Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Hemorroides (extirpación) Hemorroides (extirpación)

Hemorroides (extirpación)

Hemorroides (extirpación)

Las hemorroides son un problema tan común como molesto. Éstas aparecen en la zona del ano y su causa puede deberse a diferentes factores. Los síntomas pueden paliarse con cambios de comportamiento o medicamentos, pero en los casos graves la mejor opción para mejorar la calidad de vida es la cirugía.

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.950 €
Financiación 
desde 95 €/mes
Consulta de valoración prequirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso
Solicitar Cita
  • ¿En qué consiste la consulta de valoración?+
Nuestros pacientes han
valorado este Tratamiento con:
Valora este Tratamiento:

¿Qué incluye esta Cirugía?

  • Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

  • Estudio preoperatorio (Analítica de sangre, Electrocardiograma, Placa de tórax, según indicaciones médicas). Honorarios médicos y ayudantes, hasta el alta médica. Honorarios Anestesistas.

  • Estancia en habitación individual con cama de acompañante, servicio de hostelería y ropería, durante 1 día. Productos para la higiene y cuidado del paciente, desechable y no desechable. Alimentación del paciente.

  • Gastos referidos al acto quirúrgico (Reserva y uso de quirófano, Instrumental, equipamiento, materiales fungibles y medicaciones propias del acto quirúrgico.   Medicación (nocitostática  ni anticuerpos monoclonales o derivados), gases medicinales. Pruebas complementarias relacionadas con el proceso. Estancia en sala de recuperación postquirúrgica, monitorización y tratamientos necesarios. Anatomía patológica, hemoterapia-transfusiones, material protésico de osteosíntesis, prótesis mallas.

  • La operación de hemorroides, tratamiento quirúrgico es la técnica convencional para el tratamiento de las hemorroides.

  • Y para que no se preocupe más que de su salud, deje el coche en casa mientras dure su estancia con nosotros. Un taxi le recogerá por cuenta de la Compañía el día de su ingreso y le devolverá a su domicilio tras el alta. Consulta las condiciones del servicio de taxi gratuito aquí.


¿Por qué confiar en Operarme.es?

01.

Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

02.

Total transparencia en todo el proceso.

03.

Atención inmediata. Solucionamos tu problema cuando tú lo necesitas.

04.

Precio cerrado, todo incluido, sin sorpresas.

05.

Absoluta seguridad médica: los mejores especialistas y hospitales.

06.

Comodidad: Servicio de Taxi gratuito.

07.

Discreción y privacidad: garantizamos la absoluta intimidad del paciente.

08.

Trato Exclusivo: Habitación individual con cama de acompañante, atención personalizada.

09.

Experiencia Usuario: Excelencia en el servicio. Sólo se tendrá que preocupar por su salud.

10.

Técnica quirúrgica convencional para tratar las hemorroides.

Toda la información sobre la operación de
hemorroides (extirpación)

Las hemorroides aparecen por diversos factores, entre los cuáles podemos encontrar una mala alimentación, diarreas persistentes, estreñimiento, etc. Las molestias causadas por las hemorroides, comúnmente llamadas almorranas, pueden paliarse con pomadas u otro tipo de tratamientos conservadores en el caso de que la gravedad de las mismas sea leve, no así en los casos de hemorroides graves en los que la operación de hemorroides (extirpación) es el único tratamiento definitivo.

Llegado el momento y siguiendo la línea de lo comentado anteriormente, la opción más cómoda y recomendable para mejorar la calidad de vida es la operación de hemorroides (extirpación)


Hemorroides, qué son y su incidencia en la población

Las hemorroides son la dilatación varicosa (parecida a la que se produce en las varices de las piernas) de las venas hemorroidales situadas en la zona interna del canal anal. El canal anal se encuentra entre el recto y la porción final del aparato digestivo. Dependiendo de su gravedad, estas pueden asomar al exterior, doler de forma excesiva o leve al defecar, sangrar o simplemente causar molestias al pasar mucho tiempo sentado o de pie.

Solicitar cita para la operación de hemorroides (extirpación)

Las comúnmente denominadas almorranas son un problema médico muy común, pues se estima que alrededor de un 75% de la población de España tiene problemas de hemorroides. A pesar de ello, esto no quiere decir que sufran crisis hemorroidales agudas (salida al exterior del ano de las venas varicosas y atrapadas por el esfínter anal), existiendo pacientes que sufren varias crisis de hemorroides a lo largo del tiempo y otros que no.

A pesar de ello, las crisis hemorroidales agudas son muy comunes y muy molestas para los pacientes que las sufren y aunque es posible tratar los problemas de hemorroides puntuales con tratamientos farmacológicos, en los casos de hemorroides graves (grado 3 ó 4) la única solución definitiva es llevar a cabo la operación de hemorroides (extirpación).

Causas de aparición de hemorroides

La aparición de hemorroides se debe principalmente a tres factores, aunque normalmente su aparición se debe a una combinación de todos ellos. A continuación las explicamos brevemente:

  • Factores hereditarios en la aparición de las hemorroides. Las personas cuyos familiares directos hayan sufrido episodios de hemorroides a lo largo de su vida tienen más posibilidades de padecerlas que el resto, por lo que es importante llevar una vida activa y una dieta equilibrada para evitar su aparición.
  • Hábitos de vida como causa de aparición de las hemorroides. Existen numerosas conductas en nuestro día a día que pueden propiciar la aparición de crisis hemorroidales como son:
     
    • Sedentarismo: Pasar mucho tiempo sentado sin realizar actividad física.
    • Trabajos con largos periodos estando de pie.
    • Malas costumbres a la hora de defecar. Realizar mucha fuerza al defecar o estar mucho tiempo sentado en el váter realizando esfuerzos intermitentes (algo que puede dañar el plexo anal).
    • Embarazo: A pesar de no ser un hábito de vida, el aumento de peso y la presión que sufren las venas hemorroidales pueden propiciar la aparición de un problema de hemorroides.
    • Enfermedades: Hipertensión arterial, infecciones en el ano, diarrea, estreñimiento, etc.
  • Mala alimentación como causa de aparición de las hemorroides. Llevar una dieta equilibrada es determinante para evitar la aparición de las hemorroides y por lo tanto la operación de hemorroides. Entre los factores que propician su aparición encontramos:
     
    • Sobrepeso: El principal problema del sobrepeso es la alta y continua presión que se ejerce sobre las venas hemorroidales, lo que favorece su dilatación y por lo tanto las hemorroides.
    • Bajo nivel de fibra en la dieta: Las personas que llevan una dieta baja en fibra son más propensas a sufrir de estreñimiento, lo cual es una de las causas principales de daños en el plexo venoso del canal anal donde se forman las hemorroides.
    • Ingesta excesiva de cierto tipo de alimentos: No son causa directa de aparición de hemorroides pero su abuso puede colaborar en gran medida en su aparición. Entre ellos encontramos los picantes, el alcohol, el café y la sal, los cuáles empeoran las hemorroides ya existentes y pueden acarrear la necesidad de la operación de hemorroides

Tipos de hemorroides: Hemorroides internas o externas

Se pueden distinguir dos tipos de hemorroides según su origen y localización. Su diagnóstico se realiza mediante una inspección directa realizada por parte del especialista de atención primaria o por el proctólogo en la consulta. El paciente es colocado en posición genupectoral en la camilla para que el médico pueda ver las hemorroides directamente y determinar su tamaño y aspecto. La realización del tacto rectal no es necesario a no ser que se pretenda descartar otro tipo de dolencias en la zona como puede ser una fisura anal o una fístula del ano.

Operación de hemorroides

Los tipos de hemorroides que existen son:

Hemorroides externas: Se denominan hemorroides externas a las que se producen en las venas situadas en la parte exterior del canal anal, donde están recubiertas de piel. A pesar de que presentan picor, dolor e incluso algo de sangrado en ocasiones, no suele ser necesaria la operación de hemorroides para solucionarlas, sino que se hace uso de otro tipo de tratamientos más conservadores.

Hemorroides internas: Serán hemorroides internas en los casos en los que las venas afectadas son las que se encuentran en el interior del ano, las cuales están recubiertas por mucosa. Este tipo de hemorroides son las que presentan una mayor gravedad y en un gran número de casos la única opción para solucionar el problema y aliviar la calidad de vida del paciente es la operación de hemorroides.

Existen varios tipos de hemorroides internas según su gravedad. Las explicamos a continuación:

Grados de las hemorroides internas

Las hemorroides internas son, como hemos comentado anteriormente, las más propensas a necesitar una operación de hemorroides. Existen diferentes grados de hemorroides que contestan a la gravedad de las mismas, siendo las hemorroides de grado 3 y 4 las que sólo pueden solucionarse de forma definitiva con la operación de hemorroides.

  • Hemorroides internas de grado 1: Las venas hemorroidales se mantienen en el interior del canal anal durante la defecación sin llegar a salir.
  • Hemorroides internas de grado 2: En este caso, las venas hemorroidales salen hacia el exterior durante la defecación, volviendo al interior por sí mismas y de forma espontánea al finalizar la evacuación.
  • Hemorroides internas de grado 3: Estas hemorroides son las que salen o prolapsan fuera del canal anal durante la defecación y no vuelven al interior de forma espontánea. En estos casos, el paciente puede devolver el plexo hemorroidal al interior del canal anal de forma manual.
  • Hemorroides internas de grado 4: Es el caso más grave de hemorroides. Una vez prolapsadas no se reducen de forma espontánea ni tampoco pueden ser devueltas al interior del canal anal manualmente por el paciente o el personal sanitario. En estos casos, el dolor y las molestias son tal que la única solución es la operación de hemorroides para su extirpación.

¿Por qué es necesario someterse a una operación de hemorroides?

El deterioro de la calidad de vida de los pacientes que sufren hemorroides es bastante elevado, sobre todo en las hemorroides internas de grado 3 y 4, ya que viven con una molestia constante en la zona anal, dolores al defecar e incluso manchas de sangre continuas. A continuación hablamos de los síntomas más comunes de las hemorroides:

Síntomas de las hemorroides

El síntoma más habitual de las hemorroides, tanto las externas como las internas, es la detección de ligeros sangrado en el papel higiénico tras la defecación así como dolor o molestia en la zona después de la misma.

  • Sangrado. El sangrado en las hemorroides internas permite diferenciar entre un sangrado reciente y uno relacionado con hemorroides crónicas. En el caso de que el sangrado sea rojo de color vivo significa que es reciente, debido principalmente a alguna pequeña incisión en las venas hemorroidales durante el esfuerzo de la defecación. Por otra parte, si se trata de un sangrado más oscuro, pastoso y con coágulos, quiere decir que es un sangrado de zonas superiores del canal anal.
  • Picor y pesadez. En los casos de hemorroides crónicas, el paciente nota continuamente una sensación de picor en la zona anal, además de pesadez al moverse e incluso al sentarse.
  • Dolor. El dolor de hemorroides aparece principalmente cuando uno de los plexos hemorroidales sale al exterior y queda atrapado fuera por el esfínter interno del ano, siendo en algunos casos casi imposible devolverlo al interior del canal anal. El esfínter interno del ano no puede ser controlado por las personas, por lo que una vez atrapa la hemorroide, ésta aumenta de tamaño debido a la compresión que sufre implicando más dolor a medida que pasa el tiempo e impidiendo por tanto su reducción espontánea. En estos casos se requerirá la ayuda de un profesional sanitario.

Complicaciones de las hemorroides

Existen varios tipos de complicaciones asociadas a las hemorroides que causan principalmente dolor y malestar al paciente. Entre ellas encontramos las hemorroides sangrantes y las hemorroides trombosadas, que si bien suelen estar relacionadas las diferenciamos a continuación:

Hemorroides sangrantes: Las hemorroides sangrantes se producen normalmente unas horas después de que se haya producido el prolapso exterior de las venas hemorroidales. Al quedar atrapada la hemorroide y no resolverse inmediatamente, es posible que durante la defecación unas horas más tarde la vena sufra irritación o fisuras provocando lo que se conoce como hemorroides sangrantes. Este sangrado es de color rojo vivo y se percibe al limpiar la zona tras defecar. Si esto no se soluciona, es posible que el paciente sufra leves casos de anemia.

Hemorroides trombosadas: Las hemorroides trombosadas se producen como consecuencia del mismo proceso de prolapso de venas hemorroidales por parte del esfínter anal interno, pero en este caso requiere un poco más de tiempo. El aspecto de las hemorroides trmbosadas es oscuro o violáceo y el síntoma principal es el dolor continuo. No tienen por qué ser de gran tamaño y el sangrado es continuo, al estar relacionadas con las hemorroides sangrantes. Las hemorroides trombosadas se pueden solucionar de diferentes formas, aunque lo más recomendable es la operación de hemorroides para eliminar el problema de forma definitiva.

A pesar de todo ello, la mayoría de hemorroides son de carácter leve y pueden tratarse cambiando los hábitos alimenticios del paciente y mediante la adquisición de unas costumbres y cuidados que le permitirán evitar la cirugía.

Pero en los casos en que las hemorroides son de grado 3 ó 4 y suponen una molestia continua y un deterioro importante de la calidad de vida del paciente, la mejor opción y la más recomendable es la operación de hemorroides.

¿En qué consiste la operación de hemorroides (extirpación)?

Para poder llevar a cabo la operación de hemorroides (extirpación) con la mayor seguridad y eficacia posible, antes de la intervención es necesario que el paciente lleve a cabo una serie de pasos previos como la consulta con el especialista en cirugía general, que en Operarme.es es inmediata, gratuita y sin compromiso, y el preoperatorio.

La operación de hemorroides suele indicarse en las hemorroides de grado 3 y 4, aunque también es posible realizarla con éxito en grados más leves de hemorroides.

De forma previa a la consulta con el especialista, el paciente solicitará cita a través de la web o llamando por teléfono a nuestro departamento de atención al paciente, confirmándole la cita el día disponible más conveniente.

Solicitar cita para la operación de hemorroides (extirpación)
La Hemorroidectomía produce excelentes resultados a largo plazo.

Consulta con el especialista

El día establecido para la cita con el especialista en cirugía general, el paciente acude a la consulta con todas las pruebas que tenga sobre su dolencia de hemorroides para que el médico tenga toda la información posible para poder determinar la gravedad del caso y si es necesaria o no la operación de hemorroides.

Durante la consulta con el especialista el paciente le podrá realizar todas las preguntas que quiera sobre la intervención, de modo que el paciente pueda tener toda la información posible para tomar la decisión de si operarse o no.

El médico le examinará las hemorroides y le explicará cómo se llevará a cabo la operación de hemorroides y en el caso de que el paciente decida tratarse, se establecerá un día para el preoperatorio y la cirugía.

Preoperatorio de la operación de hemorroides

El preoperatorio de la operación de hemorroides es muy sencillo. A la llegada al hospital, el paciente deberá entregar en administración toda la documentación necesaria. Para ello, el paciente recibirá ayuda de nuestro departamento de atención al paciente en todo momento.

Tras ello, el paciente será acompañado a través de las diferentes pruebas, entre las cuáles encontramos un análisis de sangre completo y un electrocardiograma. De este modo, se determinará el estado de salud del paciente y si es seguro realizar la intervención.

Es posible que el paciente tenga una consulta con el anestesista para determinar la anestesia que se utilizará. Además, se le solicitará información sobre alergias u operaciones previas para evitar complicaciones en la intervención.

La operación de hemorroides paso a paso

La operación de hemorroides se considera una cirugía mayor ambulatoria, aunque en muchos casos el paciente se queda una noche en el hospital descansando. El día de la intervención el paciente acude al hospital con toda la documentación y la entregará en administración. A continuación se le acompañará a su habitación individual con cama de acompañante donde permanecerá hasta el momento de la intervención.

Llegada la hora de la cirugía, el paciente será llevado a una habitación donde se le solicitará que se desvista y se ponga la ropa de quirófano para justo después entrar en la sala de operaciones donde se encontrará con el cirujano, el anestesista y un miembro del equipo de enfermería.

Operación de Hemorroides (extirpación)

Se le administrará la anestesia al paciente y cuando surta efecto se iniciará la intervención. Durante la misma el anestesista permanecerá en la habitación controlando los niveles de anestesia y las constantes vitales del paciente.

Operación de hemorroides, extirpación

A continuación se inicia la cirugía, que puede llevarse a cabo mediante dos técnicas diferenciadas:

Hemorroidectomía abierta o de Miligan-Morgan

Esta técnica quirúrgica se realiza bajo anestesia raquídea (parte inferior del cuerpo) y sedación, que consiste en dormir ligeramente al paciente sin necesidad de entubar. La operación de hemorroides abierta se realiza siguiendo los siguientes pasos:

  • El cirujano extrae el plexo vascular de venas hemorroidales varicosas del interior del ano haciendo uso de unas pinzas quirúrgicas.
  • Durante el proceso se lleva a cabo la dilatación del ano para que el cirujano especialista pueda observar el interior del canal anal y determinar donde se encuentra el origen de las hemorroides.
  • Tras ello, el cirujano disección el plexo hemorroidal en el punto más alto, dejando la herida interior sin suturar.

Hemorroidectomia cerrada o técnica de Ferguson

Esta técnica quirúrgica funciona exactamente igual que la operación de hemorroides mediante la técnica de Miligan-Morgan. En primer lugar se extrae el plexo vascular con una pinza quirúrgica, se dilata el ano para poder observar la zona más alejada de la hemorroide y a continuación se extirpan las venas en su punto más alto. La principal diferencia de esta técnica es que en este caso si se sutura la herida que queda tras la extirpación a diferencia de la operación con la técnica de Miligan-Morgan.

No existen diferencias destacables entre ambas intervenciones en cuanto al resultado final o recuperación, por lo que el uso de una u otra técnica vendrá determinado por las características del paciente y los criterios del cirujano.

La duración de la operación de hemorroides no suele superar los 60 minutos en la gran mayoría de casos.

Tras la intervención, el paciente es llevado a la sala de reanimación donde permanecerá hasta que se haya recuperado de la anestesia, momento en el que se le llevará a su habitación.

La Operación de Hemorroides es una de las más solicitadas en el ámbito privado.
Operación de hemorroides

¿Cuánto tiempo de recuperación se necesita tras una operación de hemorroides (extirpación)?

Normalmente el paciente abandona el hospital el mismo día, aunque en ocasiones se le mantiene una noche. Antes de abandonar el hospital, se le darán una serie de instrucciones que tiene que seguir para que no sufra mucho dolor durante la recuperación y al mismo tiempo acelerarla.

Entre estos consejos están el comer alimentos con mucha fibra, ingerir laxantes o baños de asiento con agua tibia 2-3 veces al día. Durante los días siguientes a la operación de hemorroides (extirpación) algunos pacientes pueden percibir un leve sangrado en la zona anal, algo de lo que no deben preocuparse ya que se trata de algo normal.

Si la operación ha salido bien y el paciente realiza los procedimientos que le han sido explicados en el hospital, la recuperación se produce aproximadamente a las 2 semanas después de la operación, dependiendo del grado de las hemorroides. De todos modos, el paciente puede volver a sus actividades ordinarias entre 2 y 3 días después de la cirugía.

¿Qué ventajas y riesgos se corren al someterse la operación de hemorroides?

Las ventajas de someterse a una operación de hemorroides son obvias, desaparición del dolor, mejora en la calidad de vida y sobretodo la muy poco probable posibilidad de que vuelvan a aparecer. Por lo tanto esta operación es más que recomendable para poder hacer una vida normal.

Asimismo, llevar a cabo la operación de hemorroides en Operarme.es tiene como ventaja que todos nuestros médicos tienen más de 15 años de experiencia y los hospitales en los que se realiza la operación de hemorroides, así como todas las demás, cuentan con las últimas tecnologías en materia de diagnóstico, tratamiento, comodidad y seguridad.

Operación de hemorroides

Entre los riesgos de someterse a una operación de hemorroides encontramos los típicos riesgos de cualquier operación con anestesia, como pude ser el sangrado, alergia a los medicamentes, infección, o coágulos en las piernas. Respecto a los riesgos específicos de la operación de hemorroides encontramos la incontinencia fecal mínima, la cual no se suele prolongar durante mucho tiempo cuando se produce; problemas para orinar debido al dolor; ajustamiento del ano causando dificultad a la hora de expulsar las heces, lo cual es temporal y se curará con el tiempo; por último, la recurrencia de las hemorroides, aunque es muy poco probable que esto ocurra.

Precio de la operación de hemorroides (extirpación)

El precio de la operación de hemorroides es el mismo en todas las provincias en las que llevamos a cabo la intervención. Este precio es cerrado, lo que quiere decir que este es el precio final de la intervención, sin cuotas y sin sorpresas finales.

Dentro de este precio, se incluye el preoperatorio, la estancia en hospital privado con cama de acompañante, alquiler de quirófano, honorarios anestesista, cirujano y equipo de enfermería, medicación necesaria, instrumental quirúrgico, visitas de control postoperatorias, etc.

Además, gracias a que tramitamos numerosas intervenciones a diario podemos proporcionar la máxima calidad con atención personalizada a un precio mucho más ajustado.