Las lentes intraoculares (LIO), monofocal, bifocal y trifocal
Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Las lentes intraoculares (LIO), monofocal, bifocal y trifocal

11-11-2015
Las lentes intraoculares (LIO), monofocal, bifocal y trifocal
Valora esta Noticia:

Existen varios tipos de lentes intraoculares, dependiendo principalmente de las capacidades de enfoque que tengan.

La implantación de lentes intraoculares son muy habituales en problemas como la presbicia o las cataratas, obteniéndose unos resultados excelentes.

La recuperación tras la implantación de una lente intraocular es sencilla, pero hay que hacerla bien.

​​

Antes de que se inventaran las lentes intraoculares (LIO), tras una operación de cataratas la gente tenía que usar gafas con cristales muy gruesos para poder ver. La lente intraocular (LIO) enfoca la luz que entra en el ojo a través de la córnea y la pupila, hacia la retina. Su función es la de actuar como un cristalino artificial sintético que sustituye al cristalino natural que se suele retirar en la cirugía de cataratas.

Las lentes intraoculares (LIO) están hechas de un material flexible y plegable y contienen filtros que protegen de radiaciones de la luz, como rayos UV, a la retina.

La gran mayoría de las lentes intraoculares (LIO) cuentan con un filtro amarillo, encargado de proteger a la retina de desarrollar DMAE (enfermedad degenerativa que se produce en la zona de la retina). Su función es la de reducir la absorción de luz azul.

Las lentes intraoculares (LIO) suelen implantarse en caso de: tener un cristalino sano (transparente), pero que tiene un problema de refracción o graduación, para ello se emplean lentes fáquicas, que lo corrigen sin sustituir el cristalino; o tener un cristalino que no funciona correctamente, bien por tener muchas dioptrías, o bien por padecer de presbicia o de cataratas.

  • Presbicia: también conocida como vista cansada. En ella, el cristalino no acomoda bien por la pérdida de movilidad a causa de la edad, se vuelve rígido y no puede enfocar correctamente los objetos a corta distancia.
  • Cataratas: se producen cuando el cristalino se vuelve opaco, ya no hay transparencia, por tanto ya no hay visión. Cuando se operan las cataratas, se suele aprovechar para corregir también la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

lentes intraoculares

El caso más común en el que se implantan lentes intraoculares es tras la operación de cataratas; aquí la lente introacular (LIO) se implanta en el ojo para reemplazar el cristalino natural que está nublado.

¿Qué tipos de lentes intraoculares (LIO) existen?

Las lentes intraoculares (LIO) pueden clasificarse según materiales y capacidad de enfoque:

Según el tipo de material de las lentes intraoculares

Las lentes intraoculares (LIO) pueden ser, según el tipo de material del que estén compuestas, rígidas o flexibles:

  • Las rígidas están fabricadas en polimetacrilato y ya casi no se usan en la actualidad, ya que en ocasiones se requieren puntos para cerrar el ojo tras su implantación.
  • Las flexibles son las más usadas actualmente, se suelen introducir en el ojo enrolladas, para que la incisión que haya que hacer en el ojo sea más pequeña, una vez dentro, se desenrollan y se colocan correctamente. Al realizar una incisión muy pequeña, no es necesario poner puntos, ya que la incisión se cierra sola. En el caso de que el cirujano crea que no va a cerrarse sola, se coloca un punto para asegurar que la herida se selle.

Según la capacidad de enfoque de las lentes intraoculares 

Un cristalino sano debe tener la función de poder enfocar objetos a distintas distancias. En muchas ocasiones, cuando se llega a cierta edad, la elasticidad del cristalino va disminuyendo y se pierde capacidad de enfoque.

Según la capacidad de enfoque a distintas distancias, las LIO pueden ser monofocales: enfocan a una sola distancia, o multifocales: enfocan a varias distancias.

operación de lentes intraoculares

La lente intraocular monofocal

Son aquellas que solo tienen un foco y se indican para la visión de lejos (más de 1m), hace necesario el uso de unas gafas para ver de cerca y para la visión intermedia.

Es el tipo de lente intraouclar (LIO) que más se ha usado durante décadas.

Con la edad, aparece la presbicia, ya que la lente del ojo pierde flexibilidad y eso dificulta la visión de cerca.

Las lentes intraoculares multifocales

Estas lentes cuentan con unos círculos concéntricos en su superficie, esto hace posible ver a diferentes distancias. En función de donde se concentre la luz que entre, se podrán ver los objetos que estén cerca y los que estén lejos, ya que permite diferentes puntos de enfoque.

cirugía con lentes intraoculares (LIO)

Es posible que con este tipo de lente intraocular (LIO) se necesiten gafas de manera puntual para labores de centrar mucho la vista, o durante un tiempo prolongado o en circunstancias de baja luz.

  • Lente bifocal: Son las que cuentan con dos focos en su zona óptica, uno para la visión de lejos y otro para la visión de cerca. El resultado es una buena visión tanto de cerca como de lejos.
  • Lente trifocal: Este tipo de LIO cuenta con tres focos en su zona óptica, uno para la visión de lejos, otro para la visión de cerca y otro para la visión intermedia. Proporciona la capacidad de enfocar a tres distancias distintas.

Lente intraocular tórica

Ya sean lentes monofocales o multifocales, existen versiones tóricas de cada una de ellas. Este tipo de lente intraocular (LIO), además de solucionar los problemas anteriores, corrige también el astigmatismo (córnea ovalada en lugar de ser redonda y lisa).

