Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Dolores en el menisco de la rodilla, causas, diagnóstico y tratamiento

4.6 (92%) 654 votos
17-10-2019
Dolores en el menisco de la rodilla, causas, diagnóstico y tratamiento
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Para determinar si el origen del dolor de la rodilla es por un problema de menisco o de ligamentos será necesario que un médico lleve a cabo un diagnóstico presencial.

El dolor de menisco puede ser por un golpe, o bien, por la degeneración del tejido meniscal.

Para eliminar el dolor de menisco, a veces no es suficiente con el reposo, siendo necesario recurrir a la cirugía.

​​

El dolor de menisco se percibe como un dolor en la rodilla que, en cualquier caso, debe diagnosticarlo el Especialista acostumbrado a este tipo de lesiones. Para corroborar que el dolor procede de una lesión en el menisco, será necesario realizar una serie de pruebas diagnósticas para conocer la procedencia de los dolores.

El motivo del dolor en el menisco suele ser por un golpe o por la degeneración del tejido meniscal, ya sea por enfermedad, edad avanzada, etc.

Una vez el Especialista en Traumatología confirme que la causa es el menisco, podrá aconsejar dos tratamientos: reposo y rehabilitación o intervención quirúrgica, en función de la gravedad de la lesión.

Causas del dolor en el menisco

Los dolores de menisco están relacionados con las lesiones de rodillas, de origen traumático o degenerativo. Las lesiones de menisco, conocidas como meniscopatías, no siempre están acompañadas de dolor, aunque es el síntoma más habitual.

Así pues, diferenciamos dos tipos de meniscopatías:

  • Meniscopatía traumática: se producen a raíz de un traumatismo, golpe o torcedura de rodilla durante alguna actividad como el deporte, un accidente de tráfico, etc. Este tipo de lesión es muy común en personas menores de 30 años, ya que suele contar con un actividad física más activa.
  • Meniscopatía degenerativa: su origen parte de la degeneración del tejido meniscal, ya sea por enfermedades asociadas, como la artrosis, u otros factores como la edad.

En este caso, los dolores de menisco no tienen por qué ir asociados a algún traumatismo o golpe en rodilla. Normalmente, suele influir el simple hecho de apoyar peso en la misma o dar un pequeño salto. Al contrario que la lesión traumática, la meniscopatía degenerativa es más común en personas mayores de 40 años.

¿Cómo saber si el dolor de rodilla es por el menisco?

La primera señal que indica que el dolor de rodilla es por una rotura de menisco es el crujido que se percibe en el momento de la lesión. Se trata de un dolor intenso, que se incrementa cuando se apoya la pierna. No obstante, esto no solo está asociado a la lesión de menisco, ya que cuando se produce una lesión de ligamento, también se percibe el chasquido en el momento de la rotura.

Los síntomas que acompañan al dolor de rodilla por una lesión de menisco son:

  • Derrame articular
  • Bloqueo de la articulación que impide la flexión
  • Molestias durante la realización de giros, torsiones o al sentarse de cuclillas.

En cualquier caso, la única forma de saber qué tipo de lesión está causando el dolor en la rodilla, es a través del diagnóstico del Especialista.

Diagnóstico de lesión de menisco

Diagnóstico médico del dolor de menisco

Para elaborar el diagnostico, el médico realizará:

  • Entrevista médica en la que el médico te hará una serie de preguntas para conocer lo que sucedió antes de presentar dolor en la rodilla. Si tal vez te diste un golpe o, por el contrario, fue repentino. Tras ello, el médico intentará confirmar su sospecha diagnóstica llevando a cabo una exploración física de la articulación.
  • Exploración física en la que se podrán realizar tres pruebas para conseguir un diagnóstico claro de rodilla: prueba de McMurray, Prueba de Appley y Prueba de Steinmann/Steinmann II.

Tras realizar las pruebas, el médico podrá determinar cuál es el motivo y dónde está la lesión que produce el dolor de la rodilla. En algunos casos, puede que el especialista considere necesario ampliar el número de pruebas a realizar para determinar si existen daños en el resto de estructuras de la articulación.

Así pues, si el dolor que presentas es a causa de una lesión de menisco, el médico indicará un tratamiento u otro, en función de la gravedad de la lesión, además de otros factores.

Tratamiento no quirúrgico para los dolores de menisco

Las lesiones de menisco que están en la parte exterior pueden tratarse con reposo y analgésicos. Esta parte del menisco tiene aporte sanguíneo por lo que puede regenerarse sin necesidad de cirugía.

En este caso, alguna de las recomendaciones médicas para hacer desaparecer el dolor de menisco, serán las siguientes:

  • Reposo de la rodilla
  • Usar una rodillera compresora
  • Tomar analgésicos para controlar los dolores
  • Tomar antiinflamatorios para reducir la inflamación articular
  • Aplicar hielo en la zona para ayudar a reducir la inflamación y el dolor
  • Si existe derrame, extraer líquido de la rodilla
  • Elevar la rodilla para que remita la hinchazón

Cabe destacar que, en cualquier caso, debe ser el especialista quien recomiende las pautas para paliar el dolor de menisco. No obstante, si sufres algún golpe o traumatismo en la rodilla y presentas algún síntoma de hinchazón o molestia, lo recomendable es aplicar hielo en la zona y por supuesto, acudir de inmediato al médico para que pueda determinar la gravedad del problema.

Si por el contrario, la rotura no permite la recuperación con reposo y rehabilitación, el Especialista, seguramente, te recomiende la intervención quirúrgica para reparar el menisco mediante la cirugía de artroscopia de menisco.

Tratamiento quirúrgico para la lesión de menisco

El tratamiento quirúrgico para hacer desaparecer el dolor de menisco está indicado, sobre todo, en pacientes jóvenes con una actividad física activa, o bien, cuando el dolor no remite con el tratamiento sin cirugía.

La cirugía que se prescribe en estos casos es la artroscopia de rodilla. Esta operación se lleva a cabo con una técnica que permite la reparación del menisco sin necesidad de hacer ningún corte en la piel, lo que reduce considerablemente el tiempo de recuperación tras la intervención.

Cirugía de menisco

La reparación del menisco se puede llevar a cabo con dos técnicas:

Meniscectomía parcial

Cuando la rotura del menisco se produce en el borde interno, la sutura meniscal queda descartada. Esta parte del menisco no recibe riego sanguíneo, por lo que apenas tiene capacidad para regenerarse.

En estos casos, el cirujano extirpa la parte que ha sufrido desgarro y conserva la mayor parte de menisco posible.

Antiguamente se realizaba la meniscectomía total, pero hoy en día ha dejado de usarse ya que provoca artrosis prematura, conllevando a problemas más graves, como la necesidad de una prótesis de rodilla.

Sutura meniscal

La sutura meniscal permite conservar la mayor parte del menisco y, de esta manera, favorecer la recuperación del mismo. Esta reparación se realiza en lesiones con roturas en el borde externo del menisco, por la gran capacidad regenerativa de esta parte del menisco.

Por lo general, la reparación de menisco suele llevarse a cabo con ambas técnicas ya que la rotura puede afectar, tanto al borde interno como al externo.

En el caso de que ya cuentes con un diagnóstico y estés considerando la opción quirúrgica para eliminar los dolores de menisco, te recordamos que Operarme.es te ofrece una primera consulta de valoración quirúrgica, de manera gratuita e inmediata, para que el Especialista pueda determinar si en tu caso es conveniente la cirugía.

Descarga nuestro libro gratuito sobre lesiones de menisco

Si quieres saber todo sobre la rotura de menisco, los posibles tratamientos conservadores y el paso a paso de la cirugía artroscópica de menisco, descargate nuestro libro gratuito suscribiéndote a nuestra newsletter a continuación:

 
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 18 de marzo, 2015

Fecha de modificación: 17 de octubre, 2019

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.849 €
Financiación 
desde 138 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.