando un efecto hemostático que hace que se minimice el sangrado tan común en los procedimientos tradicionales.

Operación de próstata con láser de tulio

Vapo-resección de próstata

Esta técnica combina la vaporización del tejido antes mencionada, con la resección del tejido mediante un haz láser. Esta técnica es altamente eficaz en las próstatas de volumen medio-grande ya que permite vaporizar a la vez que crea fragmentos de tejido como en la resección transuretral. Este tipo de técnica mediante Láser de Tulio permite obtener muestras del tejido extirpado para poderlo analizar tras el procedimiento. Además, la técnica permite eliminar prácticamente la totalidad del tejido agrandado que deseamos. Todos estos avances permiten acortar los tiempos de hospitalización y sondado gracias a que el sangrado es mínimo. Esta técnica es más compleja que la de vaporización, aunque no requiere instrumental especial.

La operación de próstata con Láser de Tulio es la técnica más avanzada hoy en día en el tratamiento de la HBP

En ambos procedimientos, tras la operación se colocará una sonda vesical al paciente para extraer el líquido y los posibles restos que puedan quedar tras la vaporización y resección de la próstata.

Operación de próstata con láser de tulio

La duración de la operación es menor que la de las cirugías tradicionales y suele durar entre 30 y 45 minutos.

Operación de próstata con láser de tulio

¿Cuánto tiempo de recuperación se necesita en una Operación de Próstata con Láser de Tulio (Vaporización o Vapo-resección)?

Una vez realizado el procedimiento, se llevará al paciente a la sala de recuperación donde permanecerá hasta que sus constantes sean estabilizadas. Tras ello, el paciente permanecerá por lo general 24 horas en el hospital llevando una sonda para ayudar con la orina. El paciente recibirá el alta cuando recupere la micción espontanea. En este caso, el sangrado será mínimo, gracias a la tecnología del Láser de Tulio mencionada anteriormente que lo evita, razón por la que el tiempo de estancia en el hospital es tan corto.

¿Qué ventajas y riesgos se corren al someterse a una Operación de próstata con Láser de Tulio (Vaporización o Vapo-resección)?

La principal ventaja y el objeto de la cirugía es la solución de los síntomas de la Hiperplasia Benigna de Próstata. De no realizarse la cirugía se podrían agravar estos síntomas.

La reducción de próstata no elimina el riesgo de cáncer

Respecto a las ventajas añadidas de someterse a la operación utilizando la técnica de mínima invasión del Láser de Tulio para reducir el tamaño de la próstata en lugar de los procedimientos tradicionales encontramos:

  • Láser mucho más veloz. El láser realiza la función de vaporización y resección a una velocidad mayor que sus predecesores, como es el caso del Láser Verde.
  • Menos sangrado. Al utilizar el láser, parte del calor se dispersa sobre el tejido no vaporizado produciendo un efecto hemostático (cómo cauterizar una herida) evitando así el sangrado que provoca las prolongadas estancias hospitalarias de los procedimientos tradicionales.
  • Permite conocer la cantidad de tejido operado.
  • La duración de la operación es menor que en los otros procedimientos.
  • La estancia hospitalaria se reduce. De los 3 a 6 días de la resección transuretral se pasa al abandono del hospital generalmente tras 24 horas. Esto se debe a que el sangrado es mínimo.
  • Reduce la probabilidad de sufrir disfunción eréctil e incontinencia urinaria
  • Las complicaciones durante y tras la cirugía son menos probables. Aunque las complicaciones en los procedimientos tradicionales son bastante poco probables e incluso raros, mediante el Láser de Tulio, la posibilidad de sufrir algún problema relacionado con la operación se reducen todavía más.
  • Reduce las complicaciones en pacientes de riesgo. Los pacientes con cardiopatías, de avanzada edad o que están tomando anticoagulantes pueden someterse a esta operación sin riesgos añadidos.

A pesar de que son poco probables, existen riesgos al someterse a la Operación de Próstata con Láser de Tulio (Vaporización o Vapo-resección). Entre ellos encontramos los asociados con la anestesia, que son iguales en todas las operaciones. Por otra parte, encontramos una serie de riesgos que aunque poco probables, son posibles.

Entre estos riesgos encontramos la no consecución de la mejora de la calidad de micción; desarrollar estenosis uretral, incontinencia urinaria; perforación de vísceras como el recto, el intestino o la vejiga; hemorragia incoercible; Síndrome de reabsorción líquida; eyaculación retrógrada y tromboembolismos venosos.

A pesar de todo ello, las probabilidades de que cualquiera de estas complicaciones se produzcan en una Operación de Próstata con Láser de Tulio (Vaporización o Vapo-resección) son muy bajas, siendo bastante menores que en los procedimientos tradicionales.

Los únicos riesgos que comparten en importancia y probabilidad las cirugías convencionales con la Operación de Próstata con Láser de Tulio (Vaporización o Vapo-resección) son:

  • La eyaculación retrógrada aparece un alto porcentaje de los casos. A pesar de que en el caso del láser es ligeramente inferior, las probabilidades son similares tanto en las tradicionales como en el láser tulio.
  • Esta cirugía no elimina el riesgo de sufrir cáncer de próstata en el tejido prostático que no se ha exirpado.

Esperamos que la información os haya sido de utilidad, y en el caso de que decidáis operaros, ¡Mucha suerte y que os recuperéis pronto!