Operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones) por 1.740 € en Alicante
Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones) Operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones) en Alicante

Operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones)

Operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones) en Alicante

La operación de Adenoidectomía consiste en la extirpación de las adenoides (también llamadas vegetaciones) con el fin de solucionar los problemas provocados por su agrandamiento, como pueden ser infecciones frecuentes, respiración ruidosa (ronquidos), síndrome de apnea del sueño u otros factores que afectan negativamente a la calidad de vida, sobre todo en el caso de los niños. Aquí podrás encontrar toda la información que necesitas sobre la operación de vegetaciones.

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.740 €
Consultar financiación
Consulta de valoración prequirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso
Solicitar Cita
  • ¿En qué consiste la consulta de valoración?+
Nuestros pacientes han
valorado este Tratamiento con:
Valora este Tratamiento:

¿Qué incluye esta Cirugía?

  • Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas en Otorrinolaringología.

  • Honorarios médicos y ayudantes, hasta el alta médica. Honorarios Anestesistas. Anestesia localizada.

  • Gastos referidos al acto quirúrgico (Reserva y uso de quirófano, Instrumental, equipamiento, materiales fungibles y medicaciones propias del acto quirúrgico. Medicación (no citostática ni anticuerpos monoclonales o derivados).

  • La adenoidectomía es la cirugía habitual para la extirpación de vegetaciones. Es una cirugía rápida y ambulatoria.


¿Por qué confiar en Operarme.es?

01.

Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

02.

Total transparencia en todo el proceso.

03.

Atención inmediata. Solucionamos tu problema cuando tú lo necesitas.

04.

Precio cerrado, todo incluido, sin sorpresas.

05.

Absoluta seguridad médica: los mejores especialistas y hospitales.

06.

Discreción y privacidad: garantizamos la absoluta intimidad del paciente.

07.

Experiencia Usuario: Excelencia en el servicio. Sólo se tendrá que preocupar por su salud.

08.

Técnica quirúrgica convencional para la extirpación de las adenoides.

​​

Toda la información sobre la operación de adenoidectomía (Extirpación de vegetaciones)

Las adenoides o vegetaciones son glándulas situadas en la nasofaringe o cavum, por detrás de la nariz y por encima del paladar blando, formando parte del funcionamiento del sistema inmunológico de nuestro organismo.

Al estar situadas precisamente en la confluencia entre los conductos nasales, laringe y las trompas de Eustaquio (conductos de ventilación de los oídos), el tejido es muy susceptible a inflamarse e infectarse. Estas problemáticas llegan a causar la obstrucción de la nariz, la aparición de abundante mucosidad en la garganta y el bloqueo de la ventilación de los oídos. Cuando esto ocurre, pueden aparecer complicaciones, como otitis, respiración nocturna ruidosa, bronquitis y apnea del sueño.

Con la adenoidectomía se consiguen extirpar las vegetaciones y eliminar los síntomas provocados por su inflamación. Esta técnica se caracteriza por su corta estancia hospitalaria y la sencillez de su procedimiento. Además, destaca por no provocar alteraciones en el sistema inmunológico de los pacientes.


¿Qué son las vegetaciones o adenoides?

Las adenoides o vegetaciones son folículos linfoides situados en la parte superior de la faringe. Esta formación genera anticuerpos para combatir infecciones y ayudar al sistema inmunológico de nuestro organismo desde el nacimiento. Generalmente, las adenoides van creciendo hasta que alcanzamos los 4 años de edad y posteriormente su tamaño disminuye durante la adolescencia.

Operación de adenoidectomía, extirpación de adenoides

Cuando este acúmulo es muy grande, puede llegar a taponar el paso de aire desde la fosa nasal hasta la laringe, provocando la necesidad de respirar por la boca como mecanismo de compensación. A partir de esta situación, es muy posible que presentes complicaciones, como otitis, infecciones de repetición del tracto respiratorio, bronquitis, ronquidos, etc.

¿Cuáles son las complicaciones del agrandamiento de las vegetaciones o adenoides?

