Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Qué es el hidrocele testicular? Causas, síntomas y tratamientos

4.8 (96%) 542 votos
18-02-2015
¿Qué es el hidrocele testicular? Causas, síntomas y tratamientos
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

El hidrocele testicular es una inflamación del escroto con acumulación de líquido en el cordón espermático.

Los hidroceles testiculares no suelen presentar síntomas más allá de la hinchazón característica, aunque en ocasiones puden ser muy molestos.

La única forma de solucionar el hidrocele testicular adquirido en adultos es mediante una intervención quirúrgica.

​​

¿Qué es el hidrocele testicular?

El hidrocele testicular consiste en la acumulación de líquido seroso alrededor de uno de los testículos, más concretamente en el  cordón espermático, entre las dos capas de la túnica vaginal que recubre el testículo y la cara interna del escroto.

El hidrocele testicular es el tipo de hidrocele más común, ya que el hidrocele en términos generales se refiere a la acumulación de líquido seroso en una cavidad del cuerpo humano.

Operacion-de-hidrocele-testicular-operarme-es

El hidrocele testicular es la acumulación de líquido seroso en el interior del saco escrotal, provocando la hinchazón de uno o ambos testículos.

Se pueden diferenciar dos tipos de hidrocele testicular.

Tipos de hidrocele testicular

  • Hidrocele testicular congénito. Este tipo de hidrocele es el que aparece desde el nacimiento del niño y se denomina hidrocele testicular comunicante ya que se debe a un problema en el cierre del conducto que comunica el interior del abdomen con el escroto. En ocasiones va asociado a una hernia inguinal.
  • Hidrocele testicular adquirido o crónico. Se trata del tipo de hidrocele que se produce en hombres adultos a lo largo de la vida debido, como ya hemos mencionado, a la acumulación de líquido alrededor del testículo. En el caso de que este tipo de hidrocele se forme en ambos testículos recibe el nombre de hidrocele testicular bilateral, solucionándose principalmente con una intervención quirúrgica.

Ahora que conocemos qué es este tipo de afección masculina, es importante conocer a qué se debe el desarrollo de esta problemática. Te invitamos a continuar leyendo para conocer las causas más comunes por las que puedes desarrollar un hidrocele testicular.

Causas del hidrocele testicular

Las causas que provocan la aparición del hidrocele testicular varían según el tipo, siendo debido a un cierre incompleto de la cavidad peritoneal en los hidroceles congénitos, como te comentábamos, mientras que las causas del hidrocele testicular adquirido puede deberse a varios motivos, entre los cuales destacan los siguientes:

  • Una lesión del testículo o del epidídimo conlleva la disfunción de la túnica vaginal que realiza la secreción y reabsorción del líquido seroso encargado de lubricar los testículos en el interior de la bolsa escrotal. Lo que puede causar el hidrocele testicular, unilateral o bilateral. Esto ocurre con mayor frecuencia en hombres adultos que en niños.
  • Problemas infecciosos o inflamatorios que conllevan la desestructuración de las capas testiculares que bloquean el flujo normal del líquido seroso.
  • A consecuencia de una cirugía previa por otro motivo. Ejemplo de ello son los hidroceles adquiridos tras una operación de varicocele o una cirugía de reparación de hernia inguinal.

A pesar de ello, estos casos suelen englobar un porcentaje muy bajo de los casos de hidrocele testicular y su reparación se lleva a cabo del mismo modo que los hidroceles de origen no quirúrgico.

Además de las causas que pueden conllevar la aparición del hidrocele testicular, es importante conocer los síntomas propios de esta afección, te ofrecemos esta información en el siguiente apartado.

¿Qué síntomas presenta el hidrocele testicular?

En principio, el hidrocele testicular no suele presentar síntomas más allá de la hinchazón del escroto. A pesar de ello, hay casos en los que es posible percibir otros síntomas como:

  • El aumento de tamaño es tal que el paciente puede percibir sensación de pesadez o molestias.
  • Dolor. Suele aparecer cuando la presencia de líquido en el interior de la bolsa escrotal es muy elevado. Este síntoma es más común en hidroceles mayores de 600cc y se relaciona con el peso que debe afrontar la bola escrotal y cada una de sus capas, sobre todo cuando se está de pie.
  • Infección. No suele ser un síntoma muy habitual en los casos de hidrocele testicular, sino todo lo contrario, generalmente los casos de hidrocele se relacionan con pacientes que han pasado por un proceso infeccioso e inflamatorio previo que ha conllevado el hidrocele, tal y como te comentábamos anteriormente.
  • A consecuencia de otra afección. Es posible desarrollar el hidrocele a causa de otras patologías que camuflan su aparición. Entre las afecciones más comunes se encuentran: epididimitis, orquiepididimitis, torsión testicular entre otros.
Uno de los síntomas del hidrocele testicular más común es el aumento del tamaño del testículo si lo comparamos con el testículo opuesto.

