Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

4.7 (94%) 455 votos
11-09-2014
Rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla (LCA) es una de las lesiones más comunes del deporte, siendo su incidencia mayor en deportes de contacto.

Para reparar una rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) la mejor opción es la operación de artroscopia de rodilla.

La recuperación tras una reconstrucción del ligamento cruzado anterior varía de entre 3 a 6 meses.

El ligamento cruzado anterior (LCA)

El ligamento cruzado anterior de la rodilla es el que se lesiona con más frecuencia de los 4 ligamentos principales de la rodilla. Se trata de una banda elástica formada por fibras de colágeno cuya función, al igual que la del ligamento cruzado posterior, es la de proporcionar estabilidad a la rodilla al unir el fémur y la tibia, mientras que la función en el movimiento del ligamento cruzado anterior es el de evitar que el fémur se desplace excesivamente hacia delante superando la tibia, aprovechando su posición en la rodilla en la parte delantera.

A pesar de que el ligamento cruzado anterior es relativamente pequeño, se trata de una parte vital para el correcto funcionamiento de la rodilla. Es por ello que cuando se produce su rotura la estabilidad de la rodilla se ve comprometida y es muy probable que haya que someterse a una operación de reconstrucción de ligamentos.

Solicitar cita para la operación de ligamentos cruzados

¿Por qué se produce la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)?

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una de las lesiones más frecuentes en el ámbito deportivo, siendo principalmente impactante su incidencia en deportes como el fútbol, el esquí o el baloncesto, ya que en estos deportes es habitual realizar giros sobre la rodilla. Se calcula que en España se realizan alrededor de 16.000 operaciones de reconstrucción del ligamento cruzado anterior, siendo la artroscopia de rodilla la más utilizada para ello.

Es importante señalar que las mujeres que realizan deporte son más propensas a sufrir rotura del ligamento cruzado anterior que los hombres. Esto puede ser debido a varios factores como la musculatura de la articulación, las dimensiones de la pelvis, las hormonas durante la menstruación, etc.

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) suele producirse al mismo tiempo que otras lesiones en la rodilla. Es muy común que una rotura del ligamento cruzado anterior se produzca junto a una rotura del ligamento cruzado medial y daños en el menisco lateral.

Rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

El mecanismo de rotura del ligamento cruzado anterior es principalmente debido a las siguientes causas:

  • Cambio brusco de dirección en el que gira el tronco superior pero la pierna queda clavada en el suelo. Un ejemplo claro se produce en deportes como el fútbol en que los cambios de dirección con aceleración o frenado son muy comunes.
  • Mal apoyo tras un salto. Otra de las formas más comunes de rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla es al caer tras un salto. Si se pisa mal es muy probable que junto con la fuerza que conlleva la caída el ligamento no aguante el esfuerzo y se rompa.
  • Traumatismo lateral. Durante la práctica de deportes de contacto, es posible recibir golpes, entradas o placajes por parte de otro jugador. Si al recibirlos en la zona lateral de la pierna el pie del golpeado continúa pegado al suelo, es posible que se produzca la rotura del ligamento cruzado anterior.
  • Accidentes de tráfico. La rotura del ligamento cruzado anterior también es común que se produzca debido a accidentes, sobre todo en caídas de motocicleta.

Conoce más sobre la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

Tipos de rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

Al producirse la rotura del ligamento cruzado anterior, según la cantidad de ligamento dañado se puede dividir la rotura en parcial o completa:

  • Rotura parcial del ligamento cruzado anterior. En estos casos tan solo una parte del ligamento se ha visto dañada por la torsión excesiva de la articulación, por lo que es posible el tratamiento conservador buscando la regeneración del ligamento y la mejora y refuerzo de las estructuras adyacentes, es decir, potenciar los músculos (isquiotibiales, cuádriceps, aductores, gemelos, etc.).
  • Rotura completa del ligamento cruzado anterior. En el caso de que la rotura del ligamento cruzado anterior sea total y éste no sea una persona de edad avanzada que no vaya a realizar esfuerzos físicos grandes, la mejor y única opción es el tratamiento quirúrgico, siendo la operación de artroscopia de rodilla para la reconstrucción de ligamentos cruzados la más recomendada. Esta técnica tiene numerosas ventajas con respecto a la cirugía abierta, de entre las cuales la más importante es la reducción de los tiempos de recuperación postoperatoria.

Tratamientos para la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla

Como mencionábamos en el apartado anterior, el tratamiento a seguir tras la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla depende de algunas variables, siendo la principal la gravedad de la rotura, pues si es completa la operación de reconstrucción de ligamentos es recomendada en la mayoría de los casos. Del mismo modo, es importante tener en cuenta las características propias del paciente, tanto físicas como de hábitos de vida, ya que si se trata de una persona de edad avanzada que no es activa en la práctica de deportes es posible evitar la cirugía. A continuación diferenciamos las líneas a seguir según se opte por uno u otro tratamiento para la rotura del ligamento cruzado anterior:

  • Tratamiento conservador para la rotura del ligamento cruzado anterior. Para recuperarse de una rotura del ligamento cruzado anterior, en el caso de que sea rotura parcial, lo primero es paralizar la práctica deportiva. El traumatólogo al que haya acudido le indicará los ejercicios y técnicas de rehabilitación que debe seguir para recuperarse de la lesión, aunque algunos de los principios claves en la rehabilitación es el inicio rápido de los ejercicios isométricos de fortalecimiento muscular, principalmente el cuádriceps, hacer uso de rodilleras de protección o vendajes.
  • Tratamiento quirúrgico para la rotura del ligamento cruzado anterior. En el caso de que la rotura del ligamento cruzado anterior sea completa y el especialista en traumatología lo recomiende, la mejor opción es llevar a cabo una intervención de reconstrucción de ligamentos cruzados. Ésta consiste en la sustitución del ligamento dañado, en este caso el ligamento cruzado anterior, por un injerto extraído del propio paciente o de un banco de donantes.

Reparación de ligamento cruzado por artroscopio

Es importante mencionar que en muchos casos los pacientes que han sufrido una rotura del ligamento cruzado anterior y no se han sometido a una intervención de reconstrucción pueden presentar degeneración temprana (al cabo de unos 15 años) en el resto de estructuras blandas de la rodilla como los meniscos y cartílagos.

Operaciones de reparación de una rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

La rotura del ligamento cruzado anterior, así como la del resto de ligamentos de la rodilla, son propensas a ser reparadas mediante cirugía. Para ello, existen varios tipos de intervenciones quirúrgicas, aunque las más comunes son la artroscopia de rodilla (la más común hoy en día) y la cirugía abierta. A continuación explicamos paso a paso el proceso que se sigue para llevar a cabo la reconstrucción del ligamento cruzado anterior:

Artroscopia de rodilla para una rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

Tras realizar una consulta previa con el especialista en traumatología, decidir que la mejor o única opción es la intervención quirúrgica y realizar el preoperatorio necesario para poder llevar a cabo la operación con la mayor seguridad posible, tanto en cuanto a lo que se refiere a la cirugía como a la anestesia, el paciente ingresa en el hospital para la intervención.

En la habitación del hospital, el equipo de enfermería le indicará las instrucciones a seguir de forma previa a la operación de artroscopia de rodilla para la reconstrucción del ligamento cruzado anterior. Entre ellas encontramos:

  • Ayunar durante las 8 horas previas a la intervención para que en el momento de la administración de la anestesia el estómago se encuentre vacío.
  • Administración de tratamiento profiláctico antibiótico para prevenir infecciones. Esto se puede llevar a cabo tanto el día antes de la artroscopia de rodilla como unos 10 minutos antes de la operación.
  • Inyección de medicación anticoagulante para evitar la formación de coágulos.

Tras ello y una vez llegada la hora de la intervención, se llevará al paciente al quirófano y allí se encontrará con el anestesista, el cirujano que realizará la reconstrucción del ligamento cruzado anterior y uno o dos miembros del equipo de enfermería.

Rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

La anestesia que se utiliza en la reparación de una rotura de ligamento cruzado es habitualmente de anestesia regional (se duerme la parte inferior del cuerpo) con sedación (se sume al paciente en un sueño profundo que permite mantenerlo dormido sin necesidad de entubarle).

Una vez hace efecto la anestesia, se inicia la operación de artroscopia de rodilla (reconstrucción de ligamentos cruzados):

  1. El cirujano rasurará, si fuera necesario, el vello de la rodilla y limpiará la zona con una solución antiséptica. Tras ello, realizará tres mini incisiones alrededor de la rodilla a través de las cuáles realizará la cirugía.
  2. A través de una de las mini-incisiones realizadas, el cirujano introducirá una solución salina en la cápsula articular para expandirla y eliminar cualquier líquido turbio que pueda dificultar la visión del cirujano a través del artroscopio.
  3. El siguiente paso es la introducción del artroscopio, que se trata de una fibra con una cámara de vídeo y una luz en su extremo distal conectada por fibra óptica a un monitor, para determinar el alcance del desgarro o rotura del ligamento cruzado anterior o si además existe algún otro daño en el resto de la rodilla (fractura de hueso, menisco, otros ligamentos) para adecuar la cirugía a cada caso de forma específica.
  4. A continuación, haciendo uso de las herramientas quirúrgicas introducidas a través del resto de incisiones realizadas en la rodilla, el cirujano procederá a la extracción cuidadosa del ligamento cruzado anterior dañado.
  5. El siguiente paso es la preparación de los huesos para recibir el nuevo ligamento cruzado anterior que se injertará. Para ello, el cirujano realizará un par de túneles en el hueso, exactamente donde se encontraba el anterior ligamento, para colocar el nuevo ligamento.
  6. Para la fijación del nuevo ligamento cruzado anterior, éste será fijado al hueso con tornillos y otros elementos quirúrgicos propios de este tipo de intervenciones. Con el tiempo el hueso crecerá alrededor del tornillo y el ligamento rellenando el hueco realizado, lo que mejorará todavía más la fijación y estabilidad del nuevo ligamento.
  7. Tras todo el proceso, el cirujano comprobará que no se haya producido ningún daño en el resto de elementos de la rodilla, extraerá el instrumental quirúrgico utilizado para la reconstrucción del ligamento y por último vaciará la articulación del líquido salino introducido al inicio de la intervención.
  8. Antes de finalizar, el cirujano suturará las incisiones y vendará la rodilla con suavidad.

Una vez se da por acabada la operación de artroscopia de rodilla (reconstrucción de ligamentos cruzados) el anestesista iniciará el despertado del paciente. Éste permanecerá en la sala de operaciones hasta que se encuentre totalmente despierto y pueda hablar y moverse con normalidad. Tras el despertar, será llevado a la sala de reanimación donde permanecerá hasta que sus constantes vitales estén normalizadas del todo.

Conoce más sobre la operación de artroscopia de rodilla (reconstrucción de ligamentos cruzados)

La duración de la operación de artroscopia de rodilla para reparar una rotura de ligamento cruzado (LCA) anterior es de entre 30 y 90 minutos, dependiendo de las características del paciente y si se reparan más estructuras de la rodilla.

Operación abierta para reparar una rotura del ligamento cruzado anterior

La operación de reconstrucción de ligamentos cruzados con cirugía abierta consiste en lo mismo que la artroscopia de rodilla, con la principal diferencia de que en este caso la operación se lleva a cabo mediante una incisión abierta, lo cual aumentará considerablemente el tiempo de estancia hospitalaria y recuperación postoperatoria. Los resultados finales son igual de buenos en ambos métodos, aunque hoy en día la intervención más utilizada es la artroscopia de rodilla, existiendo estadísticas que indican que 1 de cada 5 artroscopias realizadas en España son para la reconstrucción del ligamento cruzado anterior.

Recuperación tras una rotura del ligamento cruzado anterior (LCA)

La recuperación tras una rotura del ligamento cruzado anterior depende directamente de la técnica quirúrgica utilizada para la realización de la operación de reconstrucción. Esto se debe principalmente a que en el caso de que se haya llevado a cabo una artroscopia de rodilla, la incisión quirúrgica es mucho menor que en una cirugía abierta, lo que conlleva menos dolor y la posibilidad de iniciar la rehabilitación mucho antes.

En este caso, la recuperación varía de 3 a 6 meses, dependiendo de la intensidad de la rehabilitación realizada por el paciente, aunque en la gran mayoría de los casos a partir de los 6 meses la rodilla vuelve a estar al 100%.

Del mismo modo, en lo que respecta a la estancia hospitalaria, con la operación de artroscopia de rodilla se reduce a tan sólo 2 días de estancia (incluso en algunos casos el paciente puede volver a casa el mismo día), mientras que en los casos de cirugía abierta se puede alargar hasta los 4 o 5 días.

Recuperación de la operación de ligamentos cruzados

Una vez abandonado el hospital, el paciente es probable que deba utilizar una muleta durante las primeras semanas para evitar el apoyo de todo el peso en la rodilla intervenida. Esto no quiere decir que el paciente deba dejar la rodilla inmovilizada, pues es recomendable y vital que inicie la rehabilitación lo antes posible para evitar que la musculatura de la articulación se vea atrofiada y colaborar en la llegada de sangre a la zona para ayudar en la cicatrización y recuperación dela rodilla.

¿Es posible volver a practicar deporte tras una rotura del ligamento cruzado anterior?

Antiguamente cuando un deportista sufría una rotura del ligamento cruzado anterior significaba el final de su carrera. Hoy en día, gracias a las nuevas técnicas quirúrgicas y a los avances médicos es posible que un deportista de élite se recupere de una rotura del ligamento cruzado anterior volviendo a estar al 100%.

Lo más importante para volver a practicar deporte es concienciarse de las posibilidades de sufrir lesiones en la rodilla. Para prevenirlas, lo más recomendable es el fortalecimiento de los músculos que forman parte de la estabilidad de la rodilla. De este modo, la presión y la fuerza ejercida sobre la articulación durante los movimientos se reparte y no recae en su totalidad en los ligamentos de la misma, reduciendo considerablemente las posibilidades de una recaída.

Esta última recomendación sirve tanto para prevenir una primera rotura como para rehabilitar una rodilla tras una operación de artroscopia de rodilla.

Solicitar cita para la operación de ligamentos cruzados

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 11-09-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (reconstrucción de ligamentos cruzados)

Artroscopia de Rodilla (reconstrucción de ligamentos cruzados)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.649 €
Financiación 
desde 226 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso