Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Dolores en el menisco de la rodilla, causas, diagnóstico y tratamiento

4.6 (92%) 547 votos
18-03-2015
Dolores en el menisco de la rodilla, causas, diagnóstico y tratamiento
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Para determinar si el origen del dolor de la rodilla es por un problema de menisco o de ligamentos será necesario que un médico lleve a cabo un diagnóstico presencial.

Los dolores de rodilla causados por problemas de menisco son habituales, sobre todo en personas que han sufrido problemas previos o en gente mayor con enfermedades degenerativas.

Existen varios tratamientos que permiten aliviar los dolores del menisco de la rodilla, recomendándose en muchos casos la cirugía de reparación de menisco.

​​

El dolor de menisco se percibe en un primer momento como simplemente dolor de rodilla. Normalmente, es necesario que un médico o un profesional familiarizado con este tipo de lesiones haga las pruebas diagnósticas necesarias para determinar si la procedencia del dolor es del menisco, los ligamentos o cualquier otra estructura de las que conforman la rodilla.

Existen varios procesos que pueden conllevar la aparición de dolores de rodilla asociados al menisco. A continuación te hablamos de ellos:

Causas del dolor en el menisco de la rodilla

Los dolores del menisco están asociados a lesiones de rodilla que pueden tener un origen tanto traumático como degenerativo. Las lesiones de rodilla asociadas al menisco se denominan meniscopatía y no siempre tienen que ir acompañadas de dolor, aunque es el síntoma más habitual. Existen dos tipos de meniscopatías causantes de dolor en la rodilla:

Meniscopatía traumática

Los dolores de menisco de origen traumático se refieren a los que se producen a raíz de un traumatismo, golpe o torsión de la rodilla durante la realización de algún deporte, al caer tras un salto o en un accidente de tráfico. Este tipo de problema de menisco es más común en personas menores de 30 años, ya que suelen ser las personas más activas físicamente a nivel deportivo y suele acarrear una rotura parcial o total del menisco.

Solicitar cita con un especialista en cirugía de menisco

Meniscopatía degenerativa

Este tipo de lesión de menisco tiene su origen en la degeneración del tejido meniscal debido a la edad o a enfermedades asociadas como la artrosis. Los dolores de menisco debido a la rotura del mismo por degeneración se suelen producir de repente sin la necesidad de que se haya producido un traumatismo grave. En algunos casos el simple hecho de apoyar una gran cantidad de peso en la rodilla tras un pequeño salto puede provocar la lesión. Por supuesto, este tipo de meniscopatía suele ser más común en personas mayores de 40 años.

¿Cómo saber si el dolor de rodilla es por el menisco?

La primera pista para saber si el dolor de la rodilla se debe a una rotura de menisco es el chasquido o crujido que se percibe en el momento de la lesión. Es en este momento cuando aparece un dolor intenso en la zona, siendo superior si se apoya la pierna. A pesar de que es un síntoma claro de lesión de rodilla, no tiene por qué ser directamente una lesión de menisco, ya que cuando se produce la rotura del ligamento cruzado también se percibe un chasquido.

Los siguientes síntomas que acompañan al dolor de rodilla a causa de una rotura de menisco son el derrame articular, el bloqueo de la articulación que impide su flexión y las molestias durante la realización de giros, torsiones y al sentarse de cuclillas.

A pesar de todo esto, la única forma de saber si se trata de una lesión de menisco es la realización de un diagnóstico por un profesional.

dolores de menisco

Diagnóstico médico del dolor de menisco

  • Entrevista médica. Durante la entrevista médica el paciente explica al médico qué pasó antes de empezar a sufrir el dolor en la rodilla, si fue un golpe, lo que notó y demás. Tras ello, el médico intentará confirmar su sospecha diagnóstica llevando a cabo una exploración física de la articulación.
  • Exploración física. La exploración de la rodilla para determinar la lesión se puede realizar mediante 3 tipos de pruebas, la prueba de McMurray, la Prueba de Appley y la Prueba de Steinmann/Steinmann II. Puedes conocer más sobre cómo se realizan estas pruebas en nuestro artículo: Meniscopatía, qué es, causas y tratamientos.