Operacion-de-hidrocele-testicular-operarme-es

Como te veníamos diciendo, el hidrocele testicular presenta síntomas bastante difusos y los cuales aparece muy rara vez a excepción de la hinchazón de uno o ambos testículos, por ello y para conocer concretamente qué te está pasando será necesario un diagnóstico realizado por un especialista en urología o por tu médico de cabecera para saber cuál es el siguiente paso para tratarlo correctamente, bien mediante un tratamiento farmacológico o, en caso de ser necesario, sometiéndote a un proceso quirúrgico.

Conoce cómo se realiza el diagnóstico del hidrocele testicular en el siguiente punto.

El diagnóstico del hidrocele testicular

Es importante acudir al médico cuando se detecta un aumento del tamaño de la bolsa escrotal o se percibe cualquier tipo de bulto en él para así poder determinar de qué se trata y descartar problemas médicos de carácter más serio como podría ser un tumor testicular o una torsión testicular, que puede acarrear la pérdida del testículo si no se actúa a tiempo.

Para diagnosticar si se trata de un hidrocele testicular, el médico puede realizar dos tipos de exámenes además de una correcta anamnesis (entrevista médica). Estas pruebas diagnósticas son:

  • Palpación del escroto para ver si existe alguna masa en el interior de carácter quístico, con tacto redondeado y sin percepción de sensibilidad, a no ser que exista inflamación en la zona.
  • Ecografía en caso de que aparece algo de dolor, será necesaria una esta prueba por imagen para confirmar que se trata de un hidrocele testicular.

Además de las pruebas, el especialista también se preocupará de conocer tus hábitos de vida, otras afecciones testiculares por las que hayas podido pasar así como, por tu estado de salud en general o cómo te está afectando el desarrollo de esta problemática.

Tras las pruebas y la entrevista, tu médico determinará el tratamiento que debes seguir para solucionar los problemas provocados por el hidrocele testicular, bien como te decíamos antes, recurriendo a un tratamiento no quirúrgico con fármacos o, indicándote la necesidad de una operación.

Si presentas alguno de los síntomas anteriormente nombrados y buscas obtener el diagnóstico concreto sobre lo que te estás pasando, lo antes posible, puedes clicar en la siguiente imagen y solicitar una consulta de pago con nuestros especialistas en urología.

En caso de que necesites más información sobre esta cita médica puede contactar con nuestro departamento de atención al paciente rellenando el formulario de contacto o llamando al 902 90 75 45.

Tratamientos del hidrocele testicular

Tras el diagnóstico, la decisión de tratar un hidrocele testicular o no, consiste principalmente en si causa síntomas molestos o no y del tipo de hidrocele que se trate.

En el caso del hidrocele testicular congénito se recomienda esperar hasta que el bebé tiene un año o un año y medio antes de llevar a cabo cualquier tipo de operación, ya que normalmente este tipo de hidrocele testicular se solucione de forma espontánea. No es así en el caso de que se trate de un hidrocele asociado a una hernia inguinal, caso en el que probablemente habrá que intervenir y llevar a cabo una cirugía de extirpación en lugar de un simple drenaje.

Habitualmente, los hidroceles no son dañinos y solo se tratan cuando causan molestia o infección o bien por motivos estéticos.

En los casos en los que se opta por efectuar el tratamiento quirúrgico del hidrocele, se efectúa una intervención, ambulatoria en la gran mayoría de los casos, que explicamos a continuación paso a paso.

Si ya has sido diagnosticado y presentas un hidrocele testicular que requiere de tratamiento quirúrgico, puedes clicar en la siguiente imagen para solicitar una cita con nuestros Especialistas en Urología para comenzar con la gestión de todo el proceso cuanto antes:

Cirugía de hidrocele paso a paso

Tal y como te comentábamos anteriormente, tras la consulta con un especialista y determinada la necesidad de una operación para solucionar el hidrocele testicular, el tratamiento quirúrgico, denominado hidrocelectomia,  se procederá de la siguiente forma.

Llegado el día de la intervención, en tu domicilio, una hora antes de la intervención,  deberás aplicar en la zona de la ingle cercana al escroto (previamente rasurada), una crema que te indicará el cirujano o el equipo médico en la consultas previas.

La cirugía de hidrocele testicular suele tener muy buenos resultados y no suele presentar complicaciones.

Seguidamente y ya en el hospital, tras las gestiones administrativas pertinentes serás acompañado a una sala donde te indicarán que te pongas la ropa de quirófano. Tras ello entrarás en el quirófano donde te esperará el cirujano especialista en urología, el anestesista y algún miembro del equipo de enfermería. Previamente, se te administrará antibióticos para reducir la posibilidad de sufrir una infección. Los siguientes pasos son:

  1. En primer lugar se administrará  la anestesia, para evitar cualquier tipo de dolor durante la intervención. Normalmente se administra anestesia local y en ocasiones anestesia local más sedación para eliminar la ansiedad.
  2. El siguiente paso es la realización de una incisión escrotal  de entre 3 y 4 centímetros que permite el acceso a la zona donde se encuentra el hidrocele. En el caso de que se trate de un hidrocele testicular bilateral (recordemos que significa que hay hidrocele en ambos testículos) se llevará a cabo la incisión primero en un lado y a continuación en el contralateral. O bien  se realiza  a la incisión longitudinal sobre el rafe medio, que permite el abordaje bilateral desde un acceso único.
  3. El cirujano disecciona las diferentes capas escrotales hasta llegar a la túnica vaginal donde se encuentra el hidrocele testicular.
  4. Una vez localizado el hidrocele testicular, el médico aspirará parte del líquido acumulado en el hidrocele y tras ello diseccionará y extirpará el saco para acabar de extraer el líquido restante y proceder a suturar la zona intervenida.

Finalizado el proceso quirúrgico, serás llevado a la sala de reanimación donde permanecerás alrededor de 1 hora hasta que te recuperes de los efectos de la anestesia y el personal sanitario compruebe que todo ha resultado correctamente.

La duración total de la cirugía de hidrocele testicular es de entre 20 y 60 minutos aproximadamente, dependiendo en gran medida del tamaño del saco y de si se trata de hidrocele testicular bilateral o unilateral.

En cuanto al alta hospitalaria, habitualmente, el paciente puede abandonar el hospital por su propio pie al cabo de unas pocas horas tras la intervención, pudiendo ser que pase la noche en el caso de que la cirugía haya sido por la tarde o el cirujano lo indique.

¿Cuánto tiempo de recuperación es necesario tras una operación de hidrocele testicular?

Antes del alta hospitalaria el equipo médico te explicará cómo se lleva a cabo el cuidado de la herida quirúrgica y te indicarán los cuidados postoperatorios a seguir.

Estos cuidados postoperatorios son muy sencillos:

  • Control de los dolores con medicamentos analgésicos suaves vía oral cada 6 u 8 horas, dependiendo de lo que le indique el especialista.
  • Uso de un suspensorio escrotal que evita el movimiento libre de la bolsa escrotal durante las primeras semanas.
  • Limpiar la herida con regularidad para evitar posibles infecciones o problemas con la incisión quirúrgica.

Además de los cuidados, deberás realizar  visitas postoperatorias de control tras la operación de hidrocele testicular. Estás visitas suelen ser al día siguiente y  los controles posteriores indicados por el criterio del especialista.

Solicitar consulta de valoración quirúrgica para la operación de hidrocele testicular

Si presentas problemas propios del hidrocele testicular y buscas solucionarlos cuanto antes, puedes contactar con el departamentos de atención al paciente de Operarme.es para concretar una cita con nuestros especialistas en urología de tu ciudad llamando al 902 90 75 45 o rellenando el formulario de contacto para que nosotros nos pongamos en contacto contigo. También puedes solicitar la cita a través de nuestra página web en sencillos pasos clicando en la siguiente imagen:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 18 de febrero, 2015

Fecha de modificación: 21 de diciembre, 2018

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Hidrocele tratamiento quirúrgico

Hidrocele tratamiento quirúrgico

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.989 €
Financiación 
desde 97 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso