Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Cirugía prostática por láser, tipos, ventajas y complicaciones

04-07-2015
Cirugía prostática por láser, tipos, ventajas y complicaciones
Valora esta Noticia:

Existen varios tipos de cirugía prostática por láser, siendo los más conocidos el láser verde, el láser de tulio y el láser holmium.

La cirugía prostática por láser proporciona al paciente numerosas ventajas asociadas con la recuperación y la minimización de las complicaciones.

A pesar de que son mínimas, también existen algunas posibles complicaciones en las cirugías prostáticas por láser y las explicamos en este artículo.

​​

La cirugía prostática por láser se requiere cuando un paciente sufre problemas de micción asociados a un crecimiento benigno de la próstata que obstruye la uretra (conducto que une la vejiga con el exterior), lo que puede provocar molestias que van desde la dificultad para vaciar la vejiga por completo hasta la necesidad de llevar un sondaje permanente.

Cuando los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata no pueden ser paliados con tratamientos farmacológicos, la única solución posible es la reducción mediante intervención quirúrgica. Para aliviar estos síntomas existen varias técnicas quirúrgicas, como pueden ser las convencionales resección transuretral de próstata o la prostatectomía abierta; la operación de liberación uretral con sistema urolift, que permite una cirugía ambulatoria pero sólo en próstatas de hasta un tamaño determinado; y las cirugías prostáticas con láser, que permiten cirugías de mínima invasión y una recuperación mucho más rápida gracias a la minimización del sangrado.

Solicitar cita para la operación de próstata con láser de tulio

A pesar de que el resto de cirugías para la hiperplasia benigna de próstata solucionan el problema de la obstrucción de la uretra, el uso de las técnicas láser proporciona una serie de ventajas asociadas a la recuperación, la reducción de complicaciones y la precisión con las que las cirugías tradicionales (RTU y Prostatectomía) no pueden competir. Mencionar que el caso de la cirugía de próstata con sistema urolift es un tipo de cirugía prostática diferente en el que no se dañan tejidos.

En lo que respecta a la cirugía prostática por láser, existen varios tipos, unos más antiguos y otros más modernos, los cuáles explicamos brevemente a continuación:

Tipos de láser para la cirugía prostática

Láser Verde

La cirugía prostática con láser verde fue uno de los primeros que se establecieron hace alrededor de 15 años y es el precursor de otros más modernos como son el láser holmium y el láser de tulio, que explicaremos a continuación. El láser verde para la realización de cirugías prostáticas se empezó a utilizar a finales de los años 90 y se ha ido mejorando a lo largo del tiempo. El principal uso del láser verde es para la realización de la fotovaporización prostática, que si bien permite la reducción del tamaño de la próstata, no permite la extracción de tejido prostático para analizar. A esto hay que añadir que el tiempo requerido para la intervención es superior al de otros tipos de láser debido a las características físicas de éste.

De todos modos, tiene ventajas con respecto a las técnicas convencionales (RTU y prostatectomía) ya que reduce el tiempo de estancia hospitalaria y el de recuperación, además de reducir al mínimo la posibilidad de que se produzcan complicaciones.

Cirugías prostática por láser

Láser Holmium

El láser holmium es más moderno que el láser verde y tiene unas características que permiten al cirujano realizar técnicas como la enucleación (que permite resultados parecidos a una prostaectomía radical pero con una cirugía de mínima invasión) así como la vaporresección, que permite la obtención de tejido prostático para analizar. Por supuesto, también permite la realización de la fotovaporización de tejido prostático del mismo modo que los láser verde y tulio.

La capacidad del láser holmium también destaca gracias a que permite al cirujano operar cualquier tamaño de próstata, siendo algo que por ejemplo con el láser verde no siempre es posible.

En Operarme.es tenemos al cirujano pionero en el uso del láser holmium para el tratamiento de la HBP en España, el Dr. Ildefonso Santos García-Vaquero.

Por último, del mismo modo que el láser verde y el láser de tulio, el láser holmium tiene como ventajas una reducción de los tiempos de recuperación y disminución de complicaciones al mínimo.

Láser de Tulio

El último y más avanzado láser para el tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata es el láser de tulio. Este láser permite al especialista en urología operar casi cualquier tamaño de próstata (esto suele estar sujeto al criterio del cirujano y al caso en concreto) además de reducir significativamente el tiempo de cirugía, hospitalización, sondaje y recuperación. También minimiza las complicaciones intra- y postoperatorias.

La cirugía prostática con láser de tulio permite la realización de las técnicas de vaporización y vaporresección, esta última permitiendo la recuperación de tejido para analizar. Además, la enucleación mencionada en el Holmium es posible también con el láser de tulio aunque estará sujeto al criterio del cirujano.

Para conocer paso a paso cómo se lleva a cabo la cirugía prostática con láser de tulio puedes pinchar en la siguiente imagen:

Conoce más sobre la operación de próstata con láser de tulio

Posibles complicaciones tras la cirugía prostática por láser

A pesar de que la cirugía prostática por láser permite la reducción al mínimo de las complicaciones, sobre todo con respecto a las cirugías tradicionales de próstata, y a sus numerosas ventajas, al igual que cualquier otra intervención quirúrgica existe la posibilidad de que se produzcan complicaciones y es importante conocerlas:

  • Poca o nula mejora de los síntomas: En una cirugía prostática, existe la posibilidad de que tras la cirugía no se mejoren los síntomas, aunque esto ocurre en muy contadas ocasiones y en casos de HBP graves.
  • Estenosis uretral: Esta complicación consiste en el estrechamiento de la uretra, por completo o sólo en una zona, tras la cirugía. Del mismo modo que el resto, en una cirugía prostática con láser es muy poco común.
  • Incontinencia urinaria: Se trata de una complicación más propia de las cirugías convencionales que de las cirugías prostáticas por láser, pero durante la cirugía podría dañarse la salida de la vejiga y los músculos que la controlan provocando la incontinencia.
  • Perforación de vísceras (intestino, vejiga, recto…): Esto es muy poco probable y se debe más a una mala praxis del cirujano que a un problema asociado a la propia intervención.
  • Hemorragia: Es una posible complicación en todas las cirugías, aunque en el caso de las técnicas láser es prácticamente imposible gracias a las propiedades fotocoagulantes del láser que permiten la cauterización de los capilares venosos a medida que avanza el proceso.
  • Trombosis venosa: Se trata de una complicación asociada a la anestesia y al postoperatorio y se evita mediante fármacos y una serie de cuidados durante la hospitalización.
  • Eyaculación retrógrada: Se trata de una complicación común en cirugías prostáticas, ya que debido a la asociación de la próstata con la formación del semen es posible que a la hora de la eyaculación ésta se produzca hacia el interior de la vejiga en lugar de hacia el exterior. Esto no implica ningún problema para la salud o el disfrute sexual del paciente, ya que el paciente conservará el disfrute del orgasmo y el semen será expulsado durante la micción junto a la orina. Asimismo, la aparición de eyaculación retrógrada tras la cirugía prostática por láser es ligeramente menor a la de las cirugías convencionales.
  • Disfunción eréctil: Aunque posible, es prácticamente improbable la aparición de disfunción eréctil tras la cirugía prostática por láser. Para ello habría que dañar los músculos y nervios asociados y en cirugías de HBP de mínima invasión como las técnicas láser la precisión es muy alta.

Cirugías prostática por láser

Ventajas de la cirugía prostática por láser

Tras hablar de las posibles complicaciones asociadas a las cirugías prostáticas con láser, a continuación mencionaremos sus ventajas. Están principalmente asociadas a la mejora y comodidad de los tiempos de recuperación y hospitalización, aunque también cabe destacar otros aspectos asociados a la seguridad de la intervención:

  • Cirugía más rápida: En este aspecto destaca principalmente el láser de tulio que permite realizar la cirugía en alrededor de 30-45 minutos, ligeramente inferior a la duración de la operación de láser holmium y bastante más que el caso del láser verde. Por otro lado, respecto a las cirugías prostáticas convencionales, la cirugía láser es mucho más rápida,
  • Menor sangrado intraoperatorio: Las propiedades del láser permiten un efecto hemostático (cauterización) en el tejido que se encuentra alrededor de la zona vaporizada, minimizando el sangrado al máximo y en consecuencia, el tiempo de hospitalización y recuperación.
  • Reducción de estancia hospitalaria: Ésta se ve reducida de los entre 3 y 6 días de la RTU a las 24 horas en la mayoría de casos de cirugía prostática por láser.
  • Mínimas complicaciones: La precisión que permiten estas técnicas mínimamente invasivas junto con las propiedades propias de cada láser permiten una cirugía con mínimas complicaciones.
  • Permite tratar pacientes de riesgo: Los pacientes que tienen problemas de corazón, edad avanzada o toman anticoagulante pueden someterse a una cirugía prostática con láser, algo desaconsejado en una operación convencional.

Solicitar cita para la operación de próstata con láser de tulio

¿Cuál es la mejor cirugía prostática por láser?

En este caso, hay que decir que lo más importante siempre es el cirujano que realiza la intervención, ya que un especialista en cirugías convencionales, por ejemplo, con mucha experiencia y habilidad puede realizar una intervención perfecta y uno inexperto puede realizar una cirugía desastrosa con el láser.

La cirugía con láser de tulio tiene una serie de ventajas por encima del resto de tecnologías láser además de que se trata del láser más moderno.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 04-07-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de Próstata con Láser de Tulio

Operación de Próstata con Láser de Tulio

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 5.790 €
Financiación 
desde 281 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso