Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Resección transuretral (RTU) de próstata Resección transuretral (RTU) de próstata

Resección transuretral (RTU) de próstata

Resección transuretral (RTU) de próstata

La operación de resección transuretral (RTU) de próstata consiste en extirpar la próstata afectada de hiperplasia benigna. Es la cirugía convencional más utilizada para el tratamiento de la próstata. La Hiperplasia Benigna de Próstata provoca problemas miccionales en el paciente, llegando a provocar un grave deterioro de la calidad de vida.

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.519 €
Financiación 
desde 171 €/mes
Consulta de valoración prequirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso
Solicitar Cita
  • ¿En qué consiste la consulta de valoración?+
Nuestros pacientes han
valorado este Tratamiento con:
Valora este Tratamiento:

¿Qué incluye esta Cirugía?

  • Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

  • Estudio preoperatorio (Analítica de sangre, Electrocardiograma, Placa de tórax, según indicaciones médicas). Honorarios médicos y ayudantes, hasta el alta médica. Honorario Anestesista.

  • Estancia en habitación individual con cama de acompañante, servicio de hostelería y  ropería durante 3 días. Productos para la higiene y cuidado del paciente, desechable y no desechable. Alimentación del paciente.

  • Gastos referidos al acto quirúrgico (Reserva y uso de quirófano, Instrumental, equipamiento, materiales fungibles y medicaciones propias del acto quirúrgico.   Medicación (nocitostática  ni anticuerpos monoclonales o derivados), gases medicinales. Pruebas complementarias relacionadas con el proceso. Estancia en sala de recuperación postquirúrgica, monitorización y tratamientos necesarios. Anatomía patológica, hemoterapia-transfusiones, material protésico de osteosíntesis, prótesis mallas.

  • La operación de resección transuretral de próstata es la cirugía convencional para aliviar los síntomas de la HBP.

  • Y para que no se preocupe más que de su salud deje el coche en casa mientras dure su estancia con nosotros. Un taxi le recogerá por cuenta de la Compañía el día de su ingreso y le devolverá a su domicilio tras el alta. Consulta las condiciones del servicio de taxi gratuito


¿Por qué confiar en Operarme.es?

01.

Consulta gratuita y sin compromiso con nuestros especialistas.

02.

Total transparencia en todo el proceso.

03.

Atención inmediata. Solucionamos tu problema cuando tú lo necesitas.

04.

Precio cerrado, todo incluido, sin sorpresas.

05.

Absoluta seguridad médica: los mejores especialistas y hospitales.

06.

Comodidad: Servicio de Taxi gratuito.

07.

Discreción y privacidad: garantizamos la absoluta intimidad del paciente.

08.

Trato Exclusivo: Habitación individual con cama de acompañante, atención personalizada.

09.

Experiencia Usuario: Excelencia en el servicio. Sólo se tendrá que preocupar por su salud.

10.

Técnica quirúrgica convencional para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata.

Toda la información sobre la Operación de
Resección Transuretral (RTU) de Próstata (Hiperplasia Benigna)

La próstata está situada debajo de la vejiga, en la salida, y es atravesada por la uretra. Su función es producir líquido seminal que junto al producido por las vesículas seminales aportan nutrientes a los espermatozoides. El tamaño de la próstata no deja de aumentar durante la vida del hombre, por lo que es muy probable que los hombres que lleguen a cierta edad la sufran. Los problemas derivados de la Hiperplasia Benigna de Próstata son muy molestos y no mejoran con el tiempo.

La única opción viable para solucionar este problema es la Operación de Resección Transuretral (RTU) de Próstata.


¿Por qué se necesita una resección transuretral de próstata?

La resección transuretral de próstata es una operación quirúrgica mediante la cual se procede a extirpar parte de la próstata. La próstata forma parte del sistema reproductor masculino y se encarga de producir y almacenar el líquido seminal que se une a los espermatozoides en la eyaculación para formar el semen. La próstata está situada debajo de la vejiga y frente al recto, siendo atravesada por la uretra, que es el conducto por donde fluye la orina.

La hiperplasia benigna de próstata afecta a más de 528 millones de hombres en el mundo.
 

La próstata de los hombres crece a medida que se hacen mayores por lo que no es una afección extremadamente anormal. El problema aparece cuando este crecimiento es exagerado y presiona la vejiga perjudicando la evacuación de la orina. La edad y las hormonas son los principales responsables de este crecimiento anormal de las células que componen la próstata. Todos los hombres que vivan suficiente tiempo sufrirán una hiperplasia benigna de próstata, que consiste en el crecimiento de la próstata de forma que ésta presiona la uretra y la vejiga provocando problemas en el flujo normal de la orina. Esta hiperplasia benigna de próstata puede ser de dos formas:

  • Hiperplasia benigna de próstata microscópica: Puede ser estudiada mediante microscopio y no suele provocar síntomas. Es lo normal en todos los hombres.
  • Hiperplasia benigna de próstata macroscópica: Ésta solo lo sufren la mitad de los hombres y aproximadamente el 50% de ellos llegará a sufrir problemas clínicos identificables.

Algunos de estos problemas clínicos causados por la hiperplasia benigna de próstata son la evacuación urinaria intermitente, retención, dificultad para vaciar la vejiga por completo, disminución de fuerza y tamaño del chorro urinario, infecciones de orina, aumento de la frecuencia urinaria durante el día y sobretodo por la noche, incontinencia, daño a los riñones o sangre en la orina.

Operación de resección transuretral de próstata

Se le realizará una ecografía para determinar el tamaño de la próstata. En el caso de que sea menor de 60 cc se podrá proceder a la operación de resección transuretral de próstata. Si por el contrario es mayor, deberá realizarse la operación mediante cirugía abierta, laparoscopia o con cirugía láser. Otra opción recomendable es la Operación de Próstata con Láser de Tulio. Antes de someterse a la operación se intentará solucionar los problemas por otros métodos. En el caso de que no remitan, única forma de tener una vida cómoda es mediante la intervención quirúrgica.

¿En qué consiste la operación de Resección Transuretral (RTU) de Próstata?

La operación de resección transuretral de próstata se realiza para extirpar parte de la próstata. Se lleva a cabo cuando se trata de un agrandamiento no canceroso de la próstata. También se puede realizar la operación de resección transuretral de próstata en el caso de que un hombre padezca cáncer de este tipo, pero solo para eliminar la obstrucción de la uretra y aliviar los síntomas, NUNCA SE REALIZA PARA TRATAR EL CÁNCER.

Operación de resección transuretral de próstata
Las primeras resecciones transuretrales de próstata se hicieron entre 1930 y 1940 en EEUU

Una vez se ha decidido realizar la operación de próstata y se han hecho todos los exámenes físicos necesarios, se procede a la entrada en quirófano. La anestesia requerida para este procedimiento puede ser regional (solo tronco inferior) o general, dependiendo del caso. Después de que la anestesia ha hecho efecto se inicia la cirugía:

La resección transuretral (RTU) de Próstata es la cirugía más utilizada para tratar la próstata agrandada.
  • El cirujano introduce un cistoscopio lubricado por la punta del pene y atraviesa la uretra hasta llegar a la próstata.
  • Este endoscopio es un tubo delgado con una luz y un instrumento cortante que va por su interior llamado resectoscopio.
  • Cuando se llega a la próstata el cirujano corta pequeños trozos de ella y los extrae para enviarlos al laboratorio para analizar. A su vez sella los vasos sanguíneos que bloquean la uretra mediante electricidad con el resectoscopio.
  • Se deja un catéter en la vejiga para permitir la fluidez de la orina tras el procedimiento.
  • Se colocará al paciente en una camilla y se le llevará a una sala de recuperación.
Operación de resección transuretral de próstata
Los problemas de Próstata no mejoran con el tiempo, al final siempre hay que operar.

La operación suele durar de entre 30 y 60 minutos, pero puede llegar a 90.

Operación de resección transuretral de próstata (RTU)

¿Cuánto tiempo de recuperación se necesita en una Operación de Resección Transuretral (RTU) de Próstata (Hiperplasia Benigna)?

Una vez finalizado el procedimiento se llevará al paciente a la sala de recuperación donde permanecerá hasta que sus constantes vitales estén estabilizadas. Tras ello, se le llevará a una habitación en el hospital donde permanecerá de 1 a 3 días. Durante este tiempo llevará una sonda de foley en la vejiga para permitir la extracción de la orina. Es normal que haya un poco de sangre en la orina los primeros días. Tras ese periodo de estancia hospitalaria se envía al paciente a casas.

Ya en casa, el paciente podrá volver a realizar sus actividades normales entre 3 y 6 semanas después de la operación de próstata. Durante este periodo debe descansar, pero también debe caminar y moverse para no perder forma. Eso sí, no se recomienda realizar actividades demasiado pesadas, como levantar objetos muy grandes.

La alimentación durante el tiempo de recuperación deberá ser normal y saludable, con mucha fibra para ayudar a prevenir el estreñimiento que puede retrasar la cicatrizacón de la próstata. Es importante beber muchos líquidos evitando las bebidas gaseosas y el alcohol, ya que este tipo de bebidas puede irritar la vejiga y la uretra. 

El cirujano probablemente le recetará antibióticos para prevenir infecciones. En el caso de que todavía lleve la sonda, puede ducharse pero no tomar ningún baño. Por último, debe evitar la actividad sexual entre 3 y 4 semanas después de la operación.

¿Qué ventajas y riesgos conlleva la Operación de Resección Transuretral de Próstata?

La principal ventaja que encontramos es el alivio de los síntomas y el dolor. De no realizarse la cirugía los síntomas podrían empeorar y producirse infección o cálculos en la vejiga.

Respecto a los riesgos, existen los mismos que con cualquier otra operación como son los relacionados con la anestesia o los de cualquier cirugía (sangrado, infección o coágulos de sangre). Cómo riesgos adicionales a esta cirugía encontramos la posibilidad de sangre en la orina tras la cirugía, lo cual disminuye a los pocos días; dolor o dificultad para orinar; posibilidad de infección; eyaculación retrógrada, que es la que se produce en la vejiga en lugar del pene (no afecta a la potencia sexual); estenosis de la uretra, que consiste en el estrechamiento de la uretra por la introducción de cualquier material; e incontinencia, frecuente tras la cirugía y se restablece a las pocas semanas. Mencionar que estos últimos problemas tan solo se producen en contadísimos casos y no son nada usuales.

Esperamos que la información os haya sido de utilidad, y en el caso de que decidáis operaros, ¡Mucha suerte y que os recuperéis pronto!