Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Operación de Miopía con Láser (Cirugía Lasik) Operación de Miopía con Láser (Cirugía Lasik)

Operación de Miopía con Láser (Cirugía Lasik)

Operación de Miopía con Láser (Cirugía Lasik)

La miopía es un defecto refractivo ocular que se debe a un problema congénito de tamaño del ojo, deformación de la córnea o del cristalino. Para solucionarla es necesario el uso de gafas o lentes de contacto, aunque otra opción más cómoda y rápida es la operación de corrección de la miopía con láser (Cirugía Lasik).

PRECIO CERRADO
(por ojo)
(Todo incluido) 990 €
Financiación 
desde 50 €/mes
Consulta de valoración prequirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso
Solicitar Cita
  • ¿En qué consiste la consulta de valoración?+
Nuestros pacientes han
valorado este Tratamiento con:
Valora este Tratamiento:

¿Qué incluye esta Cirugía?

  • Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

  • Todas las pruebas preoperatorias oftalmológicas específicas para la intervención.

  • Gastos referidos al acto quirúrgico (reserva y uso de quirófano, instrumental, equipamiento, materiales fungibles y medicaciones propias del acto quirúrgico). Anestesia tópica local. Técnica Lasik. Precio por ojo. Honorarios médicos y anestesistas.

  • Kit postoperatorio (Gafas de Sol, Oclusor de plástico, Lágrimas Artificiales, Gasas y DVD del procedimiento) y visitas de control necesarias durante el mes siguiente a la intervención.


¿Por qué confiar en Operarme.es?

01.

Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

02.

Total transparencia en todo el proceso.

03.

Atención inmediata. Solucionamos tu problema cuando tú lo necesitas.

04.

Precio cerrado, todo incluido, sin sorpresas.

05.

Absoluta seguridad médica: los mejores especialistas y hospitales.

06.

Discreción y privacidad: garantizamos la absoluta intimidad del paciente.

07.

Experiencia Usuario: Excelencia en el servicio. Sólo se tendrá que preocupar por su salud.

08.

Técnica quirúrgica de mínima invasión con láser (cirugía lasik)

Toda la información sobre la Operación de
Miopía con láser (Cirugía Lasik)

La miopía consiste en un defecto visual que provoca la proyección de las imágenes captadas por el ojo antes de la retina, lo que provoca que las imágenes se vean borrosas. En este caso, a diferencia de la hipermetropía, el problema radica en que el ojo es incapaz de enfocar los objetos lejanos.

Este problema puede solucionarse de forma sencilla con el uso de unas gafas con cristales divergentes. A pesar de ello, muchos pacientes no están dispuestos a tener la obligación de utilizar gafas o lentillas todos los días, por lo que para ellos la mejor y más cómoda opción es la intervención de corrección de miopía con cirugía lasik.


¿Qué es la Miopía?

La miopía es un defecto visual congénito de refracción del ojo que consiste en la focalización de los rayos de luz en un punto situado antes de la retina. Esto provoca que las imágenes lejanas se perciban borrosas. La miopía es exactamente la condición inversa a la hipermetropía, que consiste en la visión borrosa de los objetos cercanos al formarse la imagen detrás de la retina.

Es el problema visual más común de todos los relacionados con la visión y se calcula que una cuarta parte de los españoles la sufre.

Existen dos tipos de miopía según el número de dioptrías que se tengan. Según el número de dioptrías que presente el paciente será posible o no llevar a cabo la intervención de corrección de la miopía con láser (Cirugía Lasik). Para que sea posible la operación, el paciente solo puede tener de 1 a 8 dioptrías, siendo necesarios otros métodos para corregir la miopía en el caso de que sea mayor.

¿Por qué se produce la Miopía?

La causa principal de la miopía es que el ojo sea demasiado grande con respecto a la capacidad del cristalino y la córnea, causando como mencionábamos previamente que la imagen se forme antes de la retina. Otra de las causas posibles para sufrir miopía es debido a una curvatura excesiva del cristalino que implica que las imágenes se formen poco antes de la retina como mencionábamos anteriormente.

Operación de miopía con láser (Cirugía Lasik)

La miopía es un defecto congénito, lo cual quiere decir que el paciente nace con el defecto. A pesar de que las dioptrías pueden aumentar con la edad si no se soluciona el problema con unas gafas o lentillas, no es posible que aparezca miopía de forma repentina. Ésta se suele detectar entre los 8 y los 12.

Operación de miopía con láser (Cirugía Lasik)
La miopía se debe a una deficiencia congénita que provoca que las imágenes se proyecten delante de la retina.

¿Cuáles son los síntomas de la miopía?

El principal síntoma de la miopía es la visión borrosa a largas distancias, sobre todo por la noche. Esta pérdida de agudeza visual puede causar otro tipo de problemas como son los dolores de cabeza, cansancio ocular con enrojecimiento debido a forzar la vista para intentar enfocar las imágenes, necesidad de entrecerrar los ojos para poder ver y la ya mencionada dificultad para poder ver los objetos lejanos.

La recuperación tras la operación de miopía con láser (Cirugía Lasik) comporta una notable mejoría de 24 a 48 horas después de la intervención.

El diagnóstico de la miopía suele hacerse en las visitas rutinarias al oculista durante la juventud o en las visitas debidas a problemas o incomodidad de visión.

Operación de miopía con láser (Cirugía Lasik)

La miopía es un defecto refractivo que puede solucionarse de forma sencilla mediante el uso de gafas o lentes de contacto divergentes. A pesar de ello, existe mucha gente que no está dispuesta a utilizar gafas o lentillas en su día a día, ya sea por motivos estéticos, de comodidad o de trabajo. Para esta gente, la opción más recomendable es la operación de miopía con láser (Cirugía Lasik), que corrige el defecto causante de la miopía y elimina totalmente la dependencia de las gafas.

  • Miopía simple. El paciente tiene entre 1 y 8 dioptrías. Es la que se manifiesta durante la infancia y adolescencia. Suele estabilizarse y dejar de crecer al terminar el proceso de crecimiento a la edad de 21.
  • Miopía magna. Este tipo de miopía se produce cuando el paciente sufre 9 o más dioptrías. Esta miopía suele asociarse a enfermedades oculares degenerativas de la retina, humor vítreo o coroides, implicando un riesgo elevado de sufrir desprendimiento de retina, cataratas o glaucoma.

La operación de miopía con láser paso a paso (Cirugía Lasik)?

La intervención de miopía con láser (Cirugía Lasik) es una intervención muy común hoy en día. Se lleva a cabo de forma totalmente ambulatoria, que quiere decir que el paciente abandona la clínica inmediatamente tras la operación, y su duración es de menos de media hora.

Solicitar consulta para la operación de miopía con láser (Cirugía lasik)

Igualmente, aunque se trata de una operación bastante sencilla, es necesario llevar a cabo un preoperatorio para conocer las condiciones del ojo del paciente. De este modo se podrá llevar a cabo una cirugía mucho más precisa, segura y efectiva. Asimismo, también se descartará cualquier problema que implique desaconsejar llevar a cabo esta intervención.

La operación de miopía con láser (cirugía lasik) permite al paciente prescindir del uso de las gafas.

Preoperatorio de la operación de miopía con láser (Cirugía Lasik)

Para poder llevar a cabo la intervención de miopía con láser hay tres características que el paciente debe cumplir: tener miopía, ya que es posible confundirla con otro tipo de deficiencia ocular, tener más de 18 años (se recomienda 21) y no superar las 8 dioptrías. Para determinar el número de dioptrías y conocer la fisiología exacta del ojo para realizar una intervención lo más precisa posible se llevan a cabo una serie de pruebas preoperatorios:

  • Exploración a fondo del ojo, pupilometría y medición de la presión intraocular.
  • Graduación con y sin dilatación
  • Topografía Orbscan
  • Test de Schirmer
  • Biometría

Además de la realización de estas pruebas preoperatorias, el cirujano le dará al paciente una serie de instrucciones para evitar posibles problemas como no utilizar las lentillas durante las dos semanas previas a la operación o evitar utilizar maquillaje en la zona de los ojos durante los días previos a la intervención, ya que esto podría causar un crecimiento bacteriano y una consecuente infección. Asimismo, es importante que el cirujano conozca cualquier tipo de medicación o suplemento vitamínico, incluso de herbolario, que el paciente esté tomando, ya que puede implicar un cambio en la fisiología ocular como la dilatación de la pupila.

Operación de miopía con láser (cirugía lasik)

Los casos en los que se desaconsejará la intervención de miopía con láser (Cirugía Lasik) son principalmente los casos en los que los pacientes sufran de otro tipo de patologías oculares de relevancia como las cataratas, la uveítis o alteraciones en la córnea. También se desaconseja el procedimiento en mujeres que se encuentren en estado de gestación debido a que durante el embarazo es posible que cambie su graduación.

La operación de miopía con láser (Cirugía Lasik)

Esta intervención es de carácter ambulatorio y se realiza con anestesia tópica. Este tipo de anestesia consiste en unas gotas administradas en los ojos. Para llevar a cabo la operación, el paciente llega tan solo un rato antes de la cirugia.

  • En el quirófano se administra la anestesia al paciente. Tras ello, se le recomienda que permanezca con el ojo cerrado para evitar que se le seque debido a la pérdida de sensibilidad.
  • Para llevar a cabo la intervención se le sitúa en una camilla quirúrgica en el quirófano para a continuación colocarle una gasa o sábana quirúrgica sobre toda la cara excepto en el ojo que será intervenido. A continuación, el cirujano colocará en el ojo a intervenir un instrumento quirúrgico que mantendrá el ojo abierto durante todo el procedimiento.
  • Para desinfectar la zona a tratar, el médico lava el ojo y la zona con suero. Durante esto, el paciente notará presión en el ojo e incluso en algunas ocasiones perderá parte de la visión. Esto último no es grave.
  • El siguiente paso es levantar la capa superficial que cubre la córnea con un instrumento denominado microqueratomo para que de este modo el láser actúe directamente sobre el lecho corneal. Esta capa se mantendrá pegada al ojo por un extremo durante toda la intervención.
  • A continuación, el cirujano le dirá al paciente que fije su mirada en el punto luminoso del láser. Este punto es bastante importante ya que parte de la eficacia de la intervención depende de ello. Cuando el médico active el láser el paciente no lo verá y el proceso durará menos de un minuto.
  • Finalmente el oftalmólogo lavará la córnea y colocará de nuevo la capa corneal levantada previamente en su posición, siendo innecesaria la sutura de ésta debido a su gran capacidad de adhesión.

La duración total de la intervención de miopía con láser (Cirugía Lasik) es de entre 15 y 20 minutos, abandonando el paciente la clínica inmediatamente tras la intervención.

Operación de miopía con láser (cirugía lasik)

Recuperación tras la Operación de Miopía con Láser (Cirugía Lasik)?

La estancia hospitalaria es mínima, limitándose al tiempo de papeleo y entrega del kit postoperatorio para llevar a cabo la recuperación. Tras ello, el paciente puede abandonar la clínica por su propio pie y sin necesidad de tapar el ojo. La única recomendación es hacer uso de las gafas de sol proporcionadas en el Kit postoperatorio.

Operación de miopía con láser (Cirugía Lasik)

Tras la intervención de miopía con láser (Cirugía Lasik), al igual que durante la cirugía, el paciente no sentirá nada de dolor. Lo único que sentirá serán molestias como escozor, lagrimeo y molestia por la luz durante aproximadamente 6 horas tras la operación.

El tiempo de recuperación tras la operación de miopía con láser (Cirugía Lasik), será mayor cuanto mayor sea el defecto corregido.

La recuperación tras la operación de miopía con láser se produce poco a poco durante los días siguientes a la intervención, consiguiendo una notable mejora de la visión en las 48 horas siguientes.

La velocidad de recuperación tras la intervención estará directamente relacionada con la cantidad de dioptrías corregidas. Cuantas más dioptrías tenga el paciente, más largo será el periodo de recuperación completa de la visión.

En las semanas siguientes al procedimiento, se recomienda al paciente que duerma con el oclusor que se le proporciona en el kit postoperatorio para evitar que se rasque, arañe o frote el ojo durante la noche. Además, es posible que en este tiempo aumente la sensación de sequedad en el ojo, algo para lo que el paciente deberá hacer uso de las lágrimas artificiales hasta que se corrija el problema.

Operación de miopía con láser (Cirugía Lasik)

Durante el mes siguiente a la operación, el paciente deberá ir a las consultas de control estipuladas, empezando la primera al día siguiente de la cirugía.

Ventajas y riesgos de operarse de Miopía con Láser(Cirugía Lasik)

La principal ventaja de la intervención de miopía con láser (Cirugía Lasik) es la corrección del problema y la consecuente independencia del uso de gafas o lentes de contacto para ver. Otra ventaja añadida es que se trata de una intervención muy rápida, indolora y con una rápida recuperación.

Kit postoperatorio oftalmología
La operación de Miopía con Láser (Cirugía Lasik) es de carácter ambulatorio y se realiza con anestesia tópica.

Respecto a los riesgos de operarse de miopía con láser (Cirugía Lasik) son bastante reducidos aunque al igual que en el resto de operaciones existen. Entre los posibles riesgos encontramos la aparición de hemorragias conjuntivales a causa del anillo de succión, que se produzca un corte al usar el microqueratomo posponiendo la intervención (1 de cada 500 casos) o lesiones en la parte superficial de la córnea debido al ojo seco que se produce durante el postoperatorio.

Revisa los médicos que realizan este tratamiento