Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Operación de Vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia) Operación de Vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia)

Operación de Vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia)

Operación de Vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia)

La vista cansada o presbicia es la condición ocular más común de todas, afectando al 100% de las personas mayores de 65 años e iniciando su aparición entre los 35-50. Para solucionarla hay dos opciones, el uso de gafas o lentillas durante toda la vida o la cirugía. Esta última, si se realiza con lente trifocal, permite eliminar la dependencia de las gafas recuperando el rango de visión completo.

PRECIO CERRADO
(por ojo)
(Todo incluido) 2.560 €
Financiación 
desde 124 €/mes
Consulta de valoración prequirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso
Solicitar Cita
  • ¿En qué consiste la consulta de valoración?+
Nuestros pacientes han
valorado este Tratamiento con:
Valora este Tratamiento:

¿Qué incluye esta Cirugía?

  • Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

  • Todas las pruebas preoperatorias oftalmológicas específicas para la intervención.

  • Gastos referidos al acto quirúrgico (reserva y uso de quirófano, instrumental, equipamiento, materiales fungibles y medicaciones propias del acto quirúrgico). Anestesia tópica local. Lente intraocular trifocal implantada junto con un anillo endosacular. Honorario de médicos, ayudantes y anestesista. Precio por ojo.

  • Kit postoperatorio (Gafas de Sol, Oclusor de plástico, Lágrimas Artificiales, Gasas y DVD del procedimiento) y visitas de control necesarias durante el mes siguiente a la intervención.


¿Por qué confiar en Operarme.es?

01.

Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

02.

Total transparencia en todo el proceso.

03.

Atención inmediata. Solucionamos tu problema cuando tú lo necesitas.

04.

Precio cerrado, todo incluido, sin sorpresas.

05.

Absoluta seguridad médica: los mejores especialistas y hospitales.

06.

Discreción y privacidad: garantizamos la absoluta intimidad del paciente.

07.

Experiencia Usuario: Excelencia en el servicio. Sólo se tendrá que preocupar por su salud.

08.

Cirugía de mínima invasión para la sustitución del cristalino por una lente intraocular. 

Toda la información sobre la Operación de
Vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia)

La vista cansada es una condición médica muy común debido a que es consecuencia directa del envejecimiento. A causa del envejecimiento el paciente pierde la flexibilidad del cristalino y de los músculos que ayudan a éste a enfocar, llegando las imágenes a la retina borrosas.

A pesar de que esta condición puede ser solucionada con el uso de unas simples gafas, muchas personas no están dispuestas a utilizarlas a diario, ya sea por estética, trabajo o su forma de vida. Ante esto se presenta la opción de la operación de vista cansada o presbicia con lente trifocal, la cuál permite al paciente independizarse del uso de las gafas recuperando el rango de visión completo, que incluye distancias cortas, medias y largas. Esto no es posible con el resto de lentes, por lo que las lentes intraoculares trifocales son la mejor opción.


¿Qué es la vista cansada o presbicia?

La vista cansada o presbicia es la pérdida de la capacidad de enfocar objetos que se encuentran a diferentes distancias debido a la pérdida de flexibilidad de los músculos que controlan el acomodamiento del cristalino. Esta disminución de flexibilidad se debe al envejecimiento, por lo que sufrir vista cansada no es más raro que tener arrugas o el pelo blanco debido a la edad. Es por lo tanto una condición ocular muy común, llegando a sufrirla cerca del 100% de los mayores de 65 años.

Uno de los mitos más comunes con respecto a la vista cansada o presbicia es que se deba a haber utilizado mucho la vista, por lo que es importante recalcar que ésta aparece debido al envejecimiento.

La aparición de vista cansada empieza a producirse entre los 35 y 50 años aproximadamente. Su aparición puede venir determinada por el padecimiento previo de algún otro tipo de defecto refractivo como puede ser la hipermetropía o la miopía. La vista cansada no puede solucionarse con el tiempo o con el uso de gotas para los ojos, por lo que las únicas soluciones viables son el uso de gafas, lentillas o someterse a una intervención quirúrgica con implantación de lente intraocular.

La vista cansada afecta a casi el 100% de las personas mayores de 65 años.

A diferencia de otras condiciones oculares como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, la vista cansada o presbicia se debe directamente al envejecimiento y la consecuente pérdida de flexibilidad del cristalino y los músculos que permiten su acomodación.

Operación de vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia)

Los principales síntomas de la vista cansada son la visión borrosa de cerca, incluso de lejos en algunos casos, así como la consecuente fatiga ocular, enrojecimiento y picores en el ojo. Uno de los síntomas más claros de que pueda padecerse vista cansada es cuando para leer un libro o el móvil necesitamos alejarlo para ver lo que hay escrito.

Como mencionábamos, se trata de una condición médica normal que se produce a medida que nos hacemos mayores pudiéndose solucionar con el simple uso de unas gafas o lentillas. A pesar de ello, hay muchas personas que debido a una cuestión estética, de trabajo o por comodidad no están dispuestas a utilizar gafas a diario. En este caso, la opción más recomendable es la operación de vista cansada con lente intraocular. De entre las diferentes elecciones de lente intraocular, la opción más interesante es la que se realiza con una lente trifocal.

¿Qué es una lente intraocular?

Todos nosotros tenemos una lente natural en el interior del ojo, el cristalino. Su función es la de percibir la luz cargada de información sobre los objetos y proyectarla sobre la retina. Para ello, gracias a los músculos que la sostienen, es capaz de acomodarse de modo que se perciban las distancias.

La lente trifocal permite al paciente recuperar el rango de visión completo

Las lentes intraoculares son un “cristalino artificial” creado específicamente para llevar a cabo las funciones del cristalino. Esta lente se introduce en el ojo enfermo sustituyendo al cristalino. La composición de la lente intraocular le permite una gran flexibilidad para poderse introducir en el ojo a través de una mini-incisión y recuperar su forma una vez dentro del globo ocular. A su vez, su estructura permite captar la luz del exterior y proyectarla en la retina en función de su intensidad para poder percibir diferentes distancias.

Operación de vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia)

Existen diferentes lentes intraoculares: la lente monofocal, que solo permite mejorar la vista a larga distancia; la lente multifocal o bifocal, que solo mejora la visión de lejos y de cerca; y la novedosa lente trifocal, que permite recuperar una buena calidad de visión en distancias cortas, intermedias y lejanas.

¿En qué consisten las lentes trifocales?

Las lentes trifocales son lo último en tecnología oftalmológica para solucionar los problemas de cataratas o vista cansada (Presbicia), ya que permiten solucionar estas deficiencias visuales recuperando la capacidad de ver en todo el rango de visión, ya sea a largas distancias, cortas o intermedias.

Además, las lentes trifocales ofrecen una buena calidad de visión en condiciones de luminosidad baja, minimizando la aparición de halos nocturnos. Por lo tanto, el uso de este tipo de lentes permitirá al paciente prescindir casi por completo de las gafas o lentes de contacto. Al mismo tiempo, al igual que con cualquier otro tipo de lente intraocular, se elimina la posibilidad de sufrir de cataratas.

La operación de vista cansada o presbicia con lente trifocal

La intervención de vista cansada o presbicia con lente trifocal se realiza exactamente igual que el resto de operaciones que consisten en la implantación de una lente intraocular, ya que lo que realmente cambia es el tipo de lente.

La técnica quirúrgica utilizada para implantar la lente trifocal es la facoemulsificación. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva que permite llevar a cabo toda la intervención a través de una mini-incisión de 2 cm.

Pero antes de llevar a cabo la operación de vista cansada o presbicia con lente trifocal es necesario que el paciente pase una o dos consultas previas con el oftalmólogo para determinar las especificaciones de su ojo.

Solicitar cita para Operación de vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia)

Preoperatorio de la intervención de vista cansada con lente trifocal

Durante estas consultas previas el cirujano llevará a cabo una serie de pruebas al paciente para conocer las características del ojo y así poder llevar a cabo la intervención con la mayor seguridad y precisión posible. Las pruebas que realiza el cirujano son:

  • Exploración a fondo del ojo
  • Pupilometría y medición de la presión intraocular
  • Graduación con y sin dilatación
  • Topografía Orbscan
  • Biometría IOL Master
  • Microscopia especular

Además de estas pruebas oftalmológicas, el cirujano solicitará información al paciente sobre cirugías oculares previas y consumo de medicamentos o suplementos alimenticios de cualquier tipo. También hablarán sobre la adecuación del uso de monofocales, bifocales o trifocales, dependiendo del tipo de vida que lleve el paciente. En este caso, lo más recomendable es el uso de la lente trifocal gracias a su capacidad para devolver al paciente el rango de visión completo.

El cirujano recetará al paciente unas gotas antibióticas para que utilice los días previos al procedimiento para evitar posibles infecciones. El oftalmólogo también instará al paciente a que no utilice las lentes de contacto durante la semana o diez días previos a la cirugía y que evite el uso de cosméticos o maquillaje en la zona un par de días antes de la intervención.

La cirugía de vista cansada con lente trifocal (presbicia) paso a paso

Como se mencionaba anteriormente, la técnica quirúrgica utilizada para llevar a cabo la intervención de vista cansada con lente trifocal es la facoemulsificación. Esta técnica es la misma que se utiliza en todas las intervenciones de sustitución del cristalino por una lente intraocular artificial.

Este procedimiento no requiere de estancia hospitalaria y se realiza bajo anestesia local o tópica, cuya diferencia radica en que la anestesia local se administra mediante una serie de inyecciones alrededor del ojo mientras que la anestesia tópica consiste en gotas directamente en el ojo insensibilizándolo.

  • El paciente entra en el quirófano y se le coloca en la camilla. Para llevar a cabo el proceso se le tapará la cara con una gasa o sábana quirúrgica dejando solo al descubierto el ojo que será intervenido. A continuación se le administrará la anestesia.
  • Una vez la anestesia hace efecto, el cirujano mantendrá el ojo del paciente abierto mediante el uso de un instrumento quirúrgico que sujeta los párpados.
  • Tras ello, el oftalmólogo procede a lavar el ojo y la zona con suero. Durante este proceso el paciente puede sentir compresión en el ojo e incluso perder parte de visión, pero no es necesario preocuparse ya que no es algo grave.
  • El cirujano realiza una mini-incisión de unos 2 cm en el borde de la córnea. A través de ella introduce una sonda con la que utilizará ultrasonidos para disolver el cristalino. A continuación, se extrae el líquido restante del ojo con una cánula.
El paciente abandona el hospital inmediatamente después de la intervención, por su propio pie y con el ojo destapado
  • El siguiente paso es introducir la lente trifocal en la cavidad ocular. Esto se realiza utilizando un instrumento quirúrgico que permite doblar la lente para que quepa a través de la incisión. Una vez en el interior, la lente trifocal se colocará en el lugar exacto donde estaba el cristalino, siendo totalmente imperceptible para el paciente y convirtiéndose en parte del ojo al poco tiempo.
  • Finalizado esto, el cirujano puede o no suturar la incisión, ya que al ser de un tamaño tan reducido es posible que cicatrice por si sola.

La sustitución del cristalino por una lente trifocal dura tan solo entre 20 y 30 minutos, pudiendo el paciente abandonar el hospital inmediatamente después de la operación. Antes de abandonar la clínica, se le hace entrega al paciente de un kit postoperatorio que consta de unas gafas de sol, lagrimas artificiales, oclusor de plástico, gasas y un DVD de la intervención.

Operación de vista cansada con lente trifocal (presbicia)

Tiempo de recuperación tras operarse de vista cansada con lente trifocal (Presbicia)?

Tras la cirugía de sustitución del cristalino por una lente intraocular trifocal para solucionar la vista cansada, el paciente puede abandonar la clínica inmediatamente después de la intervención, con el ojo destapado y por su propio pie.

La recuperación se inicia el mismo día de la operación, apoyada en el uso del Kit postoperatorio que se pone a disposición del paciente. Éste acudirá al día siguiente de nuevo a la clínica para realizar la primera cura, repitiéndose estas visitas a lo largo del primer mes de postoperatorio.

La recuperación tras la operación de vista cansada con lente trifocal dura de 2 a 3 días hasta que el paciente puede volver a su vida normal.

La visión se recupera paulatinamente a lo largo de la semana posterior a la intervención, siendo apreciable en las 24-48 horas posteriores. En los 2 ó 3 días siguientes a la intervención de vista cansada el paciente podrá volver a su vida cotidiana.

Operación de Vista Cansada con Lente Trifocal (Presbicia)

Para que la recuperación sea lo más rápida y efectiva posible, el cirujano le recomendará al paciente unas instrucciones para evitar posibles daños. Además de unas gotas antibióticas para evitar infecciones y ayudar a la cicatrización, se le instará a utilizar el oclusor de plástico para dormir, de cara a evitar que se rasque o frote el ojo por la noche. También es importante el uso de las gafas de sol y las lágrimas artificiales para evitar la sequedad en el ojo.

Por último, es importante evitar la entrada de polvo, agua o elementos extraños en el ojo y no levantar peso durante la primera semana.

Riesgos y beneficios de la operación de vista cansada con lente trifocal (Presbicia)

El principal beneficio de la operación de vista cansada con lente trifocal es la eliminación del problema de vista cansada, además de la independencia de las gafas gracias a que permite al paciente recuperar un rango de visión completo.

Una ventaja del uso de lentes trifocales es que permite al paciente ver a distancias cortas, largas e intermedias, minimizando los halos nocturnos típicos de las lentes bifocales y permitiendo una notable calidad visual en situaciones con poca iluminación.

Kit postoperatorio oftalmología

Por supuesto, al llevar a cabo esta intervención desaparece la posibilidad de sufrir cataratas gracias a la eliminación del cristalino y su sustitución por una lente artificial.

Por otra parte encontramos los riesgos de someterse a la operación de vista cansada o presbicia. Al igual que cualquier otra cirugía, la intervención de presbicia también tiene riesgos asociados, aunque son poco probables estadísticamente. Los riesgos potenciales son problemas con el tipo de anestesia, sangrado intraocular, aumento de la presión sanguínea en el interior del ojo (glaucoma), inflamación de la retina o pérdida completa o parcial de visión.

Es importante mencionar que esta intervención es muy sencilla a manos de un cirujano experimentado, por lo que las posibilidades de que algo salga mal son muy reducidas.