Operación de cataratas o presbicia con lente intraocular (LIO)

El cerebro debe adaptarse al cambio en la visión y la mejoría de la visión debe ser progresiva hasta completarse, es por ello que, con cualquier tipo de intervención para la colocación de una LIO, se interviene primero un ojo, y el otro ojo no puede intervenirse hasta que no hayan pasado de 6 a 12 semanas de la primera intervención. El tiempo de diferencia entre la intervención de un ojo y la intervención del otro depende de cada caso particular y debe determinarlo el médico.

Antes de la implantación de la lente intraocular

Es necesario informar al médico de todos los medicamentos que tome, enfermedades y alergias conocidas. Se le prescribirá un tratamiento previo para la higiene de los párpados, un colirio para evitar infecciones y un relajante.

Antes de la intervención, será también necesario haber hecho un estudio oftalmológico completo. La intervención se realiza de forma ambulatoria, por lo que se aplica anestesia local. La operación suele durar de 15 a 20 minutos.

El día de la intervención, debe limpiar los párpados conforme se le indicó y aplicarse el colirio. Es muy importante acudir a la intervención sin maquillaje.

lentes intraoculares

Características de la cirugía

Antes de la intervención, deberá firmar un formulario de consentimiento en el que indicará que está de acuerdo en someterse a la operación y que ha sido informado de las características de la operación.

Como en cualquier intervención quirúrgica, se controlarán sus signos vitales, como el pulso y la respiración entre otros.

La anestesia que suele usarse en este tipo de intervenciones es la anestesia local, salvo en casos muy concretos y extremos de fobias o de niños pequeños, en los que se aplicará anestesia general.

Tras anestesiar la zona, se inyecta la lente entre el cristalino y el iris mediante una o varias microincisiones. No necesita puntos, se sella solo. Puedes conocer el paso a paso de la cirugía de implantación de lente intraocular en cualquiera de los siguientes enlaces:

Operación de cataratas

Operación de corrección de la presbicia (Vista Cansada)

Postoperatorio inmediato

Es normal notar escozor en el ojo, siempre que no sea un escozor muy fuerte.

Al principio verá borroso, pero es normal, irá recuperando la visión poco a poco a lo largo del día. La recuperación visual es muy rápida.

Probablemente su médico le prescribirá medicamentos para combatir el dolor. También le mandará antibióticos para prevenir y combatir posibles infecciones y resulta probable que le prescriba esteroides, en forma de gotas, para disminuir la inflamación.

¿Qué esperar al día siguiente de la implantación de la lente intraocular?

Cuando haya pasado un día desde la intervención, se calcula que se habrá recuperado cerca del 90% de la visión, el resto se irá recuperando poco a poco durante el mes siguiente.

En algunos momentos del día su visión será mejor que en otros, es normal.

Pacientes operados con lentes intraoculares

Debe acudir al médico al día siguiente de la cirugía y luego una semana después.

Se puede volver al trabajo pasado un día de la operación, pero es recomendable reposar durante una semana tras la operación.

¿Cuáles son los riesgos y posibles efectos secundarios de la implantación de la lente intraocular?

Existe riesgo de infección intraocular o inflamación postquirúrgica, por lo delicada que es la zona de la intervención, pero es muy poco frecuente que esto se produzca (solo 1 caso de cada 1000 operaciones).

Deben hacerse revisiones periódicas, cada año y medio o cada dos años, para comprobar que todo sigue en su sitio y detectar posibles anomalías, en el caso de que las hubiera, para poder corregirlas a tiempo.

Cuidados y recomendaciones tras la implantación de lente intraocular

Tras la operación, es necesario llevar una serie de cuidados específicos para que la recuperación sea favorable y se complete lo antes posible. Las principales recomendaciones son:

  • Usar gafas de sol nada más salir de la clínica.
  • Usar gafas de protección para realizar deportes durante las 2 primeras semanas.
  • No maquillarse durante las 2 primeras semanas.
  • Limpiar las secreciones de los ojos con gasas con suero, frotando de manera extremadamente suave la zona de los párpados.
  • No frotarse los ojos.
  • Evitar que el sol de en los ojos durante los primeros 15 días.
  • Evitar estar en ambientes con mucho polvo, humo o aire, para evitar infecciones.
  • No realizar ejercicios físicos de intensidad elevada.
  • Puede que sea necesario usar lágrimas artificiales durante los 3 meses posteriores a la operación.
  • Aplicación de las gotas prescritas por el médico. Resulta fundamental la aplicación de estas gotas para la curación de la operación. Antes de aplicarlas, hay que lavar las manos concienzudamente con jabón neutro. Como en todas las aplicaciones de gotas, el dosificador nunca debe rozar ninguna zona del ojo, ni tampoco del párpado.

Solicitar cita para la operación de cataratas

¿Cuándo debo acudir al médico?

Al tratarse de una intervención en una zona muy delicada, es necesario acudir al médico en cuanto se note la más mínima complicación, para prevenir así complicaciones mayores.

Los casos principales ante los que debe acudir a su médico son:

  • Si sufre mucho dolor.
  • Si pierde la visión repentinamente.
  • Si su ojo produce mucha secreción
  • Si siente mucho escozor pasado el primer día.

La cicatrización completa de la operación se producirá aproximadamente un mes después de la intervención quirúrgica. La recuperación se realizará de forma progresiva.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 11-11-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Oftalmología y Oculoplastia Oftalmología y Oculoplastia
Operación de cataratas con lente intraocular trifocal

Operación de cataratas con lente intraocular trifocal

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.560 €
Financiación 
desde 124 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso