Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Miomas uterinos intramurales

4.9 (98%) 499 votos
03-12-2014
Miomas uterinos intramurales
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Los miomas uterinos intramurales son los que se forman en la capa muscular del útero denominada miometrio.

Los miomas uterinos intramurales son el tipo de mioma uterino más común de entre todos los que pueden formarse.

El tratamiento de los miomas uterinos intramurales sintomáticos se recomienda que sea quirúrgico.

¿Qué es un mioma uterino intramural?

Un mioma uterino intramural es un tumor pélvico afincado en el interior de las capas musculares del útero. La inmensa mayoría de los miomas uterinos intramurales son de características benignas y se forman a partir de una sola célula clonal (en al menos el 60% de los casos). La activación de esa célula a partir de la cual se generan las demás presenta un origen multifactorial y diverso que puede deberse a diferentes causas.

De todos estos posibles orígenes en la formación del mioma uterino intramural, el papel de las hormonas sexuales como los estrógenos y los progestágenos parecen ser cruciales para la formación y crecimiento de este tipo de miomas.Los Como consecuencia de esta situación, uno de los posibles tratamientos de miomas intramurales uterinos es la toma de fármacos que modifican las concentraciones de estas hormonas sexuales para conseguir disminuir el tamaño e incluso lograr la desaparición de miomas uterinos de pequeño tamaño.

Solicita cita con un especialista en ginecología, miomas uterinos

¿Cuál es la clasificación de los miomas uterinos?

Los miomas uterinos intramurales forman parte de una de las variantes que conforman la entidad general que conocemos como miomas uterinos (también llamados leiomiomas, fibromiomas o fibroleiomiomas). Si atendemos a una clasificación desde un punto de vista macroscópico, podemos clasificar cuatro tipos de miomas uterinos:

  • Miomas uterinos intramurales: Son aquellos miomas o tumores uterinos que quedan confinados entre las células de la pared muscular o miometrio del útero. Pueden ser individuales o múltiples y en este último caso pueden provocar una dilatación o deformación de la arquitectura normal del útero.
  • Miomas uterinos subserosos: Se trata de aquellos miomas o tumores uterinos que crecen en las zonas cercanas a la capa serosa del útero (generalmente situada en el tercio exterior de la pared del útero) protruyendo generalmente hacia el exterior de la cavidad uterina en relación con el peritoneo y dándole una apariencia abultada al útero.
  • Miomas uterinos submucosos: En este caso, los miomas crecen cercanos a la mucosa endometrial protruyendo hacia el interior del útero. Estos miomas provocan atrofia o desestructuración de la mucosa del endometrio uterino generando erosión de la misma y sangrado en moderadas o severas proporciones, además de la evidente posibilidad de que cause problemas para concebir.
  • Miomas uterinos pediculados: Los miomas uterinos pediculados se generan principalmente a partir de un mioma submucoso o de un mioma uterino subserosos. En el caso de que se formen a partir de un mioma submucosos, aparecerán como protuberancias hacia el interior de la cavidad del útero debido a las contracciones uterinas, quedando ancladas a la pared del útero a través de un pedículo o istmo. Generalmente este tipo de mioma puede sobresalir a través del cuello del útero hacia la vagina pudiéndose visualizar en el exterior en los casos más severos. Por otro lado, los miomas uterinos pediculados formados a partir de los miomas subserosos se forman hacia el exterior del útero, quedando suspendido en la cavidad pélvica.

Miomas uterinos intramurales

Síntomas de los miomas uterinos intramurales

Los miomas uterinos intramurales, al crecer entre las fibras musculares del miometrio del útero son, generalmente, los que provocan con mayor frecuencia problemas de infertilidad. Esto se debe a que son los que alcanzan un mayor tamaño y desestructuran en mayor medida la arquitectura habitual de la cavidad uterina. Se ha estimado una prevalencia de infertilidad en torno a un 5-10% de los casos de miomas uterinos. En la  mayoría de casos es derivado de alteraciones en el contorno de mucosas de endometrio del útero, por agrandamiento de las paredes del útero que dificultan la implantación del ovocito, contractilidad uterina alterada dificultando con ello el ascenso de los espermatozoides a su encuentro con el óvulo y bloqueo de la entrada a las trompas de Falopio dificultando el descenso del óvulo y el ascenso de los espermatozoides complicando, con ello, la unión entre ambos y la formación del gameto u ovocito. Puedes obtener más información en: Miomas y embarazo

Sin embargo, al igual que en el resto de miomas uterinos, es posible que los miomas uterinos intramurales presenten cualquiera de los síntomas comunes a todos los tipos de miomas uterinos. Entre las principales podemos encontrar: sangrado uterino anormal en forma de menorragia o hipermenorrea fuera del sangrado habitual de la menstruación, dolor pélvico y sintomatología de tumoración pélvica por compresión de estructuras adyacentes, principalmente urinarias en forma de polaquiuria o necesidad de acudir con mayor frecuencia de la normal a orinar, retención aguda de orina e hidronefrosis o afectación renal en casos avanzados. Los síntomas compresivos también pueden afectar y provocar alteraciones intestinales principalmente causando estreñimiento.

Solicita cita con un especialista en ginecología, miomas uterinos

¿Cómo se diagnostica un mioma uterino intramural?

Los miomas uterinos intramurales, al igual que el resto de miomas, suelen diagnosticarse a partir de sus síntomas, que provocan una sospecha clínica orientada a la presencia de miomas uterinos en la mujer. Tras la sospecha clínica se suele realizar una exploración física.

Tras la exploración física, la siguiente prueba diagnóstica para concretar la existencia de miomas uterinos intramurales suele ser la ecografía transvaginal. Este tipo de exploración presenta una sensibilidad y una especificidad del 95% y del 99% respectivamente, por lo que actualmente se considera la prueba fundamental para detectar la presencia de este tipo de miomas uterinos intramurales.

El resto de pruebas exploratorios sirven para mejorar el estudio de la presencia de miomas uterinos intramurales de cara a una sospecha de malignidad o para estudiar la disposición de la cavidad uterina con mayor detalle de cara a una posible intervención quirúrgica.

Dentro de este tipo de pruebas, la histerosalpingografía (inyección de contraste en el interior de la cavidad uterina para poder visualizar la arquitectura interna del mismo) da una idea de la integridad de las trompas de Falopio que alcanzan los ovarios y de la estructura interna del útero.

La resonancia magnética nuclear o RMN aporta información sobre el posible origen del mioma y su relación anatómica con estructuras orgánicas cercanas al mioma uterino intramural.

La histeroscopia (técnica con la que se introduce una óptica a través de la vagina hasta el útero mediante un histeroscopio o instrumento quirúrgico en forma de vara de metal conectado a una pantalla de video) permite visualizar de forma directa el tamaño, forma y aspecto del mioma y la posibilidad de toma de biopsias para el estudio de la composición anatomopatológica del mioma uterino intramural en los casos en los que se establezca necesario para resolver dudas acerca de la benignidad o malignidad de éstos.

Operación de miomectomía por laparoscopia para extirpar miomas uterinos

Tratamiento quirúrgico para los miomas uterinos intramurales

Lo normal en una paciente que sufre de miomas uterinos intramurales es que también tenga miomas de otros tipos, como son los subserosos o los submucosos. Dependiendo de los tipos de miomas uterinos que presente la paciente, el tamaño y la localización de los mismos, el cirujano escogerá una técnica quirúrgica u otra para lllevar a cabo la intervención de extirpación de miomas. Las más utilizadas son:

  • Histerectomía: La histerectomía consiste en la extirpación completa del útero. Esta opción suele ser escogida por pacientes que ya han visto cumplido su deseo de tener hijos o que tienen muy claro que no los van a querer tener. En este caso, se procede a sacar el útero miomatoso, pudiéndose realizar mediante abordaje abdominal, abordaje laparoscópico o a través de la vagina.
  • Histeroscopia: La histeroscopia permite al cirujano extirpar los miomas uterinos sin necesidad de realizar una cirugía abierta. Su uso suele reservarse para la extirpación de miomas de menor tamaño. Además de la histeroscopia quirúrgica existen las histeroscopias diagnósticas que se utilizan para explorar el interior del útero y determinar qué tipo de técnica será la adecuada. En la extirpación de miomas uterinos por histeroscopia se conserva el útero completo.
  • Miomectomía: La operación de miomectomía para extirpar miomas uterinos permite solucionar los síntomas sin necesidad de extraer el útero por completo. Esta técnica puede realizarse a través de una incisión abdominal o mediante laparoscopia. El uso de una u otra dependerá de la opinión del cirujano y de la gravedad y tamaño de los miomas.
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 03-12-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Ginecología Ginecología
Operación de miomas uterinos por miomectomía abdominal

Operación de miomas uterinos por miomectomía abdominal

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.450 €
Financiación 
desde 168 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso