Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Operación de aumento de pecho con prótesis redondas Operación de aumento de pecho con prótesis redondas

Operación de aumento de pecho con prótesis redondas

Operación de aumento de pecho con prótesis redondas

La operación de aumento de pecho con prótesis mamaria (mamoplastia) es la intervención de cirugía estética más realizada en España. Consiste en la implantación de una prótesis mamaria en el pecho de la mujer para aumentar su busto, consiguiendo así una mejora estética en las mujeres que la desean. En esta página explicamos todo lo que necesitas saber sobre la cirugía de mamoplastia con prótesis redonda.

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.485 €
IVA incluido
Consultar financiación
Consulta de valoración prequirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso
Solicitar Cita
  • ¿En qué consiste la consulta de valoración?+
Nuestros pacientes han
valorado este Tratamiento con:
Valora este Tratamiento:

¿Qué incluye este tratamiento?

  • Consulta de valoración quirúrgica gratuita y sin compromiso con nuestro especialista en Cirugía Plástica y Reparadora.

  • Estudio preoperatorio (Analítica de sangre, Electrocardiograma, placa de tórax, según indicaciones médicas). Honorarios médicos y ayudantes, hasta el alta médica. Honorarios Anestesistas.

  • Estancia en habitación individual con cama de acompañante, servicio de hostelería y ropería, durante 1 día. Productos para la higiene y cuidado del paciente, desechable y no desechable. Alimentación del paciente.

  • Gastos referidos al acto quirúrgico (Reserva y uso de quirófano, Instrumental, equipamiento, materiales fungibles y medicaciones propias del acto quirúrgico. Medicación (no citostática, ni anticuerpos monoclonales o derivados), gases medicinales. Estancia en sala de recuperación postquirúrgica, monitorización y tratamientos necesarios.

  • El precio incluye prótesis mamarias redondas de gel de silicona de alta cohesividad de 1ª calidad.

  • Y para que no se preocupe más que de su salud, deje el coche en casa mientras dure su estancia con nosotros. Un vehículo le recogerá por cuenta de la Compañía el día de su ingreso y le devolverá a su domicilio tras el alta. Consulta las condiciones del servicio de taxi gratuito aquí.


¿Por qué confiar en Operarme.es?

01.

Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

02.

Total transparencia en todo el proceso.

03.

Atención inmediata. Solucionamos tu problema cuando tú lo necesitas.

04.

Precio cerrado, todo incluido, sin sorpresas.

05.

Absoluta seguridad médica: los mejores especialistas y hospitales.

06.

Comodidad: Servicio de traslado gratuito.

07.

Discreción y privacidad: garantizamos la absoluta intimidad del paciente.

08.

Trato Exclusivo: Habitación individual con cama de acompañante, atención personalizada.

09.

Experiencia Usuario: Excelencia en el servicio. Sólo se tendrá que preocupar por el resultado.

10.

Uso de prótesis mamarias redondas de gel de silicona de alta cohesividad. Máxima calidad.

​​

Toda la información sobre la operación de
aumento de pecho con prótesis redonda (mamoplastia)

La operación de aumento de pecho con prótesis (mamoplastia) consiste en incrementar el tamaño de los senos haciendo uso de un implante protésico en el busto. Este tipo de intervención la realiza un Especialista en Cirugía Plástica Reparadora y Estética, siendo la mamoplastia de aumento la operación de cirugía estética que más se realiza en España. Para llevar a cabo esta intervención lo más importante es que la paciente tenga muy claro que desea someterse a ella, aceptando los cambios que se producirán en su cuerpo.

La decisión de llevar a cabo el aumento de pecho suele tomarse en pacientes jóvenes plenamente desarrolladas que no quedan satisfechas con la forma o tamaño de su pecho, así como mujeres que con la edad y embarazos experimentan disminución de volumen o la caída del mismo.

En esta página encontrarás toda la información que necesitas saber sobre cómo se realiza una operación de aumento de pecho y todos los pasos a seguir durante el proceso:


¿Por qué llevar a cabo una operación de aumento de pecho?

Las pacientes que deciden someterse a una operación de aumento de pecho, que también se denomina mamoplastia de aumento, suelen haberlo pensado mucho, ya que se trata de una intervención importante tanto a nivel médico, personal y económico. Dentro de las razones que hacen que una paciente se incline a llevar a cabo la operación de aumento de pecho, son todas principalmente de carácter estético, aunque la razón principal es la de querer una misma. A continuación te indicamos algunas:

  • Busto pequeño: Probablemente una de las principales razones por las que las pacientes deciden operarse. Muchas mujeres tienen un busto plano o con poco pecho. Si bien no todas lo consideran algo negativo, otras muchas se sienten acomplejadas por esta situación y deciden realizar un aumento de pecho para sentirse más satisfechas con su cuerpo.
  • Pechos asimétricos: Hay mujeres que cuentan con pechos de tamaño descompensado. Si bien no se trata de un problema grave, es frecuente que las pacientes decidan someterse a esta operación para corregirlo. También es posible que tengan los pechos separados y consideren llevar a cabo la mamoplastia para corregirlo.
  • Cuerpo poco proporcionado: Aquí, por ejemplo, una mujer de caderas anchas y pecho pequeño, puede decidir someterse a la intervención de aumento de pecho con el objetivo de “proporcionar” su busto con las caderas.
  • Reconstrucciones: Suele estar relacionado con el cáncer de mama. La mujer afectada que ha superado el proceso maligno, ha necesitado que se le extirpara uno o los dos pechos afectados. Con el objetivo de recuperar la zona, se lleva a cabo una cirugía de mamoplastia de reconstrucción.
  • Descompensación tras embarazo o gran pérdida de peso: También es habitual que pacientes que han perdido mucho peso, ya sea a través de una dieta o directamente después del embarazo, perciban una descompensación en los pechos y deseen mejorarlos estéticamente llevando a cabo la intervención de aumento de pecho.
  • Corrección de una deformidad congénita (síndrome de poland, mamas tuberosas, amastia): Aunque no se trata de problemas médicos graves, existen defectos congénitos relacionados con el busto de las mujeres causantes de deformación o asimetría (todos son asimétricos, aunque en estos casos se percibe mucho más) con respecto a lo que podríamos considerar normal. Con una intervención de aumento de pecho, se consigue un pecho más natural. Es importante comentar estos casos con el cirujano por si fuera necesaria una cirugía más específica.
  • Porque la paciente quiere: La razón más importante para que una paciente se someta a una operación de aumento de pecho es que ella quiera hacerlo por ella misma, que la decisión la haya tomado ella por su cuenta y no por la presión social de terceros.

Solicitar cita para la operación de aumento de pecho (extirpación)

Razones para no llevar a cabo una operación de aumento de pecho

Del mismo modo que hemos expuesto las razones habituales por las que se toma la decisión de someterse a la operación de aumento de pecho, a continuación indicamos algunas de las razones por las que no debería una someterse a esta intervención:

  • El especialista no te considera candidata: Aunque normalmente la mayoría de pacientes son candidatas a someterse al aumento de pecho con prótesis, existen algunos casos en que por razones médicas o las características propias de la paciente no es posible o no es recomendable someterse a esta intervención. En el caso de que esto fuera así, el especialista en Cirugía Plástica reparadora y Estética te explicará las razones y te indicará todo lo que necesites saber.
  • Situación psicológica comprometida: En el caso de que la paciente haya pasado un periodo de depresión, tenga algún tipo de trastorno que la hace estar permanentemente descontenta con su cuerpo, etc. En este tipo de casos se desaconseja la realización de la operación de aumento de pecho, ya que la paciente no está en su completa capacidad mental para tomar una decisión tan importante como es la de una cirugía que te produce un cambio físico permanente.
  • No se tienen expectativas realistas: Esta razón va ligeramente asociada a la anterior, ya que es importante que la paciente tenga unas expectativas realistas sobre la intervención. La cirugía de aumento de pecho con prótesis aumenta el tamaño del busto de la paciente, el cirujano realiza el mejor trabajo posible para que el resultado sea idóneo, pero en el caso de que existan razones externas para la realización de la intervención, éstas no tienen nada que ver con el trabajo realizado en el quirófano.
  • No se ha madurado físicamente: Una cirugía de estas características no debería ser realizada nunca en mujeres que no hayan completado su desarrollo y maduración física, ya que el cuerpo puede continuar cambiando y tener prótesis en el pecho puede llegar a producir algún problema. Es por ello que se recomienda que la paciente cuente mínimo con 18 años cumplidos, aunque depende de cada caso es posible que el médico aconseje esperar hasta los 20 ó 21 años para que se termine de completar el desarrollo de la paciente antes de realizarse la cirugía de aumento de pecho.
  • No es lo que tú quieres: Probablemente la más importante de todas. La operación de aumento de pecho no debe nunca realizarse porque alguien te diga que debes hacerlo porque le gustarías más, la presión social de tu entorno o cualquier situación externa que te presione para llevarlo a cabo. Se trata de una cirugía permanente, por lo que tienes que ser tú la que decida que quiere operarse.
Operación de aumento de pecho

Tipos de prótesis para el aumento de pecho

Si bien en esta página nos referimos concretamente a la cirugía de aumento de pecho con prótesis mamarias redondas, también existen las prótesis anatómicas. El uso de uno u otro tipo dependerá de la anatomía de cada paciente y el cirujano le recomendará la mejor opción. A continuación explicamos brevemente las características de cada una:

  • Prótesis redondas: En el caso de las prótesis redondas, permiten aumentar el escote y proporcionar un efecto push up en el pecho. Estas prótesis son muy solicitadas debido a que proporcionan un mayor volumen a la parte superior del pecho que es la que con el tiempo tiene a aplanarse con el tiempo. La colocación de la prótesis redonda suele ser por debajo del músculo pectoral, que favorece la naturalidad. Se suelen indicar en pecho que tienen algo de volumen y están algo caídos, pero el cirujano le indicará a la paciente mejor en consulta según lo que busque.
  • Prótesis anatómicas: Es una de las prótesis más habituales en estos tiempos, ya que al ser un implante en forma de lágrima o gota imitan mejor lo que es un pecho natural, aunque no siempre es la mejor opción y es posible que se requiera optar un una prótesis redonda. En el caso de las prótesis mamarias anatómicas éstas son siempre rugosas, para evitar la posibilidad de que se giren o descoloquen. La decisión de escoger una u otra deberá tomarse junto con el Cirujano Plástico en la consulta de valoración. Si quieres saber más sobre las prótesis anatómicas ponte en contacto con nosotros.

Todos los tipos de prótesis mamarias para el aumento de pecho tienen sus ventajas e inconvenientes, por lo que se debe escoger la mejor opción para cada paciente en la consulta con el Cirujano Plástico.

¿Qué tamaño de prótesis mamaria debería colocarme?

Si bien muchas pacientes consideran que ya que se operan lo mejor será ponerse el máximo posible, hay que tener en cuenta una serie de variables para elegir el mejor tamaño de prótesis. De todos modos, la elección del tamaño ideal para cada paciente es una decisión muy personal.

Hay que realizar y recomendar implantes proporcionados a las medidas de la paciente, ya que hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Forma y anatomía de la mama de la paciente: No cabe lo mismo en todas las pacientes.
  • Su altura y condición física: De modo que el pecho quede proporcionado al cuerpo de la paciente.
  • Contorno torácico: Para elegir una prótesis u otra, es importante tener en cuenta el contorno torácico para que el cuerpo quede proporcionado.
  • Expectativas de la paciente: Probablemente uno de los más importantes, ya que al final la paciente debe quedar satisfecha con el resultado.

No hay que hablar de la talla del sujetador que se va a obtener, ya que esto contiene variables asociadas a la espalda, contorno, etc; sino que a la hora de llevar a cabo la cirugía de aumento de pecho de lo que vamos a hablar es de la copa, aunque de todos modos, ni los propios fabricantes de sujetadores se ponen de acuerdo en los tamaños. Si a esto le añadimos que las prótesis se miden en centímetros cúbicos, la mejor opción es que el Cirujano Plástico te explique tu caso concreto en consulta haciendo uso de tus medidas.

El tamaño de las prótesis, como comentábamos, se mide en centímetros cúbicos, siendo las prótesis mamarias que se implantan con mayor asiduidad las de 300cc y 350cc, las cuales permiten normalmente a la paciente pasar, por ejemplo, de una copa A a una copa C, aunque no se trata de algo exacto, pues cada paciente tiene unas características propias, y podría ser más recomendable optar por unas prótesis de 200cc o 250cc.

En base a toda esta información y a lo que la paciente considere, se colocarán unas prótesis mamarias de un tamaño u otro, buscando siempre un resultado natural.

La opinión de la mayoría de cirujanos plásticos es que hay que buscar la naturalidad, evitar resultados exagerados

De igual modo, es habitual que la paciente tenga unos pensamientos propios con respecto al tamaño de implante que quiere, chocando con las recomendaciones del Cirujano Plástico. En estos casos, se recomienda tener muy en cuenta los consejos del especialista, ya que él o ella atesoran años de experiencia y recomiendan el tamaño ideal acorde a cada paciente.

Al final, la elección del tamaño de la prótesis a implantar para realizar el aumento de pecho la realiza la paciente en consenso con el Cirujano Plástico, que le habrá aconsejado la mejor opción teniendo en cuenta la morfología propia de la paciente. En el caso de que la paciente dude entre dos tamaños diferentes, lo recomendable es elegir el tamaño más grande, ya que es más habitual arrepentirse de haber escogido el tamaño menor que no lo contrario.

En definitiva, lo más importante a conseguir tras una operación de aumento de pecho, es un implante que dure de forma prolongada en el tiempo y proporciones la máxima satisfacción posible a la paciente.

Factores implicados en la selección de la mejor prótesis mamaria

Además de todos los aspectos explicados previamente con respecto al tamaño de las prótesis mamarias en un aumento de pecho, a continuación te explicamos los factores a tener en cuenta a la hora de proponer un implante u otro a la paciente:

Perfil de las prótesis mamarias

El perfil de las prótesis mamarias para la cirugía de aumento de pecho se refiere a la distancia entre la base de la prótesis hasta su parte más alta. Estos pueden ser bajo, moderado y alto, debiéndose tener en cuenta factores como el tórax de la paciente, el tamaño de la glándula mamaria y el tamaño de la prótesis escogida para decidir el perfil de la prótesis. Tanto las prótesis mamarias redondas como las anatómicas pueden ser de los tres perfiles.

Prótesis mamarias redondas y anatómicas

El uso de los implantes redondos se suele recomendar en mujeres que tienen los pechos algo caídos y tienen como objetivo resaltar el escote, puesto que proporcionan un poco más de relleno que los anatómicos. Todo dependerá de cada paciente y por supuesto, la recomendación del Cirujano Plástico.

Por otro lado, los implantes anatómicos también tienen diferentes perfiles (alto, medio, bajo) y pueden tener diferentes formas en la base, pudiendo ser más redondeadas y ovaladas, de cara a proporcionar el resultado más natural posible para la paciente. De forma habitual, este tipo de implantes se recomiendan en mujeres delgadas que tienen poco pecho, aunque de nuevo, dependerá del estudio de cada paciente en concreto.

Prótesis de suero fisiológico o solución salina

Este tipo de prótesis mamarias se encuentran rellenas de suero fisiológico, una solución de agua y sales, recubiertas de varias capas de silicona. Son las menos usadas hoy en día. El uso de este tipo de prótesis mamarias tiene una serie de ventajas y una serie de inconvenientes.

Ventajas de prótesis de suero fisiológico:

  • La incisión por la que se introduce la prótesis puede ser mucho menor que en el caso de las prótesis de gel de silicona.
  • Sería posible aumentar el tamaño de los implantes sin necesidad de una nueva cirugía, tan sólo introduciendo más suero en la prótesis.
  • En caso de rotura, el suero fisiológico es compatible con el cuerpo humano por lo que no provocaría problemas médicos de mayor gravedad. De todos modos, las prótesis de gel de silicona de alta cohesión de hoy en día, las utilizadas por nuestros cirujanos, aunque se rompan no producen problemas en el organismo.

Desventajas de prótesis de suero fisiológico

  • Son menos naturales al tacto, presentándose mucho más duras que las de silicona.
  • Tienen más posibilidades de romperse, aunque en este caso no se produce ningún problema de salud.
  • En el caso de que se rompiese, se apreciaría la disminución en el tamaño del pecho afectado.
  • Existen mayores posibilidades de que se produzcan pliegues u ondulaciones en la prótesis que es visible desde el exterior, efecto llamado rippling.

Por todo lo comentado anteriormente, si bien es posible llevar a cabo la intervención con este tipo de implantes sin ningún problema, no son las prótesis mamarias más utilizadas hoy en día, sino que son las de gel de silicona que comentamos a continuación:

Prótesis de gel de silicona de alta cohesividad

Es el más utilizado en las operaciones de aumento de pecho, ya que cuentan con numerosas ventajas. Tal y cómo hemos realizado en las prótesis mamarias de suero, a continuación expresamos las ventajas y desventajas de este tipo de prótesis:

Ventajas de las prótesis de gel de silicona

  • Son más naturales, tanto al tacto como a la vista
  • En el caso de que se rompiese, el tamaño del pecho seguiría siendo el mismo y el contenido del implante no se marcharía a otras zonas del organismo.
  • Tienen una duración superior a las de suero fisiológico.
  • No supone riesgo para la salud en caso de rotura.

Desventajas de las prótesis de gel de silicona

  • Si se quisiera aumentar más el tamaño del busto, sería necesaria otra cirugía y la colocación de nuevos implantes.

En definitiva, la decisión de una u otra prótesis, teniendo en cuenta todos los factores, dependerá de cada paciente y de las recomendaciones del cirujano, por lo que la mejor opción es tener una consulta con el Cirujano Plástico para que le exponga su opinión. Si estás pensando en someterte a la operación de aumento de pecho, solicita una consulta de valoración quirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso con uno de nuestros cirujanos plásticos.

¿Qué técnicas existen para realizar la operación de aumento de pecho?

La operación de aumento de pecho es una cirugía mayor ambulatoria que se realiza en la mayoría de casos con anestesia general. Para la realización de la cirugía de aumento de pecho (mamoplastia), tanto con prótesis redondas como anatómicas, se puede optar por diferentes técnicas de abordaje, basadas principalmente en la zona donde se realiza la incisión para poder introducir la prótesis mamaria. La elección de una u otra técnica dependerá de la opinión del Cirujano Plástico, de las características de la paciente y de sus deseos, ya que es la zona donde quedará la cicatriz. A continuación te explicamos los diferentes tipos de abordaje:

Vía axilar

En este caso el implante se introduce a través de la zona de la axila. Como ventaja tiene que la visibilidad de la cicatriz es prácticamente nula debido a que se encuentra muy alejada de la zona del busto. Esto a su vez es el origen de las desventajas y en definitiva, de que este tipo de abordaje tan sólo se realice en contadas ocasiones. El riesgo de perder sensibilidad en el pezón es mayor, el médico tiene menor visibilidad de la zona y menor posibilidad de realizar la intervención de la forma más adecuada debido a que el acceso y la zona del implante está muy alejada.

Vía periareolar

Esta vía consiste en la introducción de los implantes a través de una incisión realizada en el contorno de la areola del pezón. Como principal ventaja encontramos que la cicatriz tras la intervención es prácticamente invisible debido a que queda disimulada por la areola del pecho de la mujer.

Pero por otro lado, hay que tener en cuenta que para poder realizar la cirugía a través de la vía periareolar es necesario que la paciente cuente con una areola de un tamaño adecuado, ya que en el caso de que los implantes sean de gel de silicona de cohesividad alta la incisión necesitará ser de un tamaño mayor para proporcionar al médico la suficiente visibilidad para llevar a cabo la cirugía.

En este caso es importante consultar con el cirujano la viabilidad de realizar la intervención por esta vía así como en el caso de que tenga pensado dar la lactancia materna, ya que al realizarlo por vía perioareolar podría implicar algún problema.

Vía submamaria

Esta vía es la recomendable siempre que la paciente no tenga ningún tipo de malformación, ni caída del pecho, ni ningún otro tipo de problema que requiera recolocar la posición de la areola, realizándose la incisión en el surco submamario. Esto implica una serie de ventajas como la práctica invisibilidad de la cicatriz, gracias a que ésta se realiza en la parte más baja del pecho, cubriéndose completamente con la caída natural de la mama; menor probabilidad de pérdida de sensibilidad, sobre todo con respecto a la vía areolar; así como que la probabilidad de contractura capsular también es menor.

Lugar donde se coloca la prótesis mamaria

La prótesis mamaria se puede colocar por delante o por detrás del músculo pectoral, decisión que el cirujano tomará en base a las características físicas de la paciente y la vía de abordaje. Lo más habitual es la colocación del implante por debajo del músculo pectoral ya que se consigue un resultado más natural al encontrarse el implante más alejado de la piel y facilitando la realización de las mamografías y resonancias (de la otra forma también se pueden llevar a cabo).

¿Cuántas operaciones de aumento de pecho se realizan en España?

Según los datos de la sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) sólo en 2014 se realizaron en España más de 16.000 operaciones de aumento de pecho, la intervención más realizada de la especialidad de Cirugía Plástica en nuestro país.

En España se realizan más de 16.000 operaciones de aumento de pecho cada año

La operación de aumento de pecho con prótesis redonda paso a paso

Una vez la paciente ha entrado a la página web de Operarme.es y se ha informado por completo de todo lo concerniente a la posibilidad de una cirugía de aumento de pechos con nosotros, se decide a solicitar la consulta de valoración quirúrgica inmediata, gratuita y sin compromiso con nuestro Cirujano Plástico en su ciudad.

Esta consulta también puede ser solicitada llamando al 902 90 75 45 o a través de un formulario de contacto. Todas estas vías también sirven para que la paciente pueda contactar con nuestro departamento de atención al paciente y éstos le solucionen cualquier duda que pueda tener.

De todos modos, tras solicitar la consulta, una de nuestras asesoras personales de atención al paciente se pondrá en contacto contigo para darte la bienvenida, asegurarse de que la fecha de la consulta te va bien y solucionar cualquier duda adicional que puedas tener.

Consulta de valoración gratuita con el Cirujano Plástico

Es importante en esta consulta preguntarle al Cirujano Plástico todas las dudas que se puedan tener sobre los implantes, la anestesia, el tipo de abordaje, etc; ya que resolver todas estas preguntas y tener toda la información es vital para poder tomar la decisión acertada.

Ya en la consulta, después de haber llevado a cabo las presentaciones pertinentes, se iniciará la consulta. Si bien cada Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética tiene una forma de llevar a cabo la consulta, lo más habitual es que ésta conste de las siguientes partes:

  • Entrevista médica: En este punto, la paciente le explicará al Cirujano qué es lo que está buscando, cuáles son sus expectativas al enfrentarse a una cirugía de aumento de pecho, le indicará más o menos qué es lo que tiene pensado, si se trata de un aumento de pecho normal o si es por alguna deformación congénita, etc. Durante este proceso, el médico le realizará preguntas sobre la paciente y su historial médico, para conocer un poco el caso.
  • Exploración física: Durante la consulta, el cirujano le pedirá que se quite la parte superior de la ropa para poder revisar la zona del pecho de la paciente y determinar así las posibilidades que hay con respecto a los implantes y aconsejar la opción que quede más natural, ateniéndose a perfil, superficie, tamaño, etc. También le explicará a la paciente por dónde se realizaría la incisión, cómo quedaría, cuál es la mejor opción en estos casos, si se colocaría por encima o por debajo del músculo (recuerda que muchas de estas preguntas las podrás hacer tú, por ello te hemos preparado la guía de descarga), si sería redonda o anatómica, etc; además de que medirá las proporciones torácicas y demás para poder determinar el mejor perfil y tipo de prótesis. Es lo que muchas veces se observa de las mamas pintadas por el especialista. El Cirujano le recomendará a la paciente la mejor opción para su aumento de pecho.
  • Visualización y contacto con las prótesis: En este caso, el Cirujano Plástico le enseñará a la paciente los diferentes tipos de prótesis mamarias entre los que puede escoger, aconsejándole las ventajas o inconvenientes de cada una y la que mejor le quedaría a ella. La paciente podrá tocarlas e incluso en algunos casos probárselas con un sujetador para ver más o menos el efecto que tendrían en su figura. Como ya hemos comentado a lo largo de la página, si se duda entre un tamaño y otro mejor optar por el mayor. También hay que tener en cuenta que no a todas las pacientes les cabe lo mismo, por lo que el médico se lo indicará.
  • Dudas de la paciente: Si bien la paciente puede preguntar todo lo que quiera durante toda la consulta, una vez el médico ha terminado toda la explicación es el momento de solucionar todas las dudas que la paciente pueda tener, ya sea con respecto a la anestesia, a las complicaciones, al tiempo de recuperación, etc. Es recomendable llevar un listado de preguntas propias, además del listado que hemos preparado para ti para que lo lleves a cualquier consulta con el Cirujano Plástico.
  • La toma de decisiones: Es habitual que la paciente se tome algunos días para pensar si se opera o no, no pasa nada, es una decisión importante. De todos modos, también es habitual que las pacientes se decidan en la consulta con el Cirujano a operarse con él. En estos casos, es posible que se determine en la misma consulta la fecha de cirugía. De ser así, tu asesora personal de atención al paciente se pondrá en contacto contigo para indicarte todos los pasos a seguir y gestionarte la reserva de preoperatorio, reserva de quirófano y ayudarte en todo el proceso.
Solicitar cita para la operación de aumento de pecho

Preoperatorio de la operación de aumento de pecho

Una vez se ha decidido llevar a cabo la intervención, es importante realizar un preoperatorio completo para determinar la salud de la paciente y reducir las posibles complicaciones asociadas a una cirugía. En Operarme.es, el preoperatorio siempre está incluido en el precio final. En el caso de la operación de aumento de pecho, las pruebas preoperatorias son exactamente las mismas que en cualquier otro tipo de cirugía mayor:

  • Análisis completo de sangre: Esta prueba permite al médico conocer si existe algún indicio de infección que pueda indicar la necesidad de aplazar la cirugía.
  • Electrocardiograma: El electrocardiograma le indica al especialista la salud del corazón de la paciente, algo vital para estar preparados ante cualquier problema que la paciente pueda tener y desconocer.
  • Placa de tórax: Este tipo de prueba permite al especialista cerciorarse de que la paciente no presenta infección y de que la tráquea y el esternón se encuentran bien alineados.

Por otro lado, siempre a criterio del especialista y en el caso de que la paciente tenga una edad superior a 40-45 años, es posible que además de las pruebas incluidas en un preoperatorio normal se solicite la realización de una ecografía de las mamas, para asegurarse de que todo está bien. En este caso, hay que hablar con el Dpto, de Atención al paciente para gestionarlo.

Tras todo esto, se determina si es seguro llevar a cabo la intervención de aumento de pecho para la paciente. Decir que la cirugía de aumento de pecho la realizan en su mayoría mujeres jóvenes de entre 18 y 40 años principalmente, por lo que la salud suele ser buena y no se presentan apenas problemas.

Consulta con el anestesista

Una vez las pruebas han sido realizadas, en la consulta con el anestesista o directamente con el Cirujano, se le explicará la anestesia que se utilizará durante la intervención. En estos casos, la anestesia habitual en una cirugía de aumento de pecho suele ser general, aunque todo dependerá de cada paciente, ya que hay casos en los que se puede optar por una anestesia local con sedación. Como decimos, depende del Cirujano, del Anestesista y de las características de la paciente.

Además de las pruebas, es importante que la paciente le indique al equipo médico, ya sea anestesista o cirujano, mejor a ambos, si tiene alergias a algún tipo de medicamento, si tiene alergia a metales, al látex o a cualquier material que se pueda utilizar durante la cirugía; así como que indique si está tomando algún tipo de medicación, ya sea con receta o de herboristería, ya que podría influir en la intervención de aumento de pecho y es algo que hay que tener controlado.

Por último, si está o cree que podría estar embarazada, deberá indicárselo al cirujano de forma inmediata.

La cirugía de aumento de pecho paso a paso

Una vez la paciente se ha realizado el preoperatorio y una de nuestras asesoras personales de atención al paciente le ha indicado el día de ingreso para la cirugía, se inicia todo el proceso de la intervención de aumento de pecho.

El día de la intervención, un vehículo a cargo de Operarme.es recogerá a la paciente en su casa (consultar condiciones de traslado gratuito aquí) y la llevará al Hospital a la hora indicada. Una vez allí, la paciente hará entrega en admisión de la documentación pertinente (no te preocupes, la asesora de atención al paciente te indicará qué es lo que deberás llevar). Tras ello, se la acompañará a una sala donde después de una breve espera le harán entrar a una sala donde le indicarán que se desvista y se coloque la ropa de quirófano.

Es importante acudir el día de la cirugía de aumento de pechos sin maquillaje, sin joyas, reloj, piercings, etc. Una vez la paciente esté vestida se le colocará una vía en el brazo y entrará en el quirófano.

Allí se encontrará con el Cirujano Plástico con el que tuvo la consulta, el anestesista y algún miembro del equipo de enfermería que asistirá en la intervención. Todo el equipo médico la calmará y le irá explicando lo que van haciendo, controlando las constantes vitales de la paciente durante toda la cirugía.

Una vez la paciente está colocada en la camilla, se procederá a administrar la anestesia y se iniciará la cirugía:

  1. En primer lugar, se limpiará y desinfectará la zona dónde se realizará la incisión para evitar infecciones.
  2. Tras ello, se llevará a cabo la incisión por dónde se implantará la prótesis. El lugar de la incisión se lo habrá indicado previamente el Cirujano, pudiendo ser areolar, axilar o submamario, el más habitual. El tamaño de la cicatriz dependerá del tipo y tamaño del implante que se coloque.
  3. El cirujano, haciendo uso de una herramienta quirúrgica, abrirá la incisión para tener un mejor acceso al tejido de la mama y separará el tejido con un bisturí cauterizando a medida que corta para evitar el sangrado.
  4. Con una herramienta denominada elevador y los dedos, el médico creará una bolsa en el interior del pecho donde colocará la prótesis mamaria. Estos implantes se pueden colocar por debajo del músculo pectoral o por debajo de la glándula mamaria. Esto se habrá decidido previamente dependiendo de las características físicas y personales de la paciente.
  5. A continuación procederá a introducir los implantes y lo revisará exhaustivamente para asegurarse de que la colocación es la correcta y que ambos pechos quedan simétricos, obteniendo el resultado deseado.
  6. Una vez el Cirujano Plástico considera finalizada la intervención, se procederá a suturar las incisiones.
  7. A continuación se procederá a despertar a la paciente y se la llevará a una sala donde terminará de recuperarse de la anestesia.

La duración de la operación de aumento de pecho suele ser de entre 60 y 90 minutos, aunque dependerá siempre de cada caso concreto.

Postoperatorio de la operación de aumento de pecho

Tras el despertar de la paciente, se la llevará a una sala donde terminará de recuperarse de la anestesia. Allí le explicarán cómo debe proceder durante el postoperatorio, las curas, etc; además de indicarle cuándo deberá volver para revisión.

En el momento en que vayas a recibir el alta hospitalaria, ponte en contacto con tu asesora de atención al paciente y te enviaremos un vehículo de traslado a cargo de la empresa para que te lleve hasta tu casa (consulta condiciones de taxi gratuito aquí).

Tiempo de recuperación tras la operación de aumento de pecho

La recuperación total tras una operación de aumento de pecho suele ser al cabo de unos 30 días aproximadamente, aunque habrá que seguir una serie de recomendaciones durante los siguientes 6 meses, como por ejemplo que no le dé el sol a la cicatriz para conseguir el mejor resultado posible. A continuación te exponemos brevemente como es el proceso de recuperación tras la cirugía de aumento de pecho:

Primeros 2-3 días

Durante los primeros días es normal sentir molestias. Para calmarlas, el médico te recetará analgésicos. Hay que tener en cuenta que el cuerpo debe acostumbrarse a los nuevos implantes. Poco a poco las molestias irán desapareciendo y la paciente podrá empezar a moverse más fácilmente, aunque hay que seguir llevando cuidado con la incisión.

Una semana después de la cirugía

En este caso se pueden retirar los puntos o irán desapareciendo en el caso de que sean reabsorbible, el equipo médico se lo habrá explicado. Una vez los puntos desaparecen se puede empezar a utilizar productos hidratantes y cicatrizantes para cuidar y facilitar el proceso de cicatrización. Ya se puede llevar a cabo una vida normal, aunque es recomendable evitar realizar sobre esfuerzos en la zona pectoral o los brazos hasta pasado un mes.

Un mes tras la operación

A partir de aquí tan sólo hay que ir con cuidado de que no dé mucho sol en la cicatriz, ya que puede provocar algún cambio en la tonalidad de la piel.

Riesgos de la operación de aumento de pecho

Los riesgos durante la operación de aumento de pecho son los mismos que en cualquier otra cirugía, los relacionados con el sangrado, la anestesia, infección de la herida o aparición de hematoma, siendo estos problemas poco habituales gracias a la realización del preoperatorio y realizando la cirugía en un quirófano en entorno hospitalario. Más allá de ello, también encontramos una serie de posibles complicaciones que se pueden producir después de una cirugía de aumento de pecho.

Aunque sean mínimas, a continuación te comentamos las complicaciones que puede acarrear el aumento de pecho con prótesis:

  • Contractura capsular: Se produce cuando el tejido que se forma alrededor de la prótesis se inflama y provoca el endurecimiento del pecho pudiendo llegar a deformarlo. Se suele producir debido a una infección. En el caso de que se produzca será necesario reintervenir a la paciente.
  • Hematoma: Es normal que aparezcan hematomas tras la cirugía en la zona. Lo habitual es que desaparezcan de forma espontánea. De no ser así, será necesario drenarlo.
  • Infección: Se puede producir igual que en cualquier otra intervención, aunque no es habitual. Aparece la siguiente semana a la cirugía y se suele poder tratar con antibióticos.
  • Seroma: Igual que el hematoma, el seroma se forma alrededor de la prótesis mamaria y es reabsorbido por el organismo. En el caso de que se acumulase demasiado, sería necesario drenarlo.
  • Rotura del implante: La rotura puede producirse por un traumatismo fuerte o debido al desgaste al cabo de los años. Si bien pueden durar toda la vida, existe la posibilidad de que se rompan y deban ser sustituidos. Los implantes de gel de silicona no se expanden por el cuerpo y no causan ningún problema en el organismo gracias a su composición. En este caso deberá sustituirse la prótesis. De todos modos, hoy en día los implantes son mucho más resistentes y su duración es indefinida.
  • Pérdida de sensibilidad: Cualquier intervención en el pecho puede acarrear una pérdida temporal o parcial de sensibilidad en la zona del pezón. Dependerá de cada caso.

De todos modos, de nuevo indicar que este tipo de complicaciones no son graves para la salud vital de la paciente y que su incidencia es muy baja.

Precio de la operación de aumento de pecho con prótesis redonda (mamoplastia) en Operarme.es

El precio de la operación de aumento de pecho con prótesis redonda en Operarme.es es de 4.485 €, precio cerrado con todo incluido. Este precio incluye todo lo necesario para llevar a cabo la intervención con la máxima seguridad y satisfacción para el paciente. Entre otros, el precio todo incluido de la operación de aumento de pecho con prótesis redonda en Operarme.es incluye:

  • Honorarios del Cirujano Plástico
  • Prótesis mamaria redonda de máxima calidad
  • Materiales y medicaciones necesarias durante la intervención
  • Uso de quirófano
  • Honorarios de anestesia y medicación anestésica
  • Preoperatorio completo
  • Seguro de posibles complicaciones médicas.
  • Estancia en sala de reanimación post-quirúrgica
  • Visitas postoperatorias hasta el alta médica

Además, en Operarme.es te proporcionamos de forma gratuita un vehículo que te llevará y te devolverá a casa el día de la cirugía, para que no tengas que preocuparte de conducir (al salir no podrás), del mismo modo que ponemos a tu disposición una asesora personal de atención al paciente que te ayudará y solventará las dudas que tengas durante todo el proceso.

Solicitar cita para la operación de aumento de pecho