Cualquier inflamación de las vegetaciones genera una abundante mucosidad que obstruye la nariz, descarga moco en la garganta y bloquea la ventilación de los oídos. También provoca la aparición de afecciones más serias que solo se pueden solucionar exitosamente con el tratamiento quirúrgico.

Entre los problemas que pueden aparecer tras el aumento de las dimensiones de las vegetaciones destacan frecuentes episodios de otitis, sinusitis crónica, rinitis persistente e incluso, acumulación de bacterias que pueden provocar infecciones respiratorias secundarias.

¿En qué consiste la extirpación de vegetaciones por adenoidectomía?

La adenoidectomía es la cirugía indicada en los casos graves o persistentes de hipertrofia adenoidea, una anomalía que provoca la obstrucción de las vías respiratorias y que principalmente se da en niños de entre 3 y 4 años.

Este tratamiento quirúrgico consiste en la extirpación del tejido adenoideo, liberando la zona de la obstrucción. Se trata de una cirugía sencilla y de corta duración, aunque se realiza normalmente bajo anestesia general por la incomodidad del proceso. Durante la intervención se pueden introducir diferentes herramientas quirúrgicas con las que extraer las glándulas y posteriormente detener la hemorragia. Asimismo, frecuentemente, durante esta intervención se suele combinar la adenoidectomía con la amigdalectomía, eliminando en el mismo procedimiento las amígdalas también, garantizando el éxito de la operación.

¿Quién es candidato a una operación de vegetaciones?

Existen varios motivos por lo que uno debe plantearse someterse a una adenoidectomía, aunque todas están enfocadas a aliviar las molestias y eliminar las limitaciones respiratorias, en la mayoría de los casos a niños, ya que la inflamación de adenoides se suele dar a temprana edad.

Recordemos que durante la infancia la función de las adenoides es ayudar al sistema inmunológico a combatir las infecciones y gérmenes que atacan al organismo, pero puede darse el caso de que las glándulas se sobreesfuercen prolongando su inflamación o reapareciendo muy habitualmente. Llegando al punto de tener que extirparlas para siempre.

Entre los casos en los que un paciente debe de operarse de adenoides destacamos las siguientes:

  • Adenoiditis crónica: cuando los tratamientos con fármacos no resultan efectivos y la patología se prolonga, la única solución recomendable es el tratamiento quirúrgico de extirpación de los adenoides y posiblemente la extracción de las amígdalas durante la misma intervención.
  • Apnea del sueño y obstrucción respiratoria: al inflamarse las adenoides y las amígdalas suele aparecer el síndrome de la apnea del sueño, aumentando problemas respiratorios nocturnos y provocando problemas de descanso y cambios de carácter, por lo que el especialista recomendaría la cirugía de extracción de las adenoides.
  • Tumor en la garganta o fosas nasales: para resolver problemáticas de este tipo, normalmente asociados a adultos mayores, es totalmente necesaria la cirugía de adenoidectomía.
  • Infecciones frecuentes: normalmente los niños, hasta completar su desarrollo, pueden sufrir frecuentemente infecciones, llegando a padecerlas hasta 7 o más veces en un año. Esta situación conlleva que tenga que ausentarse de las clases o del puesto de trabajo en el caso de adultos. Para remediarlo, es recomendable recurrir al tratamiento quirúrgico.
  • Otitis crónica: cuando la inflamación de las vegetaciones se prolonga en el tiempo, la ventilación de las vías auditivas se obstruye y provoca otitis, supuración de los oídos e incluso pérdida de audición. En caso de que este malestar se prolongue mucho puede ocasionar graves pérdidas auditivas, de modo que la cirugía es la mejor opción para solucionarlo.

A continuación te explicamos el paso a paso que se sigue en Operarme.es para realizar la operación de vegetaciones:

Reserva de la consulta de valoración quirúrgica gratuita

Antes de tomar la decisión de operarte (a ti o a tu hijo) o no, debes solicitar una consulta de valoración de forma totalmente gratuita y sin compromiso con nuestro especialista en Otorrinolaringología a través de la página de Operarme.es, para así conocerle en una consulta presencial y que éste valore si la intervención está o no indicada. Te recomendamos llevar a la consulta cualquier prueba médica que tengas sobre el problema, ya que ayudará al médico en la valoración.

Tras solicitar la consulta a través de la página web, uno de nuestros asesores personales de atención al paciente te llamará para confirmar la fecha de la consulta y contestarte a cualquier duda que puedas tener. De todos modos, también puedes solicitar información en cualquier momento llamando al 902 90 75 45 o a través del formulario de contacto.

Para pedir la consulta, puedes hacerlo a través de la página web, pinchando en solicitar cita, contactando con nuestro equipo de atención al paciente a través del formulario de contacto o llamando directamente al 902 90 75 45, te atenderemos encantados.

También puedes solicitarla pinchando en la imagen a continuación:

Solicitar consulta para la Operación de adenoidectomía, extirpación de adenoides

Consulta con el Especialista en Otorrinolaringología

El día de la cita, tras las presentaciones oportunas, el médico revisará los informes que aportes y te realizará una entrevista médica sobre las molestias que te causa la inflamación de adenoides. Del mismo modo realizará una exploración de la zona para así familiarizarse con tu caso, consiguiendo un diagnóstico más exacto y determinando el tratamiento más adecuado para ti.

Durante esta consulta, te explicará en qué consiste la cirugía de adenoides y solucionará cualquier duda que puedas tener al respecto. No dudes en preguntar al médico cualquier cosa sobre la intervención o el estado de la patología, de este modo conseguirás tomar la decisión correcta.

En el caso de que tú, junto al especialista, decidáis que tu hijo o tú optáis por la operación de adenoidectomía, puede fijarse la fecha de intervención durante la misma consulta. De todos modos, nuestro equipo de atención al paciente se pondrá en contacto contigo y gestionará todo el proceso, preoperatorio, fecha de ingreso, consultas…

Una vez decidido que se va a realizar la operación de adenoidectomía, el siguiente paso es la realización del preoperatorio.

Preoperatorio de la operación de adenoidectomía (extirpación de vegetaciones)

Como para toda intervención quirúrgica, se debe practicar un estudio preoperatorio durante el cual se realizan las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre: para descartar signos de infecciones u otros datos que puedan complicar la intervención.
  • Placa de tórax: esta prueba ayuda a descartar problemas respiratorios y suele realizarse solo cuando el especialista lo cree necesario.
  • Electrocardiograma: permite al especialista conocer la salud de tu corazón.

La anestesia de la cirugía de vegetaciones, adenoidectomía

La adenoidectomía se realiza bajo anestesia general. El anestesista administra fármacos a través de la vía intravenosa, situada previamente en el brazo, conectada a un suero. También es posible administrar el anestésico a través de una mascarilla que se coloca en la cara que va repartiéndose por todo el organismo a través de las vías respiratorias.

Además, durante todo el procedimiento quirúrgico, el anestesista permanece controlando tus constantes vitales, el pulso, la tensión arterial, la oxigenación y los niveles de la anestesia, por lo que no hay nada de lo que preocuparse.

Ingreso hospitalario y cirugía de vegetaciones, adenoidectomía

La operación de vegetaciones se considera un procedimiento indoloro que se realiza de forma ambulatoria, es decir, puedes regresar a casa el mismo día de la intervención sin necesidad de ingreso hospitalario. A continuación te explicamos cómo transcurriría el día de la cirugía:

Al llegar al hospital debes entregar la documentación necesaria en admisiones. Tras ello, te acompañarán a la zona de quirófanos donde te indicarán, a ti o a tu hijo, depende de quién sea el paciente, que te desvistas y te vistas con la ropa quirúrgica.

Una vez preparado, serás llevado al quirófano, donde te encontrarás con el cirujano con el que habías tenido la consulta, con el anestesista y con un miembro del equipo de enfermería. Ya en la camilla, dará comienzo la cirugía:

  1. En primera lugar, el anestesista colocará una vía en tu brazo por la que se administrará la anestesia o bien te colocarán una máscara por la que inhalarás el anestésico.
  2. Tras hacer efecto la anestesia, el cirujano colocará una pequeña herramienta en la boca para mantenerla abierta durante la cirugía.
  3. A continuación, el especialista extirpará las glándulas adenoideas con una cureta o legra, un instrumento quirúrgico en forma de cuchara que permite remover el tejido. También se puede utilizar una herramienta que le ayude a cortar el tejido blando. Además, algunos cirujanos usan técnicas con electricidad que calientan el tejido, lo extirpan y detienen el sangrado, siendo este método conocido como electrocauterización. Otro método emplea energía de radiofrecuencia de la misma forma que con la técnica anterior, este método se denomina coblación.
  4. Finalmente se colocan unas compresas absorbentes sobre la zona intervenida para detener el posible sangrado y poder observar si la extracción se ha realizado correctamente.
Extirpación de adenoides en adultos

La duración de la adenoidectomia es de aproximadamente 15-20 minutos, como ya comentábamos anteriormente, es una cirugía sencilla y con un proceso de recuperación bastante corto, sobre todo en el caso de los niños.

Solicitar cita para la operación de adenoidectomía

Tras la cirugía tú o tu pequeño, permaneceréis en la sala de recuperación. Cuando el paciente despierte s y pueda respirar fácilmente, toser y tragar, será dado de alta y podrá regresar a casa. Generalmente será pasadas varias horas tras la cirugía

Postoperatorio y recuperación de la cirugía de vegetaciones: Adenoidectomía

Completada la cirugía y tras haberte recuperado de los efectos de la anestesia en la sala postquirúrgica, podrás irte a casa el mismo día de la cirugía.

El proceso de recuperación tras este tipo de intervención no suele ser muy complejo aunque puedes sentir algunas molestias al principio como por ejemplo, incomodidad para tragar alimentos o al beber líquidos. Por lo tanto, debes ser paciente y seguir todas las indicaciones facilitadas por el otorrinolaringólogo.

Entre los cuidados postoperatorios destacan las siguientes pautas:

  • Dieta: consumo de líquidos frecuentemente y a pequeños sorbos junto con una dieta blanda y en cantidades moderadas (durante las primeras 24-48 horas).
  • Descanso: guardar reposo domiciliario durante los primeros 2-3 días, sin realizar grandes esfuerzos.
  • Toma de medicamentos: para calmar las pequeñas molestias o dolores tras la cirugía, tu especialista te prescribirá analgésicos que deberás tomar durante los primeros días de recuperación.

Esta etapa de curación suele ser mucho más llevadera en el caso de los niños, ya que consiguen recuperarse más rápido que los adultos. Sin embargo, los cuidados son iguales sea cual sea la edad a la que te operes de las vegetaciones.

La recuperación total se completa pasadas las 2 semanas, aunque tras las primeras 24 horas notarás una mejoría notable.

Ventajas y riesgos de la adenoidectomía (extirpación de vegetaciones)

Tras la cirugía y completado el proceso de recuperación, en la mayoría de los casos tanto en niños como en adultos se consigue recuperar la calidad de vida por completo, ya que los síntomas como la apnea del sueño, ronquidos y dificultad para respirar desaparecen. Del mismo modo la calidad del sueño mejora, prolongando el descanso y disminuyen la irritabilidad, dificultad de atención o el cansancio.

Extirpación de adenoides en niños

En cuanto a los riesgos de esta cirugía, existen muy pocas posibilidades de complicaciones tanto intraoperatorias como postoperatorias. Tras la cirugía, aunque rara vez, puede producirse hemorragia o signos de fiebre, en caso de su aparición deberá consultar con su médico la mejor solución. También es posible que note cambios en la voz o el gusto. Estas alteraciones suelen ser temporales y desaparecen en pocos días tras la intervención.