En el caso de que el especialista en traumatología lo considere necesario, solicitará pruebas diagnósticas adicionales para determinar si existen daños en el resto de estructuras de la articulación.

Tratamiento no quirúrgico y recomendación inicial para el dolor de menisco

Existen lesiones de menisco que se encuentran en la parte exterior del mismo que suelen poder tratarse con reposo y analgésicos. Esto se debe a que la parte exterior de los meniscos está vascularizada, es decir, tiene aporte de sangre, por lo que puede regenerarse.

Para este tipo de lesiones de menisco, se recomienda realizar lo siguiente:

  • Reposo de la rodilla
  • Uso de una rodillera compresora
  • Ingesta de analgésicos para controlar los dolores
  • Toman de antiinflamatorios para reducir la inflamación articular
  • Aplicar hielo en la zona para ayudar a reducir la inflamación y el dolor
  • En el caso de que exista un derrame considerable, será necesario extraer líquido de la rodilla
  • Asimismo, también es recomendable elevar la rodilla para que remita la hinchazón.

Huelga decir que esto debe ser realizado bajo la supervisión de un especialista en traumatología que guíe al paciente en la mejor opción para su caso particular.

De todos modos, en el momento en que se inician los dolores de menisco de la rodilla tras el traumatismo se recomienda inmovilizar la rodilla, aplicar hielo en la zona y por supuesto, acudir a un especialista para que pueda determinar la gravedad del problema.

En los casos en que la rotura no permita la recuperación con reposo y rehabilitación, lo recomendable es reparar el menisco mediante la cirugía de artroscopia de menisco.

Tratamiento quirúrgico de los dolores de menisco de la rodilla

La elección del tratamiento quirúrgico para el alivio de los dolores de menisco suele ser cuando el paciente es joven y activo físicamente o cuando el dolor no remite con el tratamiento conservador.

La cirugía de elección en estos casos es la artroscopia de rodilla, una técnica que permite la reparación del menisco sin necesidad de una cirugía abierta, lo que reduce considerablemente el tiempo de recuperación tras la intervención.

La reparación del menisco se puede llevar a cabo mediante dos formas:

Meniscectomía parcial

Este tipo de reparación suele utilizarse cuando la rotura de menisco se ha producido en el borde interno del menisco. Como ya hemos mencionado previamente, el borde interno del menisco es avascular, es decir, no recibe riego sanguíneo, por lo que no tiene apenas capacidad de regeneración y la sutura meniscal queda descartada. En estos casos, el cirujano extirpará la parte desgarrada y conservará la mayor parte de menisco que pueda.

Antiguamente de realizaba la meniscectomía total, pero hoy en día ha caído en desuso debido a que provoca una artrosis prematura que conlleva problemas más graves, como la necesidad de una prótesis de rodilla.

Solicitar cita con un especialista en cirugía de menisco

Sutura meniscal

Este tipo de reparación para aliviar los dolores de menisco consiste en la sutura de la rotura del menisco para conservar la mayor parte del mismo y favorecer la regeneración. Esta sutura se realiza en las roturas del borde externo del menisco, ya que se trata de una zona vascularizada con gran capacidad regenerativa.

Normalmente, se lleva a cabo una reparación que mezcla ambas, ya que cada rotura de menisco es diferente y puede afectar tanto al borde interno como al externo.

Si quieres conocer más sobre cómo se lleva a cabo la operación de artroscopia de rodilla para la reparación de menisco, pincha en la siguiente imagen.

Operación de menisco por artroscopia

Descarga nuestro libro gratuito sobre lesiones de menisco

Si quieres saber todo sobre la rotura de menisco, los posibles tratamientos conservadores y el paso a paso de la cirugía artroscópica de menisco, descargate nuestro libro gratuito suscribiéndote a nuestra newsletter a continuación:

 
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 18-03-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.849 €
Financiación 
desde 138 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso