Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Operación de frenillo corto (frenuloplastia)

09-12-2015
Operación de frenillo corto (frenuloplastia)
Valora esta Noticia:

Tener el frenillo corto es una patología muy común entre todos los hombres del mundo.

Tener el frenillo corto no impide llevar una vida normal, pero su reparación sí que conlleva una clara mejoría en los pacientes operados.

La operación para solucionar la patología del frenillo corto es muy sencilla y se practica a diario en clínicas y hospitales de todo el mundo.

¿Qué es el frenillo?

El frenillo es la cuerda cutánea ventral del pene, principal encargada de limitar la posición del prepucio retirado. Su función es la de hacer posible el retraer la piel del prepucio por encima del glande, para poder dejarlo al descubierto por completo, por ello, está unido al prepucio.

Es una fina tira de piel, hecha de un tejido muy elástico, que tiene forma de “V”,  y que se sitúa justo por debajo del glande.

Cuando esta “cuerda” tiene una longitud reducida, hablamos de que se tiene el frenillo corto.

Si el frenillo es muy corto, la retirada del prepucio hacia atrás se limita, por lo que no resulta posible descubir el glande por completo. El problema suele verse acentuado en caso de erección.

El frenillo corto suele confundirse a menudo con la fimosis, pero no es lo mismo, con una simple exploración física el urólogo podrá determinar cuál es su patología y proponer las soluciones pertinentes. 

Solicitar cita para la operación de frenillo corto

Las complicaciones de tener el frenillo corto

Al dificultar la retirada del prepucio, puede producirse dolor a raíz de la tensión que se ejerce sobre él al intentar retirarlo, e incluso puede llegar a romperse al mantener relaciones sexuales, sangrando abundantemente debido a la extremada concentración de sangre durante la erección.

Esa situación puede resultar muy alarmante por la cantidad de sangre que sale, pero si se acude al médico de inmediato no resulta un problema grave. Aunque siempre es mejor corregir el problema antes de llegar a situaciones de este estilo, que resultan cuanto menos desagradables.

El tener el frenillo demasiado corto puede conllevar una serie de riesgos como que se produzcan desgarros o el aumento de la probabilidad de infecciones en la zona, comúnmente “balanitis”, debido a la dificultad de poder realizar una correcta higiene en la zona.

¿Qué soluciones existen para el frenillo corto?

Su solución principal es la intervención quirúrgica. Aunque existen ejercicios que podrían aumentar la flexibilidad de la zona, sus resultados no suelen ser muy efectivos y de ninguna manera pueden reparar casos de frenillos muy cortos. Por tanto, su solución más efectiva es la intervención quirúrgica.

La operación de frenillo se trata de una operación muy sencilla y que rara vez presenta algún tipo de complicación.

Operación de frenillo corto, frenuloplastia

Debido a la sencillez de la intervención, esta se lleva a cabo mediante un procedimiento ambulatorio y aplicando anestesia local, salvo en casos de niños muy pequeños o de hombres con fobias muy relevantes, en los que puede plantearse el uso de anestesia general. Tras la intervención se aplican puntos de sutura en la herida usando material reabsorbible.

El procedimiento para reparar el frenillo corto, sea cual sea, consiste en liberar el punto de tensión. Para ello, existen 3 posibles soluciones: la circuncisión (operación habitual de la fimosis), la frenulectomía y frenuloplastia.

Es el urólogo el encargado principal de aconsejar al paciente sobre cuál de estas técnicas es la más apropiada para él, en función de su caso concreto.

En las 3 intervenciones se emplea anestesia local y se sutura la herida con un material reabsorbible.

  • Circuncisión: mediante esta técnica se corta por completo el prepucio, de manera que el glande queda completamente al descubierto.
  • Frenuloplastia: es la técnica de cirugía plástica reparadora del frenillo. Con ella se obtiene un resultado mucho más estético, al eliminar también el exceso de piel cincurdante al frenillo, además de eliminar el frenillo.
  • Frenectomía o frenulectomía: el procedimiento consiste en la eliminación completa del frenillo. Su objetivo es puramente funcional, es el de liberar el frenillo.

Estos procedimientos suelen durar una media de 30 minutos y su recuperación es relativamente rápida, ya que suele finalizar por completo pasadas unas 4 semanas.

¿Qué ventajas tiene la operación de frenillo corto?

Al operar el frenillo, se podrá descubrir el glande del pene al completo, como resultado directo, las relaciones sexuales serán más placenteras.

Otra ventaja de realizar una intervención quirúrgica en el frenillo es que, al poder descubrir el glande por completo, la apariencia del pene puede llegar a ser de unos 0,5 cm más largo.

Tras la operación, el riesgo de que el frenillo se desgarre al mantener relaciones sexuales u otras actividades desaparece por completo.

Precio de la operación de frenillo corto, frenuloplastia

La operación de frenillo corto se suele incluir en la cirugía de circuncisión, aunque no es necesario. También es posible llevar a cabo la operación de frenillo corto únicamente y el precio es el mismo que el de la operación de fimosis en Operarme.es. Si piensas en operarte de frenillo corto puedes consultar más información sobre precio cerrado pinchando en pedir cita a continuación:

Solicitar cita para la operación de frenillo corto

Cuidados tras la intervención de frenuloplastia

Es normal tener un sangrado leve el día posterior a la intervención.

Pasados unos días de la intervención, habrá que acudir al médico para comprobar que la recuperación se está produciendo de manera correcta. Puede que su médico le mande medicamentos para combatir las posibles molestias y para prevenir infecciones.

Se recomienda evitar las erecciones durante el proceso de cicatrización, ya que la piel de la zona está extremadamente sensible.

Las relaciones sexuales podrán retomarse más o menos cuando hayan pasado un mínimo de 3 o 4 semanas desde la operación. Pero en cada caso particular este tiempo puede variar, ya que realmente se depende del nivel de cicatrización del paciente, en caso de dudas, siempre es mejor esperar o consultar al médico.

Tras la intervención, debemos llevar una serie de cuidados para propiciar que la recuperación se produzca lo más pronto posible y sin complicaciones.

Los cuidados que hay que llevar son similares a los que hay que llevar tras cualquier intervención que use puntos de sutura.

Una vez al día, hay que lavar bien la zona con agua templada y jabón neutro y secarla cuidadosamente, siempre sin restregar. Aplicar algún antiséptico y cubrir con gasas para evitar roces con la ropa.

Operación de frenillo corto, frenuloplastia

Se recomienda también evitar el consumo de bebidas alcohólicas hasta pasadas 24 horas de la intervención, principalmente por el tema de la anestesia.

Resulta muy favorable para la curación tras la intervención el guardar un par de días de reposo antes de volver al trabajo.

Lo más importante es seguir las indicaciones médicas que su médico le proporcione y acudir a él si se produce cualquier tipo de complicación o anomalía. De esta manera la recuperación será mucho más rápida y efectiva.

¿Cuándo debo acudir al médico?

  • Si presenta sangrado prolongado.
  • Si presenta signos de infección.
  • Si la secreción de la herida tiene un olor desagradable.
  • Si el área está muy hinchada o enrojecida.
  • Si tiene serias dificultades para orinar.
  • Si el dolor es muy intenso y no cesa con la medicación que le ha mandado el médico.
  • Si pasadas un par de semanas no nota mejoría en el proceso de cicatrizción.

En cualquier caso, si tiene dudas sobre que el proceso de recuperación esté yendo como debe o piensa que se está produciendo alguna complicación o anomalía, consulte a su médico.

Descarga gratis nuestro libro sobre fimosis, circuncisión

¿Quieres saberlo todo sobre la fimosis y la cirugía de circuncisión? Descárgate gratis nuestro libro sobre la circuncisión rellenando el formulario a continuación:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 09-12-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Fimosis, circuncisión

Fimosis, circuncisión

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 760 €
Financiación 
desde 37 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso