Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Esfinterotomía, reparación de fisura anal

4.7 (94%) 488 votos
20-11-2014
Esfinterotomía, reparación de fisura anal
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La esfinterotomía consiste en la reparación de la fisura anal mediante una intervención quirúrgica.

Además de la esfinterotomía, existen otro tipo de tratamientos para reparar una fisura anal, pero no tienen tanta efectividad.

En el caso de que la fisura anal sea de carácter crónico, la mejor opción de reparación de fisura anal es la cirugía.

​​

¿Qué es una fisura anal?

Llamamos fisura anal al desgarro o rotura parcial de parte del tejido circundante al orificio externo del aparato digestivo que denominamos ano.  El tejido que rodea al ano es un tejido mucoso, mucho más débil que la piel que lo rodea, tiene un aspecto más congestivo (la mucosa aparece un poco más inflamada y color más oscuro), es de color rojo o violáceo y es fácilmente quebradizo. Las fisuras anales suelen aparecer en la parte posterior del ano tanto en hombres como en mujeres en un 90% de los casos y cursan principalmente con una elevada contracción del esfínter interno del ano (músculo que rodea el recto, la uretra y el útero y vagina en la mujer, permitiendo la voluntariedad de la micción y la defecación en los seres humanos según se contraiga o se relaje).

Las fisuras anales se pueden clasificar de 2 formas distintas, aunque la clasificación más adoptada internacionalmente se configura según la forma de aparición de la fisura anal. Si la aparición de la fisura anal es inferior a 8 semanas y nunca antes habíamos padecido de una fisura anal, al menos en los últimos 2 años, se considerará esta patología como aguda. Sin embargo, si padecemos habitualmente de fisuras anales siempre en la misma localización o ésta dura más de 8 semanas pese al tratamiento médico conservador, podemos hablar de fisuras anales crónicas.

Solicita cita con un especialista en fisura anal

Aquí te explicamos brevemente en qué consiste la fisura anal, sus síntomas y sus tratamientos:

¿Cómo realizar la reparación de una fisura anal?

La solución definitiva para el tratamiento de las fisuras anales, especialmente las de carácter crónico, es la intervención quirúrgica conocida como esfinteromía lateral interna. De cualquier manera, cuando hablamos del tratamiento de las fisuras anales, tanto agudas como crónicas, encontramos distintas opciones terapéuticas que podemos englobar básicamente en dos grandes bloques diferenciados que, actualmente, se dirigen hacia una de las dos tipologías de fisura anal que hemos comentado anteriormente. De esta manera, podemos dividir el tratamiento de una fisura anal en dos grandes opciones:

Tratamiento fisura anal aguda

El tratamiento de una fisura anal aguda es principalmente dietético y médico, es por ello que de forma generalizada y ante una aparición de una fisura anal de duración menor de 8 semanas se opta por este tipo de opción terapéutica. El objetivo de este tratamiento es intentar hidratar las heces mediante la ingesta de agua y fibra de manera que no sea necesaria una gran presión abdominal para la defecación y, por otra parte, la relajación del esfínter anal interno que es lo que dificulta la resolución y cicatrización de la fisura anal produciendo la cronificación, haciendo que perdure en el tiempo. De esta manera podemos definir los siguientes compuestos como candidatos a este tipo de tratamiento:

  • Ingesta abundante de agua y toma de fibra alimentaria: la ingesta abundante de agua y fibra logra mantener unas heces menos compactas y duras evitando con ello el estreñimiento. Esta disfunción intestinal es la causante del aumento de la presión abdominal que presentan los pacientes que la padecen y que provoca un aumento del esfínter interno del ano cronificando la fisura anal. El roce por el paso de las heces a través del canal anal y el ano es fuente común de reapertura de fisuras en proceso de cicatrización.

Imagen operación de esfinterotomía

  • Baños de asiento: los baños de asiento con agua tibia de la región perineal 1-2 veces al día durante un espacio de 10 minutos es una de las recomendaciones que más fuertemente se han estudiado y que conllevan un tratamiento eficaz suplementario para la resolución de las fisuras anales. Los baños de asiento tibios o calientes disminuyen la contracción exagerada del esfínter interno del ano mejorando con ello las posibilidades de resolución de las fisuras anales. La combinación de la toma de agua + fibra + baños de asiento se ha demostrado más eficaz que el tratamiento con nitroglicerina tópica y corticoides tópicos.
  • Nitroglicerina tópica y corticoides tópicos: clásicamente se ha promovido el uso de sustancias medicamentosas que por su mecanismo de acción consiguen la relajación del esfínter interno del ano. El uso de corticoides y nitroglicerina tópica ha ido perdiendo valor médico desde los últimos años ha consecuencia de la aparición de nuevos estudios que ponen en entredicho las virtudes para la mejora de las fisuras anales. Actualmente se consideran fármacos de segunda elección en fisuras anales crónicas y agudas.

Foto de fisura anal

Tratamiento fisura anal crónica

Tal y como hemos dicho anteriormente, las fisuras anales crónicas son aquellas que se mantienen activas al menos 8 semanas desde el inicio y que no responden al tratamiento médico. Dentro de este tipo de fisuras anales, el tratamiento quirúrgico mediante la esfinterotomía es el más recomendado aunque actualmente existen otras opciones terapéuticas distintas, sin eficacia contrastada en el momento actual. Dentro de las posibilidades quirúrgicas encontramos una técnica que emerge como GOLD ESTÁNDAR sobre las demás, la esfinterotomía lateral interna:

  • Esfinterotomía lateral interna: es la técnica quirúrgica por la cual el cirujano realiza un corte en las fibras más externas de la porción interna y lateral del esfínter anal. Esta intervención tiene como objetivo disminuir la contracción del esfínter interno y mejorar la escasa vascularización que llega a la fisura anal por la propia contracción esfinteriana causante de la dificultad para el cierre de las fisuras anales. Para ello, el cirujano debe dilatar el ano mediante un separador anal bivalvo que permita exponer la fisura al cirujano especialista. Una vez el cirujano obtiene una completa visión de la fisura procede a localizar el surco interesfinteriano que marca la división entre la porción interna del esfínter del ano y su porción externa.Tras localizar esta región, se procede a una mínima incisión con bisturí o bisturí eléctrico no mayor a 2-4 mm en la región del esfínter lateral interno y se sutura posteriormente. Esta técnica quirúrgica ha cogido ventaja respecto a otras por su escasa hospitalización (1-2 días), mejoría inmediata de los síntomas, un escaso número de complicaciones y una recurrencia de la fisura en menos de 8 meses inferior al 2% de los casos.

Esfinterotomía para solucionar  la fisura anal

  • Toxina botulínica: esta técnica relativamente moderna y recomendada en determinados casos particulares, se considera como intervención de segunda línea. La administración de la toxina botulínica en contraposición a la esfinterotomía,  consiste en la administración a través de una inyección de una sustancia química conocida como toxina botulínica (producto que presenta otras indicaciones médicas y quirúrgicas) que es capaz de bloquear diferentes receptores de las fibras musculares del esfínter interno impidiendo su contracción. Mediante esta técnica, es posible mantener una flacidez parcial de esa porción del esfínter como máximo 3 meses, aunque actualmente no hay un consenso científico en cuanto a las dosis y al lugar de la infiltración. Presenta unas tasas de curación de la fisura anal en torno al 60-80% pero es posible observar, en un 10% de los pacientes, cierto nivel de incontinencia fecal y gases durante ese periodo. La ventaja principal de esta técnica radica en la sencillez del procedimiento al ser de carácter ambulatorio y no precisar anestesia ni hospitalización. 

Solicita cita con un especialista en fisura anal

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 20-11-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Fisura anal, tratamiento quirúrgico, resección esfinterotomía

Fisura anal, tratamiento quirúrgico, resección esfinterotomía

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.780 €
Financiación 
desde 87